martes, 8 de mayo de 2012

Malcolm Fox - Ian Rankin

Malcolm Fox es policía de Asuntos Internos en Edimburgo, Escocia.

Estudió en colegios públicos. Trabajó en las comisarías de Livingston y St. Leonard. Desde hace cuatros años forma parte del Departamento de Investigación de Conducta  de la policía de Lothian & Borders, en Fettes Avenue. Son un cuerpo despreciado por la mayoría de sus compañeros porque investigan casos de racismo, corrupción, sobornos dentro del cuerpo.

Su madre murió. Su padre vive en una residencia de ancianos en la que Fox se gasta más dinero que en la hipoteca. Tiene una hermana problemática.

Se divorció hace seis años. Su profesión y el alcohol destrozaron su matrimonio. Dejó la bebida cuando ya era demasiado tarde. Desde entonces ha perdido peso y lleva tirantes para sujetar su ropa. Vive en Oxgangs. Es seguidor del Hearts FC. Sus compañeros le llaman Foxy.

En "Asuntos internos" Fox investiga a un policía presuntamente implicado en una red de pederastas. El compañero de su hermana, un maltratador, muere y encargan la investigación al agente objetivo de Fox.

Comentario personal

No me ha acabado de convencer este policía que dedicado a investigar la ética de sus compañeros se salta todas las reglas. La trama no me parece creible. El libro parece una mera excusa para hablar de la crisis y de la corrupción de políticos, constructores y banqueros representada en el despropósito de las obras del tranvía de Edimburgo.

La traducción es muy floja. Al principio del libro el traductor confunde el prestigioso colegio privado Fettes con la academia de policía y la página pierde todo el sentido. Luego traduce sándwich de beicon por panecillo de beicon...

Para comer: cerdo con salsa de manzana o comida china para llevar. Para beber zumo de tomate o Appletiser.


Libros de Malcolm Fox
  1. Asuntos internos (The Complaints, 2009)
  2. The Imposible Dead, 2011
  3. Sobre su tumba (Standing in Another Man's Grave, 2012) - con John Rebus
  4. La Biblia de las tinieblas (Saints of the Shadow Bible, 2013) - con John Rebus
  5. Perros salvajes (Even Dogs in the Wild, 2015) - con John Rebus



El autor

Ian Rankin nació en Cardenden, Fife, Escocia en 1960. Se graduó en la Universidad de Edimburgo en 1982 y mientras se suponía que estaba preparando el doctorado en Literatura Escocesa pasó tres años escribiendo novelas.

Se casó en 1986. Entre 1990 y 1996 se trasladó a Francia con su mujer, Miranda, buscando un modo de vida más tranquilo que le permitiera escribir y pagar la hipoteca. En esa época publicó algunos libros con el seudónimo de Jack Harvey.

Actualmente vive en Edimburgo con su mujer y sus dos hijos.

Web oficial del autor: www.ianrankin.net (en inglés)


Otros libros

Serie John Rebus - ver entrada
  
Novelas
  • The Flood, 1986
  • Watchman, 1988
  • Westwind, 1990
  • Herbert in Motion and Other Stories, 1997 - relatos
  • Beggars Banquet, 2002 - relatos
  • Puertas abiertas (Doors Open, 2008)
  • A Cool Head, 2009 - novela corta
  • Dark Entries, 2010 - Novela gráfica - Ilustrada por Werther Dell'Edera

Libros publicados con el seudónimo Jack Harvey
  • Witch Hunt, 1993
  • Bleeding Hearts, 1994
  • Blood Hunt, 1995

14 comentarios:

Alice Silver dijo...

Algunos comentarios que estaban en la entrada de Rebus:

Tacitus dijo...
Anoche a las tantas acabé Asuntos internos. Habla bien de un libro que quedando 70 páginas a las 12 de la noche uno decida seguir hasta el final. Empiezo con lo malo. No es Rebus. No sale el Oxford, ni Siobhan ni toda esa gente a la que ya considerábamos de la familia. Demasiados nombres a veces. Lo regular. Al protagonista nuevo, Malcom Fox de momento no le acabo de pillar. A él como personaje, me refiero. Tiene demasiados rasgos indefinidos. De todos modos interesa seguir sabiendo cosas de él. Lo bueno. Es un Rankin. Es Edimburgo, sale Fife, Dundee, Lothiam & Borders y todos esos escenarios que nos encantan. La trama te va enganchando, como una locomotora que empieza, arranca y luego va desbocada. Quieres saber como acaba todo. Fox come mejor que Rebus, eso no era difícil, pero tampoco demasiado. Mucho bocadillo :)

10 de diciembre de 2010 13:38


Boga Vante dijo...
Ya dejaba constancia en septiembre de 2009 como me había enganchado Rebus, ese detective sólido, pleno de humanidad, solitario, solidario y tierno, que había creado magistralmente Rankin, hasta el punto de estar entonces disfrutando de una segunda lectura, más reposada, de sus historias.

Le he recordado, inevitablemente, al abordar la primera entrega del detective Malcolm Fox, en Asuntos Internos. Y es que es inevitable la comparación, viniendo de la pluma del mismo autor.

La historia se lee bien; ahora la crisis global, los chanchullos y la corrupción son un filón literario. Ahora más, quiero decir. Pero esa necesidad de involucrarnos en la vida del personaje no me ha surgido con este Malcolm descafeinado y sosete, y unos secundarios que me recordaban otros, pero como si se tratara de una fotografía desenfocada.

Esto es lo que me pasa cuando un autor me ha dado a comer solomillo de ternera y de pronto me invita a tomarme un filete de aguja a la plancha, para mas inri.

Saludos, Alice.

19 de mayo de 2011 11:58

Javi (ex-anónimo) dijo...
Acabo de finalizar "Asuntos internos" y suscribo la opinión de Boga palabra por palabra. La historia muy bien escrita pero Malcolm es muy soso (claro que siendo abstemio no sé si se puede esperar otra cosa); me resulta más interesante el amiguete al que acusan de pederasta (¡desde Australia!). La trama es tan rebuscada que al final te preguntas si los delincuentes existen precisamente porque hay policías.

Besos y saludos.

19 de mayo de 2011 18:37


Alice Silver dijo...
Boga, Javi, gracias por comentar sobre Malcom Fox, todavía no tengo el gusto, me ha quedado claro que es muy soso, eso sí.
Abrazos, besos y saludos

19 de mayo de 2011 22:23

Javi (ex-anónimo) dijo...
¿Conoces a alguien que entre en un Pub escocés y se pida un zumo de arándanos? Ese es Malcolm Fox.

Besos y saludos.

20 de mayo de 2011 10:40


Alice Silver dijo...
Javi, conozco un policía que vive en Finlandia y sólo bebe leche y un representante deportivo que sólo bebe batidos de chocolate... pero lo del zumo de arándanos en un pub escocés no es de soso, es de juzgado de guardia.

20 de mayo de 2011 18:16

Julio dijo...

De acuerdo contigo Alice. Donde esté Rebus.....

Alice Silver dijo...

Sí Julio, como dices en tu entrada Rebus era demasiado Rebus: http://misqueridossabuesos.blogspot.com.es/2011/01/malcolm-fox.html

lammermoor dijo...

Aún no conozco a ninguno pero lo que si puedo decir es que las traducciones son fundamentales.

loquemeahorro dijo...

"dedicado a investigar la ética de sus compañeros se salta todas las reglas"


Pues no puedo estar más de acuerdo contigo, me parece FATAL que en todas las series/novelas policiacas habidas y por haber, los policías y detectives se salten la ley a la torera, y sea algo súper genial.

¿La inviolabilidad del domicilio?

Nada hombre, eso es para pusilánimes, los polis duros tiran puertas abajo un día sí y otro también.

¡A freír monas el estado de derecho!


Vale, no es en TODAS las series/novelas, pero sí que me resulta curioso la falta de respeto total que tienen los autores de novela negra, que uno pensaría que están de lado de la ley, hacia la susodicha.


pd. Me ha dado la ventolera reivindicativa, qué le vamos a hacer.

uruguay360 dijo...

Ops! eso de que están del lado del lado de la ley hmmmm... me da la impresión que siempre están del lado de la "justicia" ... y que esa tensión entre las dos es muchas veces uno de los motores de la acción. Digo yo ... no sé ...

Detective dijo...

Ian Rankin es un asignatura pendiente desde hace un buen rato. Y por los comentarios creo que empezaré con Rebus.

Y con respecto a eso de saltarse las reglas es un viejo tema que tiene años en la novela negra e incluso en el cine. Harry el sucio trataba sobre eso. Pero coincido con Uruguay360, en que ley y justicia son conceptos diferentes. Por ello da pie para interesantes reflexiones: ¿qué es más ético? ¿Violar la ley para atrapar un criminal o dejarlo escapar porque seguir las reglas te lo impide? Es un dilema ético en el cual no me atrevería a emitir un juicio sobre cuál de las dos opciones es más válida.

No considero que en sí sea "cool" o "genial" que un personaje se salte la ley para conseguir su objetivo, sino lo que resulta realmente atractivo de ello es que haya alguien a quién le importe más la justicia que cualquier otra cosa. Te da una sensación de bienestar que alguien luche contra la injusticia. Claro que, si el mismo individuo se equivocara y persiguiera de la misma forma a un inocente resultaría aterrador.

En fin, la ética es uno de los aspectos que encuentro más interesantes de la novela negra y curiosamente es uno de los temas más ingnorados en los análisis de los mismos, cosa que no me explico.

ikkyu dijo...

Creo que tenemos que esperar a saber mas cosas de Malcolm Fox: su pasado y su evolución en las próximas novelas. Si se pareciera a Rebus también seria malo

Peke dijo...

Confieso que Rebus nunca me entusiasmó, quizás por el clima tan frío, lluvioso y sombrío que se respiraba en sus novelas. No sé si me animaré con Malcom, visto lo visto.

Alice Silver dijo...

Sí, Lammermoor, en este caso no es que esté mal escrito son sólo algunos errores...

Loque, el problema no es que se las salten los policías, sino que se las salta el policía que vigila que otros policías no se las salen (cada vez me expreso mejor). Y bueno si algún exceso de celo policial se disculpa en las novelas para que triunfe la "justicia" cómo dicen Uruguay360o Detective, aquí no tiene ningún sentido.

Sí Detective, empieza por Rebus, no hay color.

Ikkyu, leeré la siguiente a ver si a ver si consolida el personaje, pero extraña ver que un pedazo escritor como Rankin haya parido una cosa tan flojilla.

Pues nada Peke, hay mucho donde elegir.

José María dijo...

Me dejáis en suspenso con este nuevo personaje de Rankin. Las novelas de Reebus, sobre todo de black and blue en adelante me parecieron novelas tremendas y subyugantes, con un personaje desaforado, pero lleno de sensibilidad y ética. En cuanto a lo del tiempo, no he estado nunca en Escocia, pero me temo que el tiempo es así de malo… ¿tan soso es el Malcolm Fox éste..?
En cuanto a lo de los policías que se saltan las normas… qué quieres que te diga. Partiendo de la base que un importante segmento de las fuerzas del orden no pasan de ser matones de los poderosos e incluso esbirros de los delincuentes, pensar en que algunos hacen algo bueno, aunque sea fuera de las normas legales, resulta como mínimo esperanzador. Creo que una sociedad como la nuestra en que eso que se ha llamado el buen rollito ha sido campo abonado para canallas y sinvergüenzas. Y no es extraño que personajes llenos de bondad y ética como el propio Montalbano del gran Camilleri, resuelven sus casos, a pesar de la legalidad y sus autoridades vigentes.

Alice Silver dijo...

José María, a mi más que soso me parece anodino. No reacciona cuando se hermana está siendo maltratada y luego se mete en situaciones dudosas sin una motivación clara...

En cualquier caso mejor que lo leas y nos cuentes.

En cuanto tu opinión sobre la policía, no se si real o literaria... me ha parecido un poco pesimista, ¿no? Entiendo que seres como los que describes existen pero espero que sean minoría...

Anónimo dijo...

Hay toques interesantes. Fox está bien dibujado, un personaje abstemio...para variar. Soso? No tanto, tiene retranca, maneja la ironia, sueña con aromas de whisky, le persigue la "tentación"; no cae pero está en la cuerda floja

Alice Silver dijo...

No me acabó de enganchar, y supongo que tampoco al autor que le ha relegado a secundario en las novelas de Rebus, personaje que le debe dar más juego, e ingresos :)