viernes, 11 de diciembre de 2009

Roberts y Brant - Ken Bruen

John Roberts tiene 62 años, es Inspector Jefe en una comisaría del Sudeste de Londres. Cabello gris, nariz aguileña, ojos castaños que jamás muestran compasión. Infelizmente casado con Fiona de 46 años, con una hija de 15 que hace sus pinitos con las drogas. Viven en Dulwich, un barrio bien del sudeste de Londres. Adora las películas americanas de los años 40 y 50.

Tom Brant es Detective Sargento, de origen irlandés. Calvo, ojos oscuros, nariz rota, 1,72 m. Vive en un piso de protección oficial en Kennington. Violento, agresivo, dice de si mismo: "Nací cabreado y he ido a peor". Extorsiona a dueños de pequeños establecimientos y a la mujer de Roberts. Es un policía inmoral con un largo expediente que sólo deja un resquicio a la sensibilidad en momentos de extrema debilidad. Colecciona libros de Ed McBain.

Susan Falls es su compañera de trabajo. De origen muy humilde, siendo mujer y negra, ha tenido que enfrentarse a todos hasta encontrar su lugar.

Trabajan con chivatos, se mezclan con la escoria de la sociedad, ellos mismos son escoria, a veces es difícil distinguirlos de los delincuentes. En su primera novela necesitan "El gran arresto" que impida que sean expulsados del cuerpo, para ello buscan a un psicópata que asesina jugadores de críquet y a unos justicieros que eliminan traficantes. En la segunda, persiguen a "El alien", un delincuente sin escrúpulos que utiliza un bate de béisbol como arma de destrucción masiva.

Comentario personal

Estos polis son asquerosos y las novelas están llenas de personajes horribles y turbios. Sólo hay ternura en el amor que siente un padre por su hija con síndrome de Down. Aun así el autor me encanta, el ritmo de las novelas es magnífico, el humor alucinante. Al igual que en los libros de Jack Taylor, encontramos innumerables referencias musicales y literarias y frases ingeniosas del tipo "era un misterio por qué describían su barrio como de clase obrera, ya que nadie trabajaba".

Para desayunar salchichas, morcilla, huevos, tomates y pan frito. Para beber muchas cervezas y mucho té.

Libros de Roberts y Brant

  1. El gran arresto (A White Arrest, 1998)
  2. El Alien (Taming the Alien, 2000)
  3. The McDead, 2002
  4. Blitz, 2002
  5. Vixen, 2003
  6. Calibre, 2006
  7. Ammunition, 2007
Películas
  • Blitz, 2010. Reino Unido. Director: Elliott Lester. Intérpretes: Jason Statham (Brant), David Morrissey.

El autor

Ken Bruen nació en Galway, Irlanda en 1951. En su familia los libros estaban prohibidos, su padre pensaba que leer y estudiar era una pérdida de tiempo. Estudió en los franciscanos, que mandaron una carta a sus padres diciendo que era retrasado y solo podría dedicarse a lavar platos. Estudió Arte en el Trinity.

En 1979, a los 28 años, fue arrestado durante una pelea en un bar en Brasil y pasó 4 meses en la cárcel donde sufrió todo tipo de torturas y abusos. Pasó veinticinco años como profesor de inglés en África, Japón, Sudeste asiático y Sudamérica.

Está casado y tiene una hija, Grace, con síndrome de Down.

Otros libros

Serie Jack Taylor - ver entrada

Serie Max y Angela - Co-escrita con Jason Starr
  • Bust, 2006
  • Slide, 2007
  • The Max, 2008

Novelas
  • Funeral: Tales of Irish Morbidities, 1992
  • Shades of Grace, 1993
  • Martyrs, 1994
  • Sherry: And Other Stories, 1994
  • Time of Serena-May/Upon the Third Cross, 1995
  • Rilke on Black, 1997
  • The Hackman Blues, 1997
  • Her Last Call to Louis MacNeice, 1997
  • London Boulevard (London Boulevard, 2001)
  • Dispatching Baudelaire, 2004
  • American Skin, 2006
  • Once Were Cops, 2008
  • Tower, 2009 - escrita con Reed Farrel Coleman
  • Merrick, 2015

22 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Me los voy a apuntar (y van...)

Una vez más, la vida del autor me deja sin aliento.

Lo de la carta de cuando estudiaba me recuerda a la que le dieron a Escher cuando finalizó sus estudios, diciéndole que no sería artista en su vida.

¿Viste tú esa exposición, en la Fundación Canal?

lammermoor dijo...

Me encanta la frase "Nací cabreado y he ido a peor". Conozco a alguien a quién le encaja.
En cuanto a la vida del autor, tiene razón Loque. Vaya ..."franciscanos".

Alice Silver dijo...

Pues sí, la vida de este autor es todo un poema y leyendo sus novelas uno pensaría que es un tío duro, de vuelta de todo. Le escribí hace unos meses para pedirle unas fotos y luego le he enviado los enlaces de las entradas (el pobre no se habrá enterado de nada). Es una persona encantadora, amable y muy cariñosa.

Loque, no conocía a Escher, pero acabo de ver algunas de sus obras en Internet… Alucinante lo de los colegios… hace poco retoqué la biografía de Robert Wilson y también mencionaba en su web que sufrió todo tipo de torturas en uno de sus colegios…

Lammermoor, la frase que resaltas me ha recordado a un grupo nuevo que he visto en Facebook: “No es que yo sea un borde, es que tu eres un gilipollas”, ya tiene casi 120.000 miembros.

maribel dijo...

Hola Alice
desde luego después de ver su historia, no es extraño que nos digas:
"Estos polis son asquerosos y las novelas están llenas de personajes horribles y turbios. Sólo hay ternura en el amor que siente un padre por su hija con síndrome de Down"
Por lo que cuentas, estoy segura de que si se habrá enterado ;-)

Alice Silver dijo...

En la otra serie que tiene, la de Jack Taylor, también sale un personaje con un hijo con síndrome de Down. El autor dice en una entrevista que tener una hija con este síndrome le ha hecho muy vulnerable, de un modo que nunca imaginó y por eso lo introduce en todas sus obras.

loquemeahorro dijo...

¿Y te mandó las fotos? ¡Qué majo!

Alice Silver dijo...

La verdad es que podía haber aprovechado y haberme mandado algo pasado por el Photoshop.

loquemeahorro dijo...

Ya me he leído los dos primeros y me encantan. Muy, muy divertidos. Humor inteligente y negrísimo.

En realidad sí hay alguna ternura en ellos, Brant (que hace que el Teniente Corrupto de Harvey Keitel sea un boy scout) salva a un perro apeleado en el primer libro y le presta una buena cantidad de dinero a Falls.

Falls, es todavía honesta, aunque como siga recibiendo a esa velocidad, es fácil saber cómo acabará.

Estupendos, os los recomiendo.

Alice Silver dijo...

Loque, si es que en el fondo, pero que muy al fondo, tienen su corazoncito.
La verdad es que este autor es alucinante, todavía tengo un libro suyo por leer, pero es de la otra serie. Iban a publicar "London boulevar" cuando se estrenara la película pero no he oído hablar ni del uno ni de la otra.
Gracias por recomendarlo.

Akadio dijo...

Pámies, a saldado la serie de Roberts y Brant.

Alice Silver dijo...

Pues una magnífica oportunidad para hacerse con los libros de esta magnífica pareja.

José María dijo...

Estupendo el último libro de Ken Bruen llamado London Boulevard, tan duro
como los anteriores, pero lleno de poesía y de referencias de género
sorprendentes, pues es poco habitual que se cite a James Sallis –que se
merece una entrada en este maravilloso blog-. El protagonista de esta
novela, ni está tan pasado como Jack Taylor, ni tiene el humor negrísimo
de los polis de El gran arresto, pero cuenta una historia estupenda, con
unos secundarios sorprendentes y magníficos.

Alice Silver dijo...

Tengo London Boulevard en mis manos, caerá pronto. También El tejedor de Sallis, espero dedicarle pronto una entrada

loquemeahorro dijo...

Qué ganas de está dando de leerme el libro que me falta de esta serie, y atacar la que no conozco.

Se agradecerán préstamos a go-go.

pd. ¿Qué? ¿cuántos años hacía que no oíais la expresión "a go-go"?

Alice Silver dijo...

Creo que no lo oía desde la época ye-ye :)
Habrá préstamo, seguro

loquemeahorro dijo...

Después de los préstamos a go-go, vuelvo convencida de que Ken Bruen es genial.

Me acabo de terminar London Boulevar, que en la versión cinematográfica (oh, sorpresa) se han cargado dándole el papel de una actriz madura retirada a Keyra Nightley.

Y vuelvo feliz a sus comentarios del tipo:

- La canción era preciosa, pero en el sur de Londres no utilizamos la palabra "precioso".

Aunque me quedo sin duda con R&B (que insisto que son & Falls), y también con la idea de que es un autor que hay que saber dosificar.

Isabel dijo...

La verdad es que éste autor es un gran desconocido para mí, me había perdido gran parte de vuestros comentarios y ahora ya me lo he apuntado para iniciar una concienzuda pesquisa.

Alice Silver dijo...

Loque, gracias por el comentario, sino fuera porque tengo mil libros que leer me ponía con el ahora mismo.

Isabel, busca, busca, que es un gran autor... lo mismo hasta lo tienes en tu biblioteca :)

Javier Santamaría dijo...

He leído los dos primeros libros de Robert Y Brant, buenísimos. La verdad es que sus protagonistas no me han parecido nada asquerosos. Robert me parece un tipo corriente con su virtudes y defectos y Brant pese a ser un aprovechado, algo salvaje con los delincuentes y un capullo con casi todo el mundo en el fondo no es un mal tío y se demuestra en varias ocasiones cuando realmente importa (con lo de su perro, lamenta de verdad el asesinato del compañero, con la chica de las tiritas, cuidando a Falls cuando estaba alcoholizada...); a mi por la mitad del primer libro ya me tenía ganado y para mi es sin duda el mejor personaje en la serie, será que soy muy de antihéroes.

Alice Silver dijo...

Bueno Javier, algo extremos tienes que reconocer que son :). Quizás cuando los leí no estaba yo tan avezada en lo policíaco y me resultaron más impactantes... Son unos libros fantásticos, nunca dejaré de recomendarlos, aunque el último que leí del autor, de la otra serie, me decepcionó bastante.

Javier Santamaría dijo...

Un poco extremo es Brant si, pero tampoco tanto, Roberts para nada me lo parece; si quieres ver polis más extremos en ese sentido te recomiendo la serie de TV The Shield al margen de la ley, que además es muy muy buena, Brant me recordó a una versión suave del protagonista porque además es muy parecido físicamente. Muchas gracias por haberlos recomendado porque me han gustado mucho, de la otra serie tenía pensado leer solo los dos primeros.

Alice Silver dijo...

Vi The Shield hace años y me gustó bastante aunque también me daba un poco de angustia. Los dos primeros de Taylor son muy buenos.