domingo, 24 de mayo de 2009

Chen Cao - Qiu Xiaolong

Chen Cao es inspector jefe de la policía en la ciudad de Shangai. Pese a su juventud, desempeña un cargo de cierta importancia y disfruta del privilegio poco habitual de tener un pequeño apartamento. Aunque no es un hombre del partido, tiene buenos contactos que le protegen e impulsan su carrera. Es consciente de su ventajosa situación frente a personas de origen similar al suyo y permanece del lado del régimen, no sin experimentar conflictos personales.

Su padre murió durante la Revolución Cultural, su madre aun vive. Estudió literatura inglesa en la universidad, se doctoró en literatura occidental en la facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Beijing. Trabajó unos meses en el Ministerio de Exteriores. Es un hombre sensible, que cita a menudo textos clásicos y modernos de la literatura china. El mismo es poeta y traduce relatos policíacos.

Tiene un ayudante de 40 años, el detective Yu Guangming, cuyo padre, el Viejo Cazador es un antiguo policía y colabora en la resolución de algunos casos. Su mujer Peiqin, que lleva la contabilidad de dos restaurantes, también intenta ayudarles.

Su novia en las dos primeras novelas, es Ling, hija de uno de los cuadros del partido comunista, vive en Beijing y su relación es poco más que epistolar. En "Cuando el rojo es negro" conoce a Nube Blanca, una chica k (de karaoke).

Uno de sus mejores amigos es el chino extranjero (o de Ultramar) Lu, dueño del restaurante "Las afueras de Moscú" (o "El barrio de Moscú" según la última traducción).

Tiene buenos contactos con el mundo empresarial gracias a Gu, un hombre de negocios que le protege y facilita su trabajo.

En su primera novela, que se desarrolla en 1990, investiga la muerte de una joven trabajadora modelo del Partido Comunista.

En "Visado para Shangai" se une a una investigadora norteamericana para resolver el asesinato de una mujer que había solicitado un visado para unirse con su marido, testigo protegido, en EEUU.

En "Cuando el rojo es negro" una escritora es asesinada, se trata de un crimen con implicaciones políticas que Guangming deberá investigar mientras Chen está de vacaciones traduciendo una propuesta de negocios al inglés. El autor ahonda en el periodo de la "Revolución cultural" y muestra como el capitalismo empieza a desarrollarse en su país aunque sólo unos pocos disfruten de sus ventajas.

"El caso de las dos ciudades" se desarrolla a mediados de los 90. Cao, ahora miembro del Congreso de Shangai además de policía, debe investigar por encargo de sus superiores a las "ratas rojas", funcionarios del partido que utilizan su puesto para enriquecerse cobrando comisiones, expoliando el "granero" del pueblo. Pero a alguien le molestan sus investigaciones o quizás sólo son parte del "espectáculo" del Partido y le nombran jefe de una comisión de escritores chinos que viaja a Los Ángeles y St. Louis...

En "Seda roja" vemos como Shangai se transforma, surgen rascacielos donde antes había viviendas pobres y los Starbucks y KFC sustituyen a los restaurantes tradicionales. Mientras Cao realiza un curso universitario, una serie de mujeres son asesinadas y abandonadas en lugares públicos vestidas con un quipao (vestido mandarín) rojo.

"El caso Mao" sirve de excusa a Xialong para ajustar cuentas con la figura de Mao, sus esposas y sus amantes, sus poemas, sus contradiciones... la dificultad para criticarle dentro del régimen. Su mitificación para aquellos a los que el comunismo-capitalista ha vuelto más pobres. También conocemos un grupo de Old Dicks, gentes que intentan reviven el estilo del desaparecido Shangai de los años 30.


Comentario personal

Al igual que Diane Wei Liang, Qiu Xiaolong nos muestra el rostro de la China moderna, con las heridas y cicatrices que ha dejado en ella su reciente pasado y las tensiones que genera su desarrollismo actual mientras a nivel político se intenta mantener el status quo. El autor nos muestra una sociedad desigual donde conviven la pobreza más extrema con la riqueza de hijos privilegiados de los jefes del partido y los nuevos empresarios. Retrata magistralmente el olor de los barrios humildes y el falso oropel de los negocios modernos.

La comida tiene una importancia fundamental en sus novelas, Chen se introduce en las cocinas de los hogares, en los puestos de las calles y en los restaurantes de barrio para mostrarnos los mil sabores, olores y colores de la comida china: empanadas rellenas de cerdo asado, pasteles de cebolla verde, pollo al estilo 3 veces amarillo, anguilas ahumadas, bollos con minisopa, tallarines cubiertos con salsa de soja y estofado de callos, granos de soja hervidos en agua salada. También mollejas de gorrión fritas con patatas crujientes o cabezas de pato sin cráneo. Especialmente deprimentes (creo que también para el autor) son los llamados "platos crueles" que explica con todo lujo de detalles en "Seda roja": sopa de tortuga viva, ojos de buey estofados y sesos de mono que son extraidos de un mono vivo en el momento del banquete.

Libros de Chen Cao

  1. Muerte de una heroína roja (Death of a Red Heroine, 2000)
  2. Visado para Shangai (A Loyal Character Dancer, 2002)
  3. Cuando el rojo es negro (When Red is Black, 2004)
  4. El caso de las dos ciudades (A Case of Two Cities, 2006)
  5. Seda Roja (Red Mandarin Dress, 2007)
  6. El caso Mao (The Mao Case, 2009)
  7. El crimen del lago (Don't Cry, Tai Lake, 2011) 
  8. El enigma de China (The Enigma of China, 2013)
  9. El dragón de Shanghai (Shanghai Redemption, 2015)

El autor

Qiu Xiaolong nació en Shangai en 1953. Durante la revolución cultural su padre fue represaliado y él se vio forzado a abandonar la escuela en su último curso. Sin posibilidad de estudiar y sin trabajo, aprovechó para estudiar inglés por su cuenta en un parque.

En 1976 ingresó en la Universidad Normal de China del Este de Shangai y más tarde en la Academia de Ciencias Sociales China de Beijing, se especializó en literatura inglesa y americana. Tras graduarse, trabajó en la misma Academia como profesor investigador asociado. En los años 80 publicó poesía, crítica literaria y realizó traducciones al chino de Joyce, Faukner y Conrad e ingresó en la Asociación China de Escritores.

En 1988 se traslada a EEUU para continuar sus estudios y muestra su apoyo al movimiento de estudiantes. Los sucesos de Tiananmen y la aparición en la prensa china de sus actividades, le fuerzan a permanecer en Estados Unidos para evitar las represalias en su país. Tras conseguir el doctorado en Literatura comparada en la Washington University de St. Louis, Missouri, comienza a trabajar como profesor.

Actualmente vive en St. Louis con su mujer y su hija. Pasa un par de meses al año en Shangai documentándose para sus nuevas novelas. Sus obras han sido publicadas en su país de origen, pero han sufrido cortes y censura y hasta han cambiado el nombre de su ciudad por el de "ciudad H".

Web oficial del autor: www.qiuxiaolong.com (en inglés)

Otros libros
  • Lines Around China, 2003 - Poesía
  • Years of Red Dust, stories of Shanghai, 2007 - Cuentos
  • A causa del Doctor Zhivago (Dr. Zhivago, 2010) - Novela corta
  • Disappearing Shanghai: Photographs and Poems of an Intimate Way of Life, 2012 - con Howard W French

86 comentarios:

maribel dijo...

Hola Alice, gracias, gracias, gracias por colgar este post.
El dilema de la China actual, atrapada aún en las obsoletas estructuras del partido y las ansias de modernidad, tiene un magnifico representante en Xiaolong. "Cuando el rojo es negro" va a ser mi próxima búsqueda!.
Vuelvo con más tiempo, y te avisaré cuando publique sobre gastronomía china, este post se merece una invitación a comer!!

Alice Silver dijo...

Gracias a ti Maribel, con seguidoras como vosotras da gusto escribir. Espero esta invitación a comer, ¡aunque sea virtual!

lammermoor dijo...

LLego un poco tarde -estos días estuve fuera- pero tengo que agradecerte que hayas publicado esta entrada. En una de mis próximas incursiones por la biblioteca buscaré a Xialong.
Resulta una forma divertida de conocer un poco la china actual. ¡Y la comida!

Alice Silver dijo...

Maribel y demás interesados, ha salido un nuevo libro de Chen Cao.

maribel dijo...

Ah!, lo veo gracias!, así publicaránen bolsillo el de Cuando el rojo es negro, espero, por que es mi bolsillo el que "no da abasto", gracias ;-)
(y tiro de biblio ¿eh?, pero en novela negra encuentro poco..)

maribel dijo...

Ya tengo El caso de las dos ciudades!!!
un saludo ;-)

Alice Silver dijo...

Me muero de la envidia!!!

maribel dijo...

Esta vez ha sido gracias al "bono cultura" que me trajeron los reyes, y mi librero me ha prometido localizar, Cuando el rojo es negro, del que yo tenía noticias gracias a ti ;-)

Alice Silver dijo...

Tampoco he leído "Cuando el rojo...", tengo las dos últimas pendientes.

maribel dijo...

Hola de nuevo Alice, al final he conseguido "Cuando el Rojo es negro", que me ha reconciliado con Chen, ya que El caso de las dos ciudades me dejó un poco fría, me había perdido la evolución del personaje, y he vuelto a disfrutar con las excelencias culinarias, recordando la visita contigo al chino auténtico de la carpa...
Aunque me apetezca leer la nueva que estrena en Junio, lo cierto es que esperaré al bolsillo.
En la biblioteca estoy detrás del último de Silva, y no hay forma..
Un abrazo ;-)

Alice Silver dijo...

Maribel, yo también he comprado "Cuando el rojo es negro" en bolsillo y la tengo en la pila de libros para el verano, donde también está el de Silva. Ya comentaremos. Yo tampoco puedo hablar de comida china sin acordarme de nuestra famosa carpa y sus seductores ojos :)

Isabel dijo...

Estoy acabando Cuando el rojo es negro y aunque no lo calificaría de sublime como dice en la portada del libro, me parece un peldaño por encima de mucho de lo que leemos en este mundo negro nuestro. Sorprende la naturalidad con que aceptan los personajes ese revoltijo de gente en habitaciones minúsculas, la falta de intimidad en cualquier situación y lo omnipresente que se encuentra la comida en todas las páginas. Y lo de la Revolución Cultural es un episodio que siempre me ha interesado mucho y del que hacía tiempo no leía nada. La verdad es que no me importa quién es el asesino porque estoy tan fascinada con la vida diaria de los personajes que me dará igual cómo se resuelva el asunto. Volveré con Quiu Xiaolong.
Y en otro orden de cosas, esta tarde en una visita a la librería, además de otros libros blancos, me he traído uno que se titula El silencio del bosque pero no estoy muy convencida sobre todo considerando el precio. Si alguien lo ha leído o tiene buenas referencias que lo diga y si no, que calle para siempre porque lo habré devuelto si nadie dice nada.

Alice Silver dijo...

Isabel, me gusta mucho el autor y su manera de introducirnos en la cultura china, que tan bien resumes en dos pinceladas. A mi lo de la Revolución Cultural me da mucha angustia, recuerdo el libro "Balzac y la joven costurera china" que seguro que has leído.
El libro blanco que mencionas no lo conozco.

Cie ^^ dijo...

Hola ^^
Navegando x Internet, encontré éste blog, y he de decir que me ha llamado mucho la atención.... la manera en que describen las obras de Qiu Xiaolong... de la China pobre y rica, de la gastronomía... y la verdad es que tengo su último libro SEDA ROJA. Esta interesante solo que ahora añade la vestimenta cómo clave para resolver el caso..... eso creo....
En fin me gustaría que me digan algunos libros de éste tipo...
Gracias ^^

Alice Silver dijo...

Hola Cie, bienvenido, así a bote pronto sobre China sólo se me ocurre mencionar a Diane Wei Liang, a quien ya menciono en la entrada.

Alice Silver dijo...

Disfruto de Cuando el rojo es negro y aprovecho para añadir algunos manjares y otros detalles a la entrada.

Alice Silver dijo...

Acabo de terminar Seda roja, se me ha hecho un poco más pesado de lo habitual: demasiado denso, demasiadas disquisiciones sobre el amor romántico, la literatura, el confucionismo... al final adquiere más ritmo.
Escalofriantes los "platos crueles" que añado a la entrada.

Boira dijo...

Hola Alice:
Después de mucho tiempo sin hacer comentarios, por falta de tiempo, vuelvo al blog. Esta semana he conocido al inspector Chen Cao, me ha encantado su primera novela, Muerte de una heroína roja, continuaré con los siguientes.

Alice Silver dijo...

Hola Boira,
No sabes que alegría me da verte, te hacía en coma, como a Jayuyin. Pues nada, que me alegra mucho que te hayas animado a comentar y espero que sigas haciéndolo.
Sin duda Cao es un detective muy curioso y especial.

Boira dijo...

Hola Alice.
Acabo de terminar “Seda roja”, realmente este autor me ha enganchado, he leído ya toda la serie. Lástima que para mi gusto le falta una pizca de humor. Sus platos crueles me han dado escalofríos.
Últimamente he viajado mucho de la fría Islandia con Arnaldur, he dado un paseo por la Jerusalén con Bayta Gur, dado un garbeo por el Carnaval de Colonia de la mano de Russell, he finalizado en los baños de la china con Qiu. Creo que me conviene un poquito de mi queridísimo Montalbano, a ese lo entiendo un poco más, tanto lo que come, como sus sentimientos, como su entorno.
Soy una admiradora de Wikie Collins, he leído muchas de sus obras, disfrutando de lo lindo con todas ellas, aunque la mayoría sean tan largas y complicadas, mi preferida es “la Dama de blanco”.
Me encanta su fino humor. Muchos “entendidos” consideran “la piedra Lunar” como la primera novela de detectives.
Estas Navidades me he auto regalado algunas guías, la mayoría de literatura infantil, pero también he encontrado una bastante interesante de novela negra de Héctor Malverde, no sé si la conoces Alice.

Alice Silver dijo...

Hola Boira ¿y has leído toda la serie o saltaste desde "Muerte de una heroina roja" a este? A mi me falta "El caso de las dos ciudades" y la que acaba de salir "El caso Mao".
Veo que tu viaje ha sido completito y que te mereces un descanso frente al Mediterraneo :)
Sobre la Guía de Malverde tengo una pequeña entrada sobre la presentación que hicieron en Getafe Negro:
http://detectivesdelibro.blogspot.com/2010/10/guia-de-la-novela-negra-hector-malverde.html pero todavía no la he leído.
(He trasladado el resto de tu comentario al Cajón)

Boira dijo...

Me falta "El caso Mao", pero mi presupuesto para libros se ha terminado, esperaré que lo tengan en la biblioteca.
Me gusta leer las series cronològicamente, ganan mucho.

Alice Silver dijo...

Boira, ¿qué presupuesto se ha terminado? espero que no sea el anual porque estamos en enero :).
A mi también me gusta leer cronológicamente, me salté el de las dos ciudades porque no lo encontré y ya espero a que salga en bolsillo.

patricia dijo...

Alice, Mil gracias por esta entrada, ya que he descubierto un inspector que me encanta :) estoy con el caso mao, y me tiene enganchadisima, ayer me deje caer por negra y criminal ya que Qiu Xiaolong estaba por allí, un tipo tímido pero agradable, y que escribe de coña :))))))

Boira dijo...

Que suerte la tuya Patricia de poder conocer ha este autor. Para mí ha sido el descubrimiento de finales del 2010 y ya me he leido todos sus libros.

Alice Silver dijo...

Patricia, comparto la envidia de Boira ¡qué suerte vivir en Barcelona! me hubiera encantado conocer a Xiaolong, también uno de mis escritores favoritos. Tengo pendiente leer El caso Mao y El caso de las dos ciudades, sin duda lo haré este verano, ¡cuando viaje a China!

Tacitus dijo...

Primero he encontrado de casualidad a Chen Chao. Luego he venido a ver que se decía aquí de él. Lo siguiente es empezar a leerlo :)

Ablaso fuelte

Alice Silver dijo...

Tacitus, no sabía si eras un chino o un teletubbie o un teletubbie chino. Espero que te guste :)

Alice Silver dijo...

He leído "El caso de las dos ciudades" la trama policial me ha parecido muy floja, muy repetitiva y muy mal concluida: apenas se resuelve ninguna de las investigaciones. Sin embargo es un placer, como siempre, reencontrarse con el protagonista y acompañar su mirada y sus reflexiones.

EvaMaria Arenas dijo...

Gracias Alice a mi me cae perfecto el inspector Chen Cao, me encanta que sea tan humano.

Alice Silver dijo...

Hola Eva María,
Efectivamente Chen Cao es tremendamente humano, a veces me aburre un poco su vena poética... Ahora que he estado en Shangai pongo imágenes a los libros y todavía me gusta más.

Boga Vante dijo...

Ni corta ni perezosa, después de pasearme a gusto por este apartamento, salí a la caza y captura de títulos en mis lugares de préstamo. Cayeron cinco.

Me ha costado finalizar la Muerte de una Heroina Roja, abrumada por su densidad narrativa, por constatar mi desconocimiento de ese lugar y esas personas que por un momento he sentido que se asemejaban a los occidentales en cuanto al tandem poder político-corrupción.

Para esta sesera mía negrachicago, encontrarse de pronto con este dúctil Xiaolong, culto y poeta,y ese cambio cultural, ha sido como querer nadar con los brazos atados a la espalda.

Tendré oportunidad de volver. ganas me han quedado.

En lineas generales suscribo el comentario personal de Alice, pero dejo para mas adelante volver a este autor que merece leerle sin atracarse.

Ya me advirtió de su "densidad" escribiendo alguien que me conoce.

Siempre se aprende algo: por ejemplo, que las prisas no son buenas ni lúdicas para nada.

Alice Silver dijo...

Sí Boga, yo también creo que los libros de Xiaolong hay que disfrutarlos a poquitos.
Y entiendo también el choque que pueda producir un primer acercamiento a los lectores "negrochicago".
Sin embargo a este autor y a su personaje les he cogido cariño...
En fin, tomaté un descanso y en diciembre te lees otro y nos vamos del brazo a escucharle cuando venga a Madrid.

Boga Vante dijo...

Tengo para mas adelante el Visado para Shangai, que conseguí en oferta, y en lista de espera generosa El caso de las dos Ciudades, así no me desprendo de la compañís sensible de Chen Cao.

Caerán antes de la visita para la que nos conjuramos, Silver, desde esta casa.

josé maría dijo...

¡contad, contad! ¿Cuándo viene el autor ¿

Alice Silver dijo...

José María, me comentó una persona de prensa de Casa Asia que Xiaolong vendrá en diciembre a Madrid y Barcelona, entiendo que para participar en el mismo ciclo que Diane Wei Liang: "Diálogos sobre novela negra y policíaca asiática".

Aunque todavía queda tiempo, a ver si lo organizamos, nos vamos todos del brazo a la conferencia y después a cenar a un chino :) A ver si con un poco de suerte coincide en fin de semana y se pueden acercar nuestros amigos de provincias :)

Alice Silver dijo...

Encuentro en este artículo de un tal Javier Mazorra párrafos enteros copiados de mi blog... sobre todo mi comentario personal sobre la sociedad y la comida. ¡Qué tristeza!
http://www.ocholeguas.com/2011/06/21/asia/1308643053.html

Natalia D. dijo...

¡Qué desvergüenza! Yo escribiría una queja a El Mundo (Ocholeguas depende de este periódico ¿no?). Si el tal Mazorra utiliza tu información que te cite.

Alice Silver dijo...

Ya he escrito a El Mundo a través de un formulario y al autor al correo que figura en su blog, hasta el momento sin respuesta.

Es lo único que pido, que se me cite, sobre todo si se me copia literalmente... y también pido que no se me use comercialmente. Es decir, hay gente que está cobrando por un trabajo que es mío (o vuestro, pues en ocasiones también han copiado comentarios...)

Isabel dijo...

Pues no faltaría más que con el trabajón que haces, venga otro y te copie impunemente. Por lo menos que te citen y todos tan contentos.

loquemeahorro dijo...

He consultado la web de Javier Mazorra y debes sentirte muy orgullosa de que te plagie sin ninguna vergüenza una persona con un currículum profesional tan brillante ¿no?

tacitus dijo...

Que vergüenza!

Loque ¿lo dices con ironía? A mi me enfurece más aún que sea una persona con un (presunto) "CV brillante".

Alice Silver dijo...

Sí Isabel, si me copian por lo menos que me citen.

Loque, me siento triste...

Tacitus, sí, es irónico, es una vergüenza.

He tenido una primera respuesta del autor en la que me decía "Siento mucho que te hayas sentido ‘plagiada’ pero no ha sido en absoluto mi intención. Reconozco que he utilizado algunas frases de tu post de la forma más literal por ser fiel a la fuente".
Le he contestado "Javier, no es que me haya sentido plagiada, es que me has plagiado. Los párrafos están copiados literalmente y sin ningún tipo de mención a mi blog ni a mi como autora.
Si quieres ser fiel a la fuente hay que mencionar la fuente y entrecomillarla. No soy periodista pero me parece de cajón.
Si procedes a entrecomillar mis párrafos y mencionar mi nombre me parece bien, sino te agradeceré que los retires".
Finalmente se ha puesto en contacto conmigo la gente de El Mundo indicando que habían procedido a retirar los párrafos.

Os agradezco a todos vuestro apoyo y a la gente de El Mundo que haya actuado con prontitud.

loquemeahorro dijo...

Sí, ratifico que por supuesto que era irónico.

Dice una amiga que en estos casos tengo que añadir un "dijo ella con ironía".

Natalia D. dijo...

Me ha entusiasmado la respuesta del plagiador:"he utilizado algunas frases de tu post de la forma más literal por ser fiel a la fuente". ¡Bravo por su desfachatez! (si, es ironía) Hay que reconocer que, como excusa, es mucho mejor que la de AR (“problemas con el procesador de texto”) o la de Racionero (“un problema de contextualización”) cuando les pillaron en las mismas.
En fin, me alegro, Alice, de que le hayas puesto en evidencia y de que EL Mundo haya tomado medidas. Y sigo pensando que, aunque te de rabia la caradura de estos individuos, el que te estés convirtiendo repetidamente “en fuente” es un buen símbolo del éxito de tu blog.

Javi (ex-anónimo) dijo...

Pues si alguien plagia alguno de mis comentarios y es capaz de ganar dinero con ellos, o se merece una medalla o es que el mundo está peor de lo que yo pensaba.

Dijo él con ironía.

Besos y saludos.

Tacitus dijo...

“Cuanta razón tienen los que dicen que la ironía en internet no funciona” –replicó él apesadumbrado-. Se levantó y se puso la gabardina, se caló el sombrero y al llegar a la puerta encendió un pitillo. Se acababa de acordar de Lester Freamon. "Los plagiadores, como todos los criminales, siguen un patrón de comportamiento”. Ya tenía una pista que seguir. Miró al cielo. Habia dejado de llover. Como pensaba muchas cosas a la vez se le ocurrió que Alice podría convocar un concurso de microrrelatos entre sus seguidores.

loquemeahorro dijo...

- Me has hecho reír, malandrín.

Dijo ella sonriendo, mientras recordaba lo que el Doctor McKendrick le dijo sobre cómo debía sobreponerse a su fobia a los emoticonos.

Isabel dijo...

Ja ja, es que me troncho, exclamó ella mirando un cielo azul radiante pese a la amenaza de gota fria, es que no aciertan ni una! Tendré que postergar la novela de D. Sayers que tenía preparada para esta tarde en concreto, pensando en un temporal apocalíptico de truenos y lluvia.

Monicata dijo...

Estoy a punto de empezar a conocer al inspector Chen Cao y a juzgar por cómo lo quieren aquí, seguro que me cae bien. Como me gusta también leer de forma cronológica, atacaré el primero de la serie y luego les cuento qué tal.

Alice Silver dijo...

Ja, ja, ja, como me he reído, comentó ella mientras con el dorso de su mano limpiaba de sus rostro las lágrimas de felicidad.

Loque, el uso de emoticonos e molto facile y divertente :)

Natalia D., ¡qué desfachatez! ¿verdad? muy bien traídos, entrecomillados y citados los recuerdos de otros plagiadores.

Javi, que tu tienes comentarios antológicos, alguien se puede forrar con el de Connolly....

Tacitus, desde luego que podría convocar un concurso, habéis estado todos geniales, os debo unas cervezas o un roiboos, lo que prefiráis.

Isabel, no se si desearte que siga el cielo azul o que llegue la gota fría para que puedas leer a gusto, mientras las gotas de lluvia golpean tu ventana sin descanso...

Monicata, ya nos contarás como te va el salto del frío norte al cálido oriente.

Isabel dijo...

Ayer no cayó ni una gota de agua, hoy el cielo está nuboso y gris y en Valencia está cayendo una tromba de agua... He vuelto a coger a la D. Sayers y la tengo por aquí cerca.

Alice Silver dijo...

Espero que disfrutes de tu lectura.

Monicata dijo...

De momento, el punto chino me está gustando. Las descripciones de la jerarquía del partido y sus jefecillos son altamente estimulantes, vamos a ver cómo sigue la cosa.
Alice, no leo solamente nórdicos, soy omnívara en esto de la novela negra. De hecho, hay muy pocos de los que forman tu extensa lista que aún no hayan caído (tiempo al tiempo). Además, por edad y por profesión (guía acompañante de grupos durante años), he tenido tiempo más que suficiente en aeropuertos y hoteles para ponerme al día. Buscaré por ahí a ver si queda alguno que no esté presente en tu magnífica página, aunque lo dudo.

Alice Silver dijo...

Que interesante profesión Monicata y que cansada, con los plastas que somos los turistas. Pues nada espero seguir leyendo tus comentarios en esta y otras entradas

Monicata dijo...

Una de las facetas más bonitas de la profesión es la posibilidad de conocer algunas de las ciudades más interesantes del mundo, y claro, muchas de ellas son protagonistas de nuestro estilo literario favorito. Más de una vez me he encontrado haciendo por mi cuenta y en los ratos libres una ruta similar a la que describen los libros, te aseguro que es fantástico descubrir "in situ" lugares a los que nos han transportado los autores.
En cuanto a los clientes, bueno, el trabajo es el trabajo, y los hay bastante peores que éste.

Alice Silver dijo...

A mi también me gusta esa sensación de descubrir por las ciudades que sólo conozco por los libros y también leer las novelas después de conocer la ciudad. En el caso de este autor lo he notado especialmente. Después de visitar Shangai este verano, hay muchas referencias que entiendo o visualizo mucho mejor.

Monicata dijo...

Shangai es una asignatura pendiente, ojalá pueda ir, sobre todo después de conocer al Inspector Jefe Chen Cao. Me ha gustado el primer libro de la serie, las descripciones son estupendas y te transporta al ambiente sin ninguna duda. También me encantan los secundarios, todos muy interesantes, seguiré las andanzas del inspector a ver si consigue mantener el enganche.

Alice Silver dijo...

Shangai es la ciudad china que más me gustó porque aúna con armonía pasado (imperial y colonial) y presente. En otras creo que el desarrollo ha sido más rápido y por tanto mucho menos armónico.

José María dijo...

Ha salido un libro de Qiu Xialong, llamado A causa del doctor Zhivago, que no es del detective Chen Chao, pero que tiene una pinta estupenda.

Isabel dijo...

Gracias a tu último comentario José María, me he leído todo lo que se ha escrito en el blog de Qiu Xialong y me he vuelto a tronchar de la risa. Hay que ver lo que puede dar de sí cualquier inocente comentario como el dijo ella con ironía de Loque...

Alice Silver dijo...

Gracias por la info José María, no tenía ni idea, ya lo he añadido a la entrada. Lástima que no traduzcan antes The Years of Dust, que es la primera parte como mencionan en la ficha de la editorial.

Isabel, ese día estaba de viaje y cuando llegué a mi destino me encontré con todos los comentarios. Cuando me reí...

Lucy Lanaluén dijo...

No conocía a Qiu Xaolong, pero estoy terminando de leer Seda Roja, y he quedado impresionada. Este libro es una joya: una historia inteligente, bien armada, y que a los lectores nos lleva a interpretar muchas cosas que van más allá de la trama. A mi, en lo personal, me ha gustado ver el encuentro de cosmovisiones entre lo oriental y lo occidental, junto con los cambios en la China del siglo XX.
Saludos!

Alice Silver dijo...

Hola Lucy, bienvenida. Los cambios que cuenta Xialong son muy interesantes, aunque me gustaría que se fuera acercando a la época actual, los 90 ya se han quedado un poco lejos a la velocidad que evoluciona el país.

ferdi dijo...

He leído las dos primeras novelas del inspector Chen y me ha atraído el estilo del novelista, no precisamente por la métrica literaria de la cual soy un autentico alcornoque, (Entiendo la métrica musical pero la poesía me es extraña, y si es traducida se me convierte en incomprensible). Tampoco me gustan las novelas de Xialong por la trama policial que es simplemente un mero instrumento del autor para desplazarnos por un mundo cercano a él, lejano para nosotros, que nos presagia nuestro propio destino a poco que nos descuidemos. Son en verdad novelas políticas y sociales de una sociedad tremendamente desigual antes y después de la abertura.
Siempre he pensado que el comunismo (el real, no el utópico) es un estado avanzado, y llevado a sus últimas consecuencias, del pensamiento capitalista que simplemente sustituye al todo poderoso estado (que va absorbiendo otros estados a su paso) por la gran multinacional que engulle cualquier empresa enemiga. Que aniquila la burguesía, el pequeño-medio-grande empresario para convertirlos en meras masas trabajadoras al servicio de la marca. Marcas que cada vez más se asemejan a los retratos de Mao, Stalin, Hitler, Sadat etc….
El fin de una multinacional es la aniquilación de cualquier competidor y por tanto la dictadura, y no del mercado precisamente ya que también este terminará por desaparecer.
Nos indignan las viviendas que describe en sus novelas pero nos acercamos cada vez más a un destino parecido por aniquilamiento de los derechos en bien de un puesto de trabajo, de un puesto de vida, de mala vida.
En fin, me gusta Qiu por el reflejo de la amargura de la vida real, de nuestro propio destino.

Alice Silver dijo...

Hola Ferdi, yo debo ser doble o triple alcornoque, no entiendo ninguna métrica, ni la lírica ni la musical, tampoco mucho de política ni de economía...
Tampoco es la poesía, ni las tramas lo que más me interesa sino como el autor nos lleva de la mano a través de ese sistema político maligno y corrupto, mantenido por el miedo y la represión, con el que creo incluso que es demasiado benévolo pues ya no vive dentro de él y necesita el permiso de las autoridades para poder volver regularmente a su país.
No creo que el fin de las multinacionales y resto de empresas sea aniquilar a sus competidores o a nosotros, si no ganar dinero y para ello necesitan consumidores...
También quiero creer que este no es nuestro destino, sino símplemente un tropiezo del que podremos salir sino nos atenazan el miedo y el egoismo.

Boga Vante dijo...

Con El Caso de las dos ciudades a mi lado, entro a refrescarme las neuronas en la casa de Qiu. Me gusta volver a los autores que nos encandilan, no dejarlos atras como si ya hubiera pasado su estreno y fueran devorados por la premura de los siguientes. Siempre encuentro algo nuevo en su vida, en lo que dieron de si los comentarios y disfruto de lo que me espera.

Creo que ahora es el momento de retomarle, con sosiego, como me recomendaba Alice, y después de unoas lecturas preliminares muy diferentes a la forma de escribir de Xiaolong.

He recordado el encuentro en Traficantes de Sueños, precisamente para visitar de la mano de Silver ese otro mundo negro que un Oriente, cada vez más cercano y dueño de Occidente, nos lleva brindando a través de autores propios, aunque exiliados. Lo que en si ya es un dato.

Volveré con mis impresiones; de momento y ahora me relamo como gata panzarriba.

Alice Silver dijo...

Te deseo un feliz reencuentro Boga.

Boga Vante dijo...

En conjunto este caso de las dos ciudades me ha parecido muy interesante, fundamentalmente la parte que transcurre en China, porque me ha permitido conocer una forma de vida y costumbres muy diferentes y unas tramas de corrupción en connivencia indispensable con las altas esferas del poder, al amparo de su transformación económica a la de mercado.

Que el poder corrompe, nos dice Xiaolong, es evidente y si és único, pues eso. Por otro lado, no es que en occidente podamos ufanarnos de mucho más.

Al entrar en la segunda parte, que transcurre en Norteamérica, baja considerablemente el interés y en algunos casos, bastante, y también porque la parte poeta del autor llega a abrumarme y a entorpecer el hilo narrativo, a pesar de que en cada poema pretende darnos, junto a Cao, metáforas sobre la historia.

En conjunto, un autor diferente e interesante para acercarnos su pais de origen a través de sus tramas, para tomar en dosis con una distancia prudente.

Alice Silver dijo...

Boga, ahora que has terminado te contaré que El caso de las dos ciudades es la novela de Xiaolong que menos me ha gustado.
De la parte americana sólo destacaría su sorpresa al descubrir que los KFC y compañía no son los restaurantes de lujo que él creía, como ya os comenté en la conferencia y muy poquito más.
En cuanto a la parte china no hace más que repetir lo que en otras novelas, denunciar la corrupción como si fuera lo único que no funciona de ese sistema corrupto per se.
Como comento más arriba la trama no se resuelve y eso me cabrea.
Y sí, los poemas también me cansan....

Alice Silver dijo...

Acabo de terminar El caso Mao, la trama policíaca me ha parecido muy floja, el protagonista descubre al culpable porque escucha una conversación dentro de un armario, también me aburren cada vez más los poemas. Aun así lo salvo de la quema porque me ha permitido descubrir de modo ameno muchos aspectos de Mao que desconocía.

Silvia Dondequieraqueesté dijo...

Acabo de encontrar tu blog. buscando información sobre Xiaolong. Me ha parecido interesantísimo porque también a mi me encanta la novela negra o la policíaca (diferencia que explica maravillosamente Fernando Savater). Creo que se convertirá en mi blog favorito. Enhorabuena y muchas gracias

Alice Silver dijo...

Gracias a tí Silvia, me alegra que gente que aterrizáis aquí por casualidad, realizando búsquedas en Google, os acabéis quedando porque lo encontráis interesante.
Sobre las diferencias entre novela negra y policíaca hemos comentado en diferentes entradas...

El gourmet frugal dijo...

Hola.
Encontre este blog buscando información sobre Qiu Xiaolong, ya que ahora estoy leyendo "cuando el rojo es negro" y me esta enganchando la forma de narrar de Qiu. También me ha hecho mucha gracia el nombre que pone a uno de sus personajes, que es el que he cogido como nik.
Enhorabuena por el blog, lo ire siguiendo ya que me gustan este tipo de novelas.
Salud.

Alice Silver dijo...

Pues bienvenido gourmet frugal. No recordaba ese apodo... Eso sí frugal es algo que parece casi contradictorio con cualquier comida de las que describe el autor :). Esperamos seguirte viendo por aquí.

Anónimo dijo...

A mi lo que más me preocupa es elpoco éxito en el amor de nuestro querido detective.

Alice Silver dijo...

Bueno, tampoco lo intenta mucho, a la pobre Nube Blanca la tiene desconcertada... Y la poesía nunca ha sido el mejor método para ligar :)

Sanba dijo...

Hola, Alice. Acabo de leer Seda Roja y me ha sorprendido gratamente, mucho más que otras "chinadas" como por ejemplo la aburrida Diane Wei Liang. Queria hacer una observación: en la propia novela se explica lo que significa la palabra china Xiao, pequeño. El autor se hace llamar Xiao-long,grande y pequeño, ying y yang,y además escrito en dos idiomas,chino e inglés, los suyos.Me pareció curioso. Te propongo hacer una entrada sobre el nombre de los personajes y de los autores que aparecen en la serie negra.
Y el protagonista se llama Cao, un apellido gallego, como Emilio Cao, o como el Cola Cao.
Un saludo

Alice Silver dijo...

Jajaja Sanba nunca habría relacionado el Cola Cao con Emilio Cao y menos con Chen Cao...

Me ha resultado muy interesante tu comentario sobre el significado del apellido del autor.

No me siento preparada para dedicar una entrada al tema de los nombres de los personajes pero siente libre para comentar lo que quieras.

A mi Diane Wei Liang sí me gusta, le tengo un especial cariño a la autora desde que leí su biografía...

Isabel dijo...

He vuelto a reencontrarme con Chen Cao en Seda roja y salvo por las descripciones de los platos crueles que tu ya mencionas en tu estupenda presentación y que se me antojaron repugnantes, he disfrutado mucho con la novela. Sigue resúltandome fascinante en su horror el periódo de la Revolución Cultural y las atrocidades cometidas en pro de proteger los ideales comunistas más ortodoxos. Dices Alice, que ya te aburren las citas poéticas, supongo que será porque has leído todas las novelas, yo sólo he leído dos y me resulta agradable tropezarme con alguna de ellas.
Supongo que dentro de algún tiempo volveré a leer otra vez al inspector Chen y ver los progresos en la sociedad china que él tan bien describe.

Alice Silver dijo...

Yo creo que lo del aburrimiento poético Isabel no viene de que haya leído más novelas si no de mi escasa sensibilidad hacia ese tipo de literatura y a que me cuesta entender sus metáforas y por tanto me supone una ruptura de la narración.
Hace poco hablábamos sobre la Revolución cultural en la entrada de Neil Carey de Don Winslow y Chen la cuenta infinitamente mejor...
A mi me faltan las dos últimas, a ver si leo alguna este verano.
Me alegra verte por aquí Isabel, hace tiempo que no sabíamos de ti.

Li Xiaotao dijo...

Qiu Xiaolong es un excelente narrador y Muerte de una Heroína Roja la disfrute desde el principio a pesar del ritmo reposado en el que transcurre la trama. Y el inspector Chen Cao, tan quijotesco, noble, caballero e integro ha sido todo un descubrimiento.

Alice Silver dijo...

Aunque en sus primeros libros me gustó mucho, al final Chen Cao se me ha terminado por hacer un poco cansino, le falta algo de impulso, de vida... y le sobra algo de poesía (para mi gusto). En cualquier caso todavía te queda mucho por disfrutar.

Alice Silver dijo...

Interesante entrevista de José María a Qiu Xiaolong.

http://www.revistaprotesis.com/2014/12/entrevista-con-qiu-xiaolong-i.html

José María dijo...


Perdonad, pero al leer la noticia …me he acordado muy mucho de las novelas de este escritor, y como cuenta los horrores de la revolución cultural…


http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/02/actualidad/1417538637_254225.html


Alice Silver dijo...

Pues exactamente el mismo pensamiento me vino ayer a la cabeza cuando vi la noticia José María. Supongo que a estas alturas es imposible que pongan en marcha algo similar a la Revolución cultural, pero me parece de una tremenda hipocresía que esos políticos corruptos acomodados en su status quo manden a los artistas al campo para acercarse al idealizado "pueblo"...