lunes, 17 de junio de 2013

Logan McRae - Stuart MacBride

Logan McRae es subinspector de policía grampiana, en Aberdeen, Escocia.

De su físico sólo sabemos que tiene el pelo castaño oscuro.

Sus compañeros le llaman Lazaro, porque fue gravemente apuñalado y consiguió sobrevivir. Cuando le conocemos se acaba de reincorporar al trabajo tras una baja de un año.

Es un buen policía, que establece relaciones entre las pistas que a otros se les escapan. Es también un buen hombre, paciente con sus excéntricos jefes, amable con sus compañeros. Algo inseguro.

Hasta hace unos meses estuvo saliendo con Isobel MacAlister, forense que se pasea por la escena del crimen como si fuera una pasarela de moda. Ahora está interesado por una compañera.

Vive en Marischal Street, a 2 minutos de la jefatura de policía en Queen Street.

Tiene unos jefes muy peculiares, que delegan en Logan sus obligaciones con demasiada alegría:
  • Inspector Insch, corpulento, alto y calvo. Come chucherías constantemente. No soporta a los imbéciles y opina que todo el mundo es imbécil.
  • Inspectora Steel, tiene 42 años pero parece mayor. Delgada, con un pelo terrible, de loca escapada de un manicomio. Fuma como un carretero, incluso en el trabajo. Es lesbiana y mujeriega.
Sus compañeros son:
  • La agente Watson, Jackie, apodada la "rompecojones" por sus modales agresivos.
  • El agente Simon Rennie, adicto a las series de televisión inglesas como Coronation Street, East Enders...

En "El coleccionista de niños" el cadáver de un niño de 3 años que llevaba 3 meses desaparecido aparece en una zanja. Dos niños más desaparecen y encuentran el cuerpo de una niña que nadie reclama.

En "Luz mortecina" un pirómano se excita incendiando un edificio con gente dentro. Una prostituta  es asesinada a golpes. Logan, ahora sargento detective, es asignado a la "brigada cagada" dirigida por la inspectora Steel.

Comentario personal

"El coleccionista de niños" es muy amena, está bien escrita, con buenos protagonistas e interesantes secundarios, bien dibujados en apenas dos pinceladas. Irónica. La narración, como en las buenas novelas policíacas, nos da pistas que nos permiten ir sospechando al ritmo del protagonista. El autor es un maestro entretejiendo tramas, dando giros y atando todos los cabos en las últimas páginas. El escenario es Aberdeen, una ciudad gris de edificios de granito, llena de bares e iglesias, permanentemente bañada por la lluvia. Donde las madres también se preocupan de que sus hijos lleven ropa interior limpia por si tienen un accidente o por si el viento les levanta la falda escocesa.

"Luz mortecina" se desarrolla en verano y la lluvia nos da algo de tregua. Me ha resultado un poco más aburrida, quizás porque su estructura es muy similar a la anterior y las he leído muy seguidas, quizás porque la traducción no es tan buena.

Como curiosidad en sus novelas hay personajes que leen novelas policíacas de otros escritores escoceses como Ian Rankin o Val McDermid.

Para desayunar: bocadillo de beicon o zumo de naranja y cruasanes o desayuno escocés: huevos fritos, salchichas, beicon, haggis (una especie de morcilla), judías, scone de patata y clootie dumpling. Para comer: caldo escocés, crema de guisantes y jamón, bacalao con cebollas en vinagre, empanada de carne o lasaña coagulada. Para cenar: pizza o comida tailandesa. Para beber: Irn-Bru sólo o combinado y cervezas Director's o Dark Island.
 

Libros de Logan McRae
  1. El coleccionista de niños (Cold Granite, 2005)
  2. Luz mortecina (Dying Light, 2006)
  3. Piel herida (Broken Skin / Bloodshot, 2007)
  4. Flesh House, 2008
  5. Blind Eye, 2009
  6. Dark Blood, 2010
  7. Shatter the Bones, 2011
  8. Close to the Bone, 2013
  9. The Mising and the Dead, 2015
Relatos
  • Partners in Crime, 2012
  • The 45% Hangover, 2014
  • 22 Dead Little Bodies, 2015

El autor

Stuart MacBride nació en Dumbarton, Escocia. Cuando tenía dos años su familia se trasladó a Aberdeen. Estudió en la Middlefield Academy y Westhill Academy. Comenzó la carrera de arquitectura pero pronto abandonó. Trabajó en diseño gráfico, como actor, en diseño web, programación y finalmente como Project Manager para una empresa de tecnología. Actualmente vive al noreste de Escocia con su esposa Fiona, allí cultiva patatas cuando no escribe.

Web del autor: www.stuartmacbride.com (en inglés)

Novelas, novelas cortas y relatos

Serie Ash Henderson
  1. Birthdays for the Dead, 2012
  2. A Song for the Dying, 2014
Novelas y relatos
  • Sawbones, 2008 - novela corta
  • Halfhead, 2009 - como Stuart B Macbride
  • Twelve Days of Winter: Crime at Christmas, 2011 - relatos

23 comentarios:

Alice Silver dijo...

Algunos comentarios del cajón de sastre:

José María dijo...
Os quería recomendar un libro que me ha gustado mucho, pero que mucho: se llama Piel herida, de un tal Stuart Macbride, tercera entrega de una serie de policías escoceses, con tramas muy duras, humor negro a raudales, un prota que es bastante pupas, pero no un desgraciado al uso, que se coge sus pedos, pero no es el prototípico poli borracho y llorón. Con una novia policía que da unas hostias como panes... muy intensa, muy veloz, muy dura... y muy tierna, aunque suene raro. Un descubrimiento.

15 de junio de 2011 12:44

Javi (ex-anónimo) dijo...
Por si le interesan a alguien un par de apuntes sobre algún libro que he leído últimamente:
- El coleccionista de niños de Stuart Macbride. A pesar de una devastadora crítica que he leído de Luis de Luis en Prótesis, la novela tiene su punto. Está impregnada de un soterrado sentido del humor a pesar de que no puede contar cosas más truculentas (secuestro y asesinato de niños).
Cierto que es mejorable pero para ser la primera de una serie me ha dejado con ganas de continuarla. El personaje del jefe (creo que se llama Insch o algo así) que se atiborra a dulces y caramelos es fantástico y el de la otra jefa, bebedora, malhablada y descreída, también me gusta.

Besos y saludos.

14 de febrero de 2012 13:33

Natalia D. dijo...
Me he leído de un tirón, y casi sin respirar, los dos primeros libros del escritor escocés Stuart MacBride protagonizados por el sargento de detectives Logan. A pesar de que el primero (El coleccionista de niños) trata de un tema que no me entusiasma, y de que el segundo (Luz mortecina) tiene momentos muy duros, ambos me han parecido muy buenos: duros sin ser morbosos (reconozco, eso sí, que los párrafos dedicados a las autopsias, tan veraces y detalladas ellas, me las he saltado alegremente), con personajes estupendamente creados y con un ritmo narrativo trepidante, y muchas veces cinematográfico, que engancha al lector desde la primera línea hasta la última. Muy, pero que muy, entretenidos.

17 de mayo de 2013 18:07

Javi (ex-anónimo) dijo...

Vuelvo a recomendar encarecidamente esta serie. Al menos los dos primeros títulos son excelentes.
Una enorme pena que hayan dejado de traducirla porque de verdad que merece la pena.

Besos y saludos

Natalia D. dijo...

Opino lo mismo que Javi. Las dos primeras novelas prometen mucho sobre la continuación de la serie. Logan y el resto de los personajes son totalmente creíbles; las tramas complejas, pero entretenidas y bien hilvanadas; historias duras pero matizadas por el sentido del humor y la compasión... A ver si se animan a publicar el resto de la serie.

Alice Silver dijo...

Javi y Natalia D., os agradezco mucho que hayáis recomendado la serie, de lo mejorcito que he leído últimamente. He escrito a la editorial preguntando por los planes de publicación pero todavía no me han respondido.
Creo que lo que más me ha gustado es que aparentemente son novelas de procedimiento (se tiran gran parte de los libros con levantamientos de cadáveres, autopsias y entrevistas a testigos), pero en el fondo son policiales clásicos por la manera de ofrecernos pistas y resolver la trama basados en la genialidad del protagonista.

joanr dijo...

He leído cuatro libros de esta serie y me parecen fantásticos. Pese a que los he leído en inglés creo que la traducción de toda la serie sería algo fantástico.
Sólo un detalle más, las localizaciones que hace en Aberdeen son muy detalladas y buenas, y lo se ya que viví allí durante una beca Erasmus: el color gris que impregna las novelas es el color real de la ciudad y la lluvia es una constante. Lo de los bebedores también es muy real,la gente se pasa las tardes de bar en bar y los fines de semana, uffff sin comentarios!

Alice Silver dijo...

Joanr, me ha dado pena no haber conocido Aberdeen en mi viaje a Escocia el año pasado, la verdad es que la imagen de la ciudad es muy vívida, y deprimente. Lo de los bebedores me lo creo perfectamente por lo que vi en Glasgow o Edimburgo, gente que entraba a un bar y se despachaba una pinta en 5 minutos... ¡y a por otra!

José María dijo...

¡Enhorabuena por la entrada! Esta serie es mi favorita de entre las que han aparecido en estos últimos años. Me gusta el tono, el prota, los secundarios, las historias y esa mezcla de humor negro e historias tremendas que jalonan las novelas. Me uno a los peticionarios de que su editorial o la que sea, siga con esta serie tan buena.


Alice Silver dijo...

Pues sigo sin noticias de la editorial José María.
Gracias por animarme a leer la segunda antes de publicar la entrada, un personaje como la inspectora Steel no se encuentra todos los días, nunca había leído tantas metáforas sobre un pelo horrible. Bueno, tampoco sabía que existieran tanta variedad de chucherías como las que come Insch.

sanba dijo...

Hola, Alice, tiene buena pinta la serie, no la conocia, para mi que destila -me ha salido un verbo escocés- un aire a Rankin. La editorial es toda una sorpresa, habrá que seguirla ...

Alice Silver dijo...

Jajaja sanba, destila un verbo escocés. Supongo que recuerda a Rankin en el escenario pero Rebus, a mi entender, es mejor personaje. La editorial es la misma que publica a Arni Thorarinsson, que también nos han recomendado Natalia D, José María y JAPA.

Li Xiaotao dijo...

Tengo al personaje en mi lista infinita de lecturas..teniendo en cuenta tu reseña lo subire unos peldaños en la lista.

Alice Silver dijo...

Pues esperamos tu comentario Li Xiaotao, espero que te guste como a nosotros.

Monicata dijo...

Estoy con "El coleccionista de niños" y aunque el tema revuelve las tripas, la novela es estupenda, me gustan mucho los personajes y coincido con joanr, la descripción de Aberdeen no puede ser más exacta. Es una de esas ciudades donde los que vivimos en el sur nos preguntamos cómo aguantan los nativos, estuve unos diez días y creo que llovió once. Lo del codo empinado es una reacción bastante lógica a esa climatología espantosa.

Alice Silver dijo...

Jajaja, 11 de 10 Monicata. No me acaba de convencer lo del codo empinado como consecuencia de la climatología, si fuera así ¿por qué lo siguen empinando cuando vienen a España de vacaciones? :)

Sandra dijo...

Hola Alice.
Esta serie me habia llamado la atencion antes de que publicaras tu entrada, pero no me habia decidido a leerla, sobre todo porque no me gusta saltarme titulos y la verdad que el primero me daba un poco de miedo, he leido demasiados libros con temas de niños y prefiero un descanso. Gracias a tu entrada me decidi, claro, que El coleccionista de niños, no lo lei. Empece con Luz mortecina y despues Piel herida, los dos me gustaron mucho, el protagonista es bueno, te cae bien, pero la verdad a mi el personaje que mas me gusto es la inspectora Steel, creo que asi se escribe, me encanta su sentido del humor.
Desgraciadamente como lo apuntan en otros comentarios, ya no hay mas libros en español. Ayer pude encontrar en internet flesh house, tendre que leerlo con el traductor de google, me tardare un poco, pero no hay otro modo.
Hasta pronto

Alice Silver dijo...

Pues te animaría a leer el primero Sandra, sí es truculento, no lo voy a negar, pero merece la pena, y siempre puedes saltarte párrafos como hace Natalia D.

A mi la inspectora Steel me gusta e irrita a partes iguales.

Monicata dijo...

Alice, es que los hábitos de toda la vida no se pierden por irte de vacaciones. Algo de razón tendrás, ya que aquí también nos gusta el levantamiento de vaso sobre barra fija (deporte olímpico en ciernes), y no podemos decir que sea por falta de sol.
¡Y benditos sean los que vienen aquí a descansar, empinen o no el codo!

Alice Silver dijo...

Tienes razón Monicata...
Creo que en las culturas mediterráneas se bebe más despacio y comiendo, pero quizás sea un tópico o algo tendente a desaparecer visto como beben algunos jóvenes: a la intemperie, de pie... ¡maldito botellón!

joanr dijo...

Alice, Aberdeen es una ciudad preciosa, gris y triste pero bonita. La gente es bebedora y yo si que creo que tiene que ver con el tiempo. Llueve muchísimo y hace un frío impresionante..por lo que beber es como un pasatiempo y las pintas quitan el frío!! Eso sí, si sales del centro hay un par de barrios que dan miedo, pero es algo que también tenemos en España. Añade a esto el dinero que deja allí el mar del Norte y ya tienes el cocktail perfecto: drogas, alcohol, sexo...crimen y una serie muy muy real.

Alice Silver dijo...

Joanr, sí creo que el alcoholismo del norte de Europa tiene algo que ver con la climatología y la falta de luz en invierno, es una constante en las novelas nórdicas y en lo que he visto en mis viajes, simplemente quería tomarle un poco el pelo a Monicata.

En cuanto a Aberdeen, también salía en una novela de Rebus, creo que en Black&Blue y también se reflejaba bien esos aspectos que mencionas de ciudad del petróleo, con mucha gente de paso...

Monicata dijo...

A mí también me pareció una ciudad bonita, a pesar de la lluvia o quizás gracias a ella, nunca se sabe si eso contribuye a darle un encanto especial.
Se nota que hay mucha gente de paso y con pasta para gastar, como bien dice joanr sobran los ingredientes para el cocktail.
Recuerdo la novela de Rankin donde aparecía Aberdeen con el mismo aire que estamos comentando.

Javi (ex-anónimo) dijo...

Buenas

Aprovecho este blog de referencia para reivindicar una vez más que sigan traduciendo a MacBride.
He finalizado la tercera de la serie ("Piel herida") y es magnífica como las otras dos aunque quizá le sobra alguna página. Pero el conjunto mantiene el nivel con el prota MacRae solucinaándole la papeleta a los hilarantes jefes, Insch (él) y Steel (ella) mientras se come la cabeza porque su chica-policía tiene un comportamiento altamente sospechoso.
La trama va de violaciones y de muertes (¿accidentales?) en excesos sexuales. Pero no me apetece revelar nada, hay que leerla.

Queremos más Stuart MacBride ¡¡¡YA!!!!

Besos y saludos

Alice Silver dijo...

Pues no se si tendrás mucha suerte Javi, la Editorial que lo publicaba tiene mala pinta, en su web no tienen novedades desde hace meses y cuando les escribí preguntando por los planes de publicación sobre el autor no me contestaron. A ver si tenemos suerte y otra editorial compra los derechos.

No se cuando sacaré un ratito para leer la que me falta pero me he quedado muy intrigada.

Saludos y besos