martes, 1 de diciembre de 2015

Bartolomé Monfort - Julio César Cano

Bartolomé Monfort Tena es Inspector del Departamento de Investigación Criminal de la Policía Nacional.

Nació en Barcelona a finales de los 50, en una familia de emigrantes procedentes de Villafranca del Cid, en Castellón. Sus padres eran propietarios de una fábrica de telas. Estudió Derecho en la Universidad de Barcelona. Trabajó en el negocio familiar. Se casó con Violeta. Su muerte en un accidente causado por dos conductores suicidas dio al traste con su vida de niño rico. Se hizo policía para luchar contra tipos como esos.

Mide casi dos metros. Usa gabardina color papilla. Suele tener grandes ojeras y aspecto cansado, a menudo desaliñado cuando se deja llevar por la tristeza.

Socarrón, huraño. Solitario, poco sociable, con mala baba, egoísta. Sus compañeros le apodan el "kamikace" por su poco aprecio a la vida. Amante de la buena comida, es generoso con las propinas.

Fuma. Conduce un Volvo 740 ranchera de color verde oscuro. Se aloja en el hotel Mindoro en Castellón.

Sus colegas de la comisaría de Ronda Magdalena son:
  • El comisario Arturo Romerales de la Policía Nacional de Castellón.
  • Silvia Redó. Delgada, rubia, de ojos castaños. Agente de la Policía Nacional de Valencia. Su padre y hermano, también policías, fueron asesinados en un atentado. Gran investigadora de campo y elaboradora de magníficos informes.
  • Ana Forcada. De unos 40 años. Alta, muy delgada, pedro negro azabache. Subinspectora de la Policía de Castellón. 40 años.

En "Asesinato en la plaza de la Farola" un mendigo aparece muerto en un cajero en la Plaza de la Farola de Castellón. Nadie sabe quién es. El comisario Romerales pide la ayuda de Monfort para esclarecer el crimen.

Comentario personal

"Asesinato en la plaza de la Farola" es un libro ameno que se lee bien. Sin embargo como novela tiene bastantes defectos. El protagonista pertenece a la escuela de los hombres traumatizados por la muerte de su esposa. Las motivaciones del criminal y la reacción de sus víctimas están bastante traídas por los pelos. La investigación policial es un despropósito y los procedimientos policíales se alejan bastante de la realidad. La narración es redundante, tiene excesivas repeticiones, siempre se refiere a los protagonistas por su cargo.

En el apartado culinario: Para desayunar: Tostadas con mermelada; como tapas: albóndigas de bacalao, taquitos de atún al aceite de oliva, boquerones, gamas a la plancha, mejillones, caracolas de mar, y revuelto de setas; para comer o cenar: entrecot con patatas y pimientos de Padrón, arroz con bogavante, arroz meloso con setas y bacalao, arroz negro, suquet de peix, dorada a la sal; de postre: queso manchego curado.

Para beber: De aperitivo: Cerveza bien tirada, Martini blanco o Campari. Para acompañar a las comidas: Vinos Marqués de Cáceres, Somontano, Pago de los Capellanes. Para concluir: Whisky Laphroaig.


Libros del Bartolomé Monfort
  1. Asesinato en la plaza de la Farola, 2011
  2. Mañana, si Dios y el diablo quieren, 2015
 





El autor

Julio César Cano Castaño nació en Capellades, Barcelona, en 1965. Trabajó en el negocio familiar y más tarde fue manager de grupos musicales.

Ha publicado varios libros de gastronomía y en 2008 publicó su primera novela. En 2011 creó al inspector Bartolomé Monfort.

Reside en La Pobla Tornesa, Castellón, desde 1998.

Blog del autor: http://loslibrosdejulio.blogspot.com.es/

Otros libros
 
Novela
  • Musgo y resina, 2008
  • Tortillas en Hyde Park, 2009
  • Johanna no había visto nunca una montaña, 2010
  • Hojas de otoño, 2012
Gastronomía
  • Cocina, carretera y manta, 2002
  • La cocina charnega, 2004
  • El gran libro de las tapas, 2006
  • 94 bocadillos casi imprescindibles, 2007
  • Las mejores ensaladas del mundo, 2010
  • Solo tapas: La cocina en miniatura, 2011

14 comentarios:

Alice Silver dijo...

Del Cajón de sastre:

CREUSSA dijo...
He visto en la web de Maeva que en breve publican dos novelas protagonizadas por el mismo personaje y desarrolladas en Castellón. El autor es un desconocido para mí, Julio César Cano. Por si quieres echarle un vistazo e incluir en el interminable listado.

2 de septiembre de 2015, 16:11

CREUSSA dijo...

PUes vaya chasco :-(

Adol dijo...

Pensaba comprarlo para navidad que salía barato en una librería que conozco pero viendo tu comentario creo que lo voy a dejar pasar de momento. Igual a mí me gusta pero ya me estaba formando ideas distintas por las reseñas de otros bloggers y porque vendían el libro a bombo y platillo. Que eso también es una trampa de las editoriales, cuántas veces habremos leído un libro idealizado y luego resulta que no es lo que se esperaba... No descarto leerlo pero supongo que lo dejaré para el año que viene. Hoy por cierto en un mercadillo de libros de segunda mano que han hecho en mi universidad he comprado Tragedia en tres actos de Agatha Christie y Muerte en La Fenice de Donna Leon, los beneficios se donan a asociaciones solidarias.

Alice Silver dijo...

Pues un poco Creussa, ya menciono que se lee bien pero le falta algo...

Ya sabes Adol que lo mejor es que cada uno se haga su propia opinión, yo soy un bastante maniática con eso de que a la mitad de los protagonistas actuales de novela negra se les haya muerto la mujer... y no siempre estoy en sintonía con el gusto general. En cuanto al trabajo de las editoriales, es lógico que intenten vender su producto, si le han publicado, algo habrán visto en él... Disfruta de Agatha y Donna, si hay algo mejor que un buen libro es pagar un buen precio por él y si encima colaboras con una ONG ya no te falta de na.

Isabel dijo...

Pues Asesinato en la plaza de la Farola me aburrió bastante, será por aquello de que nadie es profeta en su tierra... Me divertí reconociendo las ubicaciones y poco más. El prota no tiene nada especial ni los secundarios, la trama no se sostiene. En fin, menos mal que me lo prestaron.

Marion dijo...

Que dato interesante del autor!
Debuta literariamente, lo hace con la modalidad de novela negra, viniendo de un especialidad gastronomica, mundo totalmente distinto al que ahora aborda!
Vere de conseguir libro aconsejado por Alice, pero tambien me intereso el de las tapas, jeje!

Alice Silver dijo...

Isabel, a mi también me gustó reconocer algunas ubicaciones, sobre todo el Voramar y los chalecitos de la playa de Benicassim y acordarme de cuando estuvimos paseando contigo. También encontré la foto que he puesto en la entrada de la famosa farola. Efectivamente la trama no tiene ningún sentido. Y yo me lo compré, ¡menos mal que era de bolsillo!

Algo de ese especialización gastronómica se muestra en la novela, Marion. El autor muestra como el prota come bastante bien y bebe buenos vinos. Ahora estoy leyendo a otro autor similar, Xabier Gutiérrez, también viene del mundo gastronómico, es cocinero y tiene muchas publicaciones culinarias... Publicaré su entrada en enero.

Marion dijo...

Leeré Mañana, si Dios y el Diablo quieren... Para ver si corrigió los errores del primero, pues tu comentario, Alice, fue muy categórico.

Tardare unos días pues tengo comenzado Pistas negras de Antonio Manzini y no lo voy a abandonar.

Alice Silver dijo...

Espero que te guste Marion, ya nos contarás. Modifiqué ligeramente tu comentario, por favor lee las indicaciones que hay aparecen encima de la caja al comentar para entender por qué.

Marion dijo...

Estoy Leyendo el segundo libro : Mañana, etc.etc.

317 páginas. No es tanto. Sin embargo, en el decimo dia de investigacion (que me encuentro) estoy exhausta!!
Sucedieron dos crimenes, con similares caracteristicas, nada más. Y un secuestro de personaje femnino cuya identidad se mantiene en suspenso.
Pero... hay sepetecientos personajitos secundarios, cuya vida se relata minuciosamente, y todos son dramones y/o tragedias insolitas, que mucho temo se desvanezcan en el aire sin incidir para nada en la trama central.
La lectura de las mimas distrae tanto que de pronto una ya no sabe que es lo que verdaderamente se investiga.

Cuando el equipo de Monfort se reune para intercambiar datos son reiterativos en grado superlativo.

De paso, digo que el texto merece mejor revision de lenguaje. No pueden quedar frases como éstas:
"encendio un cigarrillo con un encendedor dorado"
o
"había pensado que lo había deseado tenazmewnte!

Alice Silver dijo...

Pues gracias por traernos noticias Marion, veo que no mejora... Yo también espero de un libro publicado por una editorial conocida un buen trabajo de revisión y edición... que ayuden al escritor, que a veces tiene buenas ideas, a desarrollarlas y pulirlas y en muchos lo echo en falta...

Marion dijo...

Estoy en el decimo segundo dia de investigacion. Asi va titulando los capitulos.
Y cambio la tecnica.
Cesaron las historias personales detalladas almmaximo.
Ahora hay profusion de escenas aisladas, entre los personajes principales, miembros del equipo policial con posibles sospechosos.
Sin ton ni son, me atrevo a decir.
Pequeños flashes sin consecuencias.
No comoiezas de un puzzle.
Me parece...una manera de llenar paginas.
Si me equivoco, lo asumire como corresponde.

Marion dijo...

Finalicé lectura.

Luego de intensas y repetidas explicaciones, la intuicion del inspector Monfort aflora en sueño que le exhibe cabos sueltos de los que va tirando y llegamos a la resolucion final, buena, ágil y verosímil.
Incluso enlazada con una de las varias tragedias que detallara en la investigacion.

En mi modestyisima opinion de lectora, si al libro se le cercenaran unas 60 o 70 páginas, quedaría bárbaro e igual de completito.
Finalmente el inspector Monfort me resultó simpático, asi como Silvia Redu, su ayudante principal, y apostaría para nuevo libro de Cano, siempre que lo haga más
conciso, y le quite tanta explicacion reiterada.

En la parte gastronomica, Monfort mientras está ensimismado porel caso, se mantiene a base de bocadillos y cerveza, alternando con buenos vinos.
Cuando logra distenderse un poco y si cena acompañado de Silvia, hace gala de su exquisitez suprema,: carpaccio de bacalao con caviar de trucha, y foie al Pedro Gimenez, arroz caldoso de perdiz y caracoles, acompañado de Tinto Reserva Conde Valdemar-(por dar un ejemplo)

En otra escena hace cocinar improvisando, a un personaje, dando la receta paso a paso de sàghettis al aceite perfumado de ajo.

En general, estuvo bien. Gracias, Alice por el aporte brindado. Cano puede continuar con saga monfortiana.

Alice Silver dijo...

Pues lo que decíamos Marion, algo que unos amigos pacientes y un buen editor pueden arreglar, aunque el recurso del sueño...