lunes, 17 de mayo de 2010

Bill Smith y Lydia Chin - S.J. Rozan

Bill Smith trabaja como detective privado en Nueva York. Nació en Kentucky, su familia es de origen irlandés. Su padre era militar y Bill creció en bases del ejército de EE.UU. en Europa y Asia. A los 15 años se fue a vivir con su tío policía y a los 17 ingresó en los marines. Estudió algunos años en la universidad, se casó a los 22 y a los 25 se divorció. Desde entonces vive en un apartamento en Tribeca, encima un bar, el Shorty's.

En 1995 tiene 41 años, peina algunas canas y se siente envejecer. Tiene todas las papeletas para ser un tío duro, pero no lo es. Bebe bourbon de una petaca pero su mejor momento del día es cuando se relaja tocando el piano o cuando al volante de su Acura abandona la ciudad en dirección a su cabaña al norte del estado.

Lydia Chin es investigadora privada. Nació en Nueva York, su familia es de origen chino. Vive con su madre en Chinatown y tiene su oficina en la calle Canal.

Tiene 29 años, es pequeña y atlética, tiene el pelo negro y corto y los ojos oscuros. Practica el taekwondo.

Forman un gran equipo, profesional y quizás alguna vez sentimental. El se funde con el paisaje y agita árboles para ver que cae. Ella, gracias a sus innumerables contactos y parientes es capaz de encontrar todo tipo de información. Cuando están juntos sus puntos de vista se acercan y son capaces de hallar el camino para resolver los casos.

En "Manos de sangre" Bill investiga el asesinato de un vigilante de una residencia de ancianos del Bronx. Ayudado por Lydia se adentrará en un barrio dominado por las bandas, donde los políticos, bajo la apariencia de contribuir al desarrollo de la zona, ocultan turbios intereses.

En "El lugar más frío" Bill trabaja como albañil en un edificio de Broadway para averiguar por qué están desapareciendo materiales y muriendo gente. Sindicatos, empresarios y mafiosos se dan cita en esta novela en la que la autora, arquitecta de formación, nos adentra en el mundillo de la construcción.

Comentario personal

Acabo de terminar las dos novelas que menciono de la autora, ambas protagonizadas por Bill. Hace tiempo leí las otras dos, una de ellas protagonizada por Lydia. La autora los va alternando en el papel principal. Sus libros son entretenidos y amenos y nos brindan la oportunidad de recorrer Nueva York, no sólo el Manhattan que ya nos es habitual, sino el Bronx, Queens y Staten Island.

El come hamburguesas, hígado picado, guiso de pollo con salchichas o bocatas de pastrami. Ella ensalada de espinacas o comida china casera: bollos de cerdo al vapor, sopa de berros o el "pollo peculiar" que cocina su madre. Juntos disfrutan también de la cocina vietnamita: sopa de hierba limonera con cilandro o pollo con cebolla y pimientos picantes.

Libros de Bill Smith y Lydia Chin

  1. Negocios orientales (China Trade, 1994)
  2. Manos de sangre (Concourse, 1995)
  3. Mandarin Plaid, 1996
  4. El lugar más frío (No Colder Place, 1997)
  5. A Bitter Feast, 1998
  6. Stone Quarry, 1999
  7. Reflecting the Sky, 2001
  8. Invierno y noche (Winter and Night, 2002)
  9. The Shanghai Moon, 2009
  10. On the line, 2010
  11. Ghost Hero, 2011
Relatos cortos de Bill Smith y Lydia Chin
  • Heartbreak, 1990
  • Prosperity Restaurant, 1991
  • Once Burned, 1991
  • Hot Numbers, 1992
  • Body English, 1992
  • Film at Eleven, 1994
  • Hoops, 1996
  • Marking the Boat, 2000
  • Double-Crossing Delancey, 2001

La autora

S. J. Rozan es el seudónimo de Shira Judith Rosan. Nació y creció en el Bronx de Nueva York. Estudió arquitectura y trabajó durante años para una firma. Actualmente se dedica exclusivamente a la escritura y vive en Manhattan.

Ha formado parte de las organizaciones Mystery Writers of America y Sisters in Crime.

Web oficial de la autora: http://www.sjrozan.com/

Otros libros:
  • Absent Friends, 2004
  • In this Rain, 2006
Otro relatos cortos
  • Birds of Paradise, 1994
  • Subway, 1997
  • Cooking the Hounds, 1998
  • Hunting for Doyle, 1999
  • A Tale About a Tiger, 2000
  • Grift of the Magi, 2000
  • Childhood, 2000
  • Motormouth, 2001

16 comentarios:

Javi (ex-anónimo) dijo...

He leído únicamente Invierno y Noche, protagonizada más por Bill que por Lydia. Investiga la aparición e inmediata desaparición de su sobrino y nos sumerge en el mundo preuniversitario estadounidense y en la importancia desmedida que algunos deportes allí adquieren (en este caso el fútbol americano). En este caso, las zonas y ambientes que retrata pretenden ser más selectos.
De acuerdo con Alice, resulta entretenida a pesar de que el tema de esta novela en concreto me resulta muy ajeno, no por la fiebre futbolera que en España también está muy extendida (véase algún comentario en este mismo blog) sino por su influencia en ambientes escolares.

En conclusión, habrá que darle otra oportunidad.

Besos y saludos matinales.

tino dijo...

Antes de escribir mi opinion sobres esta autora y sus novelas; me van a permitir comentarle a Alice, y a todos los compañeros, mi modesto criterio a las diferentes clasificaciones sobre novela negra-detectivesca-thriller.
nunca debemos de perder de vista que en una sociedad de economia de mercado
la literatura va bien cogida de la mano del negocio. por consiguiente nunca debemos perder de vista que por leyes tendenciales y coyunturales, las editoriales configuran el marco para sus intereses, es decir: divulgar y vender.
ahora bien; es cierto,como bien escribe Alice, podriamos llenar miles de paginas para la diferenciacion entre este genero. grandes estudiosos como julian Symons(historia del relato policial) o Salvador v. de Parga (de la novela policiaca a la novela negra)tampoco se han puesto de acuerdo.
lo que si ha quedado bien claro es la definicion de thriller.
por otra parte,la llamada tendencia a englobar todo lo demas en "novela criminal" discrepo abiertamente por varias razones, que por falta de tiempo y espacio, no conviene desglosar.y un ejemplo de ello es lo siguiente: las novelas de caracter ideologico y reivindicativas, de jean-claude Izzo o Maximo Carlotto.nada tienen que ver con las persecuciones y resoluciones individuales de Robert Crais, robert parker o similares. nada. aun partiendo de la misma maxima: un asesinato o varios.

como los compañeros que aquí escriben tienen mas conocimientos que el mio, supongo que podriamos abrir el debate si asi lo desean.

en relacion a S.J.Rozan, me parece que aunque con diferentes contenidos e historias nuevas, tanto los investigadores (?investigadores o detectives?) como la complejidad de la ciudad, su aportacion mediante ritmo, las tramas y las corrupciones, no puede acarcarse al gran maestro neoyorkino y su discripciones: lawrence Block.
yo he leido dos de sus novelas, la ultima con mucho esfuerzo.
disculpen la extension. finalmente, Como Paco Taibo indica:" una verdadera novela negra debe mostrarnos unos personajes al limite, que su destino no parezca otro que el inequivoco final hacia la caida al acantilado".
un saludo.

loquemeahorro dijo...

No sé, no me atrae demasiado quizá por los temas tratados, aunque veo que Javi Ex-anónimo tenía el mismo "problema" y aún así disfrutó el libro.

Eso sí, la parte gastronómica mejora claramente en cuanto aparece la comida asiática.

Javi (ex-anónimo) dijo...

Bueno, sirvió para pasar el rato, sin demasiadas pretensiones. Algo que me llama la atención es el nombre del protagonista, nada menos que Bill Smith, "vulgar" donde los haya. Dicen que el nombre del personaje debe ser una manera más de hacerlo atractivo.

Besos y saludos.

Isabel dijo...

No he leído nada de la autora aunque estuve a punto de comprar Manos de sangre en unas rebajas pero al final me contuve porque la descripción del libro no me atrajo demasiado.
Tino,no creo que seas poco entendido en el tema que nos ocupa porque conoces muchos autores y creo que tienes razón en que el mundo editorial nos traza el camino muchas veces en función de sus intereses.
Últimamente no hago aportaciones negras porque estoy enfrascada en otros libros, terminé Obesión de J. Kellermann sin pena ni gloria, menos mal que no me gasté mucho en el libro y Petirrojo lo tengo medio abandonado pero no porque no me guste sino porque el blanco que llevo entre manos me ha enganchado más.
Y Javi, a mí no me gusta el fútbol en absoluto, no sé qué jugador juega en qué equipo, pero podías concederme aunque sólo fuera una frivolité que no se volverá a repetir.

Alice Silver dijo...

Javi, gracias por la info sobre Invierno y noche, la leí hace tiempo y no la recuerdo bien... Le he preguntado a la autora por la "normalidad" del nombre Bill Smith, a ver si dice algo. (Esta mañana le envié el enlace al artículo y ha sido muy amable en contestar en castellano diciendo que le gustó mucho).
Tino, aunque el NY de la autora no esté a la altura del del maestro Block también me ha gustado recorrer sus calles de su mano.
En cuanto a las disquisiciones negro-criminales que comenzamos en la entrada de Quirke... el término novela criminal no es algo que utilice en el blog, las series de las que escribo como te decía son policíacas, es decir, los buenos contra los malos, en el contexto que sea. No me interesa, como he comentado otras veces, la mente criminal. En cuanto a los autores que mencionas vuelvo a no conocerlos, aunque tengo a Crais esperándome en la estantería y a Parker en la biblioteca.
Isabel, yo sí me hice con Manos de sangre, debió ser en las mismas rebajas que tu dejaste pasar.
Me pasa lo mismo que a tí, no conozco a los jugadores de mi equipo, pero me alegra que gane :)
¿Y cual es ese libro blanco que te tiene tan enganchada?
Loque, sí, la comida asíatica da un respiro a tanta carnaza.

tino dijo...

Estimada Alice. cuando escribo que mantengo discrepancias con el termino global de la definicion de "criminal". lo hago en relacion a los canones y los directorios que nos imponen las editoriales.

todos observamos cuando nos acercamos a una libreria,montones de novelas que giran en torno
a vampir@s hermos@s con ganas de engañar, seducir o matar. novelas coyunturales y oportunistas orientadas a un publico juvenil con ganas de enigmas, misterios ,buenos y malos
en un mundo sin codigos de moralidad y etica( porque es asi nuestra sociedad )pero donde la belleza y la eterna juventud se impone a todo lo demas(porque refleja tambien nuestra idea)sobre todas las cosas.

Alice, elogio tu trabajo y tus esfuerzos por mantener viva la llama de este genero. elogio tu tiempo-que no es poco- en desarrollar este blog.y tambien soy plenamente consciente de la labor que mediante este espacio puedas acercar y unir personas de diferente ideologia,diversa
cultura y personalidades varias. es una labor muy digna en torno a un genero, que sin querer y con otras intenciones, las editoriales han facilitado esta comunion en la que ahora navegamos por senderos de amistad y solidaridad

los estudiosos de este genero nos indican que la novela negra aparece con fuerza bajo sistemas "democraticos" porque su tolerancia con la critica social y reinvindicaciones morales y politicos que desarrollaban estaban
aceptados por los sistemas.
Sin desacreditar este tesis del todo; mi iniciacion en este campo ha sido curiosamente en La Habana, con una novela del escritor cubano Rodolfo perez valero,titulada: no es tiempo de ceremonias. fue allá, por el final de
los años ochenta. desde entonces soy un lector
(? o consumidor ?) de este genero casi compulsivo, pero, eso sí, sin grandes conocimientos y con ganas de aprender mucho de estos participantes y compañeros, que sin ellos
nada se podria hacer en este camino.
buenos dias y un saludo.

Alice Silver dijo...

Hola de nuevo Tino,
El objetivo de este blog es más modesto que el que indicas: dar a conocer personajes de novela policíaca, sus libros y charlar de ellos. Fundamentalmente para mi la novela policíaca es entretenimiento y lo mismo es este blog. Algunos de los personajes y autores están llenos de carga ideológica, pero otros no. Al hilo de nuestros comentarios vamos dejando translucir un poco la personalidad, aficiones e ideologías de cada uno. Me parece interesante tu observación sobre la novela negra y los regímenes democráticos... creo la novela policíaca también se ha utilizado como modo de crítica indirecta frente al sistema en regímenes totalitarios.
Las editoriales tienen sus políticas, como decías en tu comentario anterior, orientadas a vender sus productos. Pueden parecernos más o menos adecuadas pero son las suyas. Como consumidores tenemos libertad de comprarnos sus libros o no, para seguir sus propuestas o manejarnos por nuestro propio criterio.

tino dijo...

la novela criminal.

todas cuantas observaciones y puntos de vista que yo he leido en este blog,incluso las intuitivas, sobre la tan controvertida defininicion de novela criminal;pienso, en mi modesta opinion, que estan acertadas,pero,eso sí,incompletas.
La novela criminal que goza de una popularidad muy devota y popular,mas o menos manipulada; ha discurrido y deambulado por la historia del genero modificandose, variandose, alternandose
y desarrollandose en vaivenes segun intereses o
circunstancias.
pero quien a hecho avanzar la novela criminal
hacia su definitiva dignificacion fuen Dashiell
Hammett.No solamente ha sido el lanzador del genero, tambien es la referencia,todavia hoy, para aquellos que en la actualidad gozan de cierto prestigio. Sin este autor, condenado y encarcelado por la inquisicion de "brujas" norteamericas; la novela negra, careceria de contenido especifico.
La novela criminal ha ido consumiendo etapas, como todo en la vida, de un penoso camino. A traves de diversas conceptuaciones han ido modificando la estructura,los fines,la envoltura y hasta el sentido de la novela criminal;para que, finalmente,como bien escribia javi e Isabel,oscilar entre lineas muy finas y ascensos y descensos,segun tendencias y necesidades de mercado.
la novela criminal,en mitad de sus propias contradiciones internas(novelistas) y externas
(editoriales,criticos y manipulacion) encuentra
espacios,como es este blog, para mediante el debate, acercarnos a este genero hermoso, y cuestinado con inusitado celo y temor, por los llamados novelistas blancos.
Es cierto, como tambien se ha dicho aquí, que solo existen novelas buenas y malas, es cierto;
pero no es menos cierto, que no debemos perder de vista la verdadera esencia por la cual ocupamos este espacio: DETECTIVESDELIBRO. Y, nuestra defensa de este genero y su excelencia.

Desearia escribir,que efectivamante,como bien todos habeis opinado,los propios novelistas de corte clasico,tampoco se han puesto de acuerdo como leeremos a continuacion;en la definicion, conceptos e ideas sobre este genero.
Para Conan doyle la novela criminal fue diivertida y aventurera.
Para Chesterton, una premeditada redencion.
Para agatha Christie, un ingenioso pasatiempo.
Para georges simenon, un exacto testimonio.
Para el maestro dashiell Hammett una airada denuncia.
para Raymond Chadler, una profunda reflexion.
Para donald westlake, una demoladora carcajada

Esto,al menos para mi,es una referencia casi premonitoria de ideas, no del todo descontextualizadas,de los clasicos del genero
de lo que en la actualidad acontece.

Existen escritores que gozan de cierta fama en otros campos, que niegan sus inicios literarios
en la novela criminal bajo seudonimos, que ahora no duda en definir de subgenero o novela
facil;describiendo a lectores como "populares" o poco "exigentes".
El ya mencionado aquí "Benjamin black", no duda
en afirmar que la novela "policiaca es facil,
muy facil de escribir y facil de vender".
por el contrario Carlos Fuentes, tampoco duda en afirmar que " en muchas ocasiones me he puesto a escribir una novela negra y no puedo
construir nada por su dificultad".

No vamos a continuar, porque ya ustedes son mucho mas conocedores que yo. En cualquier caso
los recuerdos nunca vienen mal, y la amplitud de ideas que todos ustedes aportan, configuran una dimension extra para mi. porque no vamos a
olvidarnos que leer, en esencia, sea cual sea el genero y el contenido, siempre enriquece algo mas que observar a belen Esteban bailando
o a Carmen Lomana hablando.
Buenos dias y buena suerte.

Natalia D. dijo...

Interesantes tus reflexiones Tino. Pensando en ello, yo diferenciaría dentro de la novela criminal tres subgéneros: la novela de misterio o de enigma; la negra y el thriller. Todos tienen en común la comisión de un hecho delictivo, pero en las primeras el interés se centra meramente en descubrir al autor del crimen; en las segundas, en las llamadas novelas negras, lo importante es el delito y el delincuente en su contexto social y en relación con la “Justicia” establecida, y, por último, en el thriller se incide en la acción y los golpes de efecto. Pero como todas las clasificaciones está también es pobre y limitada porque, por ejemplo, en los libros de Vázquez Montalbán, Camilleri, Villar, etc. hay crítica social pero también el interés por descubrir al delincuente.

En cuanto a la carga ideológica de la novela criminal, por supuesto que la tiene como cualquier otro género literario o como cualquier acto humano, pero en este caso lo que a mi verdaderamente me importa es que el libro esté bien escrito y entretenga (punto que me parece fundamental en la novela criminal, porque para leer un ensayo filosófico ya tenemos a Marx, Kant, Spinoza o cualquier otro).

lammermoor dijo...

Natalia, que esté bien escrito es fundamental,trátese de una novela, un ensayo o un texto legislativo o un informe técnico.

Tino, no diré que todos pero muchos autores "blancos" han escrito (o lo han intentado) escribir al menos una novela "negra" y viceversa. Los "negros" han querido escribir "en blanco". Precisamente estos días andaba yo divagando sobre ello.

Alice Silver dijo...

Javi, por fin tengo la respuesta de la escritora sobre el nombre de Bill Smith:
La pregunta: Why Bill Smith has such a ordinary name?
La respuesta: Exactly because it IS ordinary. 2 reasons: one, I wanted to get across the idea he's nothing special, he's what we all could be if we were sure enough in ourselves. And the other, more practical, writerly reason: when I created him I'd been reading a lot of private eyes, and their names were getting weirder and weirder. Spenser, as in Marlowe; Warshawski; Elvis Cole. When I finally came across Mungo the Circus Dwarf I thought, Okay, that's it, I'm going in the other direction.

-- SJR

tino dijo...

Agradezco los elogios de Natalia,pero tu tambien estas muy acertada en tu desglose y clasificacion;aunque solamente un añadido a
tu comentario:
la novela negra no solo radica en una
forma literaria diferente,sino tambien en
las caracteristicas de las mismas,porque la violencia inicial en su contenido se permeabiliza hacia su lenguaje.
Un lenguaje duro,violento,cortante y natural.
La novela negra sale a la calle,toma expresiones coloquiales,utiliza un lenguaje asequible para las capas populares.En definitiva,un acercamiento de la realidad social.

Lammermoor(?lo he escrito bien?)respodiendo a tu magnifica divagacion,y si la memoria no pone
trampas para derribarme;novelistas de indiscutible renombre y sin dedicacion exclusiva al genero negro;se han sumergido en este campo de forma excelente.
aunque de manera esporadica y prescindiendo de los patrones clasicos del genero,pero como muestra mas de su compromiso socializante.
Capote.Fast.Hemingway.G.Greene.Dreisser.Mailer.
Colin Wilson.W.Goldman.P.Kohout.Nabokov.y un largo etc.exceptuando los que bajo seudonimo
y de puntillas han querido sumarse,pero sin nigun exito.
Pero si tomamos la otra direcion,con algo de temeridad en el error,puedo escribirte que casi todos han querido penetrar en alguna ocasion.Algunos se han instalado de forma permanente,otros han tomado la via de la novela
historica(??) o similares,en ocasiones con mas
o menos exito,pero en definitiva,un encuentro
con la pagina blanca casi desapercibida y regreso al redil.

Por ultimo quisiera añadir a "anonimo" en relacion a su interes por Horace Mckoy,que efectivamante,es uno de los grandes maestros de la novela negra de entre guerras.
Uno de los grandes;por debajo de Hammett,pero junto a: james M.Cain.Latimer.Don Tracy.David Goodis Barret.Etc. Mas adelante llegaron los Chandler McDonnald... y otros muchos.
la novela que indica: "Di adios al mañana". tiene para mi un significado doble y especial.
Por una parte,la considero una obra hermosa y fatal;una pequeña obra maestra del momento.
por otra parte,fue un regalo de mi primera esposa antes de enamorarse de un profesor de educacion fisica alto y guapo y que le prometia
amor eterno.
Naturalmente no ha sido así.
En la actualidad,cuando todavia comentamos el genero negro,me recuerda el libro y me pregunta:si cuando lo observo en la biblioteca-de lo que antes era su hogar- continuo percibiendo estimulo o tristeza.Despues de tantisimos años,todavia no se que responder.

buenas noches y buena suerte.

Isabel dijo...

Tino, pese a tu resistencia a reconocerlo, tienes muchos conocimientos de novela negra. Todos los autores que mencionas y algunos más, los conocí en los ochenta gracias a una colección que Bruguera lanzó en forma de cuadernillo y que he visto vuelta a publicar en algunas librerías, llevaban dibujos en blanco y negro y a dos columnas por página. Yo me la encuaderné y ahora me doy cuenta del error que cometí al desechar las portadas que era lo único que iba a todo color.
La novela que comentas Di adios al mañana no la conozco, pero ayer después de hablar de Acaso no matan a los caballos, la busqué en casa y me quedé descolocada con el inicio de la novela y la calidad que se desprendía ya en las primeras líneas.
Natalia, qué casualidad tu compra del dvd! pero creo que no me encontraría con ánimos de volver a verla pues pese a los años transcurridos, aún recuerdo a Jane Fonda y a su compañero abrazados en la pista de baile muertos de cansancio. Y por último, sí hay un crimen que no recordaba con el comienza el libro.

loquemeahorro dijo...

Qué lujo, Alice, contigo tenemos línea directa con los escritores y todo.

Isabel: yo también me veo incapaz de volver a ver "Danzad, danzad, malditos", en su momento me impresionó muchísimo, y desde entonces no puedo oir "maratón de baile" sin que me dé mal rollo.

Alice Silver dijo...

Loque, sólo con unos poquitos. Me voy de finde, os leo el domingo.