lunes, 23 de diciembre de 2013

Aector McAvoy - David Mark

Aector Mc Avoy es sargento en la Unidad de delitos graves y crimen organizado de la policía de Humberside, en Yorkshire, Inglaterra.

Creció en el campo, cerca del lago Ewe, al oeste de las Highlands escocesas, más adelante vivió en Inverness. Estudió en la Universidad de Edimburgo. Tuvo una educación católica.

Trabaja en Hull, desde hace 5 años. Una población en declive que tras la reconversión del sector pesquero se cae a trozos. Vive en un adosado nuevo, vulgar y corriente al norte de la ciudad, con su mujer Roisin y su hijo de 4 años Finley. Adora a su familia.

Es muy alto, de pecho fuerte y ancho, cuello grueso, pelo rebelde pelirrojo, con cara de granjero. Tiene una mezcla de acento pijo y escocés. Le viste su mujer para que no parezca Colombo, a ella se debe su abrigo cruzado y su bolso de hombre.

Ha vuelto hace poco al trabajo. Denunció a un superior, que fue expulsado y sufrió una agresión. Algunos de sus colegas no confían en él y los jefes no le valoran. Tiene fama de hombre de despacho, trabaja con hojas de cálculo y bases de datos.

Obsesionado por las normas. Es un hombre pequeño atrapado en un cuerpo grande, pese a su enorme tamaño no asusta, tiene la personalidad de un contable.

Su jefa es Trish Pharaoh, enérgica y descarada. Bajita y rolliza, tiene más aspecto de señora de la limpieza que de mando policial.

En "El oscuro invierno" una monaguilla originaria de Sierra Leona, es asesinada a puñaladas en la iglesia. Aector es testigo del crimen. El superviviente de un antiguo naufragio muere en el mar 40 años después del suceso.

Comentario personal

No me ha gustado esta novela. El autor da demasiadas explicaciones y la historia está llena de detalles innecesarios. El protagonista es buena persona, pero tiene algo de atontado y cursi, es demasiado débil y autoreflexivo, le atormenta su pasado y su presente, su inseguridad acaba resultando cansina. La trama es demasiado evidente casi desde el principio y su resolución resulta decepcionante.

Para desayunar: huevos revueltos y salmón ahumado sobre una rebanada de pan de centeno.

Libros de Aector McAvoy
  1. El oscuro invierno (The Dark Winter, 2012)
  2. La otra piel (Original Skin, 2013)
  3. El dolor que nos une (Sorrow Bound, 2014)
  4. Taking Pity, 2015





El autor

David Mark nació Carlisle, Reino Unido en 1977. Trabajó 15 años como periodista, 7 de ellos en la sección de sucesos del The Yorkshire Post.

Vive en Lincolnshire, cerca de Hull, con su mujer y sus dos hijos y trabaja como novelista a tiempo completo

Web del autor: www.david-mark.co.uk (en inglés)

17 comentarios:

Alice Silver dijo...

Algunos comentarios del Cajón:

José María dijo…
Buenas. Os comento algunos de los últimos libros que he leído.

El oscuro invierno de David Mark, estupendo policial, con un prota más bueno que el pan, rodeado de una auténtica caterva de polis granujas y zopencos. Muy bien llevada la historia criminal y la trama. Promete ser una buena serie.

21 de julio de 2013 22:40

Natalia D. dijo…
Alentada por el comentario de José María, estoy leyendo el que recomienda de David Mark. Y sí, coincido en que, para variar, da gusto tratar con su bondadoso y concienzudo protagonista. Y la historia, dividida en dos subtramas, que todavía no sé si confluirán en algún momento, mantiene muy bien el interés.

23 de julio de 2013 10:05

Sandra dijo...

Hola Alice.
Este libro lo lei hace poco y me gusto. No te voy a decir que es grandioso, pero me resulto muy entretenido. Creo que tal vez por ser el primero tenga algunos defectos, espero que con mas tiemo el escritor los supere. Tengo la intencion de seguir con la serie, ojala no me decepcione.

Alice Silver dijo...

A mi me empezó gustando pero me acabó resultando cansino y pesado. En fin.

Si eres Sandra de México que sepas que ya tengo casi lista la entrada de Freeman, será la próxima y la publicaré el día de Reyes.

Sandra dijo...

Si Alice, soy Sandra de Mexico. Muchas gracias, la he estado esperando con ansia.
Te mando un saludo y te deseo una feliz navidad y prospero año nuevo desde Mexico.

Alice Silver dijo...

¡Felices fiestas para ti también!

José María dijo...

Que a mí sí me gustó esta novela. Sólo la resolución final me pareció un tanto retorcida, pero las diversas historias que van apareciendo me gustaron, y me enganchó el cómo la fue llevando. Y en cuanto al prota, me parece un buenazo, enamorado hasta las cachas de su mujer, y que quiere profundamente a su hijo, y el pobre lo único que teme es perder tanto bueno en esta vida (¡qué raro en novela policíaca es este hombre!), y profundamente moral, sin dar moralina, y parece que no rompe un plato, pero si se pone en marcha…, se pone.. Y en cuanto a su jefa, es verdad que no tiene tipo de modelo anoréxica, pero tiene un estilo y una presencia deslumbrante, que brilla tanto por su aspecto, como por su personalidad, muy por encima de los chabacanos y bastante mezquinos polis que la rodean. Me pasa como a Sandra, que espero la próxima novela a ver qué tal….

Y a pesar de las previsiones tempestuosas que dan hoy para Madríd, para Alice y el resto de comadres y compadres de este cotorreante patio de negra vecindad, se os envían muchos besos para ellas, tremendos abrazos para ellos y mis mejores deseos navideños para todos.

Alice Silver dijo...

No se José María, quizás la diferencia entre otros polis tristones y este es que a otros se les ha muerto la mujer y este vive en estado de alerta permanente temiendo que se muera ¡alegría! Yo también leeré la próxima novela.

Felices fiestas para ti también y para todos, un abrazo muy grande.

José María dijo...

Acabo de leer la segunda entrega de este autor, La otra piel, y me ha gustado mucho. Una novela con varias tramas independientes, que desarrolla muy bien, tanto en la investigación, como en las circunstancias de sus personajes, siendo además mucho más creíbles que la trama de su anterior novela, que resultó cogida bastante por los pelos. Y el prota, siendo tan grande, de cuerpo y alma, y tan buenazo, me ha resultado menos panoli que en la primera. Y tiene un final muy brillante. Y se me olvidaba decir lo buenos que son los personajes, y lo bien desarrollados que están. En resultas, una estupenda novela.

Alice Silver dijo...

Todavía no me siento con fuerzas para entrentarme al poli panoli :) en cualquier caso gracias por la recomendación José María.

Anónimo dijo...

Una de las peores novelas que han caído en mis manos últimamente. Horreur. El poli buenecito, el hijito es todo como un anuncio de pasteles. Mal escrita, peor resuelta, un dislate.

Alice Silver dijo...

Jajaja, tienes toda la razón ¡Feliz Navidad!

marion dijo...

Casualmente estoy leyendo la primer novela de David Marck.
Me pico la curiosidad y vine a buscar en el minuciosso archivo del blog y acabo de leer los comentarios.
Pues...por ahora coincido con Jose Maria.
La encuentro muy bien escrita y muy interesante en su planteo de las dos tramas.

Veremos que sucede en adelante con la resolucion de los casos.
Entretanto estoy absolutamente atrapada por la narracion.

Alice Silver dijo...

Pues nada, disfrútala Marion, en este caso mi opinión no coincide con la de la mayoría.

Marion dijo...

CONTIENE SPOILERS

Bueno... debo decir que disfrute el libro hasta la pelea en el bar, entre los dos policías y el asesino.

Totalmente inverosímil. Si bien el delincuente sabe luchar, tiene entrenamiento militar, y en un cuerpo a cuerpo con el corpulento prota puede defenderse bien, sucede que pasan varios minutos de encarnizada pelea y no hace. Aparición en la misma la ayudante del escoces, que había venido con el y no se dan explicaciones de su ausencia.

Cuando finalmente aparece, porra en mano, pues no la descarga sobre el criminal, instante que aprovecha este para sacar cuchillo de su ropa y herirla. Pero como pudo hacer toda esa maniobra estando enzarzado con McAvoy??

Se les escapa porque entran parroquianos al bar. En fin...

McAvoy es un buenazo y apegado a las normas. El siempre en lo políticamente correcto. No me cautiva, jaja!

Su concepto del deber es tan fuerte que prefiere seguir con su ordenador en una escena en que su esposa lo provoca sexualmente. Menos que menos hace caso a su libido una vez que percibe la atracción emanada de su jefa.

Realmente me resulto cansador tanta blandura.

Pero...encuentro gran contradicción, entonces, para un tipo tan obsesionado con los buenos procedimientos, que, cuando casi al final, necesita interrogar a quien esta internado en cuidados intensivos, le quite el entubado para que pueda hablar y lo despierta del coma inducido, haciéndole aspirar amoniaco.
Ridículo! Ese sacudon produce en los aparatos una conmoción que se traduce en alarmas sonoras (lo se por experiencia) para alertar a enfermeros (en este caso el que lo cuidaba estaba almorzando y tardo como media hora pues el interrogatorio fue extensísimo!!!

Y por supuesto se retiro corriendo, asustado por descubrimientos, con lo cual no lo volvió a entubar!!!!! Inaceptable! Para despedirlo del cuerpo policial.
La resolución de los casos, traída de los pelos, etc.etc.

No deseo seguir extendiéndome. La síntesis no es mi fuerte.

No me quedaron deseos de proseguir aventuras del pseudo-buenazo.

Mucha suerte a David Mark pero me basto con este texto.

Claudia Piñeiro, escritora argentina, ha dicho con buen tino, que "la gran tarea de un buen escritor es convertir la ficción en algo verosímil"
Comparto puntualmente su reflexión.

Ahh! No resisto irme sin comentar el final.

El automóvil que conduce el asesino serial y lleva de acompañante a McAvoy herido!! Choca contra poste, y el autor aclara que iba a 100 kms. El impacto producido por esa velocidad significa que los ocupantes mueran en el acto.

No es así. El héroe escoces logra abrir vehículo y arrastrar al conductor para seguir pelea en el piso.

El auto en llamas. Explota, por supuesto. El asesino vuela en pedacitos, obvio.

Pues el escoces se salva, sale con heridas leves, a pesar de que la explosión daño un edificio contiguo, según anuncian las noticias por teve.
Nooooooooooo!

Alice Silver dijo...

Veo que empezaste alineada con José María y has terminado más cercana a mi posición. Vamos, que has pasado del amor al aburrimiento y la extenuación en muy poquito tiempo :) He reunido tus comentarios en uno, avisando de que hay spoilers por si alguien no ha leído la novela y añadiendo algunas tildes. Por favor intentad escribir bien, es una muestra de respeto al resto de participantes en el blog.

Marion dijo...

Alice: sucede que utilizo Ipad y alli dan mucho trabajo escriturar tildes.
En lo sucesivo, usare orddenador y veras prolijitas palabras acentuadas.

Alice Silver dijo...

Jajaja, perfecto Marion, espero tus prolijos comentarios.