domingo, 19 de septiembre de 2010

Marco Didio Falco - Lindsey Davis

Marco Didio Falco es informante al servicio del emperador Vespasiano y de su hijo Tito.

Nació en el año 41 d.C. en Roma en una familia de clase plebeya. Pasó 5 años en el ejército. Le conocemos en 70 d.C. cuando en su primera misión se ve obligado a trabajar en una mina de Britania disfrazado de esclavo.

Ojos pardos, nariz etrusca. A simple vista parece un tipo vulgar e ingenuo, calmado y chistoso. En realidad es un hombre de amplios conocimientos, un tanto cínico, sabe juzgar a las personas y conoce perfectamente los mecanismos de la política romana, donde es mucho más fácil prosperar por influencia y familia que por méritos propios. Recoge todo tipo de información, de testigos y confidentes, en su oficio la materia prima son las historias. En sus ratos libres también trabaja como porteador de la casa de subastas de su padre y entrega citaciones judiciales para un abogado.

Su pareja es Helena Justina, hija del senador Décimo Camilo Vero y Julia Justa. Una mujer fuerte, independiente y poco tradicional, que le complementa perfectamente. Es de una clase superior a la suya y por ello Falco intenta ascender en la escala social hasta la clase ecuestre. Ella le ayuda en su trabajo y es su contrapunto intelectual. Tienen una perra zarrapastrosa llamada Nux.

"Una conjura en Hispania" se desarrolla en el año 73. El jefe de espías es encontrado malherido y un desconocido asesinado, ambos asistieron a una cena de la Sociedad de Productores de Aceite de la Bética a la que también asistió Marco. Con Helena embarazada de 6 meses ambos partirán hacia Hispania para resolver el asesinato y descubrir si existe una conspiración para amañar los precios del aceite. Al final del libro habrá alguien más en la familia.

Comentario personal

Ha sido un placer reencontrarme con Marco Didio Falco, le seguí en sus primeras aventuras y luego le abandoné por Gordiano y otros amigos más actuales. He redescubierto su ironía, el buen escribir de su autora, he viajado con él por tierras hispanas y he degustado tintos de Barcino (Barcelona), jamón bético en lonchas, aceitunas, alcachofas frías estofadas en salsa de escabeche de la costa bética, huevos cocidos con alcaparras, picadillo de aves con romero, anchoas fritas en salsa de vino, sardinas, ostras, mejillones, doradas, atunes, congrios, gambas… ensalada de berros, endivias con cebolla picada y aceite de oliva, mucho, mucho aceite de oliva.

Libros de Marco Didio Falco
  1. La plata de Britania (The Silver Pigs, 1989)
  2. La estatua de bronce (Shadows in Bronze, 1990)
  3. La venus de cobre (Venus in Copper, 1991)
  4. La mano de hierro de Marte (The Iron Hand of Mars, 1992)
  5. El oro de Poseidón (Poseidon's Gold, 1993)
  6. Último acto en Palmira (Last Act in Palmyra, 1994)
  7. Tiempo para escapar (Time to Depart, 1995)
  8. Una conjura en Hispania (A Dying Light in Corduba, 1996)
  9. Tres manos en la fuente (Three Hands in the Fountain, 1996)
  10. ¡A los leones! (Two for the Lions, 1998)
  11. Una virgen de más (One Virgin Too Many, 1999)
  12. Oda a un banquero (Ode to a Banker, 2000)
  13. Un cadáver en los baños (A Body in the Bath House, 2001)
  14. El mito de Júpiter (The Jupiter Myth, 2002)
  15. Los fiscales (The Accusers, 2003)
  16. En busca de infamia (Scandal Takes a Holiday, 2004)
  17. Ver Delfos y morir (See Delphi and Die, 2005)
  18. Las Saturnales (Saturnalia, 2007)
  19. Alejandría (Alexandria, 2009)
  20. Némesis (Nemesis, 2010)


La autora

Lindsey Davis nació en Birmingham (Inglaterra) en 1949. Estudió Literatura Inglesa en el Lady Margaret Hall de Oxford. Fue funcionaria desde 1972 a1985. Al publicar su primera novela decidió ser escritora a tiempo completo.

Página web de la autora: www.lindseydavis.co.uk (en inglés)


Otros libros

Serie Flavia Albia (hija de Marco y Helena) - ver entrada

Otros

27 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Oye, ni idea, pero ni idea de la autora y el personaje. Hija mía, es que hay tanto por leer... Lo anotaré. Un abrazo.

masteatro dijo...

Yo he leído varios de esta autora y uno de mis favoritos ha sido "Último acto en Palmira"

ROSALIA dijo...

Conocí a esta escritora de ficción histórica con la novela "Tiempo para escapar". Tu excelente reseña me impulsa a volver a ella y retomar sus historias. ¿Podías recomendarme una de sus novelas? Gracias.
Besos Alice.

Isabel dijo...

Reconozco que no es de mis autoras favoritas por estar ambientadas sus novelas en tiempos tan pretéritos pero tienen su gancho y aprendes mucho de costumbres gastronómicas, como Alice apunta tan exhaustivamente. Sólo he leído la Plata de Britania y Una conjura en Hispania y tengo por leer El mito de Júpiter.

maribel dijo...

Qué interesante la ambientación en época romana, Alice, a buscarla!! como me recuerda la excelente iniciativa en Merida, con Emeritalia un festival de verano, con Telanas, comida de época, y figurantes muy metidos en su papel, una verdadera inmersión y un salto en el tiempo...
gracias, siempre estás a la última, incluso el lanzamiento para el 2011...
;-)

loquemeahorro dijo...

Reconozco que entre mis (muchos) prejuicios literarios está el de "detectives históricos", aunque lo de la ironía me ha gustado, y la selección gastronómica también. Vale Est.

Natalia D. dijo...

Comparto con Loque los prejuicios hacia los detectives históricos (en general por toda la novela histórica, a no ser las de Graves, O´Brien, Fdez. de la Reguera y pocos más). Sólo hay un "detective" histórico que cuenta con mi devoción sin limites: el juez Di. De la Davis he leído "la Plata de Britania", "Una conjura en Hispania" y "A los leones". Me resulta entretenida para leerla de tarde en tarde; pero su estilo jocoso-forzado me cansa un poco.

Alice Silver dijo...

Paco, pues es conocidilla...

Gracias Masteatro, me apunto la recomendación, esa me la he saltado, me la dejo para cuando viaje a Siria.

Rosalía, sólo he leído las 3 primeras (hace tiempo) y ahora "Una conjura en Hispania" que me ha gustado bastante, casi mejor que sigas la recomendación de Masteatro.

Isabel, hace años me llamó la atención su descripción de la vida cotidiana de Roma, ahora me ha llamado más la gastronomía y el sentido del humor. Quizás me he pasado con la enumeración de manjares, pero es que eran tan nuestros... eso sí, no se debía de haber inventado la tortilla española :).¡Claro!, ¡no había España ni patatas!

Maribel, pues podriamos considerar lo de Mérida para un próximo encuentro bloguero, ¡todos vestidos de romanos!. Las fechas de lanzamiento me las ha dado la editorial española, también me dijeron la fecha de Rebels and traitors (finales del 2011) pero me pareció mucho anticipar. Por cierto, me dijeron que la autora al final no participará en Getafe Negro III.

Loque, a mi los detectives históricos me suelen aburrir, sobre todo los frailes medievales, pero los personajes de Marco Didio Falco y Gordiano están muy conseguidos y las novelas muy bien documentadas (hasta donde lleva mi parca cultura) y son entretenidas.

Natalia D, pues el único del Juez Di que leí me aburrió bastante, pero le daré otra oportunidad. A mí si me hace gracia la "jocosidad" de Marco pero es verdad que es un sentido del humor facilón.

Boga Vante dijo...

Alice, si no hubiera hecho, hace tiempo, una primera intentona, que quedó solo en eso, sería uno de los próximos en lista de espera. Además con casi todos los títulos al alcance de la biblioteca.

Y es que noo acabo de "creerme" las historias de los detectives históricamente lejanos.

Pero, sí hay un pero: voy a tenerlo en cuenta para más adelante, porque un apartamento como el que le has construído a esta autora, merece otra mirada más paciente sobre su criatura.


Voy a prepararme un bocadillito de anchoas fritas en salsa de vino.

Quedais invitados

lammermoor dijo...

Pues a mí si me gustan los detectives históricos -mejor los de Grecia y Roma que los medievales aunque a Fray Athelsat le tengo cariño.
Las novelas están muy bien ambientadas aunque terminé un poco empachada de él. Por cierto, que las fuí leyendo al tun tún en lugar del orden debido.

Personalmente, prefiero a Gordiano. (Y en cuanto a lo deuna quedada bib en Mérida, me parecería estupendo aunque no sé que tal me quedaría la túnica.:))

Javi (ex-anónimo) dijo...

Pues sólo comentar que estáis ante un "falcoadicto" que se ha leído las primeras 17 novelas de la serie (que no son pocas) algunas de ellas hace ya muchos años. Con tanto bagaje ya podéis imaginar que hay un poco de todo, desde momentos carcajeantes hasta repetitivos e incluso alguno (pocos) aburrido.
Hay personajes que me parecen fantásticos como el padre-caradura de Didio Falco, el enemigo eterno (y casi padrastro) Anácrites e incluso el emperador-tacaño Vespasiano.

Tengo muy buen recuerdo de los que van del número III al VII y también de "Una virgen de más", "En busca de Infamia" o "Oda a un banquero". El más flojo me ha parecido "Los Fiscales" y creo que tampoco me gustó mucho "El mito de Júpiter" pero no me hagáis mucho caso porque a veces los confundo.

Por cierto, me da la sensación de que es una autora difícil de traducir y creo que algunas de las traducciones son francamente mejorables.

Besos y saludos.

Alice Silver dijo...

Boga, ¡que aproveche! ten cuidado no gotee en el libro.
El apartamento está un poco incompleto todavía, menos mal que Javi ha puesto algún adornito. Se que Falco y Helena tienen más hijos más adelante, pero como sólo me gusta contar lo que conozco de primera mano todavía no lo he puesto.

Lammermoor, a mi también me gusta un poco más Gordiano, los libros de Taylor son más ágiles quizás.

Javi, ¡no sabía de tu adicción! ¡Pensé que te iban más las suecas!
El padre no sale en Hispania, la madre un poquito, parece de armas tomar, y Anácrites se pasa casi toda la novela al borde de la muerte.
Por cierto, hace tiempo leí “La carrera del honor”, me pareció una historia de amor muy bonita y la imagen de Vespasiano era bastante diferente.

Isabel dijo...

Boga, lo del bocadillo, iba en serio?

Boga Vante dijo...

Isabel ¿Como puedes dudar de mi capacidad culinaria?

Hoy ceno picadillo de aves con romero. ¿Te apuntas?

Abrazo

Isabel dijo...

Pues casi que no me apuntaré Boga, porque soy un poco vegetariana, pero espero que te sentara bien. Me parece que has tomado la receta de las múltiples que aparecen en los libros de L. Davis.
Qué lista soy!

Anónimo dijo...

Me leí un par, mas o menos cuando aparecieron, o sea hace siglos. Me gustó mucho la ambientación, pero las tramas no me convencieron

Saludos, besos, abrazos para Silver & Co

Tacitus, lector en la sommbra y comentarista ocasional peleado con blogspot que me borra mis intentos de comments ;)

Alice Silver dijo...

Tacitus, dichosos los ojos que te leen. Me alegra saber que nos sigues en la sombra, aunque nos gustaría verte más al sol, cuando salgas vencedor de tu lucha con blogspot.
Saludos

smaug draco dijo...

De lo mejor que he leido ultimamente.

Alice Silver dijo...

Eso smaug draco, lo bueno, si breve, dos veces bueno.

ferdi dijo...

Aprovechando el descuido de unos científicos que, durante algún tiempo, nos han dejado viajar más rápido que la luz, y por tanto poder retroceder en el tiempo, me he desplazado a la Roma Imperial para adentrarme entre sus grietas de la mano de Lindsey Davis (La plata de Britania y una conjura en Hispania) y Steven Saylor (Sangre romana y la adivina de Roma).
No era muy partidario de las novelas de romanos, y la verdad es que no sé por qué, ya que una de mis novelas preferidas es Adriano, pero tengo que reconocer mi error pues he disfrutado de lo lindo con ambos escritores.
Habiendo leído la primera y última novela en castellano de Saylor hay una cosa que destaca por encima de todas y es la madurez de su escritura que no permite apreciar una evolución del personaje. Gordiano es un personaje completo desde la primera línea lo cual habla muy bien del hacer de Saylor y convierte su serie de libros en una imprescindible referencia. Completé los libros con la estupenda serie –Roma- lo que me permitió un mejor entendimiento del mundo romano en la época de los césares.
Cuando comencé a introducirme en la Roma de Falco (después de leer a Gordiano) el contraste de la escritura más liviana de la novelista y su excesivo informal lenguaje me produjo cierto rechazo. En la conjura de Hispania me resultó imposible, al ir leyendo la novela, creerme que se desarrollaba en la época romana. Mi mente me traicionaba y constantemente me desplazaba en el tiempo a épocas más recientes. Pero al terminar los libros me han dejado un grato sabor; por las tramas (La plata de Britania merece una película y francamente me asombra que no sea así) y sus hermosos diálogos donde la ironía circula libremente. Un gran pasatiempo.
Mi hermano siempre me decía que deseaba vivir en la época del imperio, supongo que soñaba con ser de las clases superiores, pero yo siempre sospeché que sería uno de esos esclavos doblado por el peso de las piedras de oro, plata, que otrora abundaban en este país y que hoy tanto nos harían falta.
En fin,no sé si quedarme un largo periodo contemplando, los “ojos caramelo líquido en un rostro almendrado y cremoso” de Helena, o subirme a la onda de la Brana antes que los neutrinos vuelvan a su velocidad anterior y no puedan ayudarme a reencontrar a la de los ojos almendrados, pero lo que sí sé es que dos nuevas sagas formaran parte de mis abarrotados y curvados anaqueles.

Alice Silver dijo...

Me he reído mucho con el comentario sobre tu hermano Ferdi. He terminado hace nada El cerco de Marssilia de Saylor y he disfrutado mucho del reencuentro con el personaje. Davis me da más pereza... y Roma, ya lo he comentado por ahí, es una serie sensacional que recomiendo a todo el mundo.
Hace poco vi un documental sobre los baños de Caracalla y los pisos de apartamentos en Ostia y me acordé del apartamento de Marco. Me sorprendió de nuevo descubrir lo avanzada que era en cierto modo la sociedad romana, eso sí, no para todos...

CREUSSA dijo...

Hace unos años leí los tres primeros libros de la saga de Marco Didio Falco. No he vuelto a leer ninguno más y eso que me parecieron entretenidos en su momento y que, de hecho, tengo hasta el número 8 de una colección sobre novela histórica de misterio que salió hace unos tres años en los kioskos. Creo que ya es hora de rescatar alguna lectura.

Todo el mundo habla genial de Saylor pero no he leído nada todavía. EN la biblioteca sólo tengo localizado "La casa de las vestales", pero he de reconocer los libros de relatos cortos me dan pereza...

Alice Silver dijo...

Pues es bastante fácil encontrar a Saylor en las bibliotecas de Madrid, tanto en las municipales como en las de la comunidad... eso sí, no siempre pillan cerca de casa, yo ya soy asidua de 4 diferentes...

Lidia dijo...

Hola,me gusta la saga de Didio Falco,siempre hay frases que me hacen sonreir,para mi gusto son lecturas entretenidas y agiles... y eso que yo no entiendo nada de literatura,gracias a mi biblioteca que tiene la colección me la estoy leyendo poco a poco.Un saludo,gracias a tu blog estoy conociendo a escritores que desconocia y que ya seran imprecindibles para mi.

Alice Silver dijo...

A mi en algún momento me resultó algo cargante Lidia, aunque luego le volví a leer con ganas. Si no fuera por los cientos de libros que tengo pendientes para hacer nuevas entradas leería algo más. Me agrada que el blog te ayude a descubrir nuevos autores, para eso está :)

MARALLA dijo...

Encontré tu blog por casualidad. Es una maravilla de información y organización. Soy una entusiasta de la novela negra, ansiosa de nuevos descubrimientos y tu página me facilita un montón la búsqueda.
¡Enhorabuena! y muchas gracias.

Alice Silver dijo...

Gracias a tí Maralla, es un placer encontrar gente como tú que le gusta el blog y me lo cuenta :), espero que te resulte útil.