martes, 26 de mayo de 2015

Eberhard Mock - Marek Krajewski

Eberhard Mock es suboficial mayor en la Sección Antivicio de la dirección general de policía de Breslau, Alemania (en la actualidad Wroclaw, Polonia).

Hijo de un zapatero. Estudió lenguas clásicas y filosofía, abandonó la carrera al hacerse amigo de gente rica que le enseñó un aspecto diferente del mundo e hicieron de él un sibarita y un gourmet.

Pelo oscuro y ondulado, ojos entre verdes y castaños, mandíbula apretada. Pesa 90 kg, tiene una silueta cuadrada y una tripa prominente.

Vive en Plesserstrasse en Klein Tschansch, un barrio a las afueras de Breslau. Le gusta la música barroca y leer.

Trabaja desde hace 13 años en la policía. Comparte un despacho con dos compañeros en el que sólo tiene un escritorio con tablero tapizado en verde, un cenicero de latón y un armario para expedientes con persiana de listones de madera. En sus colegas y superiores despierta una mezcla de desprecio y miedo. Desprecio por ser un alcohólico y un putero, miedo por su carácter violente e imprevisible. Es delicado e indulgente con las prostitutas y brutal y cruel con los macarras.

"Peste en Breslau" transcurre en 1923. Comienza con Mock despertando en un  bosque, desnudo y resacoso, aunque ya sólo bebe una vez al mes. Se ha reincorporado recientemente a la sección antivicio tras una baja de un año del servicio. Dos prostitutas son asesinadas y la Brigada Criminal le pide su colaboración para identificarlas.

Comentario personal

El personaje de Eberhard Mock me resulta repulsivo: violento, cobarde, alcohólico y putero. Aunque el autor lo presente como respetuoso y cariñoso con las prostitutas no por ello deja de resultarme menos desagradable. La lectura del libro se me ha hecho muy pesada y carente de interés, la trama me ha parecido deshilvanada hasta casi el final.

Para comer: jamón ahumado con cebolla frita, codillo adobado con especias, salchichas bávaras blancas con mostaza dulce y nabo en vinagre, escalopa fría con huevo frito. Para beber cerveza Haase y vodka puro.

Libros de Eberhard Mock
  1. Muerte en Breslau (Śmierć w Breslau, 1999)
  2. Fin del mundo en Breslau (Koniec świata w Breslau, 2003)
  3. Espectros en Breslau (Widma w mieście Breslau, 2005)
  4. Festung Breslau, 2006
  5. Peste en Breslau (Dżuma w Breslau, 2007)
  6. Głowa Minotaura, 2009

 
 
El autor

Marek Krajewski nació en 1966 en Wrocław, Polonia.  Es profesor de Latín en la Universidad de Wroclaw y un apasionado investigador y lector de la literatura clásica.

Otros libros
 
Serie Jarosław Pater
  1. Aleja samobójców, 2008
  2. Róże cmentarne, 2009
 
Serie Edward Popielski
  1. Głowa Minotaura, 2009 - con Eberhard Mock
  2. Erynie, 2010
  3. Liczby Charona, 2011
  4. Rzeki Hadesu, 2012
  5. Wotchłani mroku, 2013
  6. Władca liczb, 2014

3 comentarios:

Alice Silver dijo...

Del Cajón de sastre:

Lord Farinhas dijo...
¡Hola! me gustaría recomendar esta novela ambientada en la época nazi en la ciudad alemana de Breslau (ahora Wroclaw en Polonia): “Muerte en Breslau” de Marek Krajewski.
En mi humilde opinión me parece muy buena y puede ser muy interesante para aquellas personas que estén interesadas en la novela policiaca y en esta época histórica.
Un saludo a tod@s.

26 de septiembre de 2010, 2:43

José María dijo...
Os recomiendo encarecidamente el último libro de Marek Krajewski, Espectros en Breslau, tercera entrega de las peripecias del policía Mock, que se sitúa en Breslau, en el período de entreguerras. Historias cruentas, con un humor negro, negrísimo, tan cáustico como puede ser el humor centroeuropeo, y un personaje aparentemente desatado, bebedor, putero, con una moral estricta y a la vez superviviente... Es como uno de esos platos fuertes y densos, pero muy sabrosos.

16 de septiembre de 2011, 16:47

José María dijo...

Siento discrepar con el comentario tan desfavorable de la bloguera. A mí me resultaron unos libros curiosos, cargados de humor negro y cáustico, enmarcados en una época brutal de miseria en Alemania y Centroeuropa. Son novelas distintas de lo que habitualmente nos echamos al coleto, pero cuentan historias fantásticas, muy duras, sin esquivar un mundo y una realidad crudísima. Y en cuanto al protagonista, es todo un personaje, aparentemente sórdido y cabrón, pero con una astucia enorme, con una lucidez apabullante, y que transmite mucha más humanidad que muchos protas de presuntas elevadas ideas.

Alice Silver dijo...

Tu recomendación me animó a darle otra oportunidad José María. Había leído Muerte en Breslau hace tiempo y no me gustó y le dí otra oportunidad con la Peste. Pero yo es que la gracia no se la encuentro por ningún lado a ese personaje triste, sórdido, sin amigos verdaderos, depresivo... Lo de su astucia me ha pasado desapercibido y en esta novela la trama está basada en una supuesta hermandad de asesinos en la que no he encontrado tampoco ningún viso de realidad. Pero como siempre decimos, para gustos... aquí quedan nuestras encontradas posiciones.