martes, 15 de marzo de 2016

Vince Treadwell - Danny Miller

Vincent Treadwell es detective de la policía en Inglaterra en 1964.

Nació y se crio en Albion Hill, Brighton, un barrio humilde. Hijo de un padre alcohólico y jugador que abandonó a la familia cuando eran pequeños, su madre, una inmigrante irlandesa, se mató a trabajar para sacar a la familia adelante. Iba camino de convertirse en un delincuente, como su hermano mayor y sus colegas, cuando el abuso de poder de un delincuente local, Jack Regent, le hizo revelarse. Comenzó a estudiar en serio y a los 18 años abandonó Brighton para estudiar derecho en la facultad de Durham. Ingresó en Scotland Yard.

Alto, mide más de 1,80 m, ancho de hombros, atlético. Viste trajes elegantes, corbata y botines. Pelo negro espero y reluciente, peinado hacia atrás, piel suave y morena, ojos verdes, nariz recta, labios gruesos y un hoyuelo en la barbilla.

Algunos compañeros le apodan Vinnie Manos Limpias, no acepta sobornos, no bebe ni fuma. Es poli porque le gusta llegar al fondo de las cosas, a lo que realmente hay detrás de cada caso. Es pertinaz, se agarra como una lapa a las pistas que encuentra.

Le conocemos en "Besos para los malditos" trabajando en la brigada antivicio en la comisaría del West End de Londres. Durante una investigación es testigo del soborno a un compañero y de un crimen atroz. Sus superiores deciden poner tierra de por medio y le envían a su ciudad natal para colaborar en la investigación de un asesinato. Un cuerpo ha aparecido en la playa sin cabeza ni manos y un chivatazo apunta a que el culpable es Jack Regent.

Comentario personal

"Besos para los malditos" está muy bien escrito. Narra una historia bastante clásica, interesante, bien hilada, poderosa. Tiene las descripciones justas para sumergirnos en el ambiente de la época sin apabullar, con las peleas de mods y rockers y la ciudad y sus muelles como un destino de vacaciones y entretenimiento para el desfogue de sus vecinos londinenses. Los protagonistas son atractivos y heroicos. Y el elenco de secundarios magnífico, aunque algo tópicos, cada uno de ellos esconde una gran o pequeña historia que va tomando forma a lo largo de la novela.

Para desayunar: El Reventon Gigante de Brighton: tres salchichas, tres tiras de beicon, tres huevos fritos, tres rodajas de morcilla negra, tres tomates, un montón de patatas fritas y una pila de tostadas. Con su novia: helado de varias capas Knickerbocker Glory.

Para beber: agua con gas.


Libros de Vince Treadwell
  1. Besos para los malditos (Kiss Me Quick, 2011)
  2. Suerte maldita (The Gilded Edge,  2012) 
  3. Exit The Thief, 2014







El autor

Danny Miller nació en Brighton, Inglaterra, en 1964. Estudió Literatura Inglesa y Arte dramático en el Goldsmiths College de la Universidad de Londres. Sus obras se han representado en el National Theatre Studio, el Bush Theatre, y el Theatre Royal Stratford East. Como guionista ha trabajado para la BBC, ITV y Chanel 4. Publicó su primera novela, Besos para los malditos, en 2011.

4 comentarios:

Alice Silver dijo...

Un comentario del Cajón de sastre:

José María dijo...
Estupenda Besos para los malditos, de Danny Miller. Novela de gánsters ingleses en pleno Brighton de 1964, con los mods y los rockers abriéndose la crisma; unos gánsters muy estilosos y terribles, una policía estúpida y corrupta (y eso que el prota es un poli muy interesante), y música, drogas, violencia y amores tempestuosos. Una pasada. Me ha recordado mucho a las novelas de Jake Arnott, o la serie de Lennox de Craig Russell.

28 de enero de 2015, 12:13

Laura dijo...

Justo ayer terminé de leer Besos para los malditos y me gustó muchísimo. Ahora tengo ya preparada Suerte maldita.
Besos!

Dana Sánchez dijo...

Hola, pues me gusta, por la época en que se desarrolla y la temática de los gangsters y todo eso, a pesar de los tópicos que mencionas, el único punto negativo es que no está completa al español la serie, gracias por compartir! Muy buena reseña.
Saludos!

Alice Silver dijo...

Me alegra que coincidamos Laura, a mi también me ha gustado mucho. Me reservo Suerte maldita para un poquito más adelante.

Efectivamente Dana, la época es estupenda y está muy bien recreada, sin apabullar con exceso de documentación. Seguro que próximamente traducirán el próximo título, a ver si se anima el autor a escribir alguno más!