martes, 15 de septiembre de 2015

Siiri, Irma y Anna-Lissa - Minna Lindgren

Siiri, Irma y Anna-Lissa son tres ancianas que viven en el Centro Residencial Geriátrico El Bosque del Crepúsculo en Helsinki, un edificio moderno de pisos residenciales independientes, de tejado plano y pequeñas ventanas.

Siiri Kettunen tiene 94 años. Originaria de Helsinki, como generaciones de su familia. Trabajó durante décadas como mecanógrafa en el Instituto de Salud Pública. Dos de sus tres hijos han muerto, uno a causa del alcohol y otro por la obesidad. Su hija se hizo monja. Tiene nietos y bisnietos.

Le gusta viajar en tranvía, escuchar música clásica, leer libros en voz alta, ver la serie de Poirot e ir a la peluquería. Suele vestir pantalones.

Irma Lännenleimu, 92 años. Fue profesora de canto y ama de casa. Tuvo seis hijos. Cuerpo rechoncho. Viste vestidos de color azul y luce a diario pendientes de brillantes, collar de perlas y pulseras doradas. Toma un whisky al día, por prescripción médica, siempre acompañado de la pastilla para la diabetes. Es curiosa y alocada.

Anna-Lissa Petajä, 93 años. Licenciada en filosofía, fue profesora de lengua. Delgada y alta, delicada. Cálida y divertida, valiente e impetuosa. Corrige las expresiones y el vocabulario de sus compañeros.

En "Tres ancianas y un cocinero muerto" Tero, el cocinero de la residencia, ha muerto, aparentemente fue un suicidio. Siiri le tenía mucho cariño y decide investigar.

Comentario personal

"Tres abuelas y un cocinero muerto", no es una novela policíaca sino una historia sobre la vejez. No deja de ser chocante e incluso ridículo el "claim" de la editorial que anuncia en la portada a Minna Lindgren como la Agatha Christie del norte. ¿Hasta cuando tendremos que aguantar las falsas promesas y tópicos recurrentes?

Aunque es un libro amable y las protagonistas son adorables, hay cierta sensación de tristeza, de abandono. Los directivos y cuidadores desempeñan sus funciones con desidia, escudándose en sus bajos sueldos. Los familiares están ausentes la mayoría del tiempo. La autora intenta transmitir el mensaje de que lo importante es vivir pero no a cualquier costa, si no hacerlo con salud y sentido, pero no podemos evitar sentirnos acongojados.

La trama transcurre demasiado lentamente y algunas escenas resultan repetitivas.

Acompañando a Siiri en sus viajes en tranvía, descubrimos la arquitectura de Helsinki, su historia y arquitectos.

Las tres conocen el hambre de quienes han vivido la guerra y se extrañan de que ahora la comida se considere una afición popular. Para comer: Puré de patata, sopa de guisantes o guisado de hígado. Para merendar: café instantáneo, bizcocho, helado de mermelada de camemoro, tortitas de sangre con arándanos rojos. En Navidad, jamón cocido y en Semana Santa, budín de Pascua.


Libros de Siiri, Irma y Anna-Lissa - Trilogía de Helsinki
  1. Tres abuelas y un cocinero muerto (Kuolema Ehtoolehdossa, 2013)
  2. Tres abuelas y un joyero de ida y vuelta (Ehtoolehdon pakolaiset, 2014)
  3. Tres abuelas y un plan de sabotaje (Ehtoolehdon tuho, 2015)







La autora

Minna-Liisa Gabriela Lindgren nació en 1963 en Helsinki, Finlandia. Ha trabajado como periodista freelance y para la Finnish Broadcasting Company.

Antes de su trilogía, ha escrito obras sobre música clásica.

20 comentarios:

Megan Barrow dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Alice. No es una novela policíaca, sino sobre la vejez y cómo tomar los días como vienen, además de buscarse un entretenimiento.
Me llamó la atención que unas mujeres que pagan una barbaridad por una residencia, luego vayan al súper a comprar paquetes de hígado de oferta por acercarse la fecha de caducidad.
En cuanto a cómo nos venden la moto las editoriales, pues ya sabes cómo son y lo mismo te pueden decir que la novela es gótica, así trate de las campañas de Napoleón, creo que ni las leen, no hay más que ver algunas contratapas. Y no mencionemos las barbaridades que traen algunas traducciones, una cosa es que haya crisis, y otra que pongan a la venta, muchas veces, cosas retraducidas del inglés, o sea, de cualquier idioma nórdico se tradujo al inglés y luego, del ingles, se retradujo al castellano, si es que así puede llamarse a más de una "cosa" que presentan como traducción.

Alice Silver dijo...

Hola Megan, lo de comprar los productos casi caducados puede ser por pertenecer a una generación que ha vivido dos guerras (la de invierno y la de continuación) y ha pasado hambre, el ahorro se ha convertido en un modo de vida aunque luego haya cambiado su poder adquisitivo, como mencionan en algún sitio no entienden el mundo actual donde la comida se ha convertido en una especie de entretenimiento...

Lo más triste del tema de las editoriales es lo manido de sus argumentos, siempre haciendo referencia los mismos autores, ¡qué falta de imaginación! Yo ni me había fijado porque no suelo hacer mucho caso pero lo comentaron en mi club de lectura... Pero la cosa es todavía más rocambolesca: en la edición española dice: "De Finlandia llega la Agatha Christie del norte" y menciona como fuente The Independent. Pero si buscas en el periódico lo que dice es que la editorial Pan Macmillan describe la serie como "El aterrizaje nórdico en la Miss Marple de Agatha Christie". O sea, una editorial que menciona un periódico, que menciona la nota de prensa de otra editorial...

Adol dijo...

Cada vez es más frecuente que las editoriales vendan una mala novela con todo tipo de salvas y alabanzas y luego el lector se lleve un chasco como le ha pasado a muchos. Hay que ir con mucho ojo. Sobre esta novela creo que será interesante leerla al ser protagonizada por mujeres que han visto de todo en sus noventa y tantos años de vida. Es realmente cierto la falta de atención que se encuentra en algunos centros para ancianos pero hay otros lugares por no decir trabajadores, que se toman en serio su trabajo e intentar dar un poco de cariño a los residentes. Sobre la autora, que la vendan como la Agatha Christie del norte es rizar el rizo, pasarse con la publicidad, supongo que ha sido porque escribe sobre una anciana y se hayan acordado o sacado paralelismos con la señorita Marple. La publicidad causa estragos. Pintan muy bien Puerto escondido de María Oruña pero ya hay gente que dice que la novela no es para tanto, lo mismo que lo "nuevo" de Millennium, Lo que no te mata te hace más fuerte que se aparta completamente del estilo de Stieg Larsson.
Un saludo.

detectives salvajes dijo...

El titulo despista; escogido, seguramente, como reclamo. El título original es “Kuolema Ehtoolehdossa” que vendría a ser algo parecido a “Cena mortal”, con lo cual se obviaría el protagonismo simpático –y más comercial- de las tres abuelitas.
Sí que hay una muerte y esto es lo que pone en marcha a estas tiernas protagonistas por su edad cronológica pero también admirable por su personalidad, fruto de una educación y formación envidiable desde donde nos hallamos nosotros. Su senectud, obligada a pasarla en un centro de atención para las personas mayores es una crítica al desamparo familiar, social y gubernamental que pone en el punto de mira la externalización, la subcontratación y la privatización del que habrían de ser unos servicios públicos en toda su extensión (y desde aquí, eso sí lo entendemos, sobradamente) Si ellas pueden sobrevivir a todo esto, lo es gracias a su fortaleza, a sus ganas de pasarlo bien, a su alegría, a saber que lo que importa es hoy, pero sobretodo porque sin unión no hay fuerza. La complicidad, además, se hace extensiva a otros entrañables compañeros de residencia. Todos mantienen el listón de la dignidad alto, muy alto. Se agradece.
Personalmente lo he pasado bien leyéndolo porque, en verdad, estas abuelas me han gustado enormemente: por su feminidad, por su vitalidad, por sus lapsus y porque cada una de ellas tiene una personalidad alocada, distinta entre ellas pero muy estimulante literariamente. Son diferentes y la vez integradoras. Es una esperanza poder llegar a los 94 años así…
Me ha gustado mucho viajar en tranvía por Helsinki con Siiri por todo lo que me ha mostrado a través de sus innumerables trayectos. Como me decía Montse Clavé de la Librería Negra y Criminal que me lo recomendó -y por ello me decidí- se puede ver toda la historia de la arquitectura contemporánea de la capital finlandesa con los ojos de Siiri; unos ojos muy bien dotados dentro de una cabeza muy bien puesta y bien informada. Llegué a sacar dos páginas de anotaciones con referencias para cuando pueda visitar Helsinki.
Espero poder leer las siguientes lecturas que componen la anunciada trilogía. Como bien dices Alice quizás no es exactamente una historia policial pero es una lectura muy sana.

Megan Barrow dijo...

Detectives Savajes: Me parece perfecto que te haya gustado, y que te haya encantado ver la arquitectura de Helsinki con los ojos de Sirii, tengo que decir que a mí la arquitectura no me emociona ni lo más mínimo. Los viajes en tranvía que aburren un montón, y las residencia para la tercera edad no me asustan en absoluto, toda mi familia, curiosamente las mujeres han ido a una residencia entre los 75 y los 80 años, y tanto mi marido como yo, pensamos hacer lo mismo en cuanto no tengamos ganas de calentarnos el desayuno, no hablemos de poner la lavadora, o hacer la comida. La verdad es que la residencia esa me parece una chirigota, y lo digo con conocimiento de causa, quiero decir conociendo residencias. En estos momentos tengo una prima en una, y no sabe qué hacer con su piso.
Pero a lo que iba es que la novela, aunque le hubiesen respetado el nombre en suomi o finlandés, porque a estas altura y a fin de ser políticamente correcta, no sé ni cómo se dice, aunque me encanta ser políticamente incorrecta y ya tengo una edad en la que empiezo, descaradamente, a permitírmelo; así que aunque le hubiesen dejado el nombre en finlandés, tampoco responde a una novela policíaca. Y a eso es a lo único que me refería.
Y Adol, tampoco creas que la 4ª digamos de Millennium, es tan diferente, después de leérmela volví a leer las 3 primera y volví a releer la 4º. En esta relectura legué a conclusiones totalmente diferentes a las de la primera vez que las leí. Aquella vez me quedé en la acción, esta vez me he internado más en el trasfondo, y ni te quiero contar a la conclusión que llegué. No sé si en otro lado podremos hablar de "Lo que no te mata... ", pero, aparte de tener unos errores de bulto incomprensibles, en ciertos personajes como los dos policías, tanto el comisario como su ayudante, y alguna cosa más, no es una novela que se despegue, al menos de forma considerable, de sus predecesoras o como las queráis llamar.

Alice Silver dijo...

Hola Adol, yo no lo entiendo, con lo fácil que resultaría vender buenas novelas :) Pienso en la cantidad de series buenas que hay a medio publicar en español... Supongo que todo tiene su público y cosas que a algunos nos parecen horrorosas a otros les encantan. No he leído a María Oruña ni la nueva de Millennium así que no puedo opinar...

Detectives salvajes, a mi también me gustaron los paseos en tranvía y me hicieron rescatar mis fotos de Helsinki, aunque sólo estuve un día de escala de otro viaje, para encontrar algunos de los sitios mencionados. Me resulta muy interesante lo que mencionas del carácter de los personajes, educados, dignos, fuertes, diferentes y complementarios. También tu reflexión sobre los servicios públicos... Ya queda poco para que puedas leer la segunda, la publican el 5 de noviembre.

Megan Barrow, también he sido visitante frecuente de residencias de ancianos en algunas etapas de mi vida y tampoco me parece que la novela refleje la realidad, al menos la española. Creo que la autora para hacernos conscientes de los problemas los exagera... Podéis hablar sobre "Lo que no te mata..." en la entrada de Stieg Larsson. No menciono el libro en ella por el mismo motivo que no menciono La rubia de ojos negros de Benjamin Black en la de Chandler o en la de Christie los libros de Sophie Hahhah... no me agradan estas continuaciones. Pese a eso quizás me anime a leerla.

Javi (ex-anónimo) dijo...

Buenas.

Me sumo a las protestas sobre la publicidad engañosa y la torpeza/desidia/manipulación editorial.
Ya ha quedado claro que no es un libro sobre ninguna investigación, ni policial, ni detectivesco, ni negro en su acepción habitual.

En todo caso, suscribo casi todo el comentario de detectives salvajes. Es una novela sobre el DESAMPARO, así, con mayúsculas. Moderada con el vitalismo de las ancianitas, con algunos toques de humor negro y paseos turísticos en tranvía.
Y no deja de ser una crítica feroz al abandono de los mayores, a las gestión pública y privada de determinados servicios y a la infame naturaleza humana.
No me ha apasionado pero tampoco me ha molestado pese al engaño inicial.

Besos y saludos

plata_quemada dijo...

Bueno, pues otra más que se dejó colar el libro con el señuelo de "la Agatha Christie del norte".
Como muy bien dice Javi (ex-anónimo) es una novela desgarradora, me creaba tal desazón su lectura que opté por dejar el libro.
Un saludo

CREUSSA dijo...

Yo ya me creí la comparación de Maria Lang con Agatha, pero gracias a vuestras advertencias no volveré a caer con esta autora.

Alice Silver dijo...

Compartiendo algo del sentimiento con vosotros Javi, insisto en que me resulta increíble que en un país más desarrollado que el nuestro en temas sociales el personal sea tan poco atento y los hijos tan desconsiderados, no digo que no existan, si no que no son mayoría. Supongo que creo que la naturaleza humana no es infame, al menos no tanto.

Bienvenida al club plata_quemada, ya veo que fuimos muchos los cazados con el señuelo... otro amigo me comentó lo mismo que tú en twitter, no pudo acabarla.

Creussa, al menos Maria Lang si se acercaba algo al género enigma y sí se podían considerar novelas policíacas aunque quedaran muy lejos de la "maestra".

Raquel marcando página dijo...

Gracias por hablarnos de él. La verdad es que lo tengo en mi Kindle pero aún no le he dado una oportunidad, me avisaron de que no es un libro redondo. Sobre que la vendan como la Agatha Christie del norte, yo ya no le hago caso a ese tipo de cosas. Me he acordado por ejemplo de cuando compré un libro donde se podía leer una frase de Ana Mª Matute que lo ponía por las nubes y el libro resultó ser un truño, no habría ni que leer las frases que colocan en las fajas ni nada de por el estilo... el 95% son mentiras, exageraciones o barbaridades. ¡¡Saludos!!.

Alice Silver dijo...

Pues sí Raquel marcando página, leyendo los comentarios a esta entrada casi podemos concluir que el marketing editorial está actualmente en los niveles más bajos de creatividad y credibilidad... ¡Saludos!

Marion dijo...

La critica realizada por Alice Silver resulta impecable.
Coincido plenamente con el comentario de Detectives salvajes.
Comence la lectura pensando que se trataba de novela policiaca, comprobe que sectrataba de las aventuras y mas aun, desventuras, de tres simpaticas ancianas empeñadas en develarvciertas situaciones misteriosas a la vez que llevar con una dignidad encomiable las ultimas etapas de subvida.
Me gusto mucho el libro. Por lo que me muestra de la sociedad finlandesa, actual y pasada, por lo divertidas de las situaciones narradas y la ironia y buen humor de las protagonistas a pesar de vivir rodeadas de mezquindad, corrupcion y profundo desinteres de quienes las rodean, sean funcionarios omfamiliares.
Me ha quedado buen sabor como para continuar con el resto de la trilogia.

Alice Silver dijo...

Me alegra que te haya gustado Marion, parece que la serie tiene éxito, en febrero publican la tercera novela.

Marta dijo...

Hola, se pueden leer los dos libros sin tener el 3° o por el contrario el último es el final del argumento
Gracias

Alice Silver dijo...

Sólo he leído el primero Marta y es una historia completa, es decir, el caso se cierra y no quedan cabos sueltos que deban ser resueltos en una novela posterior.

detectives salvajes dijo...

Pues nada que he leído la segunda de la saga, TRES ABUELAS Y UN JOYERO DE IDA Y VUELTA. Para mí, una lectura memorable. Creo que podría defender la parte “negro-criminal” de esta novela mejor, quizás, que en la primera. Pero no quiero hacerlo porque parecería que lo necesita. La sutilidad, hoy en día, no es muy apreciada. Lo he pasado en grande. Hay una escena desternillante y otras tantas que le hacen una buena compañía. La humanidad de la autora es impresionante y la simpatía que les tengo a las tres abuelas es absoluta. A Javi (ex anónimo) y a Marion, les animo que no demoren esta lectura. Crece, y mucho.
Mi lista de localizaciones, Alice, ha vuelto a ser enorme: la dos caras de la página de cortesía (¿se llama así, la prima página en blanco de una edición?) Me imagino en Helsinki, de tranvía en tranvía: T-2, T-9, T-10… ¡Ay, Siiri, que ganas tengo de conocerte!

Alice Silver dijo...

Gracias por traernos noticias de las tres abuelas Detectives salvajes y que te haya dado ganas de viajar, aunque a ti no hay que provocarte mucho :). Yo no me siento animada a continuar con la serie, me apetecen más otras cosas, en cualquier caso aquí espero tus noticias sobre la tercera, aunque toque esperar.

detectives salvajes dijo...

Bueno, pues ya me leído la tercera de la serie TRES ABUELAS Y UN PLAN DE SABOTAJE. Esta aventura lo es para hablar de la robótica como experimento para ocuparse de los ancianos; sin embargo los que acechan sus herencias, no son máquinas ni extraterrestres, son los mismos de siempre: predicadores que te llevan al cielo mucho más ligeros de lo que pesamos en la tierra. La autora ha puesto el cuartel general de estos santos varones en un edificio de A. Aalto; no podia ser de otra manera, los edificios de Helsinki están ahí para contar la ciudad, de la mano de su protagonista principal, Siiri. La trilogia se cierra y sus protagonistas lo hacen muy dignamente. La autora ha hecho un buen homenaje a las personas mayores y a su ciudad y ha hablado de lo que se tiene que hablar, con humor e inteligencia.

Alice Silver dijo...

Pues ya veo que no ha habido que esperar nada Detectives salvajes, ¡muchas gracias!