sábado, 9 de enero de 2010

Sam Spade - Dashiell Hammett

Samuel Spade trabaja como detective privado en San Francisco en 1930. Tiene 38 años, es rubio, con ojos grises amarillentos. Su barbilla, su nariz, su boca y sus cejas tienen forma de V y hacen que su rostro recuerde al de un satán rubio. Tiene el cuerpo de un oso, pero sin pelo.

Es terco, irónico, no confía en nadie. Miente para que las mentiras de los otros salgan a la luz. Su método de investigación es arrojar una barra de hierro dentro de una máquina en funcionamiento aunque las piezas al saltar puedan herir a la gente. Mientras lía sus cigarrillos, juega con la inteligencia de los hombres y los sentimientos de las mujeres. Mantuvo una relación con Iva Archer, la mujer de su socio, pero ahora se aleja de ella.

Effie Perine es su secretaria, largirucha, morena, con rostro de chico. Es leal, se preocupa por Spade, le aconseja y le cuida. Es el personaje más auténtico y sincero aunque él la trata con algo de condescendencia.

Spade colabora a menudo con la policía, representada por su amigo, el sargento Polhaus y el malhumorado teniente Dundy, pero siempre va un paso más allá que ellos, es más inteligente, encuentra pistas que a ellos les han pasado desapercibidas.

En "El halcón maltés" su socio, Miles Archer, es asesinado y Sam Spade se ve implicado en una trama rocambolesca en la que todos mienten mientras buscan la valiosa estatuilla de un halcón.

En "Demasiados han vivido" Spade investiga la desaparición de un poeta, que resultaba molesto para muchos. "Sólo se ahorca una vez" nos muestra la avaricia de una familia reunida en torno al lecho de muerte de un anciano moribundo. En "Un hombre llamado Spade" investiga la muerte de Max Bliss, un hombre de negocios.

Escritos poco después del "crack del 29" contienen personajes interesantes, muy bien descritos físicamente pero quizás un tanto tópicos: Delincuentes vengativos, guardaespaldas incompetentes, empresarios arruinados, familiares avariciosos, mujeres fatales, en definitiva gente sin escrúpulos que se mueve por intereses mezquinos, igual quizás, que el propio Spade.

Para comer: En casa, rebanadas de pan untadas con liverwurst (salchicha de hígado) y carne curada con sal; huevos revueltos y tocino. Manitas de cerdo escabechadas en States Hof Brau. Chuletas, patatas asadas y ensalada de tomate en John's Grill. Para beber: Bacardi, Johnnie Walker y café.

Libros de Sam Spade

  1. El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1930) - novela
  2. Demasiados han vivido (Too Many Have Lived, 1932) - relato
  3. Solo pueden colgarte una vez /Sólo se ahorca una vez (They Can Only Hang You Once, 1932) - relato
  4. Un tal Samuel Spade / Un hombre llamado Spade (A Man Called Spade, 1932) - relato
El halcón maltés se publicó originalmente en 5 capítulos en la revista Black Mask entre 1929 y 1930. Los relatos en "The American Magazine" en 1932, más tarde fueron incluidos en la recopilación "The Adventures of Sam Spade and other stories"

Precuela

  • Spade & Archer (Spade and Archer, the prequel to Dashiell Hammett's The Maltese Falcon, 2009) - Joe Gores
Esta precuela ha sido autorizada por su hija, Jo Hammett, que gestiona los derechos de su obra. Su calidad literaria está avalada por James Ellroy. Joe Gores es un especialista en Hammett, autor también de la obra "Al estilo Hammett (Hammett, 1975)".

Películas

  • El halcón (The Maltese Falcon, 1931). EEUU. Director: Roy Del Ruth. Guión: Maude Fulton, Lucien Hubbard, Brown Colmes. Intérpretes: Ricardo Cortez (Spade), Bebe Daniels (Brigid O'Shaughnessy), Dudley Digges (Casper Gutman), Dwight Fry (Wilmer Cook), Otto Matieson (Joel Cairo), Una Merkel (Effie Perine), Robert Elliott (Teniente Dundy), Thelma Todd (Iva Archer), Walter Long (Archer), J. Farrell MacDonald (Detective Tom Polhaus)
  • Satan Met a Lady, 1936. EEUU. Director: William Dieterle. Guión: Brown Holmes. Intérpretes: Warren William (Ted Shane - Spade), Alison Skipworth (Madame Barabas - Caspar Gutman), Bette Davis (Valerie Purvis - Brigid O'Shaughnessy), Arthur Treacher, Winifred Shaw, Marie Wilson, Porter Hall, Olin Howlin, Charles C. Wilson, Barbara Blane, Maynard Holmes
  • El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1941). EEUU. Director y guionista: John Huston. Intérpretes: Humphrey Bogart (Spade), Mary Astor (Brigid O'Shaughnessy), Sydney Greenstreet (Casper Gutman), Lee Patrick (Effie Perine), Peter Lorre (Joel Cairo), Elisha Cook Jr. (Wilmer Cook), Walter Huston (Captain Jacobi), Gladys George (Iva Archer), Barton MacLane (Teniente Dundy), Ward Bond (Detective Tom Polhause), Jerome Cowan (Archer).

El autor

Samuel Dashiell Hammett nació en 1884 en una familia de granjeros en St. Mary's County, Maryland, EEUU. Creció en Filadelfia y Baltimore. Su padre era alcohólico y jugador, incapaz de conservar un empleo durante mucho tiempo. A causa de su enfermedad Hammett tuvo que dejar la escuela a los catorce años y comenzó a trabajar para mantener a su familia como chico de los periódicos, mensajero, dependiente o recadero en el ferrocarril de Baltimore. A los 21 años ingresó en la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton, situada en el edificio Continental de Baltimore. Allí conoció a James Wright, un agente que admiraría y que sería su inspiración para el personaje “el agente de la Continental”.

En 1918 abandonó la agencia para alistarse en el American Field Service, un servicio de ambulancias en Francia. Pero a causa de una gripe que derivó en tuberculosis no llegó a incorporarse y fue dado de baja del ejercito un año después.

En 1920 rompe los lazos con su familia y se traslada al estado de Washington, donde vuelve a trabajar para Pinkerton. Recae de su enfermedad y mientras convalece en un hospital de Tacoma (Washington), conoce a Josephine (Jose) Dolan, una enfermera, ella se queda embarazada y se trasladan a San Francisco donde se casarán. Trabaja para la agencia en Utah, Ohio y Montana, pero tras su intervención en una huelga minera, en la que Pinkerton pudo ser la responsable de la muerte de un sindicalista, abandona la agencia definitivamente en 1922.

En octubre de 1922 publica su primer relato en la revista "The Smart Set": "The Parthian Shot" con el pseudónimo de Peter Collinson. Poco después escribe en la revista "Black Mask" y en 1923 crea el personaje "el Agente de la Continental" en un relato llamado "Arson Plus". Durante estos años trabaja en una agencia de publicidad, escribe relatos y sufre varias recaídas de su enfermedad. En 1926 se separa de su familia para evitar contagiar a su hija pequeña, Jo. Empieza a ver a otras mujeres y a beber demasiado.

Publica su primera novela "Cosecha Roja" en 1929 y “El halcón maltés”, en 1930, con ella alcanza la fama como escritor.

Tras dejar a su mujer y sus hijas en Los Ángeles, comienza una breve relación con Nell Martin, escritora de relatos de misterio, con ella se traslada a Nueva York.

Al volver a Los Ángeles en 1931 conoce a Lilliam Hellman en un restaurante de Hollywood. En esa época ella tiene 24 años y trabaja como revisora de textos. Pronto se van a vivir juntos. Hellman inspiró el personaje de Nora, la esposa de Nick Charles, personajes de "El hombre delgado" de 1934. Esta sería la última novela de Hammett. Ese mismo año ella alcanza la fama con su obra de teatro "The Children’s Hour". Se trasladaron a Hollywood en 1935. Mientras la carrera de ella comienza, la de él llega a su fin. A partir de ese momento Hammett bebe mucho y escribe poco, principalmente reescribe los guiones de otras personas y colabora en la obra de Hellman. Se divorcia de su mujer en 1937 pero cuidará de ella y sus hijas económicamente hasta su muerte.

Convencido antifascista, militó en el Partido Comunista de Estados Unidos entre 1930 y 1937. Colaboró con el aprovisionamiento de la Brigada Lincoln que participó en nuestra guerra civil. Se opuso a la intervención de su país en la II Guerra Mundial, pero en 1942, tras el bombardeo de Pearl Harbor y a la edad de 48 años, se alistó en el ejército. Fue destinado durante 3 años a las Islas Aleutianas (Alaska), donde editó un periódico del ejército

Tras abandonar el ejército comienza a trabajar como profesor de literatura en Nueva York. Durante esta época milita en el “Congreso de Derechos Civiles de Nueva York”. En 1951 es llamado como testigo en el juicio de 4 comunistas acusados de conspirar contra el gobierno de EEUU, es la época de Caza de Brujas de McCarthy. Al negarse a declarar es condenado a prisión durante 5 meses. Es incluido en "la lista negra", sus libros se retiran de bibliotecas y librerías y se cancelan los programas de radio basados en sus guiones.

Al salir de prisión, se trasladó a vivir a Katonah, un pequeño pueblo de Nueva York. En sus últimos años tuvo problemas económicos, vivía de una pensión que percibía como veterano de guerra, y de salud, tuvo un ataque cardiaco en 1955. En 1961 murió de cáncer de pulmón en Nueva York. Mantuvo su relación con Hellman hasta su muerte. Como veterano de dos guerras está enterrado en el cementerio militar de Arlington.

Escribió también con los seudónimos de Daghull Hammett, Samuel Dashiell, Mary Jane Hammett.

Otros libros

Serie El agente de la Continental - ver entrada

Novelas

Obra inacabada
  • El primer hombre delgado (The Thin Man, 1930) - 10 capítulos escritos por el autor en 1930 muy diferentes de la versión publicada de El hombre delgado.
  • Tulip, 1952 - Autobiografía

Colecciones de relatos
  • Blood Money, 1945
  • Un hombre llamado Spade (The Adventures of Sam Spade and other stories, 1945)
  • Disparos en la noche (Hammet Homicides, 1946)
  • Dos chinas muertas (Dead Yelow Women, 1947)
  • Ciudad de pesadilla (Nightmare Town, 1948)
  • Los siameses escurridizos (The Creeping Siamese, 1950)
  • Woman in Dark, 1952
  • A Man named Thin, 1962
  • The Big Knockover, 1966 - recopilado por Lillian Hellman

Algunas recopilapiones de relatos en español que no coinciden con las recopilaciones originales:
  • Dinero sangriento (Planeta, 1985) - 5 relatos
  • El asesinato de las criadas chinas (Bruguera, 1982) - 3 relatos
  • El gran golpe (Debate, 1984) - 5 relatos
  • Ciudad de pesadilla (Debate, 1989) - 8 relatos
  • Muerte y Cía (Debate, 1989) - 7 relatos
  • El precio del delito (Debate, 1990) - 8 relatos
  • Cuando uno está de suerte (Debate, 1990)
  • El rapto (Debate, 1991)
  • La décima pista (Compañía Europea de Comunicación e Información, 1991)
  • La herradura dorada y otros relatos (Compañía Europea de Comunicación e Información, 1992)
  • Sólo te ahorcan una vez (Seix Barral, 2006) - 19 relatos
  • Todos los casos del Agente de la Continental (RBA, 2012)
  • Disparos en la noche. Cuentos completos, (RBA, 2013) - 80 relatos

40 comentarios:

lammermoor dijo...

No se que decir sobre este autor, salvo que junto con Raymond Chandler y Agatha Christie están en la base de mi afición a este género. (Bueno, en los cimientos estarían los Cinco, los siete secretos y Los tres investigadores)
De las novelas protagonizadas por Sam Spade tan solo leí El halcón Maltés -me parece que Bogart borda el papel en la película; ¡como utiliza a todo el mundo!
Mi preferida probablemente sea La Maldición de los Dain, que releí un par de veces. Cosecha roja aunque me gusta es excesivamente violenta.
Y con permiso de Alice,enlazo el post que le dediqué



P.D: la vida de estos autores me parece tan apasionante como una de sus novelas.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, efectivamente la vida del autor es de lo más apasionante, ahora estoy acabando la biografía que escribió su hija. Hace muchos años también me interesó mucho la figura de Lillian Hellman.
En cuanto a El halcón maltés me ha decepcionado un poquillo, creo que en parte por la traducción y en parte porque la recordaba más potente. Seguiré releyendo la obra de Hammett. Y también tengo pendiente volver a ver la peli de Bogart, espero hacerlo en breve.
Me ha parecido muy interesante tu entrada y la diferenciación que estableces entre novela policíaca y novela negra.

Boga Vante dijo...

¡Qué magnifico apartamento has preparado para Hammett! uno de los padres del género. Merecía estar aquí por derecho propio.

A veces siento prevención de volver a los clásicos por si su relectura me dejara en cueros el sentimiento de refugio que supusieron para mí en su día. Sobre todo cuando el cine ha dejado su particular visión y algunas caras inolvidables sobre ellos.

Leyendo la pormenorizada biografía del autor, insisto: pormenorizada para un blogg, he recordado JULIA, la más reciente película en la que el creador de Spade aparece dándole apoyo a la Hellman, que tu citas.

No pueden mirarse con ojos del ahora las historias vividas por Spade. Situadas en su tiempo, son un reflejo de aquellos momentos. Y Hammett un escritor imperecedero y un ciudadano comprometido y valiente.

Gracias, Silver.

loquemeahorro dijo...

Felicidades, guapa, creo que la entrada te ha quedado realmente redonda, y eso que decir más cosas sobre un autor tan conocido, era difícil, pero está realmente completa.

Una vez más su historia personal es la que más me sorprende, y me encanta que le dedicara a su pareja uno de mis personajes favoritos, por lo menos del cine negro clásico, porque es independiente, lista, y tiene más papel que andar poniendo ojitos al prota y/o llevándole a la perdición.
Lo recuerdo interpretado con mucha chispa por Mirna Loy.

maribel dijo...

Hola Alice
tengo que decir que es un doble placer leerte después de nuestra breve cumbre, y que encima sea con un clásico más aún...
Es una época interesante en la historia de Usa, y tengo que releer algun libro abandonado en casa de mi madre, ya que a veces las peliculas borran un poco la imagen de Sam (que encontrarás una y otra vez en Pinilla)

Un abrazo ;-)

Alice Silver dijo...

Gracias Boga, espero completar la planta de Hammett con el apartamento de "el agente de la Continental" y con el de "el hombre delgado" más adelante.
Creo que mi visión del autor también se ha vista condicionada por leerle después de a Chandler, ahora el primero me ha parecido más pobre en comparación... pero quizás no tiene sentido comparar.

Gracias Loque, no acabo de estar contenta con esta entrada. El personaje de Spade me parece un poco desdibujado. A ver si la peli me inspira más. Cuenta Jo Hammett en la biografía de su padre que era realmente desafortunado dedicando libros. Dedicó "El halcón maltés" a su mujer y "La llave de cristal" a Nell Martin. Para cuando se publicaban ya no estaba con ellas. No he visto las pelis de Mirna Loy pero lo haré antes de escribir sobre "el hombre delgado".

¡Hola Maribel!
Me gustó mucho conoceros en persona, aunque fuera un ratillo corto. Y te lo prometo, la próxima vez que vaya a la biblioteca cojo el de Pinilla.

lammermoor dijo...

¡Con las ganas que tengo de conocer a los arbeyinos! Qué, encima, ¡conocieron a xGaztelu!En fin, la próxima vez será (espero)
Y antes de que Alice me riña, quería decir que me alegro de que le amplíes la casa a Hammett con apartamento para el Agente de la Continental.
A Pinilla habrá que leerlo, ya que Maribel nos lo recomienda tanto.
Y tiene razón Boga, Dashiell Hammett fue el primero y sirvió de modelo a los demás -hay que leerlo teniendo en cuenta la época en que escribió (como a todos los autores, por otro lado); ¿quizás te gustó más Chandler porque es más facil empatizar con Marlowe que con Spade?

Alice Silver dijo...

Lammermoor, creo que has acertado de lleno en el diagnóstico del problema, no he empatizado en absoluto con Spade y para mi, parte del disfrute de las novelas policíacas está en la identificación con el protagonista, sus motivaciones, su personalidad... otra parte del disfrute es avanzar con él en la resolución del misterio y en esta ocasión, el detective ha ido por su cuenta.
Eso y la traducción. Un ejemplo:
Comienzo de la versión de Fernando Calleja que saqué de la biblioteca: "Samuel Spade tenía larga y huesuda la quijada interior, y la barbilla era una V protuberante bajo la V más flexible de la boca".
Comienzo de la versión que llevaba en mi maleta desaparecida que hoy por fin ha llegado a casa, versión de Francisco Páez de la Cadena: "Samuel Spade tenía una mandíbula larga y huesuda y la barbilla le formaba una protuberante V bajo la V menos rígida de su boca".
Lo de "la quijada interior" es tremendo...

Javi (ex-anónimo) dijo...

Yo ni siquiera sabía que tuviera una quijada interior. Y ahora estoy preocupado porque seguramente también tendré una exterior.
En fin, no es el primer caso de traducciones que destrozan originales. Recuerdo sin ir más lejos que muchos de los libros de la serie de Marco Didio Falco tienen una traducción horrorosa (a mi modo de ver, desde luego) y, a veces, hay que hacer equilibrios en el alambre para encontrar la ironía que destila el personaje.
Últimamenete he estado muy liado así que tengo pendiente actualizar algunas lecturas recientes. Ya os contaré.

Enhorabuena por la nueva entrada. Hace mucho que no leo a Hammet pero es que más que con Sam Spade yo me quedé con Cosecha Roja y el Hombre Delgado.

Encantado de encontrar a todos de nuevo en el 2010.

Besos y saludos.

Alice Silver dijo...

Javi, tenemos que hacernoslo mirar... yo también estoy preocupada.
Me alegro de tu vuelta y espero tus nuevos comentarios.
Seguiré más adelante con Hammett y a ver si encuentro un ratillo este año para volver a Marco Didio Falco.
Saludos y besos

lammermoor dijo...

A mí Marco Didio terminó cansándome un poco; me quedo con Gordiano. Lo de la quijada, (Del lat. vulg. *capseum).
1. f. Cada una de las dos mandíbulas de los vertebrados que tienen dientes.
...

es un ejemplo de lo que una mala traducción (que suelen ser literales) genera. También recuerdo a un fraile dominico que convirtieron en dominicano.

Siento el desvarío Ale, pero a lo de las traducciones (y su importancia) llevo dándole vueltas un tiempo.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, he vuelto a mirar el libro y veo que pone quijada inferior, no interior. Con eso queda aclarado el misterio de las dos quijadas :)
Acabo de terminar de ver "El halcón maltés" de Huston. El guión sigue bastante la novela. Me ha gustado Bogart, borda el papel como dices, salvo cuando pega o cuando besa, que parece muy artificial.

Javi (ex-anónimo) dijo...

Pues a mi los besos de Bogart me merecen todo el respeto, no en vano se llevó por delante a Lauren Bacall que era veintitantos años más joven...

Estoy contigo lammermoor, Didio Falco cansa un poco pero es que llevo tanto tiempo recorriendo el Imperio con él que me da pena dejarlo. Los libros que he leído de Gordiano tampoco me han apasionado, es un personaje que no me acaba de encajar entre tanta intriga palaciega.
Resumiendo, el Imperio Romano está en decadencia.

Besos y saludos

bibliobulimica dijo...

Alice,
pues que estoy aquí, que lo sepas. No digo más porque no he leído a este autor pero ¡que vida tan más interesante! y que todo el rato he estado repitipéndome "halcón maltés, halcón maltés...¿pero de dónde me suena???" ¿será por la película? en fin, no lo se...

Alice Silver dijo...

Javi, seguro que besaba a Bacall mucho mejor ;-). Yo también soy más de Gordiano como Lammermoor.
Ale, agradezco tu visita. Seguro que te suena de la peli o quizás del libro, los dos son muy conocidos. Me extraña que alguien que lee con tu voracidad no se haya “comido” a este autor.

bibliobulimica dijo...

pues se me ha pasado Alice...este y muchos otros...lo que pasa es que nadie en mi círculo próximo le hinca el ojo a este género; (eso daría para una entrada con Lammermoor). Al principio, leía lo que había en casa -mucha novela histórica, ensayos, etc- y luego, comienzas a comprar lo que te van recomendando amigos lectores. Pero ahora que te conozco, comenzaré a conocer el género ;)

Alice Silver dijo...

Ale, ¿tampoco has leído a Paco Ignacio Taibo II? El tiene un detective, Belascoarán Shayne que trabaja en el DF, quizás por cercanía te pueda interesar. También Lisa See, de la que veo que has escrito alguna entrada, tiene una entretenida novela policíaca, “La telaraña china”.
En cualquier caso tampoco es una obligación, cada uno leemos lo que nos gusta.

bibliobulimica dijo...

Alice:
no, fíjate que no he leído a Paco Ignacio Taibo II. Es un autor que tiene mucho éxito, sobretodo en sus presentaciones en la FIL. Siempre están abarrotadas de gente, pero ni por eso. Una de mis hermanas me ha recomendado mucho un libro suyo pequeñito sobre Hidalgo (El Cura Hidalgo y sus Amigos)-padre de la patria, según mis libros de historia de México de la primaria- pero voy a comenzar ya verás ;)

Alice Silver dijo...

Ale, pues ese no lo he leido. Pues nada, cuando comiences, nos cuentas.
Un abrazo

Mario verdeja dijo...

Muy buenas; saludos a todos.
Lo que tiene internet! y yo toda mi vida sin leer novela negra y/o policiaca, y sin saber de este blog.
Soy un recién iniciado. Empecé con Ross MacDonald ("El Expediente Archer"), luego he leído a Andrea Camilleri... y buscando información sobre las novelas de Dashiell Hammett me encuentro con Alice y todos sus "compinches" que me descubren todo un universo de escritores-detectives. Muchísimas gracias a todos/as de verdad.

Ahora si que no os pierdo de vista.

Un abrazo.

Mario.

Alice Silver dijo...

Hola Mario,
Me alegra que te guste nuestro blog y me recuerdas que le debo una entrada al Sr. MacDonald, espero subsanarlo pronto.
Bienvenido, edito un poco tu mensaje para eliminar tu dirección de email, sino los spamers te abrasarán.
Un abrazo

mario verdeja dijo...

Muy buenas a todos. Ya he terminado con Cosecha Roja. Yo también he sufrido la traducción de Fernando Calleja... además de errores de maquetación y de impresión pero bueno la novela está bien.

El próximo: la Trilogía Dupin de Poe.

Un abrazo y como siempre muchas gracias.

Alice Silver dijo...

Hola Mario, tengo que volver a leer "Cosecha roja" lo hice hace mil años y recuerdo que me impresionó y poco más.
Ya estoy preparando la entrada de Macnald, hasta ahora he leído "Blanco móvil" y ahora estoy con "La mueca de marfil", la publicaré a finales de mes o principios del que viene.

mario verdeja dijo...

Una entrada sobre Ross MacDonald... ummmm interesante. Seguro que es tan buena como todas las que nos has brindado hasta ahora.
Debo de leerme pues una novela completa del susodicho ya que mi conocimiento de MacDonald se limita a la colección de relatos "El Expediente Archer" (por cierto se lo recomiendo a cualquiera, aunque sea para iniciarse en el mundillo como hice yo). Tengo a mano "El Caso Galton" y "El martillo azul"....

un abrazo y como siempre muchas gracias

Alice Silver dijo...

Mario, cuando acabe con la que estoy seguiré precisamente con El caso Galton y luego con El coche fúnebre a rayas... he buscado los relatos que mencionas pero no los encuentro en bibliotecas, no se si me animaré a comprarlos.
Un abrazo

mario verdeja dijo...

Alice la Primera edición del "El Expediente Archer" es de enero de 2010. ISBN: 978-84-397-2220-5. Yo en las bibliotecas que he mirado en vizcaya he encontrado muy poco sobre Ross MacDonald, en comparación con Hammett o Chandler. Suerte en tu búsqueda. En mi Etiqueta marca 16,90€. 590 pgs. 23 relatos. prólogo a cargo de Rodrigo Fresán y de Tom Nolan.

Un abrazo y como siempre muchas gracias.

Alice Silver dijo...

Gracias Mario, a ver si me animo en la Feria del libro.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Excelente el artículo sobre Sam Spade. Este es mi Detective favorito.

Alice Silver dijo...

Gracias anónimo. Ya ves que los míos son cientos, aunque es verdad que algunos no son tan favoritos.

Detective dijo...


Estoy releyendo Cosecha roja y quizá por eso me acordé de que no había comentado esta entrada.

De los tres clásicos (o sea Hammett, Chandler y MacDonald) siempre me inclinado por Hammett. Es decir, con los otros dos el goce es eminentemente literario y tiene que ver con Marlowe y Archer. Son personajes mucho más literarios, mejor perfilados psicológicamente. Pero donde fallan son en los argumentos. Las novelas de Chandler son tremendamente caóticas y las de MacDonald algo esquemáticas. En Hammett están mejor construidas. En Cosecha roja me ha sorprendido la denuncia social tan marcada que hay entre tantos balazos y cadáveres. Además, no sé, hay algo en su estilo seco y directo que encuentro muy atractivo. De hecho, no sé si lo notates, pero el relato que subí a mi blog tiene mucho su estilo (no es imitación consciente, aclaro).

De todas formas Sam Spade no es su mejor criatura. Es muy famoso por la interpretación de Bogart. Pero son mucho mejores el Agente de la Continental y Ned Beaumont, de La lleve de Cristal, por mucho su mejor novela.

Alice Silver dijo...

Detective, ya tengo localizado en una biblioteca los libros de relatos de El agente de la continental y de El hombre delgado, probablemente antes de que acabe el año le dedique una entrada a alguno de los personajes. Comencé este verano a releer Cosecha roja pero me dió perezón... Y creo que lo que mencionas sobre Chandler está muy bien argumentado, este verano leí La hermana pequeña y me hice un lío importante :)

Detective dijo...


De hecho me pasó igual con esa novela, que es la única de Chandler que he leído junto a "El sueño eterno" y algunos relatos cortos.

Por cierto, como curiosidad te recomiendo ver la película "Hammett" de Win Wenders, adaptación de la novela homónima de Joe Gores, en la que Hammett es el protagonista. No sé que tan fiel sea al libro que adapta porque jamás lo he leído, pero la película es entretenida si te gusta el film noir. Y si has leído a Hammett inmediatamente encontrarás muchas referencias a su obra.

Alice Silver dijo...

Pues la tendré en cuenta cuando relea a Hammett, gracias

Boga Vante dijo...

He vuelto, por necesidad, a El hombre delgado, en la edición de Alianza,y acabo con la intención de dejar a los clásicos en el poso de la memoria, dificilmente superable. A sabiendas de que fue la última y, sin Spade.

Uu protagonista eclipsado por el recuerdo casi constante que se me interponía del torturado y humanísimo Matt Scuder.

A veces me suceden estos desencuentros, que me dejan un poco desconsolada.



Alice Silver dijo...

Boga, supongo que a todos nos pasa lo mismo. Nuestros recuerdos permanecen inalterables en un lugar apartado de nuestro pensamiento, idealizados. Mientras, nuestras ideas y conocimientos van evolucionando. Y cuando actualizamos estos recuerdos y los enfrentamos al nuevo ser que somos, a los nuevos personajes que hemos encontrado, a las nuevas formas de hacer, ya no son recuerdos si no a veces desilusiones.
En cualquier caso dedicaré pronto una entrada al hombre delgado, también yo tratando de reencontrar al Hammett que me subyugó en una época.
¿Estás de luto o enfermita? Esa delgaducha oveja negra parece la hermana huesuda de la hermosa amarilla.

Boga Vante dijo...

Comparto contigo, Alice, la reflexión que haces entre la idealización de los personajes en nuestra memoria y su contraste con la evolución del pensamiento a lo largo de nuestras vidas.

En cuanto a mi pelliza de lujo, espero rescatarla del tinte con un poco de tenacidad y paciencia, extraviada como está entre malvadas perchas ocultas.

Anónimo dijo...

Acabo de leerme El halcón maltés y aunque me ha gustado más de lo que esperaba (tengo bastante reticencias a los autores americanos) no he conectado anda con el personaje. Me parece muy poco creíble un personaje que nunca se sorprende, tiene todo bajo control, y es más fuerte que nadie.

Aun así, volveré a leer algo del mismo autor, de Chandler, o sobre todo de Dennis Lehane, ya que no me gustó el único libro que he leído suyo (Un trago antes de la guerra), pero quiero darle otra oportunidad pues todo el mundo habla maravillas de él.

Así, en cuanto acabe el segundo libro de Martin Beck, que he empezado hoy, daré otra oportunidad a los escritores americanos. Y si no me gusta... a seguir descubriendo escritores nórdicos en este maravilloso blog!!!

Alice Silver dijo...

Pues ánimo anónimo, a mi me ocurre lo contrario que a ti, los autores americanos son como mi vuelta a casa y sólo salgo por ahí de vez en cuando a buscar algún nórdico... Si no lo conoces te recomiendo a Lawrence Block y su serie de Scudder.

Anónimo dijo...

Para mi "La maldición de los Dain" es una de las mejores novelas negras de la historia

Alice Silver dijo...

Creo que no la he leído y si lo hice fue hace tiempo. Gracias por la recomendación.