jueves, 28 de abril de 2011

C. Auguste Dupin - Edgar Allan Poe

C. Auguste Dupin es un joven caballero de una excelente familia abocada a la pobreza por una serie de desgraciados sucesos. Vive con una pequeña parte de lo que fue su patrimonio, economizando en lo superfluo. Su único lujo son los libros. Habita con el narrador de sus relatos en una mansión ruinosa de la calle Dunôt, 33 en el Faubourg Saint-Germain. Colabora con la policía.

Normalmente indolente, para Dupin la investigación es un entretenimiento. Cuando analiza, su voz adquiere un tono frío y abstraído y sus ojos se vacían de expresión. Practica el análisis a partir de la observación y la deducción. Cree que hay que enfrentarse a los fenómenos como a un todo, a veces el exceso de profundidad en el detalle hace perder la perspectiva, es preferible la mirada superficial. Se pone en lugar del otro, tiene en cuenta la inteligencia del contrincante, por ello es capaz de "leer" la mente de su interlocutor y seguir lo pasos de sus razonamientos.

En "Los crímenes de la Rue Morgue" Madame L'Espanaye y su hija son brutalmente asesinadas en una habitación cerrada de su hogar en la Rue Morgue de París. Sólo Dupin sabrá comprender qué ha sucedido en un crimen falto de motivo, escuchando los testimonios contradictorios sobre las voces y gritos oídos en el momento del asesinato y analizando los restos de pelos y la misteriosa forma de las huellas digitales en el cuello.

En "El misterio de Marie Rogêt" la policía pide ayuda a Dupin para esclarecer la desaparición y asesinato de Marie Rogêt, cuyo cadáver ha aparecido flotando en las aguas del Sena.

Un documento importante ha desaparecido en "La carta robada". Pese a que la policía conoce al sospechoso y ha registrado varias veces su domicilio o le ha asaltado en la calle simulando un atraco, han sido incapaces de encontrarlo. Monsieur G., prefecto de la policía de París, pide ayuda a Dupin.

Comentario personal

Me ha resultado interesante leer los relatos de Dupin, principalmente para conocer una de las fuentes de inspiración de Conan Doyle. La manera en que Holmes es capaz de adivinar los pensamientos de Watson es muy similar a la que utiliza Dupin con el narrador de sus relatos o la abulia que le invade cuando no está investigando. El mismo Conan Doyle menciona en un artículo publicado en 1909 que "si cada autor de una historia en algo deudora de Poe pagase una décima parte de los honorarios que recibe por ella para un homenaje al maestro se podría hacer una pirámide tan alta como la de Keops". Pero reconozco en Holmes muchas virtudes que al compararlo a su fuente le hacen infinitamente superior, más divertido, mejor construido. Poe abunda en exceso en la comprensión de fenómeno analítico.

Me sorprende, como en otras ocasiones, encontrar en relatos escritos hace casi 200 años reflexiones plenamente actuales como la crítica a los periodistas que buscan el sensacionalismo antes que la verdad o que propugnan mentiras complicadas para encontrar el favor del público ya que la simple realidad no resulta tan atractiva.

Relatos de Auguste C. Duplin
  1. Los crímenes de la calle Morgue /Los asesinatos de la calle Morgue / Los asesinatos de la Rue Morgue (The Murders in the Rue Morgue, 1841)
  2. El misterio de Marie Rogêt (The Mystery of Marie Rogêt, 1842)
  3. La carta robada (The Purloined Letter, 1944)

Películas y televisión

  • The Murders in the Rue Morgue, 1914. EE.UU. Corto.
  • El doble asesinato en la calle Morgue (Murders in the Rue Morgue, 1932). EE.UU. Director: Robert Florey. Intérprete: Leon Ames (Pierre Dupin/Leon Waycoff)
  • El fantasma de la calle Morgue (Phantom of the Rue Morgue, 1954). EE.UU. Director: Roy Del Ruth.
  • Auguste Dupin findet den entwendeten Brief, 1954. Episodio de la serie: Die Galerie der großen Detective. Alemania. Director: Peter A. Horn. Intérprete: Walter Andreas Schwarz (Dupin)
  • The Murders in the Rue Morgue, 1968. Episodio de la serie: Detective. Reino Unido. Director: James Cellan Jones. Intérprete: Edward Woodward (Dupin)
  • Asesinatos en la Calle Morgue (Murders in the Rue Morgue, 1971). Película. EE.UU. Director: Gordon Hessler.
  • Le double assassinat de la rue Morgue, 1973. Película para TV. Francia. Director: Jacques Nahum. Intérprete: Daniel Gélin (Dupin)
  • La lettre volée, 1975. Episodio de la serie: Les grands détectives. Francia. Director: Alexandre Astruc. Intérprete: Laurent Terzieff (Dupin)
  • La lettre volée, 1981. Película para TV. Francia. Director: Ruy Guerra. Intérprete: Pierre Vaneck (Dupin)
  • The Murders in the Rue Morgue, 1986. Película para TV. EE.UU. Director: Jeannot Szwarc. Intérprete: George C. Scott (Dupin)

El autor

Edgar Poe nació en Boston, EE.UU. en Enero de 1809. Sus padres fueron actores de teatro ambulante. El padre abandonó a la familia en 1810 y su madre murió al año siguiente. Su hermano Henry se quedó viviendo con sus abuelos paternos y su hermana Rosalie y él fueron acogidos por dos familias. En su caso Frances y John Allan, un matrimonio de comerciantes adinerados de Richmond que no tenía hijos propios. Pasó su infancia mimado por Frances y su hermana Anne Moore, Nancy, y tratado con rigor y dureza por John. Tuvo una "Mamy" negra y se sintió atraído por la música, baile e historias de los negros, así como por los relatos de los capitanes de barco que solían cenar en casa.

En 1815 la familia se traslada a Reino Unido y se establece en Irving, cerca de Glasgow. John, originario de la zona, trataba de recuperar las relaciones comerciales perdidas en las guerras napoleónicas. Tras un breve periodo en la escuela local Edgar comienza a estudiar en 1818 en el internado Manor House School cerca de Londres, allí adoptó el modo de hablar inglés que utilizaría el resto de su vida.

En 1820 la familia vuelve a Estados Unidos, John Allan recibe una herencia que le hace uno de los hombres más ricos de Richmond. Poe comienza a estudiar lenguas clásicas y modernas en 1826 en la Universidad de Virginia en Charlottesville. Con dinero insuficiente, comienza a jugar (y a beber) y contrae fuertes deudas de juego, que acabarán provocando su ruptura con John Allan. En 1827 Edgar Allan Poe abandona el que había sido hasta entonces su hogar y con el nombre de Henri le Rennêt, para evitar a sus acreedores, parte a Boston.

Con el poco dinero que había obtenido de su madre publica en una pequeña imprenta "Tamerlán y otros poemas" sin firmarlo, nadie lo compra. Se alista en el ejercito como soldado raso con el nombre de Edgar A. Perry y la supuesta edad de 22 años (en realidad tenía 18). Tras unos meses en Boston es destinado a la Isla de Sullivan en Charleston, donde comienza a realizar labores administrativas y es ascendido a suboficial.

Su madre adoptiva muere en febrero de 1829 y Poe vuelve a casa donde John Allan le acepta y le anima a ingresar en West Point. Mientras espera que le convoquen a la academia, Poe vive en Baltimore, en la pobreza, con su abuela paterna (que recibe una exigua pensión), su tía Maria Clemm, su prima Virginia y su hermano Henry. Escribe un nuevo poema Al Aaraaf que intenta publicar pidiéndole dinero a su padre, que se niega a sufragar sus gastos. Una pequeña imprenta publica "Al Aaraaf, Tamerlán y otros poemas" con su nombre completo y la obra alcanza cierto eco.

En 1830 vuelve a vivir por un breve periodo de tiempo en casa de John Allan y recupera su antiguo ritmo de vida de joven caballero, oculta a sus amigos el tiempo que ha pasado en el ejército inventando maravillosos viajes por Europa. En marzo, justo antes de ingresar en West Point, tiene lugar la última y definitiva ruptura con su padre adoptivo. Poe, con 22 años, no soporta la dura disciplina de la academia militar y provoca que en enero de 1831 le despidan bajo la acusación de abandono del deber y desobediencia. Pasa los meses siguientes en Nueva York donde sufre su primera gran crisis y publica "Poemas" que incluye algunas de sus obras anteriores rehechas y mejoradas y un nuevo poema: "La ciudad maldita" (también publicada como La ciudad del mar o La ciudad de los pecados).

En la primavera de 1831 está de vuelta en Baltimore en casa de su tía. Su hermano Henry fallece y Edgar dirige varias cartas a su padre, que no tienen respuesta, suplicándole dinero para hacer frente a los gastos del entierro. Poe ve como la ciudad es asolada por una epidemia de cólera y observa el paso del cometa Halley en 1833. Bebe a menudo y experimenta con el láudano. En esa época envía 5 relatos cortos al "Philadelphia Saturday Courier" con la intención de ganar un premio, no gana pero sus relatos son publicados en 1832. En 1833 consigue el premio de 50 dólares del "Baltimore Saturday Visitor" por su relato "Manuscrito hallado en una botella". Un miembro del jurado, John Pendelton Kennedy, fija su atención en él, le proporciona ropa, un caballo y le consigue que publiquen sus narraciones y reseñas en el "Southern Literary Messenger" de Richmond.

En marzo de 1834 John Allan fallece sin legar nada a Poe. En verano de 1835 este se traslada a Richmond para trabajar como redactor de la revista. Su abuela muere dejando a su tía y prima sin ingresos de ningún tipo. Poe, deprimido y alcoholizado, vuelve a Baltimore de donde regresa trayendo consigo a Mrs. Clemm y a su prima Virginia.

En 1836 Poe, con 27 años, se casa con Virginia, de 14. Escribe la mayor parte de los artículos del "Southern Literary Messenger", sus críticas, más formales que morales, lo habitual en esa época, le proporcionan más enemigos que amigos. Publica el ensayo "El jugador de ajedrez de Maelzel".

Su editor sufre dificultades financieras y Poe se traslada a Nueva York con su familia en febrero de 1837. En abril una gran bancarrota asola la ciudad y el "New York Review", que estaba a punto de contratarle, deja de publicarse. Mrs. Clemm pone en marcha una pequeña pensión. Allí Poe escribe "Narración de Arthur Gordon Pym" que se publica en 1838 en una influyente editorial justo cuando el autor acaba de abandonar la ciudad rumbo a Filadelfia.

Filadelfia era por entonces la Atenas de EE.UU. Excesivamente puritana, estaba libre de la crisis económica y circulaban varias revistas literarias de éxito. Intenta durante un año establecerse como editor independiente y escribe un libro sobre moluscos que es acusado de plágio. En 1839 publica la narración "Ligeia" en el "American Museum" de Baltimore por la que sólo cobra 10 dólares. Virgina enferma y Poe busca un sueldo estable. En junio de 1839 comienza a trabajar para el "Gentleman's Magazine" donde publica una sección habitual "Del arte y la ciencia" sobre temas del progreso. Ese mismo año escribe el relato "La caída de la calle Usher", la farsa "El hombre que se gastó" y la narración "William Wilson".

En 1840 se publica su obra en prosa completa y rompe con "Gentleman's Magazine", su editor le pagaba mal y se enfrentaron por la dureza de sus críticas. Poe intenta sin éxito lanzar su propia revista "The Penn Magazine" y en 1941, con 31 años, es contratado como redactor jefe de la revista literaria "Graham's Magazine". Poe consigue que sea la más leída del país que sus suscritores pase de 5.000 a 40.000. Recibe un sueldo decente y su familia puede vivir con cierta comodidad. Publica "El hombre de la multitud", "Los crímenes de la calle Morgue", que es considerada la primera narración policíaca, "Un descenso al Maelström". Poe sabe reconocer el talento y apoya a un joven Dickens apenas conocido en EE.UU.

En 1842, la enfermedad de Virginia se recrudece. Poe, angustiado, vuelve a beber y en mayo se acaba separando de "Graham's", donde todavía publica, entre otros, el segundo relato de Dupin "El misterio de Marie Rogêt" basándose en un hecho real, el asesinato de Mary Cecilia Rogers en Nueva York. Vuelve sin éxito a intentar editar una revista propia "The Stylus". En 1843 publica "El escarabajo de oro", con el que consigue un premio, "El gato negro", "El corazón delator", "El pozo y el péndulo".

En 1844 abandona Filadelfia y pone rumbo a Nueva York, intentando dejar detrás el alcohol y la sociedad puritana, consigue mantenerse a flote publicando algunas reseñas y desempeñando trabajos ocasionales. Pronto encuentra un lugar de su agrado para vivir, una granja a 12 km de la ciudad donde escribirá "La carta robada" y grandioso poema "El cuervo" que se publica por primera vez en enero de 1845 en el "Evening Mirror" en cuya redacción había comenzado a trabajar Poe. En poco tiempo será coeditor de una nueva publicación semanal, el "Broadway Journal", pero su acusación, aparentemente injustificada de plagio a Longfellow, provocó el abandono del director de la revista y su ocaso que terminó en cierre a principios de enero de 1946. Mientras, Poe sigue enviando relatos a Graham's como "La verdad del caso del señor Valdemar" y frecuenta teatros, conferencias y círculos literarios.

En 1846 el escritor colabora con el "Godey's Lady's Book" de Filadelfia, una revista mensual en que Poe critica a conocidos escritores de su época. Uno de ellos Thomas Dunn English le critica así mismo en el "Mirror" acusándole incluso de asesinato. Poe gana el juicio por difamación pero ningun editor se atreve a publicarle. El y su mujer se trasladan a 20 km de la ciudad, en Fordham (actualmente el Bronx) donde viven de nuevo en medio de la penuria. Allí escribe "Ulalume" que intenta vender a cambio de unos zapatos. Una dama caritativa Mrs. Shew, decide ocuparse de ellos proporcionándoles ropa y dinero. A finales de 1846 escribe "El tonel de amontillado".

En enero de 1847 fallece Virginia y Poe pasa varias semanas enfermo. En 1848 publica el poema en prosa "Eureka". Viaja a Richmond y a Providence, imparte conferencias. Se compromete con Miss Helen Whitman y rompe el compromiso. Se enamora de Mrs. Annie Richmond. Se intenta suicidar con láudano en Boston.

En 1849 publica su último buen relato "Hop-Frog" y el ensayo "El principio poético", también el poema "Annabel Lee" que sería publicado póstumamente. En junio parte hacia Richmond pasando por Filadelfia donde sufre un delirium tremens y pasa un día en la cárcel. En Richmond Poe encuentra trabajo y se reencuentra con una amiga de la juventud, con la que se compromete. El 27 de septiembre intenta volver a Nueva York para vender su casa y recoger a Mrs. Clemm, pero se queda en Baltimore, donde el 3 de octubre es encontrado en un estado lamentable e ingresado en el hospital "Washington College" donde muere pocos días después, el 7 de octubre de 1849.

(Extracto de la biografía de Walter Lennig)

Otros libros

Novela

Algunos cuentos
  • Metzengerstein (Metzengerstein, 1832)
  • Manuscrito hallado en una botella (MS. Found in a Bottle, 1833)
  • El rey peste (King Pest, 1935)
  • Berenice (Berenice, 1835)
  • Ligeia (Ligeia, 1838)
  • La caída de la calle Usher (The Fall of the House of Usher, 1839)
  • El hombre que se gastó (The Man That Was Used Up, 1839)
  • William Wilson (William Wilson, 1839)
  • El hombre de la multitud (The Man of the Crowd, 1840)
  • Un descenso al Maelström (A Descent into the Maelström, 1841)
  • Eleonora (Eleonora, 1842)
  • El retrato oval (The Oval Portrait, 1842)
  • La máscara de la Muerte Roja (The Masque of the Red Death, 1842)
  • El escarabajo de oro (The Gold Bug, 1843)
  • El gato negro (The Black Cat, 1843)
  • El corazón delator (The Tell-Tale Heart, 1843)
  • El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum, 1843)
  • La verdad del caso del señor Valdemar /Los hechos en el caso del señor Valdemar (The Facts in the Case of M. Valdemar, 1846)
  • El sistema del Doctor Tarr y el profesor Fether (The System of Doctor Tarr and Professor Fether, 1846)
  • El tonel de amontillado (The Cask of Amontillado, 1846)
  • Hop-Frog (Hop-Frog, 1849)

Poesía
  • Tamerlán y otros poemas (Tamerlane and Other Poems, 1827)
  • Al Aaraaf, Tamerlán y otros poemas (Al Aaraaf, Tamerlane, and Minor Poems, 1829)
  • Poemas (Poems, 1831)
  • El cuervo (The Raven, 1844)
  • Ulalume (Ulalume, 1846)

Ensayos

Teatro
  • Politian (Politian, 1835)

20 comentarios:

Amaranta dijo...

Me encanta lo leí todo hace millones de años y creí que había envejecido mal pero creo que le voy a dar otra oportunidad. Gracias

Alice Silver dijo...

Amaranta, yo creo que hasta ahora sólo había leído "La carta robada" y debo haber visto alguna película de la calle Morgue... quizás es más destacable la originalidad de los argumentos que el modo en el que están contados. Bienvenida.

loquemeahorro dijo...

Cómo te lo curras Alice, yo había oído lo típico sobre Poe, que si se casó con una cría, que si era alcohólico, pero ahora creo que me he hecho una idea muy completa de vida después de oír tanto tópico suelto.

Hace años que leí "Los Crímenes de la Calle Morgue" y sí, es la madre de todo no se puede negar, pero una cosa es sentar las bases de todo un género y otra muy diferente, ser el que mejor lo desarrolló. De hecho dudo que haya coincidido nunca.

pd. Oye, terrible los que no paran de propugnar

CREUSSA dijo...

Poe es otro de mis "clásicos imprescindibles". Leí sus relatos policíacos y de terror en la adolescencia y el año pasado me regalaron una recopilación de todos sus cuentos (misterio, ciencia ficción, relatos sobrenaturales...). Los ya leídos me siguen gustando aunque han perdido la frescura del primero momento en que los descubrí (es curioso porque esto no me pasa con Conan-Doyle, sigo disfrutando con él como una enana). Sobre los demás, unos me han gustado más que otros.

Natalia D. dijo...

Felicidades Alice por tu entrada, tan buena como siempre. Leí a Poe en la adolescencia, que me parece que es una edad, por su hipersensibilidad, muy adecuada para que te guste este autor. Luego lo he seguido disfrutando, aunque es cierto que, al comparar a Dupin con su “hijo”, Sherlock me gusta más porque tiene un sentido del humor y una ironía que le faltan al personaje de Poe, como tan bien señala Alice. En cualquier caso, hay que reconocer la enorme influencia de Poe tanto en la literatura posterior como en el cine desde las obras de Roger Corman protagonizadas por Vicent Price hasta, por ejemplo, Tim Burton en la actualidad.
Espero que tengáis buen puente (los de Madrid), yo me voy unos días de vacaciones; así que ¡hasta la vuelta!

Alice Silver dijo...

Gracias Loque, aunque la biografía es más completa que en otras ocasiones quizás no transmita adecuadamente el drama que vivió este hombre: su genialidad como escritor frente a sus miserias humanas; sus aires señoriales frente a su pobreza real; el desprecio y olvido de sus compatriotas que le atacaron como a un diablo frente a la admiración los franceses que lo veneraron como a un dios... Me he pasado propugnado...

Hola Creussa, yo sólo he leído estas 3 policíacas. ¿Me recomiendas alguno de otro género?

Hola Natalia D., gracias por señalarnos las influencias posteriores, la de Tim Burton me ha parecido muy acertada. Roger Corman es para mi un gran desconocido, he oído hablar mucho de él pero le he visto poco ¡Pásalo muy bien!

mario verdeja dijo...

Qué casualidad Alice, anoche mismo terminé con Cosecha Roja de Hammett y hoy mismo me iba a poner con la Trilogía Dupin de Poe que conseguí hace poco. Parece que nos leas el pensamiento.
Creo recordar haber leído en el colegio o el instituto los Crímenes de la Rue Morgue, pero la releeré y seguiré con las otras dos.

Un abrazo y como siempre muchas gracias

Juan Herrezuelo dijo...

Es que con Dupin nace el detective que domina completamente la novela policial hasta que el agente de la Continental (duro Hammett) abandona los métodos deductivos para emprender el camino de género negro. Por cierto, dada tu pasión detectivesca, te recomiendo que te pases por la web del escritor José María Guelbenzu y busques, en su entrada del 16/6/2010, las normas que S. S. Van Dine estableció en 1925 para la creación de un relato policíaco. No tienen desperdicio. Un saludo.

Alice Silver dijo...

Mario supongo que nos une la pasión detectivesca y por eso ambos hemos viajado a los orígenes. Yo también conseguí las historias de Poe hace poco, en una colección antigua de Bruguera.

Juan, desde que leí "Todo lo que se sobre novela negra" de P.D. James me he interesado más por los orígenes del género y sus distintas corrientes, supongo que ambas siguen conviviendo en la actualidad. Me pasaré por la web de Guelbenzu para ver las normas de Van Dine, interesantes también las de Chandler.

Boira dijo...

Como la mayoría conocí a Poe en la adolescencia, sus relatos de miedo no me dejaron dormir, pero la carta robada y el escarabajo de oro me robaron el corazón. Siempre me ha encantado el método deductivo la carta robada es un ejemplo de ello. Siempre me acordare cuando un profesor de lengua nos presentó un fragmento de “El nombre de la rosa” de Humberto Eco, al que si le sacas toda su parte histórica que es mucha, te queda una buena novela histórico policiaca, Era el fragmento de cuando Guillermo de Baskerville y el fraile llegan a la abadía y este deduce que el caballo del abad se ha escapado, como es físicamente y cual es su nombre. Creo que aquí me enganche al género. También me enamore de Montalbano leyendo uno de esos relatos cortos.

Lammermoor dijo...

Poe es uno de mis escritores favoritos; y aunque lo reconozco como el "padre" de la novela detectivesca no son los relatos de Dupin los que más me gustan. Os recomiendo que leáis El corazón delator, por ejemplo.
En cuanto al agente de la Continental, vuelvo a recomendar La maldición de los Dain, no tan truculenta como Cosecha Roja aunque también tiene su buena ración de muertos.

Alice te/os dejo el enlace a la entrada que le dediqué a Poe en los principios del blog.
http://delibroenlibro-lamemmour.blogspot.com/2009/01/poe.html

P.D: la vida de este escritor siempre me fascinó.

Alice Silver dijo...

Boira,
Pues El escarabajo de oro también viene en el libro de Poe que me compré y todavía no he tenido ocasión de leerlo, espero hacerlo en breve. A mi también me fascinó El nombre de la rosa hace años...

Lammermoor, me apunto El corazón delator y también El gato negro que mencionas en tu entrada para seguir descubriendo a Poe. Curioso navegar en el tiempo y asistir al nacimiento de tu sección negro-policíaca.

CREUSSA dijo...

¡Hola!

YO también te recomiendo "El gato negro", "El escarabajo de oro" o "El hundimiento de la casa Usher". Son de los más conocidillos y merece la pena leerlos.

YO también me enamoré de Montalbano gracias a los relatos de "Un mes con...".

Ariel dijo...

Hola, Alice.
Qué bueno que te intereses por Poe, quien es considerado el padre el cuento moderno.
Prácticamente cualquier cuento suyo es recomendable. Por mencionar alguno, "El extraño caso del señor Valdemar", "Berenice" o "El entierro prematuro" (que recordé mucho al leer una novela de Peter James). ¡Ojalá los disfrutes!
(si es en la traducción del gran Julio Cortázar, ¡mejor!)
Besos,

Alice Silver dijo...

Creussa, Ariel, gracias por vuestras recomendaciones. Y estaré atenta a la traducción.

Isabel dijo...

Yo también fuí una admiradora de Allan Poe, el libro que tengo es una edición de Alianza Editorial que ya tiene sus añitos, creo aunque no estoy segura, de que estaba traducido por Julio Cortázar. No puedo comprobarlo porque no sé donde puede estar aunque tengo mis sospechas. La figura del escritor siempre me resultó de lo más atractiva aumentado quizá por su desdichada vida. De los relatos de Dupin no recuerdo ninguno, pero sí otros con nombre de mujer como Berenice, Ligeia, Eleonora... sólo la evocación me estremece. El volver a hablar de ellos, me han devuelto las ganas de leerlos.

Alice Silver dijo...

Isabel, acabo de comprobar que efectivamente la edición de cuentos de Alianza está prologada y traducida por Cortázar. Añado Berenice a los relatos, no estaba en la lista. Gracias.

mario verdeja dijo...

Muy buenas a todos/as.

Terminada la trilogía Dupin. Veo que recomendáis el gato negro y el escarabajo de oro. Creo que ésta última la leí en el colegio. En fin me pondré con ellos en cuanto aligere la lista de libros que tengo pendientes...

Un abrazo y como siempre muchas gracias.

José María dijo...

A mí me gustó mucho los asesinatos de la calle Morgue, pues aún con los años pasados me resulta moderno el texto ¿es verdad que los depósitos de
cadáveres se llaman morgues en dedicatoria a esta obra?
El misterio de Marie Rogêt me resultó más plomo pues hay una parte pretendidamente deductiva demasiado prolija.
La carta robada me parece uno de los mejores relatos policíacos de la historia, en el que se ve como el mito del investigador deductivo pasivo y apoltronado es falso, pues en
el cuento Dupin actúa ¡y cómo actúa!. Me parece sencillamente soberbio.

Alice Silver dijo...

José María,
Comparto tus impresiones, la de Marie Rogêt me ha resultado tremendamente ardua, tanto la trama como la narración. Me sorprendió que el autor basándose en los hechos que había leído en los periódicos fuera capaz de resolver el crimen antes de que unas confesiones demostraran quienes eran los auténticos culpables.
Las historias de la calle Morgue y La carta robada son sencillamente magníficas, aunque también se me hizo pesada la introducción de la primera.
Desconocía que el nombre de Morgue se debiera a Poe.