jueves, 28 de mayo de 2009

Santiago Escalona - Empar Fernández y Pablo Bonell Goytisolo

Conocemos a Santiago Escalona trabajando como inspector de policía en la comisaría de Nou de la Rambla, a veces todavía se refiere a ella con su antiguo nombre: Conde de Asalto.

Siempre ha sido un hombre apesadumbrado, un niño triste y reflexivo que se alimentaba del aire y se aburría después de dar dos patadas al balón. Ahora, con el pelo cano y a punto de cumplir los 50, es un hombre afligido y taciturno, de pocas palabras y menos amigos, con escasa habilidad para las relaciones sociales y una incapacidad clamorosa para hablar por hablar. Su mujer le ha abandonado hace poco, quizás por no poder compartir con él su pesada carga de tristeza. Para rematar la jugada es seguidor del Zaragoza, que tampoco le depara muchas alegrías, y adora la lluvia.

De clase humilde, conoce el Raval y sus aledaños, con sus sucias calles, sus contenedores de basura rebosantes, los comerciantes, las putas y los drogatas. Se siente un intruso en los barrios altos.

El inspector Escalona sigue las pautas habituales en la investigación de un crimen: interrogar vecinos, familiares y conocidos de los fallecidos. Elabora informes en los que vamos descubriendo aspectos complementarios de sus casos. Ahondando en las vidas de las víctimas va descubriendo los motivos y razones que llevaron a sus muertes. Pone el mismo empeño en resolver un caso que sus superiores quieren cerrar en falso, que en investigar otros de mayor relumbrón, al final siempre le parece encontrar un saco lleno de miserias.

Sus compañeros son Franky Guerao, aficionado a los métodos del CSI y capaz de poner a Escalona de un humor más negro del habitual y Teresa, agente de policía, que reconoce sentir debilidad por el protagonista y que es la única que despierta en él una sonrisa. Simón Garrido fue quien le enseñó el oficio policial.

En "Un mal día para morir" Garrido, enfermo en el Hospital del Mar, llama a Escalona para que investigue la muerte de un militante estudiantil que ocurrió el mismo día que murió Franco. Santiago, al que por su edad muchos atribuyen el rango de comisario, trabaja ahora como subinspector asimilado a los Mossos d'esquadra y vive con Teresa, que ha conseguido hacer de él un hombre casi feliz.

Comentario personal

Me ha gustado mucho la primera novela de estos autores. Nos trasmiten los sonidos y olores del Raval y sus contrastes con las limpias aceras de los barrios bien. Nos hacen sentir el bochorno del verano invadiendo una ciudad y evocan magníficamente detalles familiares que acaso compartimos toda una generación, como el surtido de galletas guardadas en el armario para las visitas.

En su tercera novela, a través de los recuerdos de los personajes, nos lanzan de lleno a los últimos días del franquismo, los movimientos estudiantiles y políticos, los usos y abusos de los policías de aquella época...
En ambas novelas se entrecruzan las muertes cotidianas, como el aparente suicidio de una mujer o la muerte de una anciana, que normalmente no tienen cabida en el género policial, con tramas más habituales.

Hablando de comida (en este caso sería muy fuerte utilizar la palabra gastronomía), el protagonista prefiere los guisos de siempre: paella, lentejas y un buen estofado, en casa se alimenta de filetes consumidos en la plancha, latas de conservas y pasta con salsa recalentada. La falta de tiempo hace que a menudo coma en baretos: sándwiches, tortilla rancia recalentada, cerveza y café, todo esto hace de él un adicto a los anti-ácidos.


Libros de Santiago Escalona
  1. Las cosas de la muerte, 2006
  2. Mala sangre, 2007
  3. Un mal día para morir, 2009


Los autores

Empar Fernández Gómez

Nació en Barcelona en 1962. Es licenciada en Psicología Clínica e Historia Contemporánea. Tiene un Master en Psicología Ambiental. Trabaja como docente y columnista de prensa. También es autora de guiones para documentales de temática histórica, como "La ciutat foradada" o "Els catalans als camps nazis" y de obras de divulgación histórica como "Cornellanenques del 36" y "La jornada interminable. Vida y trabajo de las mujeres andaluzas en Cornellà de Llobregat".

Otros libros de la autora

Novelas
Ensayos
  • Planeta ESO: un retrato irónico de los adolescentes / Planeta ESO, 2003 - con Judit Pujadó i Puigdomènech
  • 30, 40, l'edat amarganta, 2003 - con Judit Pujadó i Puigdomènech

Pablo Bonell Goytisolo

Nació en España en 1961. Licenciado en Geografía e Historia. Imparte clases de español en el IESE. Es autor de materiales didácticos para la enseñanza del español a extranjeros.

Otros libros de ambos autores:
  • Cienfuegos 17 de agosto, 2004
  • Hombre muerto corre, 2012 - Publicado con el seudónimo de E. P. Kaplan

9 comentarios:

Lucía dijo...

Jolín, estos los tengo pendientes... es que el tiempo no da pa na.

Un saludo.

Francisco Ortiz dijo...

Qué buena presentación de este personaje: ganas me dan de volver a abrir alguno de los libros que protagoniza, aunque en los primeros intentos no ha funcionado la cosa por las concesiones populacheras de la narración, que me cuesta dejar de lado.

Alice Silver dijo...

Francisco, menos mal que a los dos nos gusta Grafton, sino pensaría que nuestros gustos son totalmente divergentes...
Lucía, ánimo, el tiempo es elástico y estos dos merecen la pena.

maribel dijo...

¿Seguro que el tiempo es elastico? A mi me gusta decir que no existe, pero cuando veo todos los autores que me descubres..., curioso una novela a medias, ¿se notan los cambios de estilo?
es cosa mia o ¿recuerda a Montalban?

Alice Silver dijo...

Maribel: en mi caso el tiempo de lectura es elástico por que lo estiro robando horas al tiempo de sueño. A mi misma también me da un poco de agobio ver todos los libros que tengo en la estantería pendientes de leer... supongo que tendremos que tomárnoslo con calma.
En cuanto a los autores lo de escribir a dos manos es muy curioso, por lo que leí en una entrevista que encontré con google hacen juntos el planteamiento general, luego el elabora las escenas y los personajes y luego ella lo escribe. Hace mucho que no leo nada de Montalban y solo he leído un par de cosas, aun así el personaje de Escalona no me ha recordado a Carvalho.

maribel dijo...

Si, si, yo le robo al sueño, y ni por esas.
Me sirve la aclaración para saber que tengo que conocer a este personaje, lo decía por la gastronomía, y como te debo una cena, y de momento no va a poder ser, pásate por el blog y lee el último post....

Alice Silver dijo...

Un recorrido por el Raval de la mano de Escalona en el último número de Punto 38:
http://www.punto38.es/3809.html

Anónimo dijo...

Después de leer novelas negras de escritores de todo el mundo es reconfortante leer alguna buena historia de escritores de aquí, poder identificar las calles, los ambientes, en fin que espero que aparezca pronto la cuarta entrega del subinspector Escalona.
Recomendar también "El loco de las muñecas" escrita en solitario por Empar Fernández.
Lk

Alice Silver dijo...

Pues parece que habrá que esperar para tener una nueva aventura de Escalona... Empar acaba de publicar "Sin causa aparente" un policíaco con un nuevo personaje. En marzo publicará con Pablo Bonell "Hombre muerto corre" pero tampoco es de Escalona, es un thriller de acción.
Gracias por la recomendación Lk