miércoles, 10 de junio de 2009

John Cardinal - Giles Blunt

John Cardinal nace en Algonquin Bay, ciudad ficticia de Ontario, Canadá (se supone que es North Bay). Tras trabajar durante 10 años como policía en Toronto regresa a su ciudad natal y se incorpora a la Brigada de Homicidios de la Policía.

Su mujer, Catherine, es maniaco-depresiva y pasa largas temporadas en el hospital psiquiátrico, aquejada de profundas depresiones. Tiene una hija, Kelly, a la que adora. Estudia arte en Yale.
Pese a ser un católico descreído, Cardinal se culpa hasta de los pecados que no ha cometido. Esta circunstancia y la lejanía de su familia hacen de él un hombre desgraciado y solitario.

Su compañera de trabajo es Lisa Delorme, de origen francófono. Ha trabajado hasta hace poco en la Brigada de Investigaciones Especiales resolviendo crímenes de despacho y ahora colabora con Cardinal mientras le investiga para juzgar si es responsable de un chivatazo que impidió a la policía efectuar una detención. También es una persona solitaria.

Ambos compañeros sospechan uno del otro, a medida que colaboran en la investigación se van acercando y comprendiendo.

Comentario personal

"Cuarenta maneras de decir dolor" comienza bien pero a mitad de la novela los asesinos, especialmente repulsivos, irrumpen en la trama y la resolución del caso se convierte más en el fruto de una casualidad que del trabajo policial. Personalmente no me interesan los oscuros recovecos de la mente criminal, me aburren y/o angustian las novelas (no todas) tipo Ruth Rendell o Patricia Highsmith. Prefiero caminar de la mano del detective, un paso por delante o un paso por detrás.

Paisajes helados, diferencias culturales entre francófonos y anglófonos, las relaciones con el vecino Estados Unidos... son algunos de los temas que trata el autor en esta novela.

Libros de John Cardinal

  1. Cuarenta maneras de decir dolor (Forty Words for Sorrow, 2001)
  2. Una tormenta sutil (The Delicate Storm, 2003)
  3. Black Fly Season, 2005
  4. By the Time You Read This, 2006
  5. Crime Machine, 2010
  6. Until the Night, 2012

El autor

Giles Blunt nació en Canadá en 1952. Creció en North Bay, Ontario. Se educó como católico. Estudió Literatura Inglesa en la Universidad de Toronto. Comenzó escribiendo poesía y alguna novela que no fue publicada. En 1980 se trasladó a Nueva York y trabajó en bares y restaurantes.

Entre 1987 y 1993 escribió guiones para algunos episodios de las series de TV Ley y Orden, Street Legal y Night Heat y publicó sus primeros libros. Actualmente vive en Ontario con su mujer.

Web oficial del autor: http://www.gilesblunt.com/ (en inglés)

Otros libros

  • Cold Eye, 1989
  • No Such Creature, 2008
  • Breaking Lorca, 2009

38 comentarios:

jayuyin dijo...

Llevo bastante tiempo queriendo escribir algo sobre este autor, me da la impresión de que "Una tormenta sutil" no ha tenido mucho éxito y que tardaremos en leer algo más en español del señor Blunt, pero no se lo reprocho a la editorial porque la verdad no tiene ni punto de comparación con la primera novela. Cuando las leía me imaginaba a Kevin Spacey como el detective Cardinal.
Con respecto a tu apreciación de la novela, creo que tienes razon al indicar que empieza a flojear cuando aparecen los asesinos, me da la impresión que el Sr. Blunt intenta utilizar recursos de guionista de televisión y no le sale demasiado bien.

Boga Vante dijo...

Hola, Silver:

Venía a decirte que he conseguido de saldo cuarenta maneras de decir dolor, y cuando he venido al apartamento para recordar algo del autor me he quedado de piedra al leer tu comentario personal: Pienso lo mismo que tú de estos temas, así que a ver si mañana el librero me quiere devolver los 4,50.

No siempre resultan acertadas las rebajas ¡que le voy a hacer!

Alice Silver dijo...

Boga, como siempre decimos para gustos los colores... es decir, es sólo mi opinión.

Natalia D. dijo...

Opinión, la de Alice, que yo también comparto y que de haber conocido antes de comprar el libro me hubiera evitado "despilfarrar" 6 euritos (también era una ganga aunque menos que la de Boga). A mí tampoco me gusta, en general, que los autores se recreen en el los pensamientos y acciones de los asesinos; para mí el asesino y sus acciones son simplemente la justificación de una trama; es decir, que el “mal” me interesa meramente como contrapunto del “bien” y no siento el gusto ni la necesidad de que se escarbe mucho en la mente ni en los hechos de unos seres malvados o/y perturbados. Salvo algunos casos: por ej. el Ripley de Patricia Higsmith, que me parece un psicópata apasionante; el Keller de Block; los personajes de Jim Thompson, etc.. Aunque en todas estas excepciones se trata de autores con una calidad que Blunt no tiene.
Lo único que me pareció interesante de este libro es que muestra, tal como dice Alice, las diferencias entre francófonos y anglófonos en el Canadá actual.

Alice Silver dijo...

Natalia D, ¡qué buena la idea de que la calidad de estos autores hace que sus "malos" nos parezcan más comprensibles o atractivos!. Acabo de terminar mi primera novela de Jim Thomson "1280 almas" y te he entendido perfectamente. He tenido esta tarde en mis manos uno de Keller pero era el segundo de la serie y al final me he decidido por uno de Roger L. Simon... ¿Creéis que debería dedicar una entrada a Ripley? Cuando hablaron del personaje en el Taller de Novela Negra que estuve lo pensé.

Natalia D. dijo...

Si, si, si ¡por favor Alice! Soy una apasionada de Ripley. Cuando me lo descubrió una amiga, me leí todos libros de Ripley de un tirón. Me parece que esta serie de Highsmith tiene mucha calidad literaria y, además, consigue con Ripley crear un personaje fascinante por su ambigüedad moral. Hace ya muchos años que lo leí y me encantaría refrescar el recuerdo con una de tus estupendas entradas.

loquemeahorro dijo...

Es una pregunta difícil: Yo he sido obsesiva-compulsiva de Patricia Highsmith. Pero Ripley en concreto... no sé....

Me gusta mucho, muchísimo "El Talento de Mr Ripley" o "A pleno sol" como se llamaba la edición que yo me leí, y creo que podríamos hablar horas de ese libro.

Sin embargo "El amigo americano", no sé, ni siquiera me parecía el mismo personaje.

Además hay una cosa, y es que no hay ningún detective. Claro, que hace una excepción para que la gran Patricia H. no quede fuera del blog, estaría bien.

Boga Vante dijo...

Como tu dices Natalia, yo he despilfarrado mis 4,50 Euros. El quiosquero me dijo que, al haberle quitado el plástico, no podía cambiármela ni por un sobre de cromos del Mundial.

Puestos así, me dije: "Por qué no la lees?. Tampoco tienes que ser tan exquisita, rica"

He resistido hasta la minuciosa descripción del primer cadaver mutilado, y dos o tres delicias más, que me reservo por respeto a quienes no la hayan leído. Aún tengo la vesícula como una escarpia.

Mientras la depositaba en el contenedor del papel, a modo de exorcismo, imaginaba que de su reciclado surgía una aventura de Mma Ramotswe.

Boga Vante dijo...

Me resulta angustiosa Patricia H. por la forma que tiene de predestinar a sus personajes al abismo, haciéndoles realizar aquello que desde mi perspectiva de lectora, resulta más inconveniente. Lo cual me enloquece más si cabe.

Al menos eso recuerdo de cuando me obligaba a leerla "por su calidad". Claro que ha llovido mucho desde entonces. Y tampoco he leído toda su obra.

Llevadas al cine vi la primera versión de A pleno Sol (¿Era Chabrol el director?) y mi recuerdo de juventud es que me fascinó, a lo que contribuyeron Alain Delón, Maurice Ronet y Marie Laforet. El amigo americano, vista por Wenders, me resultó muy ... alemana y todavía hoy me estremece el recuerdo de algunas escenas con un Ripley amoral en estado puro, haciendo su particular homenaje a la amistad.

Pues lo dicho, que sus historias deben tocarme alguna neurona de otra vida mas turbia, que mis sesos se niegan a reconocer. ¡qué lata la mente de cada quien!

Isabel dijo...

Yo también fuí en su momento una gran seguidora de Patricia H. Alguno de los libros que tengo tienen casi treinta años que ya es decir. Y Ripley te hacía sentir algo extraño, te atraía y repelía a la vez, pero no querías que lo pillaran nunca pese a su inmoralidad. Y Boga, comparto contigo ese desasosiego de algunos de sus libros, me acuerdo en concreto de El grito de la lechuza, que tenía que dejarlo a ratos porque me sumía en un nerviosismo tremendo. Me gustaban todos sus libros, unos más y otros menos pero fuí una gran fan de su obra. Hasta Small g un idilio de verano, libro extraño dentro de su obra oscura, me gustó.

Boga Vante dijo...

Isabel ¡no es posible!

Fué El grito de la lechuza la que me llevó a decir "hasta aquí" O algo parecido, tal era el desasosiego...

Saludos helados.
(0º marca mi Comunidad en este instante)

Alice Silver dijo...

Natalia D, pues algún día lo haré, yo descubrí a Ripley en la película de Matt Damon y luego leí las dos novelas que cita Loque pero fue hace bastante tiempo. Gracias a esas novelas recuperé la afición a la Highsmith de la que había huído horrorizada tras leer, como Isabel y Boga, "El grito de la lechuza".

Loque, es verdad que no tiene detectives, aun así es un personaje negro, precisamente mi próxima entrada será de un personaje que tampoco investiga... y he estado dudando si incluirlo o no.

Boga, pues nada, al final ha resultado que cuando el río suena, agua lleva. ¿No te da pena dejarla en el contenedor? Podías haberla donado a algún club de psicópatas.

Isabel, también he leído "Small G…" pero casi no me acuerdo de ella. Y "Extraños en un tren", una joya cuyo argumento se ha repetido hasta la saciedad. Y "Carol", su primera obra, muy distinta a las demás. La verdad es que como dice Loque, si hay que hacer una excepción para incluir a esta autora, se hace.

Isabel dijo...

Pues Boga, me imagino que no ha sido tanta casualidad que hayamos coincidido en nuestro horror hacia El grito...de Patricia H., porque era una novela terrible, aunque he de decir que yo si la acabé, como todas las suyas. Y no, no he ido en avión a Valencia porque estoy muy cerquita como bien sabes. En cuanto a las compras librarias, sólo he comprado uno negro que se titula Sin rastro de Michael Robotham, leí hace poco Ferry de medianoche que me gustó mucho sobre el tráfico de bebés y cuando he visto éste otro tan baratito, no he podido resistirme. El resto de libros son infantiles que he estado rastreando y que leía allá en la prehistoria.
Boga, por aquí también hace mucho frío pero la perspectiva de las mini vacaciones lo hace llevadero.

Boga Vante dijo...

Para llegar al final necesito comenzar diciendo que ¡hay que ver lo que ha dado de sí esta conversación sobre Patricia H., que iniciaron Natalia y Alice, continuó Loquemeahorro y seguimos una servidora e Isabel.

Pues bien, aquí me tuvísteis ayer, recorriendo la Fnac, C. Inglés y Casa del L. buscando El grito de la Lechuza.... porque se me había encendido la neurona del recuerdo y tan solo me devolvía tres imágenes de aquella historia de mis menos años: un puerto neblinoso, una mano incierta y un cuchillo... el resto nada.

Esta agotada y descatalogada ¡será posible!

Pues no me he dado por vencida y ya tengo localizado un ejemplar amarillento que me reserva un alma próxima y caritativa, si antes no la localizo en algun a de las bibliotecas que frecuento. Porque cuando me da no hay forma de pararme y necesito saber como la recibo después de tanta vida acumulada.

Es bonito intercambiar recuerdos, opiniones, que siempre llevan a plantearte algo nuevo, o a cuestionarte vete a saber qué.

Gracias por la parte que os toca. Ya os diré como recibo ahora su lectura.

Isabel dijo...

Ay Boga, no sé si me atreverá a volver a leer El grito... de todas formas tienes razón, pasados unos añitos con su acumulación de vivencias, lo mismo lo encaras de otra manera. Tengo que decirte que no recuerdo nada del argumento, sólo el horror ante las situaciones que se planteaban. Lástima que no estemos más cerca porque ahora mismo lo tengo entre mis manos, este ejemplar también está amarillento, lo compre´en agosto de 1988 así que también tiene sus añitos. Bueno, como se ha arreglado el día y hace hasta calor, me voy a caminar un rato!

Alice Silver dijo...

Boga, me temo que se como terminará tu lectura: en el contenedor... como tu e Isabel no recuerdo nada del argumento.

loquemeahorro dijo...

No consigo recordar si he leído "El Grito de la Lechuza", aunque en este caso sería más correcto "si leí" porque anda que no ha llovido.

Ni siquiera con la sinopsis me aclaro, no sé... hay tantos con argumento similar de P.H.

Mi favorito fue el primero que leí, cuyo título podría resumir gran parte de sus argumentos: "Mar de fondo"

Isabel dijo...

Ahora mismito he ido a buscar Mar de fondo porque no me acuerdo de nada y tienes razón Loque, en la contraportada dice: es un descenso a los abismos más terrbles de la mente humana. Resumen claro de sus argumentos habituales. Digo yo que Patricia H. tendría sus momentos de felicidad, porque hay que ver la buena señora.
Para contrarrestar, he de deciros que acabo de leer un libro blanco con el que me reído mucho, se titula La hija de Robert Poste y es muy recomendable. Perdón Alice.

Natalia D. dijo...

Yo también me lo pasé genial con "La hija de Robert Poste" (sigue perdonando Alice...), pero es que Isabel tiene razón: es un buen contraste con el desasosiego que suele producir Patricia H.(yo leí "El grito de la lechuza" y "Mar de fondo", pero hace tanto, mucho antes que la saga de Ripley, que tampoco recuerdo bien los argumentos...).

Isabel dijo...

Veo que seguimos coincidiendo en gustos Natalia, debe ser generacional.

Alice Silver dijo...

Vale!, os perdono :)
Isabel, precisamente ayer estuve leyendo en la wikipedia en inglés la biografía de PH, aunque conocía algunos detalles hubo algo que me iluminó: a los 8 años leía obras de psiquiatría sobre desórdenes mentales.

loquemeahorro dijo...

Pues sí que los debía tener, pero vamos, que era un cascabel. Yo me empecé a leer Carol, que es una historia de amor, pero pensé "Jo, esto seguro que acaba fatal, igual que todo" y me dio mucha pena la chica protagonista y lo dejé.

Creo que debería pasarme una temporadita leyendo Mma Ramotswe o la citadaba Hija de Robert Post, para compensar tantos años de Highsmith y Thompson.

Alice Silver dijo...

Loque, creo que Carol no acababa mal, al menos para la época en que fue escrito, debió de ser uno de los primeros libros sobre una relación lésbica en las que las protagonistas no terminaban suicidándose...

Isabel dijo...

Sí que acaba bien Carol, acabo de leer el final después de vuestros comentarios y P. H. incluso escribe un epílogo en el que dice que le alegra el éxito del libro porque les dió a varios miles de personas solitarias y asustadas algo en qué apoyarse. Siempre que recuerdo a la H. la veo en una foto que aparecía en las solapas de sus libros con el pelo lacio y un poco desastrado, las cejas peludas y sin sonreir. Pero chicas, le gustaba hacer ensaladas, lo leí en una entrevista, así que imaginarla en su cocina aliñando la ensalada e imaginando nuevos horrores. Debió ser una persona formidable y va en serio.

Alice Silver dijo...

Isabel, ¿estás segura de que las ensaladas eran para ella? Hoy he leído que ¡vivía con 300 caracoles! :)

Isabel dijo...

Agg, ahora que lo dices, recuerdo lo de los caracoles. Definitivamente, las ensaladas eran para ellos.

loquemeahorro dijo...

Yo también tengo la imagen de P.H. de esa foto tan poco favorecedora, pero en el blog de R. http://fenixcidio.blogspot.com/ en el slider hay una foto suya muy favorecida y con un gato (vale, con gatos la había visto más veces, pero siempre como despeinada).

He visto que en casa tengo 3 libros de Ripley, a tu disposición Alice para tus investigaciones.

lammermoor dijo...

Alicia, se me había pasado tu pregunta sobre Ripley. Creo que sí que deberías dedicarle una entrada.
¿Debemos incluir a Dexter en las series de detectives? Por supuesto, lo que ocurre es que lo vemos desde la mente del asesino.
De todas formas, comprendo tus dudas porque durante mucho tiempo me pregunté por que las novelas de Ripley estaban incluídas en aquella colección policiaca en la que me inicié en el género (bueno, quedamos en que nos habíamos iniciado con los cinco, siete secretos, tres investigadores,e tc.)

Alice Silver dijo...

Loque, no he conseguido ver la foto de Patricia con gato entre toda esa gente con gato (o no la he reconocido), sólo tengo 2 Ripleys así que ya te pediré.

Isabel, ahora me imagino al gato dando zarpazos a los caracoles...

Lammermoor, pues sí, también incluiría a Dexter en las series de detectives, pero como el de los libros me parece tan desagradable no creo que le dedique una entrada...

Anónimo dijo...

Hola.

estaba buscando cosas sobre mi escritor favorito y mira por donde la primera entrada de google me trae hasta aquí!!

A mí personalmente me encanta Giles Blunt (perdón por volver al tema principal del hilo). Es más me parece tremendo el personaje que ha creado en el detective John Cardinal y estoy deseando que publique el siguiente libro para pedirlo por Amazon. Acabo de terminar Breaking Lorca y reconozco que me ha costado leer la primera mitad, es demasiado duro, aunque reconozco que pasé los tres días que me duró la lectura como en una nube. Es cierto que sus libros a veces son un poco como de película, de hecho este escritor trabajó como guionista de serie de TV así que ahí tenéis la razón... pero llegar hasta el punto de tirar un libro suyo al contenedor de reciclado francamente me parece absurdo, no sé, yo nunca haría eso, pero como alguien ha dicho muy bien: para gustos los colores. De todos modos permitidme que añada que "Cuarenta maneras de decir dolor" se llevó el premio "Silver Dagger" de la "Crime Writer's Association"... tirar al contenedor un libro así me parece algo increíble (perdonad si lo repito pero es que me ha llegado al alma).

En fin, voy a seguir mirando por aquí, seguro que encuentro alguna buena propuesta.

Nacho.

Alice Silver dijo...

Hola Nacho, bienvenido, yo tampoco tiraría nunca un libro a un contenedor, siempre se puede donar a una biblioteca o incluso regalar a una librería de viejo.
Me alegra que revindiques al personaje, de hecho a mi me gustó, el problema surgió, como ya cuento por ahí, cuando comenzó a dar voz a unos asesinos tan repugnantes, no se si en el resto de la serie sucede lo mismo. Cuentanos.

Anónimo dijo...

Pues en el resto de la serie yo diría que el nivel de "brutalidad" si podemos llamarlo así disminuye bastante, aunque no se pierde en muchos aspectos esa idea de que estas viendo una peli, eso forma parte del estilo de su estilo de escritura sin más. También es verdad que cuando recuerdas los libros te acuerdas sólo de las cosas buenas (como en la vida), a mí al menos me pasa eso. La idea que a mí me queda es que con cada libro se ahonda más en el personaje de John Cardinal, su vida y su relación familiar, la relación con su compañera. En uno de los libros por ejemplo la asesinada es su propia esposa, así que es un libro en el que el personaje del policía se desnuda muchisimo.

Por otra parte, al margen de los libros de Cardinal, del que el escritor está huyendo ultimamente supongo que para no escasillarse, a mí particularmente me gustó mucho "No such creature" que cuenta la historia de dos ladrones que recorren EEUU ganándose la vida timando y robando a la gente, y habla de la afilada linea que separa el robo del asesinato, una linea muy fina pero que cambia radicalmente las cosas.

En fin, que es un autor que me gusta bastante para qué negarlo, aunque en algunos momentos sus descripciones sean demasiado crudas... aunque no creo que sean peor que cualquier escena en la morgue de C.S.I. por ejemplo.

Por cierto, que ayer descubrí por aquí a Louise Penny (también canadiense). He visto que también ganó un premio de la CWA y eso es algo que de momento no me ha fallado, a través de esos premios descubrí también a Somoza y su Caverna de las Ideas.

En fin no me extiendo más, Enhorabuena por el blog, me está pareciendo muy interesante.

Nacho.

Alice Silver dijo...

Hola de nuevo Nacho,
Gracias por tus explicaciones. La brutalidad en sí no me molesta, ya hemos comentado en ocasiones que Mankell comienza sus obras con crímenes increiblemente crueles y no por ello dejamos de pensar que es un magnífico autor. Lo que no me gusta es que de voz a los asesinos, Natalia D. un poco más arriba lo expresa perfectamente.
En cualquier caso me animaré más adelante a leer "Una tormenta sutil". Mis conocimientos de inglés no son tan buenos como para leerlos directamente, es una pena, ya que por ejemplo me estoy perdiendo el resto de novelas de Louise Penny...
De Somoza han comentado algunas cosas en el Cajón de sastre.

Nash dijo...

Ah vale, ahora lo entiendo, he leído el comentario de Natalia D y ya veo lo que dices. Pues he de decir que si mal no recuerdo en los libros de Blunt el asesino siempre tiene su espacio, quizá no tanto como en el primer libro, pero siempre tiene un espacio propio. A mí es algo que no me molesta, es más, me gusta saber qué motivos mueven al asesino a hacer esto o aquello. Desgraciadamente hay gente sin ningún tipo de escrúpulos igual que los asesinos de "Cuarenta maneras de decir dolor"... me viene ahora mismo a la cabeza el asesino de Marta del Castillo, que ni siquiera quiere decir dónde está el cadaver... no hay que ir demasiado lejos para ponerle cara a ese tipo de personaje.

Hablando de darle voz al asesino, en el último libro de Blunt, "Breaking Lorca", el malo y el bueno tienen un 50% de protagonismo. Es un libro muy gráfico y muy duro (me recordó un poco a La Fiesta del Chivo), sólo la confianza en el escritor me hizo pasar el ecuador del libro, y llegar a una segunda etapa en la que el "malo" busca enmendar sus actos. Es un libro que me ha hecho comprender los motivos por los que luchan en Amnistía Internacional por ejemplo, y me ha hecho mirar las cosas de otra manera. Este libro está basado en una historia que el escritor escuchó acerca de una persona cuya misión era limpiar una sala de tortura al final del día, con eso que diga podéis imaginar que la primera mitad del libro es realmente muy dura. El propio autor confesaba hace poco que aunque pensaba que era su mejor novela, era la que menos éxito de ventas había tenido probablemente por su alto grado de crueldad. Yo también creo que es una de sus mejores novelas, cada libro refleja sin duda un crecimiento del escritor. Espero que no te defraude "Una tormenta sutil", aunque si no te gusta que le den voz al asesino...

Me voy a mirar lo de Somoza.

Nash dijo...

Hola Alice,

Quería compartir con vosotros que acabo de leer el último de este autor "Until de Night" y que me ha encantado. En este ultimo libro se narran dos historias muy separadas en el tiempo que al final se entremezclan dando sentido al conjunto. La técnica no es nueva desde luego, pero la manera tan gráfica de expresarse del autor y las reflexiones de los policías hacen el libro realmente interesante y adictivo. Desde luego una lectura refrescante para estos días de tanto calor, jajaja. Bueno, ahora me voy a "desintoxicar" de misterios leyendo ese de "Maldito Karma" que me han recomendado. Un Abrazo. Nacho.

Alice Silver dijo...

Hola Nacho,
Muchas gracias por tu comentario y por tenernos al tanto de la evolución del autor. Con la técnica narrativa que comentas recuerdo La mujer de verde de Indridason, donde las dos historias se tejían de modo magistral. No he leído nada de Safier, pero me han hablado también muy bien de él.
Saludos

Nash dijo...

Hola de nuevo. Me he asomado por aquí a buscar opiniones de un par de libros que tengo en mi lista, y ya de paso quería comentaros que le mandé un mail a Mr Blunt para decirle que me había gustado mucho su libro y tal (sí, ya sé, suena un poco freaky, no lo hago nunca, pero pensé que le gustaría saber que sus novelas llegan hasta España). En fin, lo cierto es que me contestó que está trabajando en la adaptación a TV de sus libros (los de los detectives Cardinal y Delorme), y que tiene en mente convertir cada libro en una mini-serie de 6 capítulos, le contestan en Marzo de 2013 si se lo producen o no, así que a ver si hay suerte y podemos ver sus libros en una serie (imagino que se molestarán en doblarlas). Ya que el autor trabajó como guionista de Ley y Orden, supongo que tirará de agenda para ver quién le produce la serie. Un Abrazo. Nacho.

Alice Silver dijo...

No te preocupes por parece freaky Nash, aquí casi todos tenemos un poquito de eso... Espero que el autor tenga suerte con su serie, son muchas las que anuncian y no llegan a realizarse.