domingo, 12 de diciembre de 2010

Guido Guerreri - Gianrico Carofiglio

Guido Guerreri es abogado penalista en Bari, Italia, en la época actual.

De joven practicó el boxeo, ganó algunas medallas pero lo dejó antes de licenciarse. Decidió estudiar derecho porque no tenía las ideas muy claras, comenzó a trabajar en un bufete por inercia.

Le conocemos en el año 2000, con 38 años, en "Testigo involuntario". Abandonado por su mujer, asqueado de si mismo por conseguir la absolución o condenas vergonzosamente reducidas para sus clientes y cobrar con dinero de dudosa procedencia, Guido comienza a sufrir ataques de pánico, insomnio y lloros intempestivos y emprende un arduo viaje para recuperar su dignidad, ocupándose de la defensa de un inmigrante senegalés acusado del secuestro y asesinato de un niño.

Aunque se tiene por un hombre mediocre y cobarde, Guerreri es un hombre inteligente, amable, irónico y reflexivo. Fuma bastante, le gustan los libros (desde Kavafis a Gerald Durrell) y la gente que los lee. Percibe de un modo especial los olores de las personas, desde el perfume de las mujeres al ácido olor del miedo.

En "Con los ojos cerrados" Guerreri tiene 40 años. Ha dejado de fumar, paga impuestos, tiene pareja estable, en definitiva se ha convertido en un hombre nuevo y valiente, que defenderá a una mujer acosada y maltratada por el hijo de un juez.

En "Dudas razonables" Guido vuelve a estar sólo. Recorre Bari en bicicleta para conjurar el envejecimiento y defiende a un hombre acusado de pasar droga desde Montenegro. Guerreri hará de tripas corazón aunque tenga una cuenta pendiente con este hombre, antiguo fascista y ahora padre y marido modelo.

Guerreri es un hombre sin miedo, que no se echa atrás cuando se trata de una causa justa. Sus argumentaciones son comprensibles y los fiscales le respetan.

Comentario personal

Me han encantado los tres primeros libros de Guerreri, narrados en primera persona, acompañamos al protagonista en su redescubrimiento de si mismo. Divertido, tierno, interesante... nos ofrece un retrato sobre lo mejor y lo peor del alma masculina. Escritos con un estilo ágil que te impide dejar de leer, tratan temas tan actuales como los prejuicios hacia los inmigrantes, el maltrato a las mujeres o el tráfico de drogas. Un secundario de lujo: la monja de la segunda novela.

Para comer en casa: ensalada, albóndigas de pollo, espaguetis con huevas de atún o con peso pecorino, albahaca y aceitunas negras. En la crepería: crepe de jamón, nueces y mascarpone, de nocilla, nueces y plátano o de requesón, pasas de Corinto y chocolate fundido. En casa de Margherita: panochas de maíz con mantequilla y chile con carne con arroz hervido o habas con achicoria. En el despacho: Pizza y cerveza a horas intempestivas.

Libros de Guido Guerreri

  1. Testigo involuntario (Testimone inconsapevole, 2002)
  2. Con los ojos cerrados (Ad occhi chiusi, 2003)
  3. Dudas razonables (Ragionevoli dubbi, 2006)
  4. Las perfecciones provisionales (Le perfezioni provvisorie, 2010)


Serie de TV
  • L'avvocato Guerrieri, 2007. Serie de TV. 2 episodios. Italia. Director: Alberto Sironi. Intérpretes: Emilio Solfrizzi (Guerreri), Chiara Muti (Margherita)

El autor

Gianrico Carofiglio nació en Bari (Italia) en 1961. Es abogado desde 1986, ha trabajado como juez en Prato, como fiscal en Foggia y como fiscal adjunto en la oficina antimafia de su ciudad natal. Entre 2007 y 2008 fue asesor de la Comisión Parlamentaria Antimafia. Desde 2008 es senador por el "Partito Democratico".

Publicó su primera obra de ficción en 2002, con 41 años.

Página web del autor: www.gianricocarofiglio.com (en italiano)

Otros libros

Novelas y cuentos

Ensayo
  • Il controesame, dalle prassi operative al modello teorico, 1997
  • La testimonianza dell'ufficiale e dell'agente di polizia giudiziaria, 2005 - con Alessandra Susca
  • El arte de la duda (L'arte del dubbio, 2007)
  • La manomissione delle parole, 2010

32 comentarios:

lammermoor dijo...

Tiene una pinta estupenda. Daré una vuelta por la biblioteca a ver si tienen alguno de los títulos. Además, después de tanto frío polar es un gustazo volver al calorcillo del mediterraneo.

¡Ah! Conozco a bastante gente que estudió derecho porque no tenía nada claro lo que les gustaba. La llamo la carrera de los sin vocación (¡qué no se enfade nadie!)

Terri dijo...

Qué tal, Alice.
Enhorabuena por la entrada, que como siempre te ha quedado de vicio.
A mi me gusta un montón Carofiglio, y eso que lo he conocido hace poquito (he leído la primera, y "Las perfecciones provisionales". Me hace gracia eso de leer un thriller judicial "a la italiana", donde casi lo de menos es lo que pase en los juzgados.
Una lectura muy recomendable.
Un saludico.

Isabel dijo...

Cuando me hablaste de Carofiglio en otra ocasión, me puse a investigar en internet y ya me pareció un personaje muy interesante. Lo confirma tu entrada, quizá ahora para Reyes me regale el primero, para ir leyéndolo en orden cronológico. Además es un hombre muy simpático pues leí una entrevista a raiz de la publicación de su última novela. (Además de guapo) perdonadme la frivolité, es que aún es un poco pronto.

loquemeahorro dijo...

Yo también voy a buscarlo en la biblio, cuánto más cuentas, más me apetece.

Por cierto Isabel, estoy de acuerdo contigo, en la foto esta por lo menos se le ve bastante guapetón :-)

Rosa Ribas dijo...

Gracias por la entrada, lo había perdido un poco de vista y es una lástima porque leí la primera novela y me gustó mucho.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, seguro que te gusta. ¡Derecho! en la vida se me pasó por la cabeza estudiarlo...

Hola Terri, me alegra que coincidamos. Yo también lo he conocido hace muy poquito, cuando vino a España a promocionar su 4ª novela y tuve ocasión de que me firmara la segunda en Estudio en Escarlata. Saluditos

Isabel, Loque, os confirmo que al natural también es guapo, a la par que amable y sencillo.

Rosa, espero que tengas un feliz reencuentro. Mientras esperamos la tercera de Cornelia (chicos! a finales de enero y presentación en BCNegra el 1/2/2011!) tenemos que leer otras cosas :)

lammermoor dijo...

Ayer buscaba esta entrada y no la encontraba. Me ha encantado este avocato y me he leído las dos novelas que tenía en un suspiro. Ahora tengo que conseguir las otras dos -la primera y la última-.
Que citara el Poema de Kafavis Itaka o mencionara Mi familia y otros naimales de Durrell (uno de mis libros medicina) también tuvo que ver en el enamoramiento.

Alice Silver dijo...

Me alegro que la hayas encontrado Lammermoor, lo malo es que cuando un autor está mencionado en dos entradas siempre sale primero la más reciente y en este caso era la de la conferencia...
El autor habla mucho de libros, canciones, películas en sus novelas... esto también lo hace más interesante y cercano...

maribel dijo...

Hola Alice me gustó tanto la entrevista de Getafe Negro que me enganché con abogado, y ya estoy esperando que publique de nuevo... Como dice Lammermoor, cuántos espacios comunes, en mi caso el enamoramiento ha sido también musical
Gracias ;-)

Alice Silver dijo...

Me alegra mucho que te gustara Maribel, es una apuesta casi segura si se lo recomiendas a una mujer. Entre los hombres hay más disparidad de opiniones... También lo comentó el autor en la charla, su público es eminentemente femenino...

l'archivadora dijo...

Maribel, si te animas mañana publico la entrada negra de este mes dedicada a Carofiglio.

(Alice voy a tener que pagarte tasas por publicidad :) )

Lammermoor

Alice Silver dijo...

¡Estaremos atentos!

Ricardo dijo...

Desconocía al autor. Acabo de pasarme por el blog de Lammermoor (tan estupendo como siempre)y me habéis convencido. Buscaré sus libros.
PD: Yo soy feo.

lammermoor dijo...

Pues muchas gracias por la parte que me toca, Ricardo

Alice Silver dijo...

Hola Ricardo,
No entendía lo de feo pero me ha chivado un pajarito que quizás lo dices porque hemos sido demasiado entusiastas al destacar la belleza física del autor.
Mira la foto de Scerbanenco y entenderás por qué nos parece algo destacable :)
Por cierto, creo que es mejor que los comentarios sobre la entrada de Lammermoor los hagáis en su blog, seguro que a ella, le hace más ilusión.
Ya nos contarás que te parece (intelectualmente) el autor.

Ricardo dijo...

Pues no sé si entusiastas o no, pero si el tío es guapo, es guapo,y por qué no vais a comentarlo. Por supuesto que si.
Otro autor más para la lista, en la que sigo teniendo pendiente a Rosa Ribas, pero no me olvido.
Y Scerbarnenco es mucho más feo que yo.

Alice Silver dijo...

Jajaja Ricardo, Scerbanenco ha puesto el listón muy alto

Ricardo dijo...

Es como Peter Lorre en delgadito.

Alice Silver dijo...

Peter Lorre es un bellezón al lado de Scerbanenco :)

loquemeahorro dijo...

Perdonad la interrupción. Yo no puedo ver imágenes desde hace un par de semanas, pero recuerdo la foto esa de Scerbanenco, y sí, a su lado Peter Lorre era una galanazo.

Claro que también la foto era horrenda, no sé, si se hubiera puesto un bidet en la cabeza, todavía.

Alice Silver dijo...

Las mujeres de incontestable belleza pueden interrumpir cuando quieran :)

lammermoor dijo...

Ya he leído Testigo accidental. ¡Loquita me tiene este autor! No sé si salir corriendo a la biblio o demorar el placer y esperar un poco antes de leer el cuarto.

Ha sido como teletransprotarme a junio. Es cierto que en las playas del sur hay muchísimos extracomunitarios o negros vendiendo en las playas. Y Santa María de Leuca es una preciosidad aunque la carretera para llegar allí es horrible; me sentí como si estuviera subiendo el Pajares.
Ah y comparto con Guido la costumbre de fisgar los libros en las casas nuevas a las que voy (y en las otras, en realidad)

Alice Silver dijo...

Jajaja, yo también fisgo los libros en las casas que visito. Y estoy esperando un poquito para leer "Las perfecciones provisionales", me da pena "terminarme" al autor.

loquemeahorro dijo...

Me acabo de terminar "mi primer Carofiglio" (chispas) y la reconozco que me ha decepcionado un poco, una vez, creo que ha sido en parte, por las altas expectativas.

No me ha gustado, lo previsible de la trama y lo didactico que resulta a veces, que si ya vienes con los deberes hechos, pues aburre un poquito.

Me ha gustado más el sentido del humor, que a ratos me recuerda a Montalbano, que no sea un triste (como dice José Mª) y la descripción del ambiente del juzgado, que supongo que conoce bien.

Repetiré, pero que conste que no le quiero, bueno, no tanto como sus padres, en todo caso :-)

loquemeahorro dijo...

Ah, que el libro es "Con los ojos cerrados" (no consigo borrar y rehacer el comentario)

Alice Silver dijo...

Bueno, en cierto modo me alegro que salga una renegada, esta entrada destilaba demasiada miel... Creo que comenzar por la primera es más recomendable, es más completa y se le coje cariño al personaje y el resto viene por añadidura. Yo destaco la sencilla manera en que escribe, frente a libros farragosos y de tramas imposibles me resulta un descanso y un placer.

José María dijo...

Os recomiendo muy mucho El silencio de las olas. No es de la serie de Guerrieri, de la que yo también soy renegado, pero hacía tiempo que no leía una novela tan hermosa, tan sensible y tan dura. Cuenta la historia de un carabinieri que ha sido agente infiltrado, y que está hecho polvo. Tengo que reconocer que como las de Guerrieri no me habían interesado, cuando pasó por Madrid, no hice el esfuerzo de ir a escucharle… Me doy de cabezazos contra la pared ¿¿¿
Hay que reconocer que éste es el año de los italianos: Degiovanni, Carofiglio y el maestro Camilleri sacan unas novelas tan interesantes, tan originales y tan bien escritas que reviven el mundo de la novela policíaca…

Alice Silver dijo...

Otras personas me han hablado también muy bien de esa novela José María. Espero que Carofiglio vuelva pronto por España y tenemos ocasión de volver a encontrarle (yo ya lo he hecho en 3 ocasiones). Y creo que habrá otro Montalbano para otoño...

Ricardo dijo...

He leído “Con los ojos cerrados” y no me ha acabado de convencer. Me parece bien escrito e imagino que -por su profesión- Carofiglio, como también los asistentes sociales, médicos, enfermeros, etc, habrá tratado casos de abusos de cualquier tipo y eso debe haberle servido a la hora de construir una historia creíble. Lo que me chirría un poco, es el personaje de la monja: demasiado joven, demasiado atractiva, demasiado poco convencional. Yo que soy de un país donde hay casi tantas monjas como en Italia no me creo que las haya así, ni como excepción (y no pretendo ofender a nadie). De todos modos, me ha convencido lo suficiente para repetir.

Alice Silver dijo...

También tienes razón Ricardo, el personaje quizás no sea nada creible, pero a mi me encantó.

uruguay360 dijo...

ohhhhhhh, parece que he hecho bien en comprar Dudas razonables, vovleré con mi opinión luego de leerlo en algun momento del año ...

Alice Silver dijo...

Pues espero que te guste Uruguay360, aunque te recomendaría en este caso empezar por el primero para ver la evolución del personaje.