domingo, 19 de febrero de 2012

Méndez - Francisco González Ledesma

Méndez es policía en Barcelona.

Forma parte de la vieja escuela, mil veces entrenado en los sótanos de la Vía Layetana. Trabaja sólo, se ocupa de la gente menuda, delincuentes de poca monta, "perseguidor de maricas, untador de confidentes, hostiador de nazarenos". Vigila bares y urinarios, sigue a las putas... Ya es demasiado viejo para ascender, siempre ha sido viejo. Hombre de principios, odia a los que hacen daño a los niños. Tiene un Colt de 1912 que usa más para amenazar que para disparar. No duda en emplear la violencia. Cree en cuatro cosas malolientes y angélicas: una ciudad, unas calles, una cierta cultura urbana y una cierta lógica de la noche. Deja escapar a algunos chorizos y toca el culo a las mujeres que vienen a agradecérselo. Conoce la calle mejor que los burócratas y abogados que a su entender componen el cuerpo de policía actual.

Viste un traje como para asistir a un funeral, libros en los bolsillos, marcas de ceniza en la corbata, caspa en las solapas. Solitario, mezquino, sufre reuma e impotencia.

Vive en la Calle Lancaster, en un apartamento con vistas al patio vecinal, al que se accede por la puerta de un bar. Sólo tiene una cama y un bidé, ni cocina, ni teléfono, ni televisión.

Méndez es un secundario en "Expediente Barcelona" apenas sale en dos páginas... La novela narra desde distintos puntos de vista la trayectoria de Ramón Masnou, el hijo de un empresario catalán.

En "Crónica sentimental en rojo" Méndez presta servicio durante el verano en la playa que va de Sant Salvador a Rosa de Berà. Una joven aparece ahogada y su pecho mutilado en casa de una juez. Una mujer muere poco a poco en un hospital y otra encarga el asesinato de su ex.

Comentario personal

Leí hace tiempo "Las calles de nuestros padres" y no me gustó nada. Para hacer la entrada de este personaje he leído "Expediente Barcelona", la novela me ha parecido un tostón insoportable lleno penes, vaginas, culos y anos. Empresarios que trabajan por el bien de sus trabajadores y a mayor gloria de España y Cataluña. Obreros que sólo quieren ganar dinero y follar con su mujer. Hermanos que se quieren follar a su hermana. Tíos que se lo hacen con su sobrina de 5 años... un horror.

Termino leyendo "Crónica sentimental en rojo" y más de lo mismo: pus, cirrosis y ladillas. La novela me ha resultado aburrida, larga, repetitiva, inconexa, con una obsesión excesiva por el sexo: travestis y homosexuales echando mano a todos los paquetes que se encuentran; mujeres objeto de una contemplación morbosa o sujeto de una actuación malvada; pobres hombres seducidos por frívolas ricas... Sólo me han resultado entretenidas algunas anécdotas de periodistas.

No me gusta el personaje de Méndez, su decrepitud me resulta repulsiva, su lenguaje me ofende: "era una mujer de las que no dan asco". Su autor, al que he tenido ocasión de escuchar en una conferencia y observar en una firma de libros, me parece una persona encantadora e inteligente pero su obra policíaca no me interesa.

Para comer: paella parellada, es decir, con el marisco ya mondado. Albóndigas, croquetas y canelones. Para beber: vino tinto, orujo gallego, cazalla y anís.

Libros de Méndez
  1. Expediente Barcelona, 1983
  2. Crónica sentimental en rojo, 1984
  3. Las calles de nuestros padres, 1984
  4. La Dama de Cachemira, 1986
  5. Historia de Dios en una esquina, 1991
  6. El pecado o algo parecido, 2002
  7. Cinco mujeres y media, 2005
  8. Méndez, 2006 - relatos
  9. Una novela de barrio, 2007
  10. No hay que morir dos veces, 2009
  11. Peores maneras de morir, 2013

El autor

Francisco González Ledesma nació en el Poble Sec de Barcelona en 1927. Hijo de una familia republicana su familia tuvo dificultades en la postguerra.

En 1948, con 21 años, ganó el Premio Internacional de Novela con Sombras viejas. La obra es censurada por el régimen franquista y no se publica.

© Sophie Bassouls
Entre 1947 y 1966 trabajó en la Editorial Bruguera. Utilizando el seudónimo de Silver Kane escribió cientos de novelas del oeste, ciencia-ficción e intriga. Llegó a escribir de 3 a 5 novelas al mes. Fue también guionista de los tebeos del Inspector Dan, el Doctor Niebla o el Teniente negro. Se graduó en Derecho a los 23 años y ejerció como abogado mientras estudiaba periodismo. Trabajó como asesor jurídico para El Correo Catalán y La Vanguardia, llegando a ser redactor jefe.

En 1966 fue uno de los doce fundadores del Grupo Democrático de Periodistas, asociación clandestina durante la dictadura en defensa de la libertad de prensa.

En 1977, con la consolidación de la democracia en España, publica Los Napoleones (escrito en 1964) y en 1983 Expediente Barcelona, novela con la que queda finalista del Premio Blasco Ibáñez y en la que aparece por vez primera el inspector Méndez. En 1984 obtiene el Premio Planeta con "Crónica sentimental en rojo" y la consagración definitiva.

A lo largo de su trayectoria ha recibido diferentes premios, el Planeta en 1984, el Pepe Carvalho, el Mystére, el RBA de Novela Negra. El último de ellos el José Luis Sampedro de Getafe Negro en 2011, donde se reconoce la excelencia y los valores humanistas de su trayectoria creadora.

Es padre del escritor y periodista Enric González.

Web del autor: http://www.gonzalez-ledesma.com/

Otros libros
Como Silver Kane
  • Recuerdamé al morir, 2007 (Recuerdamé al morir, 1957, Yo el asesino, Millones de lucecitas, El asesino de las cinco en punto)
  • La dama y el recuerdo, 2010
  • Más de 400 novelas populares, algunas de ellas se pueden comprar en formato digital por 1 euro en su web
Tebeos
  • El inspector Dan
  • Dr. Muerte
  • El Teniente Negro

28 comentarios:

Alice Silver dijo...

Algún comentario del Cajón de Sastre:

Zorro dijo...
Muy buenas, Alice,

Estaba buscando en tu blog la ficha de González Ledesma, escritor barcelonés que dio vida al inspector Méndez y vi que no lo tenías aún. Al menos me consuela saber que lo tienes en tu cajón de sastre.

Un tal Erizo lo recomendó, y yo quiero recomendarlo también. Es un excelente autor; sus libros desprenden acidez, falsas melancolías y un punto de vista de Barcelona tan negro como los callejones del barrio Gótico. Para mi gusto, Ledesma es uno de los exponentes de la novela policiaca actual.

Gracias por este fantástico blog y mucho ánimo,
Pablo

14 de octubre de 2011 10:53


Zorro dijo...
Me dejé en el tintero, acerca de Ledesma, que le han concedido el II Premio Sampedro, en el Festival Getafe Negro, por su trayectoria.

14 de octubre de 2011 10:53

Jabi Basterra dijo...

Enhorabuena por tu entrada, Alice, y enhorabuena por tu sinceridad.
González Ledesma es una de mis asignaturas pendientes. Empecé hace años "Expediente Barcelona" y lo dejé por la mitad, con la excusa de que la edición de Júcar se me hacía un poco durilla para leer. Ahí lo tengo, esperando que algún día me vuelvan las fuerzas para poder hincarle el diente.
Un saludico y reitero mis felicitaciones. Esos ataques de sinceridad te están convirtiendo en mi recomendadora de cabecera. Y por cierto, acabé ayer la primera de ADLER-OLSEN y me ha encantado. Gracias de nuevo.
Jabi Basterra

Isabel dijo...

A mi sí me gusta González Ledesma aunque he leído sólo Crónica sentimental en rojo hace ya bastantes años. No puedo hacer ninguna aportación porque no recuerdo nada del argumento pero sí que me quedó una buena impresión. Y también confirmar lo que dices Alice en cuanto al autor, yo también estuve en una conferencia suya en Valencia y me divertí, conmoví y aprendí mucho del venerable anciano que es.

loquemeahorro dijo...

Me encanta que la gente diga abiertamente cuándo no le ha gustado una cosa y no se ande con medias tintas.

Si alguien que no tiene un blog y no está atado a ningún grupo editorial no es sincero ¿quién lo va a ser?

Yo tambien leí una entrevista a Glez. Ledesma y me pareció un hombre encantador, pero es que sospecho que su caso es como el de Scerbanenco, que según Maurizzio di Giovanni, escribía para el público.

Y si una temporada le pedían novela rosa, pues la escribía y si le pedían policías duros, pues lo mismo.

¿Acaso no es lo mismo? Solo que en su caso fueron novelas del oeste, en un momento dado, o de detectives muy sucios, con muchas alusiones sexuales, en otro en que en España eso era lo que vendía.

josep maria dijo...

Alice, voy siguiendo tus comentarios y estoy de acuerdo con casi todos. Creo que al igual que muchos otros lectores nos apasionan las novelas de detectives pero al mismo tiempo nos cuesta, cada vez más, encontrar buenos relatos que nos devuelvan los placeres que nos hicieron adictos a al género.

Natalia D. dijo...

No he leído ninguna de las novelas de este autor y por tanto nada puedo opinar. Pero me ha conmovido saber por la entrada de Alice que fue uno de los guionistas de mi adorado “Inspector Dan”, que tan buenos ratos me hizo pasar de cría y que hacía que siguiera comprando el Pulgarcito, o sus hijos el Gran Pulgarcito y el Extra, cuando ya las otras historietas del tebeo habían dejado de interesarme; así que por aquello buenos momentos le quedo agradecida...

Alice Silver dijo...

Gracias Jabi, en esta ocasión me ha resultado más difícil ser "tan" sincera, el autor me cae muy bien y no es alguien tan lejano como la Vargas, que ignora totalmente lo que se la alaba y se la vilipendia en este blog.
De hecho a los pocos minutos ya lo habían publicado los de la Bòbila en el blog de Ledesma:
http://gonzalezledesma.blogspot.com/2012/02/mendez-francisco-gonzalez-ledesma.html

Yo también he leído la versión de Jucar.

Isabel, me alegra contar con tu opinión, se que hay gente que le gusta mucho el autor y su personaje y es posible que evolucione en posteriores novelas que yo no he leído.

Loque, aunque seamos independientes no siempre es fácil decir abiertamente lo que piensas, por ejemplo si la editorial te ha regalado el libro se hace más cuesta arriba criticarlo :). O si el autor es español. O si es alguien que está empezando... Quizás en esos casos sea mejor ni comentar... pero en este caso eran varias las personas que me habían pedido la entrada y el personaje tenía que estar. Y bueno, siempre vendrá alguien a dar su opinión contraria a la mía.

Y aunque estas no eran novelas de encargo escribía para su época. En los 80 el lenguaje era diferente, quizás ahora nos hemos vuelto demasiado políticamente correctos o pacatos como señala otra crítica muy diferente a la mía también incluida en el blog de Ledesma:
http://gonzalezledesma.blogspot.com/2011/11/cronica-sentimental-en-rojo-de.html

Sí, Josep María, yo alterno (sin buscarlo) épocas de secano con otras de buenos descubrimentos. Las próximas semanas os traeré algunos que me han gustado.

Susana, traslado tu comentario a la entrada de Susan Hill.

Natalia D., no recuerdo haber leído al Inspector Dan, debe ser de una época anterior a la mía :). A ver si lo encuentro por algún sitio.

Peke dijo...

Confieso que no tengo fuerzas para ir al otro lado del estudio a mirar el título de la novela que le leí (ando con lumbago y...), pero me horrorizó, por todo lo que dices y más: tiene una sintaxis espantosa, un léxico francamente mejorable y transmite una idea sobre la mujer que..., en fin. No tiene garra, no organiza bien la novela, no me gusta nadita.
Mejor me callo para no reptetirme.

Alice Silver dijo...

Peke, espero que te mejores. Que sepas que me quedo con las ganas de saber de que novela se trataba...

R-chan dijo...

Jajajaja, la desripción si que resulta poco sugerente, pero se agradece sobremanera la sinceridad, no siempre todo es miel sobre hojuelas, y es loable ser preciso en lo que molesta sin caer en ofensas básicas gratuitas al autor (que claramente no cuadra con el personaje mostrado)... recuerdo hace unos 15 años atrás me hice de un puñado de libros detectivescos de los 60s de diversos autores desconocidos para mi, y el resultado en gran parte resultó desastroso: panfletos políticos con tramas pobrísimas y hasta el detective cliché era un espía y los picapleitos de turno eran comunistas! basura imprenta... aún tengo en una caja un par de estos libros, nadie los quizo aceptar, jajajaja...

Jose Maria dijo...

sobre lo que dice Loque no estoy del todo de acuerdo. Ha habido grandes autores de encargo, y además lo mejor lo hicieron bajo encargo, no cuando se abandonaban a su propia inspiración. Un ejemplo es Chester Himes, que siempre quiso ser un gran autor norteamericano, y no le salió nada, hasta que un editor francés le lió para contar sus experiencias enHarlem, y así nacieron Ataúd Jhohnson y Sepulturero Jones.¡gloria bendita! Y comparar a Ledesma con Scerbanenco…. ¡nos jugamos las amistades…!

loquemeahorro dijo...

Yo no he dicho que sea malo (ni bueno) porque fuera de encargo, he dicho que probablemente (es una suposición) escribía con tal profusión de adjetivos escatológicos porque era lo que se llevaba en la época, y no por ser una persona escatológica.

Y he dicho (o eso intentaba) que suponía que le pasaba como a S. que también escribía lo que le pedía el público.

No que su estilo de ambos escritores fuera igual, ni las tramas ni nada de nada, porque en mi ignorancia, desconozco la obra de ambos

Y me basaba en lo que dijo Maurizzio di Giovanni, lo de:

"Era de esos escritores que no escriben por la gloria, ni por la literatura, escriben para el público".

(traducción libre)

Me parece que me explico fatal. Qué frustración, y encima Charlie Parker músico, no es el detective, qué drama, oiga.

lammermoor dijo...

Que tampoco es malo (lo de escribir para el público) algo que hacía por ejemplo Lope de Vega.
No he leído nada de Ledesma asíq ue no puedo hablar del escritor pero por lo que sé, la persona es encantadora.
Y en cuanto a lo de la sinceridad, creo que es la gracia de los blogs. Eso sí, como dice R-Chan dicho con educación (hay quien confunde)
Y sí, los españoles tuvimos una etapa bastante escatológica, solo hace falta recordar algunas peliculas.

Alice Silver dijo...

R-Chan, basura imprenta, que buen concepto, yo también tengo algunos libros: feministas, religiosos y de Vizcaino Casas de los que no me puedo deshacer :)

José María, no sabía que Ataudes (versión Bruguera) y Sepulturero eran un encargo, aunque estoy leyendo los libros de Himes ahora todavía no me he puesto con su biografía.

Loque, gracias por la aclaración, yo te había entendido bastante bien si te consuela :). Eso sí, lo de Charlie Parker no te lo puedo solucionar :)

Bueno, Lammermoor, supongo que para el público escriben todos, salvo algunos exquisitos que escriben para que no les entienda nadie o sólo la Escuela de Frankfurt. ¿Y en qué películas estás pensando? ¿El Torete? ¿El retorno del Vaquilla? :)

Peke dijo...

La novela era Cinco mujeres y media (gracias, ya me puedo mover mejor) y acabo de leer la contraportada y no me acuerdo de nada de la trama, pero sé que en tiempos escribí un post sobre ella.

Julio dijo...

Alice, comparto tu opinión. He intentado leer un par de veces otro par de novelas de este autor y no he podido con ellas. Excelente blog, excelente trabajo el que realizas. Un saludito.

Alice Silver dijo...

Me alegra que estés mejor Peke y también conocer el título de la novela... ¿es posible encontrar tu post en algún sitio?

Julio, otra vez compatimos opinión... a mi también me gusta mucho pasarme por tu blog cada vez que añades un nuevo sabueso.

Peke dijo...

Mis habilidades son un poco limitadas, pero a ver si soy capaz de pegar http://gradicela.blogspot.com/2005/12/lixeiro-cabreo.html.

Peke dijo...

Quería pegar el enlace directamente, pero se ve que no funcionó. El problema es que el post está en gallego, pero creo que se puede entender perfectamente. Es mi comentario a Cinco mujeres y media y me asombra ver lo mucho que lamenté los veinte euros que me costó.

Alice Silver dijo...

Peke, creo que lo he entendido bastante bien y coincido, como ya has visto, en la mayor parte de lo que dices. En mi caso un libro era de biblioteca y el otro lo compré en bolsillo así que el dolor no era tanto :)
No conocía tu blog, creo que no lo tienes enlazado en tu perfil. Me asombra muchísimo que seas bloguera ¡desde hace 8 años! ¡Enhorabuena por tu aniversario!

Anónimo dijo...

soy un poco aficionado a leer varias novelas seguidas de un escritor determinado, todos tienen novelas muy buenas, buenas,regulares y malas, lo cual es entendible sobre todo con una trayectoria tan larga en el tiempo como la de Ledesma, ha sido un escritor que me ha sorprendido muy gratamente de una forma tardía, Una novela de barrio y no hay que morir dos veces me parecen de las mejores novelas policiacas que he leido y con un estilo diferente a todo lo malo que se le achaca en algunos de los comentarios lo cual por otra parte es cierto pues en algunas novelas se raya un poco con las anecdotas o comentarios de indole sexual, puteros, maricones etc y te hace perder el hilo de la historia principal, tiene novelas malas, es evidente, pero alguna que yo definiría como buenisima y he leido mucho y ese calificativo no lo regalo, yo creo que conoce bien lo que pasa en la sociedad, en los bajos fondos de una ciudad, las ambiciones de las personas y adonde llegan a caer personas normales, en sus novelas no hay un exceso de situaciones bonitas mas bien al revés pero la vida real es ASI, describe todas esas situaciones con mucha sinceridad, es melancolico, se recrea mucho en el pasado, describe lo cotidiano, las ambiciones de los personajes con mucha perspicacia, es un buen escritor.

Alice Silver dijo...

Aquí casi todos tenemos tu afición por las novelas de serie...
No se, quizás no escogí las novelas más adecuadas del autor, quizás haya evolucionado con el tiempo...
Tampoco estoy segura de que la vida real sea así o quizás prefiero no verlo...

Anónimo dijo...

He leído casi todas las novelas de Méndez y , hasta el momento, me han gustado, pero no he conseguido terminar la última. Me ha resultado tétrica y desagradable.
A pesar de ello creo que es un escritor al que merece la pena conocer.
Feliz verano a todos.
Begoña

Alice Silver dijo...

A mi ya me resultaron desagradables las primeras Begoña... y no me he animado a leer nada más.
Feliz verano

Anónimo dijo...

¡¡Fuerza Méndez!!. Las mejoras novelas negras que he leido, con el mejor detective:
Méndez se lleva mal con cualquier régimen. Con las dictaduras porque siempre patean los huevos a los inocentes y con las democracias porque nunca patean los huevos a los culpables.
Gracias a D. F. Gonzalez Ledesma

Alice Silver dijo...

Aunque no coincidamos en la valoración del personaje, agradezco tu apasionada opinión.

Angela Leon dijo...

ufff, menos mal que veo una crítica parecida a la misma. Acabo de terminar Expediente Barcelona y no me ha gustado nada de nada pero lo dices y parece que le "personal" te toma por rara, jajaja
Me alegra ver que al menos coincidimos y no soy una extraterrestre.

Bs.

Alice Silver dijo...

Sí, Ángela, no eres una extraterrestre, a mi tampoco me gustó nada... Parece que nuestra opinión no coincide con la mayoritaria, el autor es muy apreciado en algunos círculos...