martes, 27 de octubre de 2015

Carmen Hidalgo - César Mallorquí

Carmen Hidalgo es la directora de Investigaciones Hidalgo, una agencia de detectives privados en Madrid.

Tiene 35 años. Aspecto corriente. Ojos castaños, media melena castaña con mechas. Mide 1,67 y pesa algún kilo de más. Habitualmente viste sencillos trajes de Zara o H&M, abrigos de El Corte Inglés, bolsos de Mango… para sus pies se reserva los mejores zapatos, tiene 53 pares de marcas como Loewe, Farroutx, Prada... y por supuesto unos "Manolos". Conduce un viejo Citroën. Escucha a Diana Krall o Charles Mingus, lee a John Connolly.

Tiene una gran familia: 7 hermanos, un padre con 7 hermanos, una madre con 8 hermanos lo que genera un número interminable de primos, sobrinos ¡y cuñados!

Su nombre real es Carmen López Corral, pero optó por su tercer apellido como nombre de su empresa por parecerle de más empaque. Estudió Derecho, trabajó dos años como abogada laboralista. Se casó con un ex-policía y crearon la agencia de detectives. Cuando él la abandonó llevándose el dinero de la agencia, estudió Criminología y obtuvo la licencia de detective.

Investigaciones Hidalgo tiene sus oficinas de 80 m2 en Gran Vía de Madrid, cerca de Plaza España. Habitualmente se ocupan de divorcios, fraudes o auditorías de seguridad.

Sus colaboradores habituales son:

  • Gabriel Ramos: secretario y telefonista, un adonis de 23 años de 1,80 y arquitectónica musculatura.
  • Hermenegildo Astray, alias Hermes o Dosdedos, es su mano derecha. Tiene unos 60 años. Cabello teñido de negro, barba y perilla, gafas de montura metálica, trajes impecables. Su aspecto de marqués esconde un truhán criado en Lavapies que ha pasado temporadas en la cárcel donde estudió Derecho y Economía. Le gusta citar a personajes célebres y ha enseñado a Carmen la parte más práctica del oficio.
  • Violeta, alias Ozymandias, 29 años, 1,70 m, 150 kilos, sobrina y hacker.
  • Ángel, un asesino a sueldo.

Además se sirve de sus numerosos contactos: amigos, familiares… para ayudarse en sus investigaciones. Adicta al trabajo, gran parte de su trabajo se basa en el intercambio de información por dinero. Armada de su linterna Mag-Lite y del juego de ganzúas que le enseñó a utilizar Hermes, es capaz de adentrarse en cualquier lugar.

En "El juego de Caín" les encargan investigar la vida personal de un famoso jugador de fútbol que últimamente pierde los papeles.

En "El juego de los herejes" tiene que encontrar a un escritor desaparecido, especializado en historias esotéricas. Al poco tiempo su editor aparece muerto y descubren que la persona que les contrató no existe.

Comentario personal

Las dos novelas de César Mallorquí me han gustado mucho. Narradas en primera persona, acompañamos a la detective mientras tira del hilo de sus pistas en busca de una solución definitiva. La narración es fluida y dinámica y aunque en "El juego de los herejes" se proporcionan muchos datos sobre investigaciones bíblicas, se hace de un modo ameno, sin resultar cargante. Carmen Hidalgo es una protagonista agradable y simpática, no es ni una superwoman, ni un desastre total, ni una tía rara o cualquiera de esas mitificaciones habituales que realizan muchos hombres cuando su protagonista es una mujer… Sus relaciones personales son honestas, sus sentimientos cercanos. Los personajes secundarios también son interesantes.

Para comer: En casa algo ligero: Sándwich vegetal, ensalada, tortilla de queso y una manzana. En el trabajo suelen almorzar en la Taberna de Abilio: Lentejas estofadas, alcachofas salteadas o judías verdes rehogadas, escalope con patatas, lenguado a la plancha o su famoso cocido. De postre flan.

Libros de Carmen Hidalgo
  1. El juego de Caín, 2008
  2. El juego de los herejes, 2010






El autor

César Mallorquí nació en Barcelona en 1953. Hijo de José Mallorquí, el creador de El Coyote. Su familia se trasladó a Madrid en 1955. Estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense en 1970. Trabajó en La Codorniz y en 1981 comienza a trabajar en publicidad.

Actualmente vive en Madrid, está casado y tiene dos hijos.

Blog del autor: http://fraternidadbabel.blogspot.com.es/

Otros libros

Novela

Antologías
  • El círculo de Jericó, 1995
  • Prospectivas. Antología del cuento de ciencia ficción española actual, 2012
  • Bleak House Inn. Diez huéspedes en casa de Dickens, 2012 -  Cuentos de Pilar Adón, Elia Barceló, Oscar Esquivias, Marc Gual, César Mallorquí, Ismael Martínez Biurrun, Elena Medel, Francesc Miralles, Daniel Sánchez Pardos y Marian Womack. Edición y epílogo de Care Santos
  • Trece monos, 2015 - 12 cuentos y una novela corta

10 comentarios:

Alice Silver dijo...

Un comentario del Cajón de sastre:

José María dijo...
Hoy no escribo sobre un autor sino para felicitarte por la exhaustiva base de datos que significa tu blog para mí. Ha sido la leche, pues me ha hecho recordar libros y autores que leí hace tiempo, y he conocido algunos nuevos, que me he puesto a buscar.

Te quería aportar información sobre algunos autores y personajes, que a mí me han gustado estos años, y no he encontrado en el blog:

Autor: César Mallorquí
Personaje: detective privada Carmen Hidalgo
Libros: "El juego de Cain" y "El Juego De Los Herejes"
Es un personaje estupendo, sencillo, pese a que gusta de los zapatos de mucha marca... buenas historias, aunque a veces tengo la sensación de estar leyendo en clave de una cierta novela juvenil, como las novelas de Tristante. Se leen bien, y el personaje resulta interesante, pues no es ni tonto ni exagerado, es toda una mujer ...

y sin más un beso y hasta la próxima

11 de mayo de 2011, 14:48

CREUSSA dijo...

TIene muy buena pinta esta Carmen Hidalgo. Conocía a Mallorquí de sus novelas juveniles (de hecho acaba de recibir el Cervantes chico), pero no tenía noticias de estas dos novelas. Las buscaré sin duda.

Adol dijo...

Tampoco conocía ni el título ni el autor, suena muy interesante. El mundo del género es tan enorme que dudo si alguna vez llegaremos a conocer a todos los autores y como mínimo uno de sus libros. El personaje de Carmen me parece muy interesante sobre todo por esa enorme familia que la acompaña pero lo que me llama la atención son sus colaboradores. Algún día le echaré un vistazo. Se suma a mis pendientes.

Alice Silver dijo...

Yo lo he pasado muy bien leyéndolas Creussa, espero que te guste. Creo que algo que tienen los autores que escriben novelas juveniles es que saben escribir de un modo sencillo, nada ampuloso y la narración fluye.

La familia de Carmen es muy divertida Adol y es un buen recurso literario para que la protagonista encuentre la ayuda que necesite sin aburrirnos con los procedimientos reales. Efectivamente el género es enorme, dímelo a mi que llevo publicando entradas desde hace 6 años y cada vez que miro la lista de pendientes me entra una depresión.

José María dijo...

Leí los dos hace años, me gustó más el primero, pues el segundo me resultó demasiado thriller esotérico, género que me echa un poco para atrás. Fue una lástima que el autor no siguiera la serie, pues la prota molaba mucho, y tenía muy buenos argumentos.

Alice Silver dijo...

José María, a mi también me gusto más el primero por que la trama era más original y por la agradable sorpresa que supuso el personaje, del que me hablaste hace ya mucho tiempo. Es verdad que el segundo el autor coquetea con temáticas esotéticas pero los temas bíblicos están bien traídos y fundamentados y el autor reflexiona sobre el seudogénero de un modo irónico y ameno. Efectivamente es una lástima que el autor no siga con la serie, aunque una nunca pierde la esperanza de volverse a encontrar con un personaje tan agradable.

Boga Vante dijo...

Que bien me lo he pasado con Carmen Hidalgo. No necesita casquería ni revueltos de menudillos humanos. Comienzo por el final: No hay derecho a que Mallorquí haya dejado huérfano al personaje, casi recién nacida. Lo siento por quienes como yo, en muchos momentos sentimos como un bálsamo la compañía de unos detectives, investigadores o aficionados, que nos hacen huéspedes de sus vidas, llegando a importarnos menos la trama.... hasta cierto punto... que ese lío divertido y sin grandes dramas que forman sus familias. Toda una saga en el caso de Hidalgo, que no solo nos hace sonreír, sino que la apaña una investigación utilizando todas las habilidades o contactos que pueda precisar para llegar al punto final.

Me gusta sentirme tan crédula como para aceptar a todos los personajes como si estuviera leyendo una novela de aventuras, sin ponerle un "pero" a ese Angel tan especial como no se lo pondría al garfio del Capitán.

En la segunda me ha cansado un poco esa tentación de Mallorquí por contarnos todo lo que sabe acerca del Jesús que conocemos y el que no. Con sus finales infinitos.

Así y todo, espero que el autor se arrepienta y vuelva a dar vida a esa Carmen Hidalgo, de valentía cercana a la inconsciencia, espíritu samaritano y una zapatería de lujo que para sí hubiera querido Imelda.

Gracias Silver por la información.

Alice Silver dijo...

Me alegra que te haya gustado Boga y reseñas muy bien los motivos por los que me ha gustado a mi también: ni casquería, ni traumas, divertida... como dices hasta nos tragamos a Ángel. En fin, a ver si nos cruzamos con el autor y nos explica por qué no continúa con este personaje tan conseguido.

César dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios; sois muy amables. Yo también le tengo mucho cariño a Carmen. Mientras escribía sus novelas hice algo muy interesante para mí: como están narradas en primera persona, tuve que meterme en los zapatos (nunca mejor dicho) de una mujer. Quería sentir y pensar como una mujer; pero no la versión idealizada, o acartonada, que a veces tenemos los hombres sobre las mujeres. Quería sentir y pensar como una mujer normal. Y eso creo que es Carmen: una mujer lista, con mucho sentido del humor, pero normal, real. Salvo por su desmedida familia, claro. Carmen no es detective por vocación, sino por casualidad y por necesidad. Pero no le gusta lo que hace, odia andar siempre chapoteando en la mierda. Pero, para su desgracia, lo hace bien y no puede dejar de hacerlo.

En cuanto a Ángel... Veréis, me gusta mucho el género fantástico. Las historias de Carmen, son realistas, lo sé, pero con el personaje de Ángel me permití añadir un toque de fantasía. Lo veo como un demonio; amistoso para la protagonista, pero un demonio terrible.

Respecto a la segunda novela, ya sé que los thrillers esotéricos son un latazo, pero yo escribí esa novela en parte como una sátira sobre el género. Y porque me interesa mucho la arqueología bíblica, lo confieso. ¿Di demasiada información sobre ese tema? Quizá, pero creo que era necesario para entender la trama. En cualquier caso, me lo pasé muy bien con el personaje de la hermana de Carmen. Me parece muy divertido.

Y ahora la pregunta del millón: ¿Por qué abandoné la serie? Pues porque esas dos novelas no se vendieron nada bien. Yo soy el primero en sentirlo, pero qué le vamos a hacer. No obstante, no descarto resucitar a Carmen en algún momento. Ya veremos.

De nuevo, muchas gracias por vuestros comentarios y un abrazo.

César Mallorquí

Alice Silver dijo...

Muchas gracias por la visita César. Ha sido un placer saber de ti, conocer cómo creaste a Carmen, saber el por qué de Ángel. Vuelvo a repetir que para mi fue un placer leer tus novelas y disfrutar de Carmen, su sentido del humor y su imposible e imprescindible familia, no dejaré de recomendarla.

Siento muchísimo que no se vendieran las novelas, es una lástima con tanta mediocridad vendiéndose como churros. Espero ilusionada asistir a la resurrección de Carmen y no dudes que haré todo lo posible desde mi blog para promocionarla si así sucede. ¿No ha pensado la editorial en editar las actuales en ebook?

Un abrazo