martes, 29 de septiembre de 2015

Christie Opara - Dorothy Uhnak

Christie Opara, de soltera Choriopolous, es detective de la policía de Nueva York en 1968.

Su madre murió cuando ella nació y su padre, capataz de construcción, hace dos años. Tiene 26 años y es viuda desde hace cinco. Su marido, policía como ella, falleció en acto de servicio. Vive en Queens con su hijo de cinco años, Mickey, y su suegra Nora.

Pecho liso, caderas estrechas, piernas largas y esbeltas. Tiene el pelo rubio oscuro y lo lleva muy corto. Ojos verdes. Con su aspecto de muchacho resulta más "mona" que "sexy".

Le gusta el béisbol, juega como pitcher con los niños del barrio y disfruta viendo los partidos.

Trabaja para el Fiscal del Distrito, es la única mujer en un equipo de 16 hombres. Su jefe es Casey Reardon, ayudante inspector del Fiscal del Distrito. Sus compañeros más habituales son Marty Ginsburg, judío, Stoner Martin, afroamericano y Sam Farrell.

Intensa, vital, franca, siempre dice lo que piensa. Pasa mucho tiempo en el trabajo, haciendo tareas de campo, investigando periódicos antiguos en la Biblioteca Pública de Nueva York o escribiendo informes, original y dos copias, en su estropeada máquina Underwood.

En "El cebo" actúa como infiltrada como estudiante en el City College, tratando de detener a unos traficantes de LSD. Cuando de camino a una redada se ve obligada a detener a un exhibicionista, da al traste con la operación.

Comentario personal

Es curioso descubrir, gracias a Natalia D., los que sean probablemente los primeros libros protagonizados y escritos por una mujer policía. Aunque la trama es un poco deshilvanada y vista, es muy interesante asomarse a 1968 y ver como mujeres y afroamericanos se incorporan al trabajo policial. Hay cierto toque de machismo disfrazado de paternalismo.

Para comer: sándwiches con té, café y refrescos.

Libros de  Christie Opara
  1. El cebo (The Bait, 1968)
  2. El testigo (The Witness, 1969)
  3. El libro mayor (The Ledger, 1970)




Películas y series de televisión
  • The Bait, 1973. Película para TV. EEUU. Director: Leonard Horn. Intérprete: Donna Mills (Tracy Fleming / Opara)
  • Get Christie Love!, 1974. Película para TV. EEUU. Director: William A. Graham. Intérprete: Teresa Graves  (Christie Love  / Opara). Basada en The Ledger, 1970
  • Busquen a Christie Love! (Get Christie Love!, 1974-75). Serie de TV de 22 episodios. EEUU. Intérprete: Teresa Graves  (Christie Love  / Opara).

La autora

Dorothy Uhnak nació en el Bronx, Nueva York en 1930. Vivía cerca de la comisaría del distrito 46 en Ryer Avenue y desde pequeña quiso ser policía. Estudió en el City College de New York.

Ingresó en la policía en 1953 y trabajó durante 14 años para el Metropolitan New York Transit Police, doce de ellos como detective.

Su primer libro fue  "Policewoman" de 1964, una autobiografía sobre su carrera en el Departamento de Policía. En 1967 abandonó el trabajo policial, completó sus estudios en el John Jay College of Criminal Justice de Manhattan y se dedicó por completo a la escritura, publicando la trilogía de Christie Opara.

Uno de sus libros La investigación (The Investigation, 1977) fue adaptado en una película para televisión de la serie Kojak.

Murió en Greenport, New York en 2006, aparentemente de una sobredosis de drogas. Estuvo casada y tuvo una hija.

Otros libros

Biografía
  • Policewoman, 1964
Novelas
  • La ley y el orden (Law and Order, 1973)
  • La investigación (The Investigation, 1977)
  • El falso testimonio (False Witness, 1981)
  • Victims, 1986
  • El crimen del Bronx (The Ryer Avenue Story, 1993)
  • Codes of Betrayal, 1997

6 comentarios:

Adol dijo...

Interesante propuesta. Los policías americanos de los sesenta no vieron bien la incorporación de mujeres y afroamericanos, y todavía sigue siendo un problema para las nuevas incorporaciones en algunos casos. La autora fue muy valiente al involucrarse en un mundo destinado exclusivamente a los hombres y sobre todo valiente para contar la historia y continuar escribiendo sobre ello. Otro ejemplo de la policía americana de los sesenta lo ofreció Chester Himes, escritor afroamericano.
Un saludo.

Alice Silver dijo...

Adol, quizás la principal diferencia entre estos libros y los de Himes está en que la protagonista lucha por integrarse en el sistema mientras que Ataúd y Sepulturero no creen en el sistema. Literariamente son muy superiores las novelas de Himes.

Holmes-Watson dijo...

Alice has creado un nuevo tipo de arqueologia: la arqueologia literaria

Alice Silver dijo...

:) Holmes-Watson. Tengo muy buenos colaboradores, este descubrimiento fue de Natalia D. Yo solo hice un poco de investigación adicional.

Natalia D. dijo...

¡Me había perdido esta entrada! Aunque sea tan a destiempo, no puedo evitar meter baza para rendir homenaje a la autora de una de mis primeras lecturas “negras” de adulta, “El falso testimonio”, en la que por primera vez me encontré como protagonista a una mujer que se dedicaba profesionalmente (como fiscal) a investigar un asesinato (y era un gran salto cualitativo frente a las heroínas románticas de Agatha Cristie, por ejemplo, o el personaje simpático pero secundario de la secretaria de Perry Mason).
Muchos años después me enteré de la existencia de los tres libros que Uhnak había dedicado a las aventuras de una mujer policía (Christie Opara) y de que se había adelantado varios años a Joseph Wambaugh (del que también me declaro admiradora, especialmente de su magnífico “Los nuevos centuriones) en ser la primera policía que convertía sus experiencias en libros. Es verdad que al leer hoy las aventuras de Christie Opara (tras leer infinidad de historias con apasionantes protagonistas femeninas como Sharon McCone, Victoria Warshawski o Kinsey Millhone) resulta un poco sosona (la traducción tampoco ayuda), pero en su momento este personaje fue una gran novedad y tuvo mucho éxito como indica el Edgard que recibió El cebo.

Alice Silver dijo...

Natalia D., no puedo más que alegrarme de la visita de la autora del descubrimiento, aunque sea con un poco de retraso :)

Repasando las entradas clásicas del blog veo que los papeles femeninos hasta los años 60 se limitaban a detectives aficionadas como las solterísimas Miss Christie, Miss Whiters o Miss Maud Silver, alguna secretaria y alguna esposa. El único personaje "fuerte" que me viene a la cabeza como contemporáneo de Opara es Jane Boardman, un poquito anterior.

De Wambaugh he leído algunos, el que más recuerdo es Campo de cebollas que me impresionó bastante.