lunes, 26 de marzo de 2012

Comisario Ricciardi - Maurizio de Giovanni

Luigi Alfredo Ricciardi es comisario de la brigada móvil de la Real Jefatura Policía de Nápoles en los años 30.

Nació en Fortino, Salerno en junio de 1900. Hijo único del barón de Malomonte, fallecido muy joven. Su madre fue una mujer enferma. Fue un niño solitario.

Renunció a vivir de la fortuna familiar, se licenció en derecho, hizo su tesis sobre derecho penal e ingresó en la policía.

Tiene poco más de 30 años, delgado, de estatura media. Tez oscura, ojos verdes transparentes como el cristal, nariz y labios finos, cabello negro peinado hacia atrás, con brillantina. Nunca lleva sombrero ni paraguas. Manos pequeñas, siempre en los bolsillos. Educado, solitario, silencioso, taciturno, tímido... pasea mirando al suelo.

Tiene un gran secreto, que sufre desde niño y denomina "el Asunto". Ve a los fallecidos de muerte violenta y escucha su último pensamiento.

Trabaja en la vía Toledo. No cae bien a sus compañeros porque no lo comprenden ni conocen su vida privada y nunca le ven sonreir. Les asusta su capacidad casi sobrenatural para resolver crímenes y le acusan de ser gafe. Tampoco agrada a sus jefes, no le reconocen los méritos ni la carrera que correspondería a sus resultados. Su superior directo es el subjefe Angelo Garzo, un arribista que cuida las relaciones con el poder.

Sólo hay dos personas con las que puede contar. Su compañero, el sargento Raffaele Maione. Moreno, peludo y corpulento. Tiene 50 años, está casado y es padre de cinco hijos. Perdió a uno de ellos hace 3 años y Riccciardi le transmitió sus últimas palabras, desde entonces es su escudero. Optimista, buena persona. Le gusta el trabajo de piernas, patear las calles mientras reúne información, nombres, hechos y pequeñas historias. Mientras Ricciardi escucha los pensamientos de los muertos, Maione examina la escena de un modo objetivo.

Su otro amigo es el doctor Bruno Modo. Un forense a punto de jubilarse, arrinconado en su profesión por oponerse a los fascistas. Extrovertido y exagerado, con sus comentarios irónicos es el único capaz de hacer sonreir al comisario.

Su única familia es su tata Rosa, la mujer que le cuidó desde niño y ahora trabaja como su ama de llaves. Tiene 70 años, es un poco pelmaza, indiscreta y muy mala cocinera pero quiere y mima a Ricciardi.

Su único amor es una mujer a la que observa por la ventana mientras escucha música de jazz en la radio.

En "La primavera del comisario Ricciardi" una anciana prestamista y echadora de cartas es asesinada. Una bella mujer desfigurada. Mientras, los olores de la primavera perfuman la ciudad.

"El otoño del comisario Ricciardi" tiene lugar en octubre de 1931. Encuentran el cadáver de un niño pequeño, desnutrido y con ropas raídas. Aparentemente ha muerto de frío o de hambre, no presenta signos de violencia. Pero algo inquieta a Ricciardi y pide que le hagan la autopsia.

Comentario personal

"La primavera del comisario Ricciardi" me ha parecido un gran libro. Perfectamente narrado, las historias de los protagonistas y sospechosos se entrecruzan de un modo magistral, formando un relato lleno de vida. El autor es un hombre sensible que crea personajes de carne y hueso, movidos por el hambre y el amor, los dos motores que para el protagonista están en el origen de todo y cuyas perversiones causan la mayor parte de los crímenes.

El autor pasea a sus protagonistas por los barrios bajos y altos de Nápoles. Las mentiras del fascismo disfrazan la miseria cotidiana de niños que trabajan y obreros que mueren en sus pomposas construcciones. La calle reconoce como hermano al delincuente e identifica como enemigo al policía.

"El otoño del comisario Ricciardi" es un libro precioso pese al dolor y la tristeza que respiran sus páginas. Como el nombre indica transcurre en otoño, la época más triste del año, en que la lluvia y el frío no hacen nada por ocultar la ajada ciudad. Vemos a Ricciardi evolucionar en sus relaciones personales y nos enternecemos con su debilidad.

Para desayunar: sucedáneo de café y sfogliatella o buñuelos. Para comer: pizza frita. Para cenar: pasta con salsa de tomate, tortilla de macarrones, coliflor o sopa de boda: salchichas, tocino, alubias, apio, ajo y cebolla.

Libros del comisario Ricciardi
  1. El invierno del comisario Ricciardi (Il senso del dolore. L'inverno del commissario Ricciardi, 2007)
  2. La primavera del comisario Ricciardi (La condanna del sangue. La primavera del commissario Ricciardi, 2008)
  3. El verano del comisario Ricciardi (Il posto di ognuno. L'estate del commissario Ricciardi, 2009)
  4. El otoño del comisario Ricciardi (I giorno dei morti. L'autunno del commissario Ricciardi, 2010)
  5. Con mis propias manos. La Navidad del comisario Ricciardi (Per mano mia. Il Natale del commissario Ricciardi, 2011)
  6. L'omicidio Carosino. Le prime indagini del commissario Ricciardi, 2012
  7. Y todo a media luz (Vipera. Nessuna resurrezione per il commissario Ricciardi, 2012) - Lanzamiento: 15 de enero 2015
  8. In fondo al tuo cuore - L'Inferno del commissario Ricciardi, 2014

El autor


Maurizio de Giovanni nació en Nápoles en 1958.

Trabajaba como empleado de banca cuando con casi 50 años se apuntó a un curso de creación literaria humorística. Sus compañeros enviaron uno de sus relatos al concurso literario Tiro Rapido, patrocinado por Porche y celebrado en el Gran Café Gambrinus de Nápoles. Mientras estaba sentado pensando en qué escribir, una mujer se asomó a la ventana, sólo él la vio. Así nació Ricciardi un hombre que puede ver lo que los otros no ven.

Está casado con Paola que edita sus libros.

Otros libros
 
Serie Inspector Lojacono
  1. El método del cocodrilo (Il metodo del coccodrillo, 2012)
  2. I bastardi di Pizzofalcone, 2013
  3. Buio per i bastardi di Pizzofalcone, 2013

Novelas
  • Le beffe della cena ovvero piccolo manuale dell'intrattenimento in piedi, 2007
  • La presa di Torino - Juve-Napoli 1-3, 2008
  • Ti racconto il dieci maggio, 2009
  • Miracolo a Torino - Juve Napoli 2-3, 2010
  • Gli altri fantasmi. La canzone di Filomena. Storia di Papo e Bimbomio. La casa è il mio regno, 2012
  • Per amore di Nami, 2012
  • Un giorno di Settembre a Natale, 2013 - cuento publicado en la antología "Regalo di Natale", 2013 - con Alicia Giménez-Bartlett, Marco Malvaldi, Bill James, Antonio Manzini, Francesco Recami

32 comentarios:

Alice Silver dijo...

Entresaco algunos comentarios sobre Maurizio de Giovanni que habéis puesto en otras secciones:

Isabel dijo...
Acabo de terminar El invierno del comisario Ricciardi y sin ser espectacular, es una novela bien ambientada en la Italia fascista, más concretamente en Nápoles. La figura de Ricciardi resulta atractiva pese a su melancolía que en este caso está más que justificada pues tiene el privilegio (si se le puede llamar así) de ver los últimos momentos de las víctimas de muerte violenta. Él lo llama el Asunto y a pesar de que ha marcado su vida, también le ayuda en la resolución de los casos. También hay un leve indicio de historia de amor que espero continúe en próximos libros y que no se quede en un simple intercambio de miradas.
La vida de Ricciardi, pese a ser solitaria, está rodeada del cariño y cuidados de Rosa, la persona que le ha dedicado toda su vida.

18 de diciembre de 2011 21:19

Alice Silver dijo...
Pues conocí al autor en una charla sobre Scerbanenco y me pareció un hombre inteligente y agradable. En estos momentos su personaje no me llama mucho, pero seguro que me lo cruzo más adelante.

18 de diciembre de 2011 21:24

Mallory dijo...
Hola. Puedes añadir una nueva chincheta, en Nápoles, con el comisario Ricciardi de Maurizio de Giovanni

29 de enero de 2012 01:21

Alice Silver dijo...
Mallory, sólo pongo chinchetas en los detectives sobre los que he escrito. El comisario Ricciardi todavía está en el Cajón de sastre junto con el resto de personajes pendientes.

29 de enero de 2012 09:51

Natalia D. dijo...
Pongo el enlace de una entrevista que le han hecho a Maurizio de Giovanni que me ha parecido interesante
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/07/actualidad/1328643960_684791.html

8 de febrero de 2012 13:06

Alice Silver dijo...
Gracias por el enlace Natalia D. Aunque no me llamaba mucho el personaje cuando lo recomendó Isabel, me gusta la entrevista.

8 de febrero de 2012 21:26

José María dijo...
¡Madre mía, qué bueno el libro de De Giovanni con el comisario Ricciardi! Duro, muy duro, pero no porque haya psicópatas raritos o asesinos pintureros, sino porque habla del hambre, la miseria, los celos y otras pasiones mucho más cercanas y reconocibles. Eso sí, con prota que ve y escucha a los muertos… pero contado muy crudamente y a la vez trufado de lirismo. Muy recomendable.

27 de febrero de 2012 22:08

loquemeahorro dijo...

Me quedaron muchas ganas de leer algo de este autor después de haberle escuchado (con una atención increíble en mí, para poder entender en versión original) en aquella charla tan interesante.

Lo que más me gustó de él, y del otro escritor suizo-italiano, fue que les preguntasen lo que les preguntasen (o incluso cuando directamente no les preguntaban nada), podían aportar algo al tema del que se tratara.

Eso, y que no se les viera pagados de sí mismos.

Me alegra que lo recomiendes, porque hubiera sido una gran decepción lo contrario.

Natalia D. dijo...

No me atraen mucho los “asuntos” sobrenaturales, de ningún tipo. Pero es cierto que en la conferencia sobre Scerbanenco de Giovanni me pareció un personaje muy interesante y atrayente por si mismo, idea reforzada tras la lectura de la entrevista y los comentarios elogiosos que hacéis de su obra. Por lo tanto ¡otro para la lista infinita!

Alice Silver dijo...

Loque, yo reconozco que en la charla de Scerbanenco no me enteré casi de nada y lo poco que me enteré se me ha olvidado... Sólo me queda esa sensación de que era un tío majo que me ha reforzado el libro.

Natalia D., en este caso el tema sobrenatural no se utiliza para sacar conejos de la chistera o resolver la trama. Símplemente es una pista más en los crímenes. También en la sensación de soledad del personaje al cruzarse con los muertos cuando pasea por la ciudad...

Detective dijo...

Órale, suena interesante con eso de oír a los muertos, al menos es algo original y si no se utiliza como salida fácil le añade un toque original. Me lo apunto para futuras búsquedas en las librerías.

Alice Silver dijo...

Pues que haya suerte Detective, espero que lo puedas encontrar en tu país.

Isabel dijo...

Ayy has escrito sobre el comisario Ricciardi y yo sin enterarme! me ha encantado tu crónica y me alegro mucho de que te haya gustado (lo digo como si fuera yo la escritora). Entonces el primero no lo has leído? si estuviéramos más cerca te lo dejaría.
Me voy ya, buen finde a tod@s.

Alice Silver dijo...

Mujer, la autora no eres, pero sí la primera recomendadora. Del primero sólo he leído el primer capítulo, ya me haré con él más adelante.

José María dijo...

No os inquietéis con lo de que escucha a los muertos. No es John Connolly. E s otra cosa, más cerca de eso que llamanban literatura fantástica, pero incrustado en una novela negra, muy negra, y social, muy social.
Tengo que reconocer que me encantó por su originalidad, y un tono distinto. Hacía tiempo que desde Italia, de donde han llegado grandes novelas, no aparecía ningún nuevo autor.

Alice Silver dijo...

A mi también me gustó el tono José María y la tristeza, que en este caso no resultaba desesperanzada sino abierta a algo más.

Boga Vante dijo...

Hacía tiempo que una lectura no me angustiaba tanto como esta Primavera del Comisario Ricciani, hasta el punto que ha habido momentos en que he tenido que tomarme un respiro para seguir la historia hasta el final. Desde las primeras páginas se me ha avivado el recuerdo de El Perfume y el Sexto Sentido.


Tienen razón los autores al reclamar para sí el derecho de recrear a sus criaturas como mejor les plazca, al margen de la opinión de sus atrevidos e incluso impertinentes lectores. Sobre todo aquellos que dan vida a personajes, de aparición periódica, que llegan a formar parte de la vida imaginaria del lector.

También como lectora tengo todo el derecho de preguntarme que le ha hecho Luiggi Alfredo Ricciardi a MaurizioGiovanni, para condenarle a la maldición de acompañarle cada día con todos los asesinados de su distrito napolitano, escuchándoles de paso la cantilena de sus últimas y enigmáticas palabras. Malvivido desde niño, malcomido, no solo por escasez sino por incompetencia de su cuidadora. Como no llega a enloquecer este hombre, al que también niega la posibilidad de encontrar consuelo en otra forma de amor que el sublimado en una obligada distancia, incapacitado para compartir su infierno particular.

No solo el comisario, los personajes que pueblan esta historia, sea cual sea su clase social, son víctimas de una represión que les consume, les impide salir de la oscuridad sentimental: un destino marcado del que es difícil escapar indemne.

Sería injusta si no citara al Sargento Maione, este sí tan pleno de humanidad como de volúmen, algo así como una luminosa antorcha en medio de la noche oscura.

En la cuidada edición de Lumen, citan a Giovanni como “…uno de los valores emergentes de la novela negra europea, digno compañero de Camilleri…”
Nada he hablado aquí de calidad literaria, ni de la recreación de la siniestra época en la que se sitúa la historia.

Tan solo he querido aplacar emociones, a modo de exorcismo y, como una libérrima opinión final, manifestar que no encuentro nada que aproxime a Ricciardi con la vitalidad, socarronería, sentido del humor y el viva la vida y lo que se tercie, de Salvo Montalbano.

Alice Silver dijo...

Tremendo y buenísimo tu comentario Boga, lleno de matices. A mi no me ha angustiado tanto, quizás porque imagino a Ricciardi evolucionando y porque percibo cierta "alegría" en sus conversaciones con el forense.
Tienes razón, poco acerca a Camilleri y De Maurizio, salvo la nacionalidad y quizás cierto sentido de la compasión hacia las víctimas.

Lola dijo...

Me gustan las novelas de Ricciardi, creo que están muy bien escritas y hay una fabulosa descripción del ambiente,del periodo fascista y de Nápoles; la prueba es que al leerlas siento una especie de opresión en el pecho al imaginarme el ambiente y el momento histórico( y los personajes tb.
Son novelas casi opresivas en las que los personajes no tienen muchas oportunidades y donde la miseria y las bajas pasiones son puestas en primer plano.
A mí me da mucha pena el comisario y me dan ganas de darle un empujuncito y que vea q , a pesar de todo, la vida no es tan negra ni tan tristona; que hay oportunidades par ser un pelin más feliz. Me he leído las dos en español, a lo mejor en la tercera conoce algo mas a la vecina y se anima un poco...Pero algo me dice que eso no va a ser así, pq si no cambiaría la esencia misma del comisario. Lo que pasa es que yo soy una romántica y quiero arreglarle algo la vida, aunque sé que lo tiene complicado con lo del asunto y sus escasas habilidades sociales.

Alice Silver dijo...

Pues El verano del comisario Ricciardi saldrá en enero, he leído un pequeño avance y no parece que las cosas cambien mucho. Es curioso que un autor tan alegre y simpático (le conocimos en una charla que reseño en otra entrada) tenga un personaje tan triste...

José María dijo...

Extraordinaria la tercera entrega del comisario Ricciardi. Otro apasionante paseo por las múltiples formas en que la corrucción del amor y el hambre pueden convertir a las personas en asesinos. De igual modo lúcido y duro fresco de un Nápoles bajo la bota fascista asolado por el hambre y las enfrermedades. Y aunque el protagonista sigue siendo abrumado por el Asunto, el que tiene el don, o maldición, de ver los fantasmas de los muertos, y escuchar sus últimas palabras, resulta algo menos siniestro que en entregas anteriores, y veremos como el huraño y distante policía se nos humaniza por los dolores del amor.

Alice Silver dijo...

Gracias por traernos noticias puntualmente José María. Me alegra que Ricciardi vaya mejor de los suyo :)

Natalia D. dijo...

Pues sí, más vale que mejore, porque yo acabó de terminar el primer libro, “El invierno..”, y me he quedado abrumada ante personaje tan triste, sieso y aburrido, que una cosa es que padecer eso del “Asunto” no sea para reírse a carcajadas, pero que digo yo que el pobre Luigi Alfredo podría afrontarlo con algo más de salero y donaire.
Y ya en serio, que el libro, excepto en las últimas páginas donde Ricciardi se me reivindica un poco a través de la compasión, me ha defraudado; me ha parecido algo así como “más de lo mismo”: un ejemplo de “misterio de cuarto cerrado” sin más novedad que la de los muertos parlanchines, y aún eso no puede decirse que sea muy original, que ha sido un recurso muy utilizado en el cine de los últimos años.
Sí que me ha gustado mucho el estilo apasionado de Giovanni en las descripciones de la ciudad, de sus barrios, de sus gentes, de sus colores y olores, todo tan abigarrado y lleno de vida. Es lo que me ha parecido mejor y por lo que más me ha merecido la pena leer este libro. Por esto mismo,y en la esperanza de que sea cierto lo de su mejoria de ánimo, le daré más oportunidades a Luigi Alfedo.

Alice Silver dijo...

Jajaja, Natalia D. me ha encantado el "más vale que mejore" y tu descripción del personaje. Yo le conocí en la primavera y se reía un poquillo, creo recordar que con el forense, a lo mejor termina siendo un humorista...

José María dijo...

Por si os interesa, le hemos hecho esta entrevista a De Giovanni, donde cuenta algunas cosas interesantes sobre sus novelas y sobre sçi mismo….

http://www.revistaprotesis.com/search?q=ricciardi#!/2013/05/entrevista-con-maurizio-de-giovanni.html


Alice Silver dijo...

Muy buena, la entrevista y el entrevistado, con respuestas sencillas pero contundentes como cuando habla de los jefes y dice: Débil con los fuertes y fuerte con los débiles o la explicación de por qué no lleva sombrero...

Lali dijo...

Acabo de terminar la última novela VIPERA (en italiano). Me han gustado todas las novelas pero en especial Il giorno dei morti (Otoño) y Il Natale del commissario Ricciardi. Cada historia es mejor que la anterior y se nota la evolución como autor en cada una de ellas. Sólo comentar que el título correcto de la última novela es VIPERA, nessuna resurrezione per il commissario Ricciardi.

Me encanta tu blog y que me ha ayudado a descubrir muchos autores que desconocía totalmente.

Alice Silver dijo...

Gracias Lali, ya he corregido el título. Me alegra que te guste el blog.

Olga Pradera dijo...

Enamorada intransigente del comisario Ricciardi, la novela del asesinato del tenor gilipollas me encantó, leí la de la prestamista y acabo de comprarme el verano.
No se si soy fiable; porque la de Dolores Redondo me pareció infumable, la jueza De Marco fatal y sin embargo el comisario Adamsberg me encanta.

Alice Silver dijo...

Jajaja sí Olga, más o menos estamos en la onda, aunque yo no soy tan apasionada con Ricciardi y menos de Adamsberg. En cualquier caso en la variedad está el gusto.
Dentro de unos días estará en librerías el otoño, espero que lo sigas disfrutando.

José María dijo...

Tremenda la cuarta entrega de las aventuras de este enorme personaje, que aunque no quiere, ve muertos.... una historia de las más duras que he leído en mi vida, donde aparece lo más abyecto e ignominioso de la naturaleza humana. Y a la vez es una novela hermosísima, por momentos de un lirismo estremecedor. Uno de los libros que más me han gustado, o mejor dicho, impresionado de los últimos tiempos.

Alice Silver dijo...

Dura, abyecto, ignominioso... por ahora lo dejo José María, pero gracias por la recomendación.

José María dijo...

He podido leer la última y quinta entrega de las aventuras del comisario Ricciardi, "Con mis propias manos". La Navidad del comisario Ricciardi". Me ha parecido magnífica, pues es capaz de resolver un crimen brutal, hablarnos de las condiciones durísimas de vida de los pescadores y demás trabajadores de Nápoles, poner de manifiesto el peso del régimen fascista, plantearnos el terrible dilema personal al que se ve sometido el fiel sargento Maione, y dar un curso sobre elementos de los pesebres navideños, y su profunda y variada simbología. De Giovanni consigue hacer todo esto con un estilo poético, vivo y de una humanidad, poco habitual en la literatura actual; a la vez que logra, sin escatimar la descripción de la miseria y el horror, no caer ni en morbos ni en sórdidos solaces... Muy recomendable.

Alice Silver dijo...

Sigo posponiendo retomar al autor pero en cualquier caso por lo que comentas parece una tremenda novela. Gracias por tu recomendación José María.

José María dijo...

Muy, pero que muy recomendable la última novela de De Giovanni, El método del cocodrilo. Esta vez no es de Ricciardi, sino de un nuevo poli, en nuestros días, el inspector Giuseppe Lojacono, un siciliano al que la Mafia le ha jodido la vida de una manera muy peculiar.Libro duro, poético, de personajes cojonudos, sin elementos fantásticos, y uno de esos libros, que hacen grande, pero que muy grande a la novela policíaca-detectivesca-negra-de intriga o como quieran llamarla.…

Alice Silver dijo...

Y ¿cómo es el personaje José María? ¿Tristón como Ricciardi o alegre como Giovanni?

José María dijo...

Este nuevo protagonista no es tan atormentado como Ricciardi (que al pobre hay que entenderle, que andar por la calle viendo todos los muertos por causa violenta, y saber que es muy probable que esa desgracia se la pases a tus hijos, es para amargar la vida a cualquiera) El prota nuevo, el inspector Lojacono (¡¡tela con el nombre!!), es un hombre apaleado por sus circunstancias, fue falsamente acusado de colaborar con la Mafia, y su mujer le repudia, su hija no le habla , y sus jefes de la policía, le tienen en un rincón jugando con el ordenador; es todo un panorama, es un tío al que le han jodido bien, pero no es un personaje tan atormentado como Riccciardi.

Alice Silver dijo...

¿Hijos José María? ¿Se pueden tener hijos mirando a una mujer que está en el balcón? Jajaja

Pues nada, ya veo que el nuevo tampoco es la alegría de la huerta pero lo que cuentas parece muy interesante, le buscaré.