lunes, 21 de septiembre de 2009

Martin Beck - Per Wahlöö y Maj Sjöwall

Martin Beck lleva 23 años trabajando como policía. En 1968 es comisario de la Brigada Nacional de Homicidios de Estocolmo.

Se describe a si mismo como un individuo alto, de apariencia siniestra, rostro demacrado, frente ancha, mandíbula poderosa y ojos tristes, de un color azul grisáceo. No se cuida, fuma constantemente cigarrillos Florida, bebe café, come mal. Casi siempre está enfermo, ya sea resfriado o con continuos dolores estomacales.

Casado con Inge, tras 17 años de convivencia y reproches su matrimonio se ha ido deteriorando. Como tantos policías de libro, su familia siempre ocupa un segundo plano por culpa de su trabajo. Al comienzo de la serie su hija Ingrid tiene 14 años y 10 su hijo Rolf. A medida que trascurre irá aumentando su complicidad con la primera y su rechazo hacia su hijo.

En algunas novelas Beck trabaja solo, desbrozando con paciencia infinita la maraña de pequeñas pistas del caso. En otras colabora con sus compañeros. Son características de esta serie las reuniones y diálogos entre policías como metodología para avanzar en la resolución del crimen. Cada uno ocupa su papel y tiran de los distintos hilos sin saber cual es el que al final les conducirá a la solución.

Sus colegas habituales son:
- Lennart Kollberg, su íntimo amigo, de ideas socialistas, odia la violencia y terminará abandonando la policía.
- Fredrik Melander, con una memoria prodigiosa.
- Gunvald Larsson, ex-militar, un gigante que aterroriza con su mirada, capaz de derribar una puerta a patadas. Procede de un familia de clase alta y destaca por su manera de vestir.
- Einar Röhn, procedente del norte de Suecia, casado con una sami, el más tranquilo de todos.
- Kristiansson y Kvant, pareja de policías metepatas procedentes de Escania.

Comentario personal

Las novelas de Martin Beck nos muestran de primera mano la Suecia de finales de los 60 y principios de los 70, desde el cambio de sentido de la circulación y la desaparición de los tranvías, a las descontroladas remodelaciones urbanísticas; la moda del momento o las manifestaciones contra la guerra de Vietnam...

Aunque a menudo se presenta a los autores como críticos con la sociedad del bienestar, vistos desde la perspectiva que dan 40 años, encontramos que su discurso está plenamente incorporado a la mentalidad actual: la denuncia de la orgía consumista de la navidad, el anti-americanismo conviviendo con la admiración por otras facetas de EEUU. Los ricos y poderosos beneficiándose de sus privilegios. El daño que causan las drogas...

Retratan a los polis como una pandilla de asnos y teorizan sobre la policía como un mal necesario, pero los autores no pueden ocultar su simpatía por la serie de personajes que han creado. Sus obras son divertidas, te hacen sonreir con diálogos absurdos y reflejos de mentalidades extremas. Sus novelas están pobladas de personajes secundarios.

Libros de Martin Beck

  1. Roseanna (Roseanna, 1965)
  2. El hombre que se esfumó (Mannen som gick upp i rök, 1966)
  3. El hombre del balcón / El maniaco (Mannen på balkongen, 1967)
  4. El policía que ríe / El alegre policía (Den skrattande polisen, 1968)
  5. El coche de bomberos que desapareció (Brandbilen som försvann, 1969)
  6. Asesinato en el Savoy (Polis, polis, potatismos!, 1970)
  7. El abominable hombre de Säffle / Un ser abominable (Den vedervärdige mannen från Säffle, 1971)
  8. La habitación cerrada (Det slutna rummet, 1972)
  9. El asesino de policías / Muerte de un policía / Asesino de policías (Polismördaren, 1974)
  10. Los Terroristas (Terroristerna, 1975)

Películas
  • Roseanna, 1967. Suecia. Director: Hans Abramson. Intérprete: Keve Hjelm (Beck)
  • San Francisco, ciudad desnuda (The Laughing Policeman, 1973). EEUU. Director: Stuart Rosenberg. Intérprete: Walter Matthau (Jake Martin- nombre que utilizaron en la película para el personaje de Beck), Bruce Dern, Lou Gossett
  • Un hombre en el tejado (Mannen på taket, 1976). Suecia. Director: Bo Widerberg. Intérprete: Carl-Gustaf Lindstedt (Beck)
  • Nezakonchennyy uzhin, 1980. Unión Sovietica. Director: Janis Streics. Intérprete: Romualds Ancans (Beck)
  • Der Mann, der sich in Luft auflöste, 1980. Alemania. Director: Péter Bacsó. Intérprete: Derek Jacobi (Beck)

Televisión
  • Roseanna, Polis polis potatismos, Mannen på balkongen, Polis polis potatismos, Polismördaren, Brandbilen som försvann, El maratón de Estocolmo (Stockholm Marathon), 1993-1994. Serie de 7 películas para televisión. Suecia/Alemania. Directores: Per Berglund, Daniel Alfredson, Peter Keglevic. Intérprete: Gösta Ekman (Beck)
  • Beck, 1997-2009. Serie de televisión de 21 episodios. Suecia. Intérprete: Peter Haber (Beck), Kjell Bergqvist (Kollberg), Rolf Lassgård (Gunvald Larsson).

Los autores

Per Wahlöö nació en Goteborg en 1926. Se graduó en la ciudad de Lünd en 1946. Trabajó como periodista realizando crónicas de crímenes y sociedad. En los 50 escribió guiones para televisión y radio y trabajó como editor de varias revistas. Militó en diversas formaciones políticas radicales y fue expulsado de la España franquista en 1956. Escribió algunas novelas conocidas como la serie “Los dictadores” donde muestra los abusos del poder y el lado oscuro de la sociedad. Algunas de ellas son de ciencia-ficción. Tradujo gran parte de la obra de Ed McBain al sueco. En 1961 conoció a Maj Sjöwall en la revista en que ambos trabajaban.

Maj Sjöwall nació en Estocolmo en 1935. Estudió periodismo y trabajó como redactora de varias revistas y periódicos y más tarde como editora.

Se casaron en 1962 y crearon la revista literaria Peripeo. Juntos escribían la serie sobre Martin Beck después de acostar a sus hijos. Su intención era usar la novela policíaca como un bisturí con el que diseccionar la ideología y la moral del estado de bienestar burgués. Comunistas declarados, fueron los primeros en desenmasacarar las contradiciones de su país. Inspiradores de Mankell, podríamos considerarles los padres de la novela policíaca social.

Per Walhöö falleció en 1975 y Maj Sjöwall trabaja en la actualidad principalmente como traductora.

Otros libros de Per Wahlöö
  • Himmelsgeten, 1959 (reeditada como Hövdingen en 1967)
  • Vinden och regnet, 1961
  • Lastbilen, 1962 - A Necessary Action/The Lorry - Sobre la dictadura de Franco
  • Uppdraget, 1963 - The Assignment
  • Det växer inga rosor på Odenplan, 1964
  • Asesinato en la planta 31 (Mord på 31: a våningen, 1964)
  • Generalerna, 1965 - The Generals
  • Stålsprånget, 1968 - Steep Spring

Otros libros de Maj Sjöwall
  • Kvinnan som Liknade Greta Gargo, 1990 - escrito con Tomas Ross
  • Sista resan och andra berättelser, 2007

53 comentarios:

Jose Ignacio Escribano dijo...

Muy interesante la perspectiva de tu blog. Sigue así. Que tengas un buen día.

jayuyin dijo...

Estaba esperando este articulo y no me ha decepcionado, me doy cuenta que he leido todas las novelas de Martin Beck cuando era joven e indocumentado, pero ahora toca rememorarlas porque todas merecen la pena. La mejor sin duda, el policía que rie. Vaya pedazo de final.

maribel dijo...

Hola Alice
menuda entrada te has marcado sobre este desconocido para mi, lo de las películas y series me ha dejado en el sitio ;-) , me gustaría encontrar la de San Francisco, ciudad desnuda, ya te diré..
Tienes razón en que parte de la crítica social de estas y otras obras, acaba incorporada en el sistema y que siguen teniendo vigencia, que poco avanzamos!
Aunque aún estoy esperando que me llegue Ojos de agua, teniendo en cuenta tu portada y el comentario de jayuyin intentaré buscar el policía que ríe, me gusta el título, y de vez en cuando está bien deleitarse con obras donde todo encaja al final...
Por cierto sigo intentando encontrar ediciones de bolsillo de Wei liang y de Xiaolong y no hay manera ¿dónde los encontraste?
(voy a enlazarte en El guisante ahora mismo, que despiste!!)
Un saludo ;-)

Alice Silver dijo...

José Ignacio, gracias.
Jayurin, precisamente El policía que ríe es la que acabo de terminar, me ha parecido la más divertida de la serie. Me gustó también El hombre que se esfumó, por mostrar un Budapest setentón y comunista y por la originalidad de la trama. También Los Terroristas. Sin embargo Roseanna me pareció un poco lenta.
Maribel, he añadido vuestro enlace y el de Loquemeahorro al apartado de Los blogs de mis amigos (así os podré visitar sin volverme loca dando saltos por otros blogs).
Yo también intento encontrar la de San Francisco.
El ojo de jade de Wei Liang está en DeBols!llo y Muerte de una heroína roja y Visado para Shangai en Books4pocket. Yo he tirado de biblioteca, pero las puedes encontrar en las webs de Negra y criminal o Estudio en Escarlata.

maribel dijo...

Gracias por la información Alice, estos ya los he leído.
Buscaba Mariposas para los muertos que acabo de encontrar en Estudio en escarlata y Cuando el rojo es negro de Xiaolong, que no está en el fondo de estos blogs. Eres una máquina, gracias por los enlaces!

Que suerte que en tu biblioteca los adquieran tan rápido, en la mia son muy ágiles con otros autores que me gustan , pero a quién compra no parece interesarle la novela negra ;-(

Boga Vante dijo...

Cansino, muy cansino este policía que ríe, que por otro lado me ha parecido una novela coral.

Todos los personajes que rodean a Beck, de los que nos habla Silver, forman un grupo que va componiendo ese rompecabezas que es la historia de un asesinato múltiple, que a modo de muñeca rusa, alberga un enigma en cada una de sus piezas, lo que, a la vez, permite desarrollar a cada personaje la especialidad en la que destaca. Ya sea una memoria de elefante o su virtuosismo para seguirle los pasos a un sospechoso.

A pesar de que se les considere antecesores de Mankel, cansinos en el desarrollo de la trama, reiterativos en la denuncia social navideña y sin que sus personajes me hayan parecido otra cosa que personajes.

Qué día tengo ¡Y eso que ha llovido!


Por cierto, Silver, que placer mis paseos por los apartamentos de los últimos inquilinos.

loquemeahorro dijo...

A mí también me fascina la información tan completa que ofreces en cada entrada, de libros de los que nunca he oído hablar (es triste, lo sé), y como en cada uno de los detectives, se encuentra algún punto de interés.

Por cierto que yo tampoco te tenía enlazada, esto también es triste. Pero mucho más triste que esto y que el clima sueco (por lo que dicen) es que no consigo acordarme de lo que hablábamos de un restaurante turco ¿¿¿o no era contigo???

¿y conmigo?
A todo esto
¿quién soy yo?

Rick dijo...

Hola, he llegado aquí por medio de enlaces a otros enlaces sucesivamente y me ha llamado la atención este tu blog.

No obstante el motivo de mi comentario obedece más a la tentación de decir que en mi opinión te faltan entre los autores y los personajes a algunos de los más importantes de la historia del género. en concreto me resulta destacable la ausencia de los dos maestros clásicos, el creador Dashiell Hammett y el perfeccionista Raymond Chandler. Y en cuanto a personajes al eterno Phillip Marlowe de las novelas de Chandler.

Un saludo.

lammermoor dijo...

En defensa de Alice Silver diré que a los grandes ya los conocemos y ella nos permite conocer a nuevos autores de novela policiaca. Por ejemplo, K.O. Dahl o Domingo Villar por citar dos excelentes autores que descubrí gracias a ella.
En cuanto a los consagrados, (momento publicitario) he hablado de DAshiell Hammett, Poe, A. Christie o Arthur Conan Doyle en mi blog. ¡si quieres leerme...!
Y además, para que pueda meter baza de vez en cuando, "me ha prometido" dedicar una entrada al mes a los clásicos.

Isabel dijo...

Yo también soy una apasionada de las novelas policíacas y como soy una recién llegada al blog, no sé si habéis hablado de Margaret Millar, Cornell Woolrich, Ruth Rendell, Francis Iles...Bueno, el caso es pasarlo bien no creéis ?
En cuanto a Susan Hill, estoy acabando Las distintas guaridas de los hombre y me temo que ya sé quién es el asesino y si no es el que pienso me llevaré un buen chasco. Es entretenida, pero no soporto los pensamiento del todavía anónimo asesino. Es quizá lo que menos me está gustando.
Agatha

Alice Silver dijo...

Boga, me encanta tu punto de vista y tu denominación de novela coral. Me alegra que te gusten las habitaciones de los nuevos inquilinos. También voy redecorando antiguos apartamentos a medida que releo algún autor: una fotito por aquí, un comentario por allá…

Maribel, yo estoy a punto de comenzar Mariposas... creo que todavía no está en bolsillo. Si no encuentras Cuando el rojo... puedes comprarla en la editorial (sigue el enlace del libro en la entrada del autor).

Loquemeahorro, sí, hablamos de comida turca (en un autor americano) y sí, era yo. No, no estás loca. Por cierto, me han preguntado si lo que te ahorras en psicoanálisis te lo gastas comiendo, yo no he contestado…). Gracias por el enlace.

Por cierto, en este personaje no he hablado de comida por que el pobre sufre unos tremendos dolores estomacales que le impiden disfrutar hasta de la cena de Navidad, eso si, como buenos suecos, pasan mucho, mucho frío.

Lammermoor, ¡gracias por defenderme!
Rick, de este tema ya he hablado en el Cajón de sastre, voy escribiendo a medida que voy leyendo y a los clásicos los leí hace tiempo... En cualquier caso es verdad que se echan de menos en el blog y para enmendarlo (y para que pueda hablar Lammermoor :)) me he comprometido a dedicarles al menos una entrada al mes. Ya estoy preparando la de Chandler.

Isabel, te contesto en el Cajón de Sastre (podéis acceder desde la columna derecha o desde su etiqueta). Os aconsejo utilizar ese espacio para hablar de autores de los que no he escrito o de otros temas que os apetezcan.

yanoquedanangeles dijo...

Per Wahlöö y Maj Sjöwall, entraron en mi vida el verano de 2008, he leido todos los libros editados en castellano, y me atrevo a decir que son los padres de la actual novela negra sobre todo escandinava, he encontrado en libros de Mankell y en la trilogía de Stieg Larsson guiños o pequeños homenajes a estos autores que cambiaron el perfil de los protagonistas de las historias de este género.
Gracias por la kurrada que te pegas en el blog y por todo lo que nos enseñas.

Alice Silver dijo...

He visto a Maj Sjöwall en una mesa redonda de Getafe negro. Añado algunas cosillas a la entrada.
Yanoquedanangeles, yo tambien leí recientemente a estos autores y me sorprendió lo familiar que me resultaba su descripción de comisarías y personajes... supongo que nos pasa a todos los que hemos leído antes a Wallander que a sus padres.

Andrómeda dijo...

Andrómeda. Buscando informacion sobre los autores de Beck me he topado con este interesante blog y me apetece dejar un comentario. Hace poco tiempo que los he descubierto y me apasionan. Sigo buceando en las bibliotecas municipales para encontrar más títulos de sus obras. en Google estoy buscando películas y no las encuentro y además a través de este blog me entero de que hay series de TV Podéis ayudarme a buscar? Por cierto siendo una ávida lectora de novelas policíacas y habiendo leído autores europeos y americanos estoy de acuerdo con la opinión de que son la fuente original de muchos autores actuales. Cada vez que leo una de sus novelas me sigue sorprendiendo que 40 años después sean tan actuales.

Alice Silver dijo...

Bienvenida Andrómeda, hace poco Karma Films ha sacado un pack llamado "Generación Millenium", donde se incluye "Roseanna", uno de los capítulos de la primera serie que menciono en el apartado Televisión: http://www.karmafilms.es/ficha_tienda.php?ID=151
De alguna manera los autores son actuales, pero por otra también me encanta ese ambiente "años 70" que transmiten sus novelas.

lammermoor dijo...

Releer esta entrada -acabo de terminar Roseanna- y los comentarios ha sido como hacer un viaje en el tiempo. Isabel recién llegada al blog -cuando ahora no podría concebirlo sin sus comentarios- tu asegurando que ibas a hacerle un hueco a los clásicos (recuerdo habertelo pedido) pero no voy a dejarme llevar por la nostalgia(aunque me parece que ahora que tengo tiempo de sobra, voy a caleyar por algunas de las primeras entradas)

Pero me estoy desviando del tema. Me ha gustado la introducción a la novela que hace Henning Mankell y que nos ayuda a entender el por qué de Kurt Wallander. En cuanto a lo que dice de la vigencia de la novela (publicada en 1965) es cierto; podría pasar por recién editada. Bueno, quizás ahora los crímenes serían más brutales.
Comprendo que en su momento tuvo que ser rompedor porque era completamente ajeno a las novelas policiacas al uso.
En cuanto a la lentitud- Boga se quejaba de ello-me ha parecido muy realista; las investigaciones deben ser así. Muy tediosas muchas veces, con muchos periodos de estancamiento y muchas rutinas.
Está claro que hay mucho de Martin Beck en Wallander.También lo está que seguiré leyéndolo -ya he comprobado que en la biblio tienen varios títulos suyos.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, yo también he viajado en el tiempo, acababa de enlazar a los Guisantes y a Loque y ahora parecen casi de mi familia... también he incorporado algunos clásicos aunque quizás no tantos como quisiera.

En cuanto estos autores no hay duda de que leyéndolos se entiende mucho mejor a Wallander y toda la novela de procedimiento nórdica... (y a los polis tristones!) realmente ellos crearon un nuevo modo de hacer policíales que muchos han seguido con mayor y menor fortuna.

Como ya digo por ahí a mi las posteriores me han gustado bastante más que la primera, como siempre el personaje se va haciendo más familiar, los autores van cogiendo oficio... la inmersión en los 70 es total y mucho mejor que cualquier recreación actual.

Yo te puedo dejar "El policía que ríe" los otros los cogí en las bibliotecas, muchos de ellos en sus ediciones antiguas que todavía no han reeditado en RBA.

Isabel dijo...

Y tan recién llegada al blog Lammermoor, no sabía ni cómo había que insertar los comentarios. He visto que me quedé por escribir algo de Agatha C... ya ha pasado un tiempecito.
Respecto a esta pareja nórdica, todavía no he leído nada de ellos, tengo en la estantería un par de sus libros pero ya sabeis lo que pasa con la acumulación que no cesa. Veo que te has incorporado a pleno rendimiento pero que tu blog continúa cerrado.
Hoy hace un día espléndido por aquí, de esos que elevan el ánima, lo cual no implica que no sigamos con nuestros sanguinarios criminales.

Alice Silver dijo...

Isabel, me acuerdo perfectamente de tu llegada, hay un comentario en el Cajón de sastre que te decía que me dejaras de decir más detectives, que me tenía que ir a dormir :)
Aquí también hace muy buen tiempo y aprovechando nos vamos al pueblo (con Connolly y Tarquin Hall). Os veo el domingo.

Nordica dijo...

Hola a todos. He visto que estábais hablando de esta pareja de escritores suecos y no he podido contenerme. Si bien es cierto que Hammett o Chandler son los clásicos, los padres o como queramos llamarlos, yo considero a Wahloo y Sjowall como los auténticos precursores de la novela negra escandinava o casi Europea. Totalmente de acuerdo con los comentarios respecto a Wallander, aunque desde aquí, mi guiño se lo dedico especialmente a Larsson. Como mujer, he sentido en sus novelas la extraordinaria sensibilidad que demuestra el autor por todos los crímenes en materia de violencia de género. Os recomiento la biografía de su amigo Kurdo Baksi. Al principio pensé que era un oportunista que se quería apuntar al carro de la fama. Pero os aseguro que leyendo este libro se conoce realmente a Larsson, no como el autor de la trología de Millenium, sino como el auténtico activista que era, comprometido como pocos. Es una lástima que al final se le haya puesto la etiqueta Millenium y al menos en España se obvie todo el equipaje que llevara detrás, independientemente de que su trilogía haya sido buena o no. Repito, dejo contancia áquí de mi profunda admiración por su persona, sus convinviones y sus luchas (varias)y todo mi respeto a sus novelas, que todo hay que decirlo, disfruté como pocas. Entretenidas, amenas y sobre todo, las veo como un homenaje a las mujeres desprotegidas. Lisbeth forever. Stieg Larsson forever.

lammermoor dijo...

Hola, Nórdica, coincido contigo en que esta pareja es la auténtica precursora -los padres- de la novela negra nórdica actual.
En cuanto a Larsson también coincido contigo en su homenaje a las mujeres; en alguna de las entradas que dediqué a sus libros decía que le podríamos llamar "el hombre que amaba a las mujeres" porque las mujeres de sus libros son inteligentes, fuertes, independientes, ....
Y sobre la denuncia de los malos tratos reivindico -y no me cansaré de hacerlo- La mujer de verde, de Indridasson. Un excelente retrato de la forma en que el maltrato afecta a la víctima y a sus allegados. Me parece injustoo que se obvie su obra -y también que se deje un poco de lado a este escritor, para mí uno de los mejores nórdicos

En cuanto a tí, Isabel; pues sí, tengo aún cerrado el blog -es más facil escribir un comentario que una entrada y aún tengo la mente un poco "dispersa" pero reabriré la próxima semana (Echo mano del "congelado"-varias entradas que ya tenía escritas ) Tengo ganas de que veáis la entrada negra de este mes -a ver que os parece.

P.D: otra razón del "pleno rendimiento" es que estoy haciendo vida de "flor de estufa". Aquí también hace bueno, después de varios días bastante malos y fríos.

Natalia D. dijo...

Me entretuve mucho con Larsson y me leí su trilogía de un tirón; así que por supuesto le reconozco sus meritos, entre ellos la defensa de las mujeres maltratadas, pero no creo que pase a la historia de la novela negra, ni a la de la literatura, como “uno de los grandes”. A mi me parece demasiado efectista, por ejemplo su Lisbeth me resulta muy poco real. Las novelas de Per Walhöö y Maj Sjöwall y las de Indridasson me parecen mucho más sinceras, tanto en su deseo y capacidad para hacer buena literatura como en sus dotes para crear personajes y situaciones totalmente reales y cotidianas. Estoy totalmente de acuerdo con Lammermoor en su opinión de que “La mujer de verde” es uno de los mejores libros sobre la violencia doméstica que he leído y en que Indridasson es un gran escritor.
Y espero con ganas tu "negra" Lammermoor.

Isabel dijo...

Larsson me apasionó, me leí las tres novelas de un tirón como tú Natalia. De acuerdo, no es uno de los grandes ( tampoco ha tenido tiempo ) pero tiene mucho mérito haber cautivado a miles de personas que no cogen un libro ni por casualidad. El papel de Lisbeth es irreal pero tiene mucho gancho y es enternecedor.
No he leído el libro que mencionas Nórdica, pero es cierto que Larsson debía ser todo un personaje y aunque sólo sea por el papel que jugamos las mujeres en sus novelas, ya merece nuestra aprobación.

lammermoor dijo...

A rieso de que Alice nos "traslade" al lugar correcto, diré que a mí la tercera de Larsson se me hizo un poco farragosa -tanto malo malísimo y tanto abecedario (K.G.B; H.M.D.C, o lo que fueran) me cansó. Eso sí, un montón de gente que no leía, los devoró.
Para mí como autor está en el medio -ni es malo, malísimo ni tampoco está entre lo mejor de la literatura, como otros querían. Hablo del autor de novela negra, que no del activista.

Y por cierto, todo el mundo se empeña en decir que Lisbeth sería la Pippi Calzaslargas del s.XXI. A mí me cuesta ver la similitud.

Alice Silver dijo...

Hola Nórdica, bienvenida. Aunque siempre que se habla de este género se distingue una tradición inglesa de novela policíaca de la tradición americana de novela negra creo como tú que los nórdicos constituyen una tercera vía con su propia identidad. Coinciden con los ingleses en que sus representantes suelen formar parte de las fuerzas de orden, coinciden con los americanos en la negritud de las sociedades en las que se encuadran (aunque a nosotros, que vivimos en sociedades menos perfectas, a veces nos cueste entender sus críticas), les caracteriza el procedimiento minucioso (y a veces tedioso) durante la investigación y una inmensa tristeza... Sin duda Wahlöö y Maj Sjöwall son los padres de esta tercera vía... soy una gran fan de Larsson y destacaría por encima de otros temas su clarividencia precrisis en la forma de deconstruir los manejos del capitalismo en su forma actual.

Natalia D., es verdad que Lisbeth no tiene mucho de real, sin embargo creo que es uno de los mejores personajes de la novela actual. Yo sí creo que su obra previvirá. Estoy de acuerdo con Isabel, sólo por el hecho de ver durante más de un año a gente con sus novelas en el metro me causa admiración...

Lammermoor, veo que ya estás de vuelta, aunque todavía no me he podido pasar por tu blog, espero tu entrada negra con auténtica ansiedad. Y bueno, como estamos hablando de Larsson dentro del contexto nórdico, no os voy a trasladar :)

lammermoor dijo...

Me parece que estoy creando demasiadas expectativas con mi próxima entrada negra. Creo que es fundamentalmente ingeniosa y además, de ahí el interés en saber vuestra opinión, podría dar lugar a una subsección dentro del blog.

Alice Silver dijo...

Pues ya te contaremos... y retomando tu comentario sobre Pippi he recordado la entrada de Ale sobre el personaje.
Yo tampoco creo que tengan mucho que ver, Pippi es un personaje libre y alegre y Salander esclava de su historia y oscura. Al otro personaje de Lindgren no le conozco como para poder compararle con Mikael "Kalle" Blomkvist.

loquemeahorro dijo...

No me hagáis mucho caso, pero creo que fue el propio Larsson quién lo dijo.

pd. Ratifico que La Mujer de Verde es una magnífica novela sobre los malos tratos, la investigación no me fascinó, sin embargo, les vi bastante despistados (me repito, lo sé)

Alice Silver dijo...

Sí Loque, creo que tienes razón, al menos en la Wikipedia dice que Larsson se propuso imaginar cómo se desenvolvería en la sociedad actual Pippi Calzaslargas y así se imaginó a Salander.

CREUSSA dijo...

He intentado leer "El hombre del balcón" pero me ha parecido sin sustancia y lo he dejado a las 50 páginas. Este verano no estoy teniendo suerte con las lecturas policíacas (he dejado un par más), sin embargo no paro de leer bestsellers (El tiempo entre costuras, La soledad de los números primos, El bolígrafo de gel verde...) y hasta ahora estoy encantada con ellos. ¿¿¿QUé me pasa???? ¡¡Necesito nuevos aicientes policíacos! :-)

Alice Silver dijo...

Creussa,
No he leído "El hombre del balcón"... Yo ahora estoy leyendo algunos clásicos: Charlie Chan, Perry Mason y lo estoy pasando muy bien. En cualquier caso no está mal salirse un poco del género, estando tan metidos a veces es un poco cansino. Tengo ganas de leer "El tiempo entre costuras".

Boga Vante dijo...

Je, je, je... como me gusta esta faceta de trotamundos por los primeros apartamentos del edificio.

Y todo porque me he encontrado en la busca bibliotequera, Roseanna, de Sjöwall y Per Wahlöö y he querido refrescarme la memoria, desde septiembre de 2009 que inauguramos este lugar:

Me reía, porque vuelvo a encontrarme con comentarios refrescantes, casi olvidados, atropellados, de recien llegados que hablamos de estos autores y de muchos, muchos mas....

Veo que mi comentario al hombre que rie fue algo tibio y quiero ver, al cabo de más de dos años, que pienso de esta Roseanna, con la que tendré más de paciencia con el ritmo de la investigación, ya que lammermmor me advertía entonces, que las investigaciones son así, tediosas a veces, con estancamientos... Lo voy a tener en cuenta.

Como siempre advierto: Volveré

Alice Silver dijo...

Boga, aventuro que Roseanna también te parecerá cansina, en cualquier caso es interesante por lo que supone con respecto a la literatura posterior. En cualquier caso esperamos tu vuelta.

loquemeahorro dijo...

Estaba mañana he visto "Roseanna" en un kiosco a 4,95 euros, a ver si me fijo de paso en la editorial, que no se puede decir que esta sea una información muy completa.

Alice Silver dijo...

Hola Loque,
Supongo que será esta colección
http://www.rbacoleccionables.com/novelapoliciaca2011/proximas-entregas/
la verdad es que los títulos son bastante buenos, pillaré algunas.
Gracias por la info.

Sin rigor leyendo dijo...

Hola Alice,
Le he tomado mucho cariño a esta pareja. Me encontrè con la sorpresa de una introducciòn de Jo Nesbo a "El hombre del balcòn".

Me falta conseguir algunos de los ùltimos, aunque sì terminè de leer Los Terroristas.

Martin Beck me parece un personaje formidable, y también sus compañeros. Especialmente Gunvald Larsson en esta novela, quien tiene un rol interesantísimo.

Dejo de lado el inicio, donde se juzga a una joven por asalto a un banco, pues los diálogos y actitudes de abogado y fiscal parecen de una película de El Gordo y El Flaco.

Salvando esa parte, que ya convertí "en un detalle" y me quedé con la conclusión del juicio, el resto del libro es formidable. Tal vez hoy nos pueda resultar un poco panfletario en algunos momentos, pero recordamos el momento en que se escribió: guerra de Vietnam, etc.
Ya antecede a muchos de los temas que preocupan a S.Larsson, Nesbo, Mankell, Fosum y otros/as sobre la actitud de Suecia o Noruega con los nazis, la ràpida complicidad de Suecia con EEUU luego de la 2a.Guerra Mundial, la idiotez burocrática del estado, etc.

Muy recomendable
Un abrazo y hasta pronto
Elsa

Alice Silver dijo...

Leí la novela hace años, recuerdo perfectamente los trajes de Gunvald Larsson y el sentimiento antiamericano. Poco más. Pero yo también la recomiendo.

uruguay360 dijo...

Descubrí esta serie hace 20 años, su personaje me ganó a lo largo de la serie, todos los elementos que se muestran en Wallander están desarrollados en Martin Beck, aunque, hijo de su época, más volcado a la izquierda. Nunca he podido conseguir El coche de bomberos que desapareció, será cosa de buscarla en los nuevos formatos de esta época, saludos a todos desde Montevideo.

Alice Silver dijo...

La han reeditado hace un par de años en RBA, en España al menos es fácil de encontrar.

José María dijo...

He tenido la fortuna de leer El asesino de policías DE MajSjöwall y Per Wahlöo, que creo hace la novena entrega de la serie. Me ha gustado mucho, y creo que es un caso raro dentro de la novela negra, pues el protagonista Martin Beck, se va soltando, deja de ser tan sieso, y sin convertirse en la alegría de la huerta, toma un tono irónico y a veces casi humorístico al reseñarnos por un lado los aspectos lúgubres de los asesinatos que investiga, y la mirada bastante crítica con la que nos guía al mostrarnos la realidad de su país y sus gentes. Como se ha dicho en comentarios anteriores, no parecen tener cuarenta años estas novelas…

Alice Silver dijo...

Pues que sorpresa José María, a la vejez viruelas :). Leí hace unos años el último de la serie Los terroristas pero no recuerdo si el personaje había evolucionado, sí recuerdo que en esa novela si se notaba el paso de los años en algunas cosas, por ejemplo en los trajes de uno de los protagonistas :)

detectives salvajes dijo...

No los he leído todos, pero me considero una seguidora de estos autores y esta serie. La he leído alterna, sin orden, a medida que han caído en mis manos. Dejo aquí, como testimonio de su pensamiento, este trozo que copié para acompañar alguna de las fotografías que tomé cuando visité Estocolmo, con el grupo de amigas "negras" haciendo la ruta Stieg Larsson:

"Martin Beck vivía en Köpmangatan, en Gamla Stan, el casco antiguo de Estocolmo, la ubicación más céntrica que podía imaginarse. El edificio se halla rehabilitado, tenía incluso ascensor, y el piso era lo que todo el mundo, excepto los snobs incorregibles que poseían chalés com parque y piscina en Saltjöbaden o Djursholm, consideraría sin la menor duda un lugar de ensueño. Había tenido suerte, tal vez una suerte enorme, de conseguir esa casa, y lo más asombrosos es que no se había hecho con ella mediante trampas, soborno o algún chanchullo, es decir, del modo en que la policía generalmente obtenía los privilegios." (LOS TERRORISTAS, RBA, 2013, pàg. 83), original editado en 1975.

Alice Silver dijo...

Mi experiencia es similar a la tuya, también los he leído sin orden, salvo Roseanna que sí leí el primero. Precisamente Los terroristas fue el tercero que leí, en su versión del 87 publicada por Versal. No recordaba donde vivía Beck, quizás porque no conozco Estocolmo...

detectives salvajes dijo...

Sigo con estos autores. Este año completaré los libros que me faltan. El año pasado leí ASESINATO EN EL SAVOY y este año ya llevo EL ASESINO DE POLICÍAS y EL ABOMINABLE HOMBRE DE SÄFFLE. Nunca me han defraudado. En éste último me creo en el deber de resaltar la brillante narración en el asalto al edificio donde se amaga un perturbado. La he encontrado perfecta. Por suerte aún me quedan tres por leer. Un gran acierto que RBA las haya editado todas nuevo con motivo del 50 aniversario de ROSEANNA. Un saludo a todos.

Alice Silver dijo...

Y además muy bien de precio ¿no? 9,95 en papel... yo no he leído todas y la verdad es que me da un poco de pereza pero espero que tú las sigas disfrutando Detectives Salvajes.

detectives salvajes dijo...

Ha sido un regalo inesperado; cosas fantásticas que pasan por Facebook... Un abrazo.

detectives salvajes dijo...

Ayer acabé EL HOMBRE DEL BALCÓN (1967, edición de 2016 de RBA): Una investigación trepidante y una escritura hecha con mucho cuidado y oficio. Una novela negra y criminal ejemplar. Ya me quedan menos, ¡qué lástima cuando acabe la serie!

Alice Silver dijo...

Espero que lo sigas disfrutando aunque ya te queden pocas, tendrás que dosificarte :)

detectives salvajes dijo...

EL HOMBRE QUE SE ESFUMÓ (Maj Sjöwall & Per Wahlöö, 1966, RBA, 2016, traducció Enrique de Obregón)

Una novela negra ejemplar por muchas cosas. Una de ellas es el cuidado en la escenificación. La lectura está planificada para funcionar como una cámara filmándolo todo y poniendo el énfasis dónde toca y cuando toca, como hacen los buenos directores de cine y que tanto agradecemos los espectadores. La historia está muy bien planificada, de tal manera que los detalles son los que nos llevan a descubrir cómo funciona una ciudad bajo el régimen soviético (la bella Budapest, en este caso). No hacen, los autores, demagogia gratuita en ningún momento, simplemente hacen funcionar la trama según funciona el servicio policial del país (el extranjero es obligado a dejar su pasaporte en el control de aduanas y le es devuelto en el hotel donde se hospeda); la policía es eficiente, organizada y diligente… Asimismo, la trama ayuda a ver las grietas del sistema: como no hay nada que valga la pena con qué traficar desde el interior del país hacia occidente, los controles de salida son laxos y por ello, en manos adecuadas (periodistas occidentales y guías turísticos) la droga encuentra una salida fácil. Todo sistema tiene sus grietas; y Suecia también: el alto índice de consumo de alcohol. Los personajes secundarios están muy bien trazados, desde los del grupo de periodistas suecos hasta el grupo delincuencial en Budapest. Otra cosa será la razón última por la que alguien “se esfumó”.
Me encanta la firme voluntad de los autores en dar a Martin Beck esa alta cota de profesionalidad y honorabilidad. Creen absolutamente en él. Yo, también.

Y me queda sólo una....

Alice Silver dijo...

Me gustó mucho esa novela Detectives salvajes, me recuerdo sumergida en las calles de un Budapest pre-capitalista, en ese hotel... Me gusta tu comentario sobre que los autores no hacen demagogia gratuita, es cierto, símplemente tratan con sinceridad de mostrar una realidad diferente...

detectives salvajes dijo...

Gracias, Alice. Autores y personajes se dan la mano. Como bien dices tu, son sinceros.

detectives salvajes dijo...

EL POLICÍA QUE RÍE (Maj Sjöwall & Per Wahlöö, 1968, RBA, 2016, traducción Martin Lexell y Manuel Abella)
Extraordinaria historia contada sobre una investigación que parece imposible de resolver y que dura todo lo que el libro es, manteniendo la tensión con pulso firme. Intrincada y bien resuelta, hace gozar al lector porque lo hace participar constantemente.
Toda la novela tiene un tono triste, plomizo, que se adhiere muy bien a sus personajes: un policía de la unidad de Martin Beck es uno de los cadáveres encontrados dentro de un autobús. Sólo hasta el final no se permiten los autores hacer sonreír a los lectores, a raíz de un mondadientes… Los autores trazan sus protagonistas como gente seria y comprometida, y, en la vida la sonrisa se consigue con las cosas más sencillas e intrascendentes; vivir o sobrevivir, es duro, gris y pocas veces divertido.
Hacen un gran relato contemporáneo de su país a través de lo que pueden parecer nimiedades, pero ahí están ellos haciendo historia de su ciudad: 1967, en el momento que Suecia decide que se circule por la derecha y se desmantela la red de tranvías para instalar en su lugar buses; todo tiene que ser aprendido de nuevo (p. 89 y 95). Se agradece también esa información (de respuesta de Trivial): Porshe, un ingeniero alemán retenido como criminal de guerra en la potería de la fábrica por los franceses, pasó su encarcelamiento dibujando modelos; de allí salió el Renault CV-4; cuando Porshe fue absuelto, los franceses ganaron mucho dinero (p. 221-212).
De las enseñanzas de la investigación me quedo (por oficio) con esa defensa de la mal llamada burocracia: foliar los expedientes es imprescindible; cómo saber cuándo pueda faltar un informe, un documento… Archivar no es amontonar papeles… (p. 239 y 242) En esta investigación saber que faltaba la página 1244 ha sido un momento apasionante. Siguiendo con temas de documentación: el hotel y el taller de Eksjö conservaban facturas y registros de hacía 27 años… No hace falta decir nada más…
Bueno, he finalizado ya los 10 libros de la serie. Creo que si mis enemigos me lo permiten y me dan larga vida, los volveré a leer todos ordenadamente… Maj Sjöwall & Per Wahlöö, grandes entre los grandes.

Alice Silver dijo...

¡Enhorabuena por haber terminado la serie! ¡Y ánimo si te pones a leerla de nuevo! Yo leí la novela hace años como "El alegre policía", me gustó. Como siempre muy interesantes los detalles que destacas, recuerdo perfectamente lo del cambio de circulación y la desaparición de los tranvías... sin embargo no recordaba lo de Porshe...