martes, 17 de marzo de 2009

Guido Brunetti - Donna Leon

El comisario Guido Brunetti trabaja en la prefectura de Venecia, ciudad donde nació y que con melancolía ve transformarse en una ciudad souvenir para uso y disfrute de los turistas.

Hombre de familia, sensible y encantador, está casado con Paola, profesora universitaria, excelente y dedicada cocinera e hija única del conde Falier. Gracias a su esposa, Brunetti tiene acceso en sus investigaciones a una clase social que le estaría vedada por su origen más humilde. Licenciado en derecho, aunque nunca ejerció, es un hombre culto que disfruta de la lectura de los clásicos: Ovidio, Cicerón... y también leyendo Il Gazzetino.

Sus hijos Raffi y Chiara serían dos adolescentes al uso si no tuvieran la extraña costumbre de ser encantadores y además lavar los platos después de cenar.

El vicequestore Patta es su jefe, representan los peores defectos de todos los mandos: incapacidad, pereza y ansias de protagonismo.

La signorina Elettra Zorri, secretaria de Patta, presta a Brunetti una ayuda imprescindible en la resolución de sus casos gracias a sus habilidades informáticas y a sus numerosos contactos, que le permiten saltarse alegremente la infinidad de barreras burocráticas de las empresas y organismos oficiales italianos.

Lorenzo Vianello y Roberto Pucetti son los colaboradores preferidos de Brunetti. El Teniente Scarpa, un mal bicho de mierda y Alvise, corto de estatura e inteligencia, otros compañeros que prefiere evitar. La comisaria Claudia Griffoni, trasladada  forzosamente de Napoles a Venecia por investigar los negocios de un político, se ha incorporado recientemente a la serie. Ettore Rizzardi es el forense habitual.

Comentario personal

Aunque algunas novelas se desarrollan en los alrededores: Padua, Murano, Marguera, el Lido… Brunetti como nadie nos adentra en la Venecia del acqua alta, de la pestilencia de los canales, de los palacios decadentes, las obras interminables, los alquileres imposibles y los turistas omnipresentes. Donna Leon descubre rincones ocultos al turista: plazas, mercados, heladerías... mientras nos introduce de lleno en la Italia actual con sus problemas de corrupción y reflexiona sobre el poder del estado, la burocracia, la ecología, el tráfico de personas o la inmigración.

Destaca la cultura gastronómica de los Brunetti. Paola dedica tiempo a comprar los mejores ingredientes y cocinarlos: ensalada de pulpo, fritto misto con hortalizas, ruote con berenjenas y ricotta, carpaccio de remolacha, rúcula y parmesano, risotto ai funghi o con langostinos, lasaña, involtini de pechuga de pollo, rape con langostinos y tomate, calamaretti con piselli, manzanas asadas con crema, tarta de ricotta y limón, tarta de grosella negra y nata montada... son algunos de los maravillosos platos con que deleita a su familia. Los acompañan de buenos vinos y para terminar siempre un café y un vasito de grappa. Si está en la calle suele tomar tramezzini acompañados por un café o un spritz.

Libros de Guido Brunetti

  1. Muerte en La Fenice (Death at La Fenice, 1992)
  2. Muerte en un país extraño (Death in a Strange Country, 1993)
  3. Vestido para la muerte (Dressed for Death, 1994)
  4. Muerte y juicio (Death and Judgment, 1995)
  5. Acqua alta (Acqua alta, 1996)
  6. Mientras dormían (Quietly in their Sleep, 1997)
  7. Nobleza obliga (A Noble Radiance, 1998)
  8. El peor remedio (Fatal Remedies, 1999)
  9. Amigos en las altas esferas (Friends in High Places, 2000)
  10. Un mar de problemas (A Sea of Troubles, 2001)
  11. Malas artes (Wilful Behavoir, 2002)
  12. Justicia uniforme (Uniform Justice, 2003)
  13. Pruebas falsas (Doctored Evidence, 2004)
  14. Piedras ensangrentadas (Blood from a Stone, 2005)
  15. Veneno de cristal (Through a Glass, Darkly, 2006)
  16. Libranos del bien (Suffer the Little Children, 2007)
  17. La chica de sus sueños (The Girl on his Dreams, 2008)
  18. La otra cara de la verdad (About Face, 2009)
  19. Cuestión de fe (A Question of Belief, 2010)
  20. Testamento mortal (Drawing Conclusions, 2011)
  21. La palabra se hizo carne (Beastly Things, 2012)
  22. El huevo de oro (The Golden Egg, 2013)
  23. Muerte entre líneas (By its Cover, 2014) 

Serie de TV
  • Comisario Brunetti (Donna Leon), 2000-2012. Serie de TV de 18 episodios. Alemania. Directores: Sigi Rothemund, Christian von Castelberg. Intérprete: Joachim Król (Brunetti entre 2000 y 2002), Uwe Kockisch (Brunetti entre 2003 y 2010). Disponible en DVD.

La autora

Donna Leon nació en New Jersey en 1942. En 1965 estudió en Perugia y Siena. Trabajó como guía turística en Roma, como copy en Londres y como profesora en distintas escuelas norteamericanas en Suiza, Irán, China y Arabia Saudita.

Desde 1981 reside en Venecia donde hasta hace pocos años enseñó literatura inglesa y norteamericana en la extensión de la Universidad de Maryland en la base de EEUU.

Web de la editorial española de la autora: www.donnaleon.es

Otros libros
  • Sin Brunetti / Sobre los libros (On Venice, Music, People and Books, 2006)
  • Paseos por Venecia (Brunetti's Venice: Walks with the City's Best-Loved Detective, 2008) de Toni Sepeda - La autora, amiga de Donna Leon, describe trece paseos por Venecia de la mano de Brunetti.
  • El sabor de Venecia. A la mesa con Brunetti (A Taste of Venice: At Table with Brunetti, 2010). Roberta Pianaro y Donna Leon
  • Handel's Bestiary - In Seach of Animals in Handel's Operas, 2011
  • Venetian Curiosities, 2012
  • Las joyas del paraiso (The Jewels of Paradaise, 2012)
  • Gondola, 2014

47 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado el blog. Muchos de los escritores no los conozco, pero otros me han hecho disfrutar muchísimo. Lo seguiré a partir de ahora.

Hele

Anónimo dijo...

Te debo una, Silver: Me acabas de alegrar la noche (que para mí llega a partir de mediodía) con el anuncio de La otra cara de la verdad. Comienzo a ponerme en lista de espera en mi biblioteca municipal, anticipándome al deseado 24. No se si resistiré.

Maldad venial: Comparto con Dona su aversión por la zafiedad de P. Cornwell en su visión-descripción arte-poder. Y lo que es más grave para mí: Ha desvirtuado un personaje y su entorno que durante un tiempo me fascinó (Skarpeta)

La darás voz en esta casa?

Un abrazo

Boga Vante

Alice Silver dijo...

Por supuesto Boga, destriparemos juntas a esta forense que nos encandiló en sus primeros casos mientras nos descubría el LumaLite antes que los amigos de CSI y ahora nos desquicia con su soberbia, su fascinación por las armas y la decrepitud de unos personajes a los que antes adorabamos.
Pero antes quiero presentar a una maravillosa detective china, la publicaré el viernes por la mañana para que te de tiempo a ir a la biblioteca :).
Besos

HLO dijo...

He leído todos los Brunetti y me conozco su Venecia más que la Venecia de las Historias del Arte (la del condottiero Colleoni y los Tetrarcas, del Giorgione y el Tintoretto más marrón...), la ciudad que pateé buscando su huella...Hasta he estado en Murano y Mestre; y Marghera, la humeante, se ve desde el avión...

Boga Vante dijo...

Pura chiripa: El Peor remedio en DVD. Producción alemana muy digna, al menos en cuanto a este episodio se refiere.

Guido y Paola se hacen carne, como aquello del Verbo. Y me sorprenden más porque en La otra cara de la verdad me habían dejado la sensación de haberlos observado interpretándose a sí mismos; artificiales y lejanos por la gracia de su autora. O de mí, quien sabe.

Un disfrute el de este encuentro inesperado, compartido con ellos, en el cine de palomitas de la casa que habito.

Mención aparte merece la inteligentísima y exquisita señorita Electra... y la ambientación ... y Venecia...

Alice Silver dijo...

Boga, ¡que bien que estés de vuelta! No he visto ningún episodio de la serie pero tengo uno en casa, prometo verlo lo antes posible y comentar. Aprovecho para reeditar un poco la info de la serie. No me había dado cuenta de que cambiaban de Brunetti en el episodio 5.

Alice Silver dijo...

Una cuestión de fe me ha resultado bastante cansina. La investigación de las dos tramas se resuelve casi por casualidad y la autora se limita a abundar en el universo que ya conocemos, que no por agradable, deja de resultar algo reiterativo.

Ricardo dijo...

He acabado el último de Brunetti y muy bien, como siempre.
Sólo un pero. Aunque vaya un poco a contracorriente, a mi no me entusiasma la signorina Elettra. Me gusta ella como personaje (brillante, independiente, irónica... ...) pero preferiría que Donna León diera algo menos de protagonismo a la labor que realiza. Me parece un recurso demasiado tramposo el que resuelva tantas cosas gracias a sus conocimientos informáticos y a sus contactos. Si fuera un poquito menos competente, mejor.

Alice Silver dijo...

Ricardo, ¿hablas de Cuestión de fe? Como ya comento más arriba me decepcionó bastante, todo es fruto de la casualidad, no de la investigación. Con la familia de Brunetti ausente, salvo en sus recuerdos, un tanto repetitivos... y ese caloruzo omnipresente...
En cuanto a la signorina, a mi me resulta simpática por sus contactos y su saber hacer, aunque un tanto repelente y falta de sentimientos.

Anónimo dijo...

Cuando has estado en Venecia por un tiempo suficiente, te identificas con Brunetti, ya que su creadora Donna Leon te describe la realidad y el trasfondo social que esconde, ya sea desde Muerte en la Fenice hasta Cuestión de fe, pero tengo una pregunta a los blogueros: ¿Porqué cuestionais la descripción de los personajes? Creo que es la clave del interés por la trama de los libros, cosa que no todos los escritores de novela negra saben hacer.
Para mí, admiro a Donna por su estructura narrativa, asequible al lector, aunque éste sólo busque identificar sus recuerdos de su viaje a un mundo muy especial: Venecia.

Alice Silver dijo...

No creo que cuestionemos los personajes, simplemente a veces parecen tan perfectos que resultan un poco irreales.
Sólo he estado en Venecia como turista ocasional y me gusta, como comentas, recordarla con las novelas de Donna Leon.

Anónimo dijo...

Me gustan todos los libros de Donna Leon, algunos son mejores que otros, pero no hay duda de que son entretenidos.
Por lo que se refiere a la serie, la encuentro bastante mala. Sobre todo los personajes. Muchos no se corresponden en nada a los descritos en el libro (los hijos, El conde Falier, Paola, Elettra, Vianello,...)

Alice Silver dijo...

Sólo he visto un episodio de la serie y no me entusiasmó. A Brunetti desde luego me lo imagino más guapo :)
A ver si los anónimos os animais a firmar...

jayuyin dijo...

Buenas noches después de una eternidad... No, no he estado en coma ni nada de eso... Es que criar a una niña hasta que deja que te sientes un rato en el ordenador puede ser muy lento.
Bueno, a lo que vamos, Ya llevo unas cuantas novelas de Brunetti y la verdad que me está pareciendo un personaje bastante entrañable. Lo que más me gusta de él es su sentido de la justicia (poetica, porque en Italia no puede ser de otra manera; y con Berlusconni menos). Y una cosa que me llama mucho la atención, que es las relaciones familiares, me parecen entrañables y me recuerdan un poco a lo que sucede en la serie de televisión "Medium" que llegan a ser un motivo más para leer las novelas.
Por el momento he leído hasta Aqua alta y vamos a dosificar poco a poco que los nórdicos vienen con muchas ganas de invadir.

Alice Silver dijo...

Jayuyiiiiiiiinnnnnnnn!!! Dichosos los ojos que te leen! Pues sí, te hacía en coma ¡o algo peor! ¿Pero a quien estás cuidando? ¿A la niña del exorcista? Es broma, seguro que es un cielo :)
De la familia de Brunetti estuvimos hablando, a parte de aquí, en la entrada de Fred Vargas... sí, lo se, no tiene nada que ver. Coincidimos casi todos en que son maravillosos, quizás demasiado :)
Medium es mi serie favorita, cada capítulo me sorprende y ese marido tan comprensivo, al que despiertan todas las noches, me sorprende todavía más :)
Ten cuidado con algunos nórdicos, que dan indigestión, otros son francamente recomendables.
Un abrazo (y no tardes otro año en volver)

Alice Silver dijo...

Traslado desde la entrada de los 3 evangelistas de Fred Vargas unos comentarios sobre Brunetti y familia que aquí están mucho mejor:

maribel dijo...
...he leído estos días uno de Brunetti, y me he reído mucho al acordarme de lo poco creible que te resulta Paola, pero si yo quiero ser como ella, profesora universitaria, culta, con tiempo a para leer y hacer unos platos para chuparse los dedos....jejejeje

16 de abril de 2010 20:04

Alice Silver dijo...
Yo también quiero ser como Paola :), a ver si pillo el último de la Leon.

17 de abril de 2010 00:33

Isabel dijo...
Pues a mi Paola me pone de los nervios con tanta perfección: rica, guapa, intelectual, con niños maravillosos, marido que la adora... en fin para qué voy a seguir, casi me quedaré con mis nórdicos y su vida sin norte. ¿Habéis captado?

17 de abril de 2010 10:54

Ricardo dijo...
Brunetti podría ser perfectamente real, pero Paola no o no mucho. Digo no, porqué no parece muy creíble que la heredera de un Conde (veneciano para más inri) pase de la pasta de papá, sea tan culta, cocine maravillosamente y eduque a sus hijos mejor que Mary Poppins. Lo que si me la hace un poco real es que una aristócrata intelectual sea devota de Henry James, escritor pretendidamente esteta, pero cargante y relamido como el que más. Aunque Henry James sea un icono de la clase, la elegancia y la sutileza, a mi me parece un cursi (siento si hiero alguna sensibilidad henryjamesiana, pero no puedo con este tipo) .
A pesar de todo, me gustan los libros de Donna León, que además es una señora que me cae muy bien, que encabeza sus novelas con citas de las óperas de Mozart-Da Ponte (eso la redime de que le guste Henry James) y que en sus entrevistas muestra un sentido del humor de lo más negro.

18 de abril de 2010 09:01

Isabel dijo...
De acuerdo contigo Ricardo en lo referente a Paola y a Donna León, a mí también me gusta mucho y de hecho he leído un montón de sus libros. Hace un par de veranos la ví cenando en una terraza de la plaza Zocodover con un grupo de amigos pero me dió un ataque de timidez y no me atreví a acercarme. Respecto a Henry James un poco menos. Por ejemplo no te gustó Otra vuelta de tuerca? hablo desde el recuerdo de hace por lo menos veinte años y quizá la relectura me decepcionara pero no lo creo. Otros tochones son un poco más indigestos, es verdad.

18 de abril de 2010 11:57

lammermoor dijo...
A mí también me gusta Donna León y Brunetti aunque reconozco que tanta "felicidad conyugal" y familia modelo me empacha un poco.
Tengo una teoría, Brunetti a pesar de su "supermujer" está un poco enamorado de la signorina Electra.
De Henry James no opino porque creo que no leí nada suyo.

18 de abril de 2010 12:08

Boga Vante dijo...
Por cierto, a mi me gusta lo que escribe la Leon, pero como todos cojeamos de algo, a mi me da la impresión que Paola es el alter ego de Donna, que a veces se pasa tres pueblecillos bellos de dilettante. Aún así, espero su próxima entrega con amor condicional, sobre todo después de lo que ha llovido por el Norte.

Electra y Bruneti están en la mejor fase de una pareja: Imaginarse el uno a la otra y viceversa.

18 de abril de 2010 13:00

Alice Silver dijo...
Ricardo, creo que Brunetti como policía es igual de irreal que Paola, como mujer multitarea. Otros aspectos de las novelas de DL me parecen más realistas, como los casos, la descripción de la corrupción o las obras interminables o su magnífico retrato de un tipo de jefes en la figura de Patta. No creo Brunetti que esté enamorado de la sinorina Elettra, su relación se me antoja más paterno-filial que otra cosa. Como Lammermoor, tampoco he leído a Henry James así que no puedo opinar. Y me encanta Donna Leon aunque pienso como Boga que a veces se pasa de listilla y es un poco prepotente en su opinión sobre otros autores.

18 de abril de 2010 15:52

Alice Silver dijo...

Isabel dijo...
Yo tampoco creo que Brunetti esté enamorado de la sinorina Elettra, es un hogar tan perfecto que sigue enamorado de su esposa.

18 de abril de 2010 21:23

Javi (ex-anónimo) dijo...
Respetuosa y telegráficamente:
- Brunetti: repetitivo, siempre con el caso de corrupción de turno. Me aburre.
- Paola: increiblemente perfecta. Empalagosa y, sin embargo, ¿a quién no le gustaría tener a alguien así? Reflexión: ¿por qué no nos gusta que el prota tenga una feliz vida conyugal? Por el mismo motivo se ha criticado a Camilla Lackberg.

Besos y saludos.

19 de abril de 2010 08:13

Ricardo dijo...
Alice, seguramente tienes razón.Brunetti también es demasiado perfecto; como Paola, sus hijos o la Signorina Elettra. Pese a tanta perfeccíón, nos caen bien.
Si creo que el punto fuerte de las novelas son las descripciones, como de la ciudad decadente y siempre en obras que citas, de tanta corrupción, del contraste entre los venecianos y el resto de italianos, o de la Venecia turística y la Venecia "real" . Algo que no me gusta es que Donna León, estadounidense ella, sea tan tópica ensalzando las virtudes de los venecianos de pro, mientras los personajes más deleznables suelen ser del Sur o del Norte industrial. Por ejemplo, Patta y Scarpia son sicilianos y enchufados por Roma en la idílica Venecia, no hablan veneciano, por supuesto, ni son capaces de comprender la idiosincrasia de la ciudad. Parece como si la Sra. León deseara volver a la época de la Serenísima y, por hacer un símil, a mi, que soy barcelonés, socio del Barça y catalanoparlante habitual, me molesta ese "partidismo" tan pueril, lo que no impide que la Sra. León me siga cayendo bien y tenga todas las novelas de Brunetti.
Isabel, yo también hace veinte años que no leo a Henry James. "Otra vuelta de tuerca", no me gustó demasiado, pese a su originalidad, "Retrato de una Dama" me pareció muy afectado, muy cursi, y con "Las bostonianas" ya no pude. No he querido volver a probar. De todos modos, escritores estadounidenses que se movieron a caballo entre los siglos XIX y XX, hay bastantes y algunos son muy buenos (Melville, Edith Wharton, Kate Chopin...). Supongo que Henry James también lo es pero a mi me carga.

19 de abril de 2010 11:34

Anónimo dijo...

Alfredo il Veneziano dice: Dopo tutti questi anni facciamo una colletta e compriamo una lava piatti per la famiglia Brunetti. Certamente Paola, Chiara e Raffaele saranno felicissimi!

Alice Silver dijo...

Jajajaja, me ha encantado tu propuesta Alfredo, desde España también recogeremos donaciones. Espero que puedan subir el "lava piatti" por las escaleras.

Tacitus dijo...

"A la mesa con Brunettti", recetario publicado por Donna Leon.

http://www.elpais.com/articulo/Tendencias/mesa/Brunetti/elpeputec/20110320elpepitdc_1/Tes

lammermoor dijo...

TAcitus, gracias. Habrá que leer el artículo y tambén buscar el recetario. Aunque recuerdo que Donna Leon en una entrevista que le hicieron en Página Dos decía que cuando se había puesto a escribir el recetario, había descubierto que en sus libros aparecían muchos menos platos de los que pensaba.

Alice Silver dijo...

Gracias Tacitus, añadí el libro hace unos días ya que lo mencionaban en Cruce de Cables, pero no había visto el artículo de El País.

Lammermoor, ¿pocos platos? yo tengo la sensación de que los Brunetti se pasan medio libro comiendo...

boira dijo...

Acabo de terminar testamento mortal, entretenido, en este no sale tanto su família como en los anteriores.
Como siempre la gran protagonista es Venecia y los venecianos. Cada vez que termino un Brunetti me dan unas ganas locas de pasearme por la plaza de Sant Marcos y de tomar unos tramezzinis en cualquier terraza.

Alice Silver dijo...

Boira, me la dejo para el verano... a mi me ocurre parecido, me dan ganar de comer helados a bordo de un vaporetto :)

Begoña dijo...

Hola :
Acabo de terminar testamento mortal y me HA GUSTADO, como todos los libros de esta autora.
Ahora estoy con uno de Fred Vargas, Bajo los vientos de Neptuno, y me está sorprendiendo, ya que los dos anteriores que he leido de esta autora no me han gustado mucho. Igual hay que leer más a esta autora hasta hacerse con su estilo.
Un saludo.
Begoña

Alice Silver dijo...

Que no Begoña, que no, que no voy a leer más a Fred Vargas :) que si con 5 libros no le he cogido el gustillo no se lo voy a coger.

Isabel dijo...

Desde luego Alice tienes razón, cinco libros son cinco oportunidades que por lo que sea a ti no te han llegado, no insistas que acabarás por cogerle manía. Justamente a mi Bajo los vientos de Neptuno me gustó.

Alice Silver dijo...

No, si manía ya la tengo... además ahora con los descubrimientos no doy abasto, si en verano, después de volver con Donna Leon, Camilleri y otros favoritos que tengo pendientes me sobra tiempo, ya veremos.

Anónimo dijo...

Hola

Alguien me puede indicar donde esta el edificio que aparece en la serie como la comisaria en que Brunetti trabaja.
Gracias

Alice Silver dijo...

En la web de la editorial española de Donna Leon existe un mapa donde figuran muchos de los lugares en que transcurren las novelas, entre ellos la comisaría donde trabaja Brunetti.
http://www.donnaleon.es/descargar/plano-venecia-A3.jpg
pero no se si se corresponde al que sale en la serie que no conozco... espero que alguien más pueda ayudarte.

kutaisov dijo...

Hola.

Acabo de terminar "Cuestión de fe" y sinceramente tras haber leído los dieciocho libros anteriores éste concretamente me ha parecido flojísimo. Los hay buenos, regulares y alguno malo pero siempre los cojo con ganas porque leer a Brunetti es -como algunos habéis comentado- volver a esa Venecia que a muchos nos ha cautivado y además desde el punto de vista del residente y no del turista ¿o acaso no hemos pensado en pasar una temporada viviendo entre los canales?. Es el ambiente, la familia, los personajes secundarios y la ciudad en sí lo que particularmente me atrae aunque algunas tramas estén bien planteadas y otras sean un poco chapuceras.

Bueno y sí que resulta cansino el recurso de la srta. Elettra, parece que últimamente hay que meter a un pirata en cualquier trama para evitarse unas cuantas indagaciones que igual a pie de calle dan más jugo a la novela.

En fin, "Testamento mortal" está ahí llamándome, espero que esté mejor.

Saludos.

Alice Silver dijo...

Muy bueno el punto que señalas kutaisov, el meter un pirata informático para ahorrarse duras (y lentas) investigaciones a pie de calle.
A mi también está llamándome Testamento mortal, no te puedo decir que tal.

Ana dijo...

No me puedo creer que el el apartado Donna Leon y Brunetti siga apareciendo la Vargas y su Adamsberg...

En cualquier caso este blog es una mina... felicidades Alice! Vale, yo de la serie de Donna Leon, como la de Camilleri lo he leído todo, todo y son bastantes... me gustan los dos, más Moltabano, Brunetti es demasiado "perfecto", Montalbano es más complejo... voy a por otros autores

Alice Silver dijo...

Es lo que tienen las filio-fobias Ana :). La verdad es que hablamos mucho de Brunetti en la entrada de Vargas y como aquí había pocos comentarios para la importancia de la autora decidí trasladarlos.

Yo he leído también todo Camilleri (bueno Montalbano) y casi todo Donna Leon, salvo la última que espero leer pronto. Es verdad que Brunetti & Co son demasiado perfectos y las tramas a veces son flojas, pero los libros resultan entretenidos y la familia, entrañable.

Gracias por las felicitaciones y espero que sigas disfrutando "bajando" a la mina.

lammermoor dijo...

Estoy contigo Ana, Brunetti terminó por cansarme un poco con su perfecta vida matrimonial; es la versión policiaca de la serie de Bill Cosby.

Alice Silver dijo...

Testamento mortal me ha resultado aburridillo. No se por qué de repente Brunetti se muestra escandalizado por las mañas de la signorina Elettra... La resolución de la trama es casual y no profundiza en los temas que afronta, en este caso el maltrato...

Monicata dijo...

Tengo en mi poder "El huevo de oro" y espero sinceramente que sea mejor que "Las joyas del paraíso", un ladrillo infumable, en el que si bien no aparece Brunetti, sí lo hace Venecia.
Mira que es una de mis ciudades favoritas, pero ni así...
Veremos si el comisario repunta un poco, los últimos títulos flojeaban pero me sigue gustando, es lo que pasa con los amores literarios.

Alice Silver dijo...

Te has dado prisa Monicata, ¡acaba de salir! Me falta por leer La palabra se hizo carne. Aunque yo también soy bastante fiel a la serie Testamento mortal me aburrió bastante y de Las joyas del paraíso no hay nadie que me haya hablado bien...

Monicata dijo...

Bueno, he terminado "El huevo de oro" y no sé muy bien si me gustó mucho o poco. Brunetti y familia, más o menos como siempre; Venecia, fiel a sí misma; la historia, rarilla y poco "negra".
Me parece que a Donna León se le está acabando la pólvora y filosofa más que novela, pero como dije en el comentario anterior, los amores literarios son difíciles de arrancar del corazón.
He dicho.

Alice Silver dijo...

Bien dicho :). Si filosofa de algo nuevo, no va mal... si sigue con el rollo de qué malos son los turistas que nos quitan Venecia y similares, me aburriré.

Mª Pilar dijo...

Me encanta Brunetti por su cultura y su vida familiar perfecta. Además de por la luminosidad de Venecia y la amistad de sus compañeros.
Si no me pesaría el pesimismo de la autora, y los pocos casos que se resuelven.
La novela negra me gusta, pero ultimamente estoy harta de perdedores, desgraciados, fracasados y demás. Por eso sigo a Brunetti.

Alice Silver dijo...

A mi tampoco me agrada que no resuelva los casos Mª. Pilar, la autora lo justifica diciendo que así sucede en la realidad pero yo creo que toda buena novela policíaca debe satisfacer nuestros deseos de justicia :)
No me extraña tu cansancio frente a perdedores y desgraciaditos, son legión últimamente, una mala gripe dentro del género, por eso es un placer encontrar a policías como Brunetti o algún tipo duro si no hay otra cosa :)

Boga Vante dijo...

Después del destrozo emocional en que me sumió Robicheaux, busqué la paz sobre el hombro de mi querido Brunetti,aunque debo reconocer que en Muerte entre líneas la protagonista es la autora; se deja ver demasiado, pesada y exquisita hasta el aburrimiento.
Sin duda exagero, pero me tiene pelín harta del desprecio que muestra por los turistas, por esa burricie ovejuna que adjudica su presencia invasiva y la inevitable corrupción político-empresarial que con tanta soltura llevan nuestros vecinos. Tan documentada sobre la historia que nos cuenta. basada en un hecho sucedido, que llega a resultar cansina.
Paola me ha parecido abducida por la autora y la singular y enigmática Señorita Elecktra,casi desaparecida, sin que sepamos por qué.
En fin, algo pesada León en esta historia o consecuencias de la primavera en mi intelecto policial.
Eso sí: Me he curado de la emoción herida.

Alice Silver dijo...

No creo que exageres Boga, quizás no es más que un complejo de inferioridad mediante el que ella misma, turista aunque no quiera, trata de poner distancia de los que sólo podemos acercarnos a esta hermosa ciudad en nuestras vacaciones, presuponiendo que todos somos unos borregos...
Me alegra tu recuperación :)

ferdi dijo...

Supongo que tus vacaciones no te permitirán seguir la serie del comisario Brunetti que ha comenzado en la 2 (el martes pasan el segundo capitulo)pero le servirá a los que no se habían enterado.
Al ser una realización alemana tiene una estética demasiado "pulcra" (estética de ricos) muy diferente a la serie de Montalbano. Una bonita Venecia y un Brunetti muy germánico. Veremos como resulta con el paso de los capítulos. Saludos y que disfrutes.

Alice Silver dijo...

Hola Ferdi!!! Cuanto tiempo sin saber de ti.
Debe ser la segunda vez que la ponen. Vi algunos episodios hace unos meses pero no me convenció mucho, precisamente por el muy germanizado Brunetti. Luego cambian de protagonista y mejora algo, pero vamos que lo mejor de la serie es Venecia.

Alice Silver dijo...

Leo El huevo de oro y coincido en parte con Monicata, me gusta reencontrarme con Brunetti y Cía y la trama, pese a su negrura, me parece interesante y resuelta. Pero el estilo me ha resultado muy pesado, con la autora repitiendo las mismas reflexiones manidas una y otra vez e incluyendo escenas muy similares en la misma página...