martes, 5 de enero de 2016

Travis McGee - John D MacDonald

Travis McGee es una especie de cobrador o recuperador que vive en Florida entre los años 60 y 80.

Cuando alguien pierde algo que es imposible de recuperar Travis se encarga de ello y se lleva la mitad de su valor. Sólo trabaja cuando sus ahorros disminuyen. Quiere jubilarse a los sesenta.

Es alto y delgado, pesa unos 80 kg. Ojos claros, cabello rizado, facciones marcadas. Bronceado, con unos dientes muy blancos y una sonrisa tímida y seductora. A medida que transcurren las novelas se van incorporando cicatrices a su anatomía.

Es un hombre decente, tierno, compasivo. Tiene buena mano con las personas, sabe escuchar, sonríe en los momentos adecuados, se gana a la gente. Vive al margen de la sociedad establecida pasando de tarjetas de crédito, cuentas corrientes, hipotecas, periódicos, partidos políticos, relojes y desodorantes. Le gusta vivir tranquilo, caminar por la playa, beber ginebra, bromear, ser iconoclasta y descreído, llevar la contraria…

No tiene pareja fija, solo algunas aventuras, aunque las relaciones rápidas le hacen sentir incómodo. Su mejor amigo es Meyer, doctor en economía, trabaja como consultor.

Su hogar es el Busted Flush, una casa flotante tipo gabarra de dieciséis metros de eslora, que ganó en una tima de póquer. Está amarrada en Bahía Mar, Lauderdale, Florida.

Conduce un Rolls-Royce de 1936 convertido en furgoneta, pintado de azul eléctrico al que llama Miss Agnes.

En "Adiós en azul" una mujer le pide que recupere el dinero de su padre que un hombre le ha robado.

En "El mar desierto" el capitán de un barco le pide que recobre su honor, está acusado de estar borracho durante una travesía en barco en la que desapareció un millonario.

Comentario personal

Tengo sensaciones encontradas con John D MacDonald. Por una parte me gusta su personaje, un hombre decente, un auténtico caballero, situado al margen de los convencionalismos. Por otra parte le encuentro excesivamente moralista cuando tiende su mirada sobre la sociedad que le rodea, especialmente sobre las mujeres y los jóvenes. En su relación con las mujeres es bastante peculiar, no tiene pareja fija, tan solo algunas aventuras en las que parece que se enrolla por compasión o al menos así se lo vende a él mismo y cuando es él el que se enamora ellas le dejan.

Narrado en primera persona el ritmo es ágil. Aunque, sobre todo en "El mar desierto", se me acaba haciendo pesado tanto ir de acá para allá preguntando las mismas cosas.

"Adiós en azul" presenta un buen análisis sobre la dependencia y la sumisión.

También he tenido la ocasión de ver la película "Más oscuro que el ambar" que no va más allá de ser una película setentera de héroe protege chicas que se enfrenta a malo malísimo.

Para comer: sándwiches, filetes, estofado irlandés. Para beber: cerveza negra mexicana Dos Equis,  vino Chablis, bourbon, Martini seco y glacial con ginebra Boodles,

Libros de Travis McGee
  1. Adiós en azul (The Deep Blue Good-By, 1964)
  2. Pesadilla en rosa (Nightmare in Pink, 1964) 
  3. La tumba purpura (A Purple Place for Dying, 1964)
  4. La zorra roja (The Quick Red Fox, 1964)
  5. La dorada sombra de la muerte / La sombra fatídica del oro (A Deadly Shade of Gold, 1965)
  6. La mortaja color naranja (Bright Orange for the Shroud, 1965)
  7. Más oscuro que el ambar (Darker Than Amber, 1966)
  8. One Fearful Yellow Eye, 1966
  9. Pale Gray for Guilt, 1968
  10. The Girl in the Plain Brown Wrapper, 1968
  11. Dress Her in Indigo, 1969
  12. The Long Lavender Look, 1970
  13. A Tan and Sandy Silence, 1972
  14. The Scarlet Ruse, 1973
  15. Lamento turquesa / Infierno en el paraíso (The Turquoise Lament, 1973)
  16. Cielo trágico (The Dreadful Lemon Sky, 1975)
  17. El mar desierto (The Empty Copper Sea, 1978)
  18. El hombre verde (The Green Ripper, 1979)
  19. Caída libre (Free Fall in Crimson, 1981)
  20. Piel canela (Cinnamon Skin, 1982)
  21. Lluvia plateada (The Lonely Silver Rain, 1985)

Películas y televisión
  • Más oscuro que el ambar (Darker than Amber, 1970). EEUU. Director: Robert Clouse. Intérprete: Rod Taylor (Travis McGee)
  • Travis McGee: The Empty Copper Sea, 1983. Película para TV. EEUU. Director: Andrew V. McLaglen. Intérprete: Sam Elliot (Travis McGee)




El autor

John Dann MacDonald nació en 1916, en Sharon, Pennsylvania. Estudió en la Wharton School of Finance en la Universidad de Pennsylvania. Se casó con Dorothy Prentiss en 1937. Completó sus estudios en la Universidad de Syracuse en 1938 y realizó un MBA en Harvard en 1939.

Durante la II Guerra Mundial sirvió en el OSS en el Lejano Oriente. Envió un relato a su esposa y esta lo remitió a la revista "Story" donde fue aceptado. Tras la guerra escribió cientos de historias para revistas, en 1950 escribe "The Brass Cupcake", que sería su primera novela de un total de 78, algunas de ellas de ciencia-ficción.

Comenzó la serie de Travis McGee en 1964 con "Adiós en azul". Cada uno de los títulos originales hace referencia a un color, algo que también hacen Frances Crane (antes) y Walter Mosley (después).

Durante muchos años vivió en Cayo Siesta, Sarasota, Florida.

Murió en 1986 en Milwaukee, Wisconsin.

Otros libros

Novelas
  • The Brass Cupcake, 1950
  • Murder for the Bride, 1951
  • Judge Me Not, 1951
  • Weep for Me, 1951
  • Los condenados / Los malditos (The Damned, 1952)
  • Cancel All Our Vows, 1953
  • Marea trágica / Muerte con la marea baja (Dead Low Tide, 1953)
  • The Neon Jungle, 1953
  • The Soft Touch, 1953
  • Todos esos condenados (All These Condemned, 1954)
  • Muerte de un ejecutivo (Area of Suspicion, 1954)
  • Contrary Pleasure, 1954
  • Cindy, un nombre para la muerte (A Bullet for Cinderella / On The Make, 1955)
  • Cry Hard, Cry Fast, 1955
  • Maldad en abril (April Evil, 1956)
  • Border Town Girl, 1956
  • Murder in the Wind / Hurricane, 1956
  • You Live Once, 1956
  • Los verdugos (Cape Fear / The Executioners, 1957)
  • Death Trap, 1957
  • La trampa vacía (The Empty Trap, 1957)
  • A Man of Affairs, 1957
  • The Price of Murder, 1957
  • Clemmie, 1958
  • The Deceivers, 1958
  • The Beach Girls, 1959
  • Cruce de autopistas (The Crossroads, 1959)
  • Deadly Welcome, 1959
  • Please Write for Details, 1959
  • El fin de la noche (The End of the Night, 1960)
  • La única mujer en el juego (The Only Girl in the Game, 1960)
  • Slam the Big Door, 1960
  • Un lunes los matamos a todos (One Monday We Killed Them All, 1961)
  • Where Is Janice Gantry?, 1961
  • A Flash of Green, 1962
  • A Key to the Suite, 1962
  • The Drowner, 1963
  • I Could Go On Singing, 1963
  • On the Run, 1963
  • La superviviente (The Last One Left, 1967)
  • Donde terminan los sueños / El consorcio (Condominium, 1977)
  • Un nuevo domingo (One More Sunday, 1984)
  • La isla Bernard (Barrier Island, 1986)

Ciencia-ficción
  • Final Mission, 1950 - novela corta
  • Planeta de soñadores (Planet of the Dreamers / Wine of the Dreamers, 1951)
  • Ballroom of the Skies, 1951
  • The Girl, the Gold Watch and Everything, 1962
  • Other Times Other Worlds, 1978 - antología
No ficción
  • The House Guests, 1965
  • No Deadly Drug, 1968
  • Nothing Can Go Wrong, 1981 - con John H. Kilpack
  • A Friendship: The Letters of Dan Rowan and John D. MacDonald 1967-1974, 1986 - con Dan Rowan
  • Reading for Survival, 1987

Recopilaciones de relatos
  • The Good Old Stuff, 1961
  • End of the Tiger and Other Stories, 1966
  • S*E*V*E*N, 1971
  • More Good Old Stuff , 1984

Algunos relatos en español
  • Siempre atrapo a los aficionados en Cuentos Policiales (Great Modern Police Stories, 1986)
  • El hombre de la trampa en Ellery Queens nº 1 Magazine de misterio, 1976
  • Resaca en Los mejores cuentos policiacos, 2 (The Arbor House Treasury of Mystery and Suspense, 1982)
Dinero fácil

14 comentarios:

Adol dijo...

Interesante personaje. Creo que no he leído nada por el estilo. Este año toca centrarse en autores de este continente para aliviar un poco la sequía que llevo, sobre todo de autores españoles. Feliz año por cierto XD

Interrobang dijo...

Acabo de mirar y tengo uno de esta serie 'Lluvia plateada'pero tiene tantos años que no recuerdo nada en absoluto de su argumento y mucho menos si me gustó o no (algo si debió gustarme que aún lo conserve) pero me has despertado curiosidad así que lo desenpolvaré y a ver si lo releo.
Por cierto que tengas un buen año!

Alice Silver dijo...

Espero que cumplas tus propósitos Adol ¡Feliz año!

Igualmente Interrobang, ya nos contarás tus impresiones si te animas con Lluvia plateada.

Marion dijo...

Encontré dos o tres títulos pero no el recomendado aquí.

Elegí CAÍDA LIBRE por la temática reseñada, ya que no conozco nada de MacDonald.
Veremos si tuve suerte.

Ya comentaré.

Alice Silver dijo...

Ese ya se desarrolla en los 80, sería interesante ver cómo ha evolucionado el personaje, aunque no creo que me anime, ya nos contarás.

Nene Granate dijo...

El caballero andante! Claro que sí. Yo recuerdo leer las novelas de los Macdonald alternadamente. Una de Travis McGee y una de Ross Macdonald con Lew Archer. Ambos son dos de mis autores favoritos. Recuerdo tristemente una en la que Travis McGee encuentra su legítimo amor... para 10 minutos después perderlo en un atentado.

Alice Silver dijo...

Sí Nene Granate, la historia amorosa de Travis es tremendamente desgraciada o se enganchan de él mujeres que no le interesan y las que le interesan mueren o le abandonan. A mi ninguno de los dos MacDonald me ha acabado de convencer, prefiero al de las hamburguesas :)

Nene Granate dijo...

A mí me han entretenido, a pesar de que prefiero más a Lew Archer con Ross. Peeeeero... tiene un algo que no me cierra Lew, ahora lo comento en su lugar correspondiente je.

Nene Granate dijo...

La novela que te comenté antes (es muy buena la trama, realmente me gustó mucho) es La dorada sombra de la muerte.

Alice Silver dijo...

Estaré atenta por si me cruzo con ella en una de mis incursiones en librerías de viejo.

Marion dijo...

Finalicé lectura de CAÍDA LIBRE de John McDonald, escrita en 1981, es decir de sus últimos libros.
Alice, tú querías saber si había cambiado. Me temo que no.
Coincido plenamente contigo en dos puntos.
a) Resulta pesado su modo de investigar yendo de aquí para allá, preguntando las mismas cosas.
b) No llego ni a conmoverme el personaje de Travis McGee.
Precisamente en Caída Libre explica el motivo de su conducta investigadora. El considera que debe escuchar a todo el mundo, que debe hacer hablar lo máximo posible a aquellas personas que pudieron relacionarse con el caso, porque en un momento dado, dos versiones harán “clic” entre sí y esa será la punta de la madeja a desenrollar.
Son 157 páginas. Las cien primeras se pasa haciendo hablar a un montón de personajes, mientras el desliza pocas preguntas. En las 57 páginas restantes desarrolla una acción desenfrenada, el texto cobra un ritmo feroz hasta la dilucidación total.
Hay que reconocer una fértil imaginación.
Pero no se le exija el menor vuelo literario. Si llueve, llueve. Si hace calor o frío, transpira o se congela. Jamás una descripción de lugar o paisaje. Ni pensar en la contemplación de la naturaleza. Jamás. Está siempre obsesionado por el caso o por su triste vida emocional.
La trama le permite adentrarse en el mundo de los motociclistas,(los famosos de cuero negro, cadenas y muñequeras con puntas de acero para romper cabezas) mundo duro . violento y frio. Las descripciones son esquemáticas. Psicología cero.
El libro resulta entretenido y muy ágil en la segunda parte. No obstante, el personaje no logra conmoverme, siquiera.
El mismo Travis McGee intenta definirse y apela a dos conceptos: “Libertino reprimido” ó “Vagabundo puritano”
Me inclino por la segunda calificación. Es un puritano total. Y por tanto… soberanamente aburrido.
Establece una relación amorosa en la que no se involucra demasiado , pero ni siquiera en los momentos íntimos llega a soltar sus emociones más primarias, los diálogos que mantiene con su amante parecen extraídos de una novela para adolescentes.
Ha sido un placer conocer a John McDonald , prolífico autor, con una narrativa influída por D. Hammett y otros norteamericanos que , desde la primera línea del libro atacan con los diálogos y basan en ellos toda la estructura de la novela, pero con Caída Libre y los dos reseñados por ti, Alice, doy por cumplida la etapa Travis McGee.

Alice Silver dijo...

Gracias por tu completa reseña Marion. Me ha gustado mucho como arremetes contra la falta de emociones, de descripciones y el puritanismo del personaje. Es curioso que lo que algunos escritores hacen de un modo magistral: el llevar a su detective de acá para allá dialogando y recopilando pistas (estoy pensando en el Scudder de L. Block) aquí resulta tremendamente cansino.

Marion dijo...

Para estudiar bien el caso, y de acuerdo a tu amable sugerencia, abordare a Lawrence Block, otro autor desconocido para mi, y que logro encontrar en tu poderoso archivo.
Gracias, Alice.

Alice Silver dijo...

Block es genial, de los mejores, te lo recomiendo vivamente.