jueves, 3 de octubre de 2013

Encuentro con Val McDermid en Hay Festival

Este encuentro tuvo lugar el 28 de septiembre de 2013 a las 12 en la sala de Caja Segovia, en Segovia dentro de los actos celebrados en el Hay Festival.

Entrevistó a la autora Giles Tremlett, periodista, y la que presentó como una de las más reconocidas escritoras policíacas de Escocia, autora de numerosos libros, entre ellos varias series como las protagonizadas por el periodista Lindsay Gordon, la detective Kate Brannigan o el psicólogo Tony Hill y la policía Carol Jordan. Califica su estilo como thriller psicológico con cierto sentido del humor y la encuadra en el Tartan Noir, la novela policíaca escrita en Escocia.

 

Giles: ¿por qué nos gusta leer sobre asesinatos?

Val: Es un lugar seguro donde tener miedo, como una montaña rusa, es un miedo controlado. Vivimos entre desconocidos, los medios de comunicación nos asustan… en las novelas encontramos consuelo, el crimen se resuelve, el culpable es castigado. También tienen algo de sublimación, nos permiten proyectar nuestros deseos oscuros y leer sobre crímenes en vez de matar.

Giles: En el mundo real la tasa de criminalidad está descendiendo, ¿afecta esto a tus obras?

Val: No, la gente sabe que las novelas son ficción, un lugar de encuentro. Hay muchas formas de escribir, aunque la narrativa contemporánea lo haya obviado para mi es fundamental mantener una estructura con principio, nudo y desenlace. No dejar finales abiertos que no interesan al lector. Quizás me condiciona que cuando era pequeña la única novela que había en casa era “Muerte en la vicaría” de Agatha Christie y la leí una y otra vez. Luego empecé a ir a la biblioteca y como no dejaban a los niños coger libros de crímenes utilizaba el carnet de mi madre aduciendo que estaba enferma.

Giles: Siendo de una familia trabajadora conseguiste estudiar en Oxford...

Val: Sí, con mi acento de Fife, al principio no me entendían, tuve que enseñarme a mí misma a hablar inglés. La gente no era nada snob, te valoraban por tu intelecto.

Giles: Empezaste a trabajar joven como periodista independiente.

Val: Sí, ello me permitió entrar en todo tipo de vidas y lugares. Buscaba historias para vender a los periódicos. Intenté entrevistar a un boxeador en su casa y este me pegó un puñetazo y me persiguió por todo el jardín golpeándome en los riñones. En la novela policíaca americana la gente recibe palizas y al día siguiente va a trabajar tranquilamente. Yo me quedé impresionada, aterrorizada, tardé tiempo en superarlo. En mis libros intento mostrar del mismo modo esta experiencia, la violencia tiene consecuencias, los golpes afectan a los protagonistas.

Giles: Algunos de tus personajes son periodistas como tú pero ¿has tenido trato con policías? ¿Has detectado en ellos conductas homófobas o racistas? ¿Han evolucionado?

Val: Conozco a muchos uniformados, la mayoría de ellos son universitarios, se enfrentan a diario con borrachos, maltratadores… tendrán sus opiniones pero saben que no tienen que decirlas en público. Para muchas mujeres resulta difícil dar el salto a los puestos intermedios, es decir, hay muchas mujeres en los puestos bajos y algunas en los puestos altos pero les es difícil subir por la escala, sobre todo si tienen hijos.

Giles: ¿De dónde te vienen las ideas, las historias?

Val: Normalmente parto de hechos que me cuentan o me suceden y me pregunto ¿qué podría haber sucedido si…? What If…Por ejemplo, yo tengo dos prótesis de hierro en las rodillas, en una ocasión estaba en el aeropuerto con mi hijo y saltaron las alarmas del detector de metales, me llevaron a una habitación aislada y mi hijo se quedó fuera y pensé que podía haberle pasado algo… de esta experiencia surge una de mis últimas novelas: The Vanishing Point.

Giles: En "El alambre en las venas" (The Wire in the Blood) tratas del lado oscuro de algunos famosos admirados por todo el mundo.

Val: Los casos de O.J. Simpson o Michael Jackson me dieron la idea de que hay famosos que gozan de cierta invulnerabilidad y decidí mostrarlo en una novela. En el Reino Unido la Ley antilibelo es muy restrictiva, si no hay pruebas hay muchas cosas que los periodistas no pueden publicar. Una vez muerto, todas estas restricciones desaparecen. Así ha sucedido en el caso de Jimmy Savile, mientras vivía se admiraba su excentricidad, cuando murió surgieron los testimonios sobre sus abusos sexuales.

Giles: Escribes libros individuales, series, incluso no ficción ¿te aburres?

Val: Sí, a veces me aburren mis personajes y les dejo descansar. Tener una sola serie me mataría, necesito distintos personajes para contar distintas cosas.

Giles: ¿Sigues un patrón?

Val: Sí, es necesario para mantener el plan de marketing y promoción, tengo que ajustarme a unas fechas. Esto es un negocio, sé que suena un poco anatema, pero es mi trabajo, así me gano la vida, tengo hacer las entregas a tiempo para que todo funcione. Después de la resaca de Año Nuevo me pongo a trabajar en serio.

Giles: Escribiste "A Suitable Job For A Woman", una obra de investigación sobre el mundo de las detectives privadas.

Val: Hay muchas oportunidades para una mujer detective, cuando se acercan a preguntar la gente interpreta que son cotillas, no que son detectives y suele hablar mucho más. Muchas de ellas me contaban que siempre trabajan en varios casos a la vez por ello a Kate Brannigan siempre la hago trabajar en más de un caso.

Giles: ¿Cómo te sientes al ver a tus personajes llevados a la pantalla?

Val: Hay que verlo como cuando un hijo se independiza. A mí me preocupa que se entienda lo que quise decir, que se mantenga lo esencial. Suelo revisar los guiones pero mis consejos a veces se admiten y otras no. En la tercera temporada de "Wire in the Blood" la actriz que interpretaba a Carol Jordan decidió abandonar la serie. No sabíamos si mantener el personaje cambiando la actriz o crear un nuevo personaje, optamos por esa opción desarrollando un personaje secundario que se llamaba Paula. No sabía por qué el guionista estaba mosqueado conmigo hasta que me enteré de que había puesto al personaje el nombre de su mujer y ahora andaba molesto por que fuera lesbiana ¡ni que fuera tan fácil convertir a una mujer en lesbiana!

11 comentarios:

Natalia D. dijo...

He leído poco de esta autora y nada de ninguna de sus series. De los tres sueltos que he leído de ella, el que más me gustó (a pesar de tener algunas cosillas bastante increíbles) fue “Lugar de ejecución”. Ahora, tras leer esta estupenda entrevista (gracias Alice) me quedo con ganas de leer más cosas de ella porque me ha parecido una mujer inteligente, pragmática, divertida y, en suma, muy interesante.

José María dijo...


He leído con mucho interés lo que dice esta autora, y eso que la tengo vedada pues leí un par de novelas y no me gustaron casi nada. Para un simple lector como yo, el que alguien que produce novelas te cuente las peripecias de su génesis, siempre me resulta de lo más interesante.
Enhorabuena por la entrada.

Li Xiaotao dijo...

Gracias Alice por reseñar e informarnos de estos eventos. Hace tiempo intente leer Asesino De Sombras y aunque soy de las que terminan los libros aunque sean malos y este me resulto fastidiosisimo...no lo termine.Pues hasta donde lei la trama se sentraba en la relacion de la protagonista psicologa con su novio escritor y me resulto insoportable. Sin embargo estoy dispiesta a darle otra oportunidad a McDermid si me topo con Lugar De Ejecucion, que me han dicho que es un buen libro.

Boga Vante dijo...

Pongo a Val McDermid en "busca y captura". Sus respuestas en la transcripción que nos regalas me han hecho sentir ganas de conocerla, Silver.

No me ha extrañado nada el que cite a la Christie y Muerte en la Vicaría, como la única lectura de que disponía hasta el punto de releerla más de una vez.

Algo de su aspecto en la foto me ha traído el recuerdo de esa autora que me enseñó a disfrutar con esas lecturas de miedo "controladas"

Espero que no me defraude y, de ser así, pues tampoco pasa nada. Me quedo con el disfrute de la entrevista.

Gracias, Alice.

Alice Silver dijo...

Natalia D. yo leí "Un eco lejano" hace tiempo y no me convenció, yo también buscaré sus libros, sobre todo los de la serie, me pareció una mujer que tenía mucho que contar.

Sí, José María, estuvo especialmente interesante, a mi me gustó mucho la anécdota de las dos rodillas pitando en el detector de metales y la del boxeador.

Li, parece que todos tenemos la misma sensación, los libros no nos han acabado de convencer pero la autora es tan maja...

Boga, esta vez no he sido tan literal como en otras transcripciones, he preferido contar lo que me interesó... Sigo a la autora en Facebook y sigue siendo bastante devota de la Christie aunque me da que sus propios libros se aproximan más al thriller psicológico...

Boga Vante dijo...

En tus crónicas para Mis Detectives no busco precisamente la literalidad: Me interesa mas el "tuétano" de lo que percibes.

He comenzado con La Rubia de Consolación, un relato publicado junto a otro de Dennis Lehane y un tercero de Jerome Charyn.

Teniendo en cuenta mi desafección por los relatos cortos desde mi iniciación como lectura, (incluso los de mi querida Christie, que ya es hilar fino), me parece pronto para opinar. Lo haré después de cualquier novela, aunque las 4 que he conseguido no creo que pertenezcan a ninguna serie.

Hace una mañana preciosa; me apena tan solo que no llueva, para que resulte genial.

Saludos

Alice Silver dijo...

Boga, he disfrutado mucho este último mes con los relatos cortos de "Poirot investiga", Boga, es cierto que es un formato que no triunfa en nuestro país, pero a mi me parece estupendo para el género policíaco ya que plantea y resuelve un enigma en pocas páginas, en el caso de Agatha son todos muy ingeniosos.
Las dos novelas de serie publicadas en castellano de Val McDermid son: El canto de las sirenas, 1995 y El alambre en las venas, 1997. Del resto hay publicado bastante pero solo los libros en solitario.
Y no echo de menos la lluvia en esta mañana maravillosa en la que he podido pasear por la Feria del libro viejo y antiguo y saludar a muchos de mis detectives favoritos de los que hay muy buena representación.

Boga Vante dijo...

Finalizo Delito en la piel con sabor a decepción. De su arranque de novela negra-dura, esperaba una historia con un desarrollo que mantuviera ese interés inicial, que se diluye conforme avanza hacia un final sorprendente, no por la resolución de la trama, plana y sin cuajo, sino por la deuda de espacio que conlleva un relato. O porque la autora así lo ha querido, claro está.

He releído la entrada de nuevo, Silver, y creo que para tener una opinión de McDermid, necesitaría conocerla en las series de las que habla en la entrevista del Hay Festival, con protagonistas fijos, y a las que no pertenece este Delito en la piel. Quizás algún día.

Me gusta que relea a la Christie, pero al menos en esta historia, se encuentra en las antípodas de Doña Aghata.

Alice Silver dijo...

Tengo la sensación Boga de que me va a desilusionar como a ti, me parece que la autora está más cercana al thriller que a la novela policiaca inglesa que nos gusta. Espero poder acercarme en algún momento a su serie.

Clemen dijo...

Leídos algunos de los comentarios anteriores sobre las obras de Dermid, quiero comentarles que, en efecto, leí un par de sus novelas antes de caer en otro par que me tienen enganchada con la autora: Un eco lejano y Un territorio oscuro. En ambas aparece su Karen Pirie; en la primera sólo de manera secundaria y en la segunda como investigadora de casos cerrados. Me parecieron excelentes. Así que te las recomiendo Alice para cuando decidas bloguear sobre ella. Creo que aquí la autora se ha lucido muy bien.

Alice Silver dijo...

Gracias por la recomendación Clemen, sé que todavía tengo pendiente a la autora, no lo olvido :), que Karen Pirie aparecía en dos novelas no lo sabía, gracias!