martes, 22 de febrero de 2011

Cristina Molen - Jacinto Rey

Cristina Molen es inspectora en la Brigada Criminal de Ámsterdam.

Estudió en un colegio privado protestante. Su madre murió hace unos años, su padre era un hombre estricto que ahora padece Alzheimer, oculta un secreto.

Tiene 40 años, pelo rubio, piel pálida, rostro moteado de pecas, arrugas en los ojos, es una mujer atractiva que ha tenido que luchar por ganarse el respeto de sus compañeros. Lleva 15 años trabajando en homicidios, 12 horas al día, y es considerada la mejor detective del departamento. Tiene fama de hosca e independiente y nadie es capaz de trabajar con ella. Sólo Lisa, la secretaria de su jefe, una mujer con una minusvalía a causa de la polio, la ayuda en tareas burocráticas. Tiene un gran sentido del humor que compensa el que le falta a la inspectora.

Cristina adora su independencia y soporta su soledad. Bleeker Gerrit, forense, es su amante ocasional. Tiene (como su autor) un Golden Retriever llamado "Stitch". Recorre Ámsterdam en su bicicleta. Le gusta mucho el cine y sus pensamientos evocan películas constantemente.

En "El último cliente" una mujer aparece ahorcada en una barcaza, aparentemente es un suicidio. Una prostituta es encontrada muerta en la habitación de un hotel, su último cliente, el marido de la ahorcada.

Comentario personal

"El último cliente" es una novela entretenida y amena con una trama ágil, sencilla, pero interesante. En general prefiero las novelas en que el protagonista pertenece al mismo género que su autor, me parecen más reales. Cristina Molen al principio es casi un estereotipo, excesivamente solitaria y falta de sentido del humor, pero a medida que trascurre la novela y se enfrenta a su historia personal, va cobrando vida.

Para comer: Uitsmijter (sándwich de huevo abierto por arriba), arroz cinco delicias requemado y ollebollen (buñuelos de fin de año). Para beber: oude jenever (ginebra holandesa) y café.

Libros de Cristina Molen
  1. El último cliente, 2009
  2. El hombre de El Cairo, 2011
  3. La máscara del dragon, 2013




El autor

Jacinto Rey nació en Vigo en 1972. Estudió la carrera de Ciencias Económicas entre España e Inglaterra y ha trabajado durante los últimos años para diversas empresas multinacionales en Alemania y Suiza. Políglota y viajero impenitente, en la actualidad reside en Francia. Le gusta pasar tiempo con sus amigos, leer todo lo que cae en sus manos, esquiar, jugar al tenis y pasear con su perro

Web del autor: www.jacintorey.com

Otros libros
  • El pájaro alunado - poesía
  • El Cirujano de las Indias, 2007 - novela
  • Dile a Marie que la quiero, 2014 - novela
  • Yo gano, tu mueres, 2015 - novela

12 comentarios:

ROSALÍA. dijo...

La he leído y estoy con "El hombre del Cairo". No es una novela para llamarla buena. He leído de mucho mejores pero entretiene. Quizá lo que más me gusta de este escritor es la comparativa que hace de los personajes y ciertas escenas con el cine. Disiento contigo, precisamente cuando un escritor crea un personaje que no es de su mismo sexo es cuando más se puede valorar si es bueno o no.

loquemeahorro dijo...

Me suena a soso ¿no?

Ya está, he averiguado el problema: El autor no ha tenido una vida lo suficientemente absurda/aventurera/variada.

Eso sí, qué cara de buen muchacho se le ve en la perceptiva foto con la cabeza apoyada en la mano.

Alice Silver dijo...

Hola Rosalía,
No dudo de que haya autores que creen buenos personajes de otro género, sí de que sea esto precisamente lo que les caracterice como buenos autores. Simplemente comento que a mi me resultan más creibles y cercanos los que están escritos por autores de su mismo género: Jaritos, Montalbano, Leo Caldas, Wallander, Kinsey, Varsawsky, Weber-Tejedor, Petra... quizás Brunetti es la excepción.

Loque, ¿lo de soso es irónico? Desde luego este hombre ha tenido una vida bastante más variada que la mía.

loquemeahorro dijo...

Que va, que me acostumbré a aquellos que habían sido frailes, mafiosos y roqueros por la noche (todo a la vez) y ahora todos me parecen unos soseras.

lammermoor dijo...

Loque, me gustaría tener una vida "tan sosa"como la de Jacinto.
Rosalía, leyendo tu comentario me vinieron a la cabeza La lluvia antes de Caer de Jonathan Coe y Carta de una desconocida; pero también coincido con Alice en que no es esa la medida -o no la única- para calibrar su valía.

En cuanto a la detective que nos ocupa, creo que de momento la dejo en el limbo: ni la apunto ni la descarto. De momento, abandonado Lennox, me llevo como libro medicina a mi cazarrecompensas favorita.

ROSALÍA. dijo...

Alice y lammermoor, yo no he dicho que sea la única, sólo he dado mi opinión pero si molesta nada chicos a otra cosa.

lammermoor dijo...

En ese caso fue un error de interpretación. Por cierto que leyendo la entrada me acordé de Remington Steel, además de que estaba enamoradísima de Pierce Brosnan, me encantaba la forma en que citaba continuamente películas que le servían para resolver los casos.
Dinosso, de N.C.I.S. también lo hace.

Alice Silver dijo...

Loque, ahora ya te he entendido, es verdad que a este hombre no le cambió la vida pararse en un escaparate de libros surrealistas con un bide en el hombro... al menos por lo que cuenta en su web (cuando tienen web propia y dan datos biográficos me limito a reflejarlo y a consultar alguna entrevista)

Lammermoor, no conozco los libros que mencionas, me informaré... y en cuanto a Plum, ¡que las disfrutes!

Rosalía, siento haberte interpretado mal.

Lammermoor, a mi también me gustaba mucho Brossman como Remington Steele (y como Bond), por cierto, Castle me recuerda un poco a Steele.

Terri dijo...

Qué tal, Alice.
Sigo con cara de estupefacción la publicación de tus entradas. Menudo currazo y menudo ritmo de publicación. Alucinado me tiene, señora.
Agradecerte, asimismo la entrada porque no conocía al autor. Es bueno ir conociendo escritores nuevos aunque las lectura pendientes y las futuribles creo que no le van a dar mucha opción a Jacinto Rey.
Y por último, y aunque no sé si es el lugar adecuado, quería cometer la osadía de proponerte un nuevo detective para tu larga colección y que seguro que ya conoces. Me refiero al Jefe Fierro, un detective bastante peculiar que aparece en dos novelas de Paco Ignacio Taibo II, “La vida misma” y “La bicicleta de Leonardo”. Son dos novelas con un toque muy particular y las dos premiadas con el Hammet. A mi “La vida misma” me dejó flipado y me encantó, pero ya te digo, no a todo el mundo le gusta PIT II.
Dos saludicos, uno para tí, Alice, y otro para la toda la parroquia.
Ah, y espero que este mensaje no salga repetido, ya que la primera versión ha ido al limbo de blogger... y si sale, me disculpo de antemano.

Alice Silver dijo...

Hola Terri,
Es que leo mucho en el metro, casi dos horas diarias y luego por las noches le "echo" un ratito para buscar otra info o redactar las notas que he tomado mientras leía, me relaja bastante... sumalé cierto grado de compulsión y ya lo tienes :)

Con la info de Paco Taibo he hecho dos cosas, he añadido al personaje en el Cajón de Sastre y he separado las dos obras en la entrada que tengo del autor y su personaje más famoso.
En principio me gusta que esos temas se comenten en el Cajón de sastre pero como hoy me he bebido dos cervezas me da igual :)

Saludicos para ti también

maribel dijo...

Hola Alice, que casualidad lo de la detective en Amsterdam...nos había servido para la sección ambientarnos...
Es cierto que a mi también me sorprenden y muy gratamente, los autores que consiguen meterse en la piel del otro género, los que cita Lammermoor son un buen ejemplo, y tienes razón, Brunetti también nos resulta creíble.
No sé si me animo con este...
;-)

Alice Silver dijo...

Maribel, pues todavía me quedan los Policías de Amsterdam de Janwillem Van De Wetering por leer y reseñar...
Por cierto, a principios de marzo saldrán dos novedades de Brunetti, una novela y un libro de recetas de lo más apetecible.