martes, 30 de noviembre de 2010

Lincoln Perry - Michael Koryta

Lincoln Perry es detective privado en Cleveland (Ohio, EEUU).

Procede de un barrio humilde. Trabajó en la Unidad de Narcóticos del departamento de Policía de Cleveland. Obligado a abandonar el cuerpo abrió un gimnasio, Sweet Alley, pero en seguida descubrió que ser empresario no era lo suyo. Cuando le piden que ayude en la investigación del asesinato de un socio de su gimnasio redescubre sus dotes como detective y funda con un ex-compañero la agencia "Investigaciones Perry y Pritchard".

A sus treinta y pico años es un solitario que vive en un piso encima de su gimnasio, pasa muchas horas entrenando y corriendo. Su experiencia con las mujeres no ha sido muy brillante hasta el momento, quizás porque tiende a enamorarse de las que no le convienen. Conduce una camioneta Chevy Silverado, demasiado grande para la ciudad.

Su alimento es la investigación, las preguntas y las respuestas, lo desconocido y los hechos, la búsqueda de la verdad.

Su compañero de investigaciones es Joe Pritchard, un policía retirado. Tiene 50 años, aunque aparenta 10 menos. Cabello corto y gris. Observador, precavido y bastante borde.

Aunque saben que cuentan con muchos menos recursos que la policía, creen que son unos detectives condenadamente buenos. Sus personalidades son complementarias y cada uno sigue diferentes líneas de investigación. Cuando se quedan sin pistas menean las cosas por si cae algo o disparan una bala perdida.

También colabora con ellos Amy Ambrose: periodista, extrovertida, descarada, engreída y carente de dobleces.

En "Esta noche digo adiós" reciben el encargo de averiguar el paradero de la mujer e hija de un hombre que aparentemente se ha suicidado.

Comentario personal

Me ha gustado la primera novela de Koryta. Bastante clásica, en el sentido estadounidense del término, tiene grandes cualidades como una trama interesante y un final sorprendente. Dos escenarios inéditos para mí: el frío Cleveland y las cálidas playas de Myrtle Beach en Carolina del Sur. También me gusta que el autor no sienta, quizás por su juventud, la necesidad de ser políticamente correcto. Pienso que a su personaje le falta algo de profundidad, probablemente vaya creciendo (el libro incluye un adelanto de la próxima entrega que apunta a ello).

Para comer: Una mariscada, patas de cangrejo, huevos revueltos con tostada.

Libros de Lincoln Perry
  1. Esta noche digo adiós (Tonight I Said Goodbye, 2004)
  2. El lamento de las sirenas (Sorrow's Anthem, 2006)
  3. Una tumba acogedora (A Welcome Grave, 2007)
  4. The Silent Hour, 2009
  • The Apex Predator, 2013 - relato protagonizado por Thor

El autor

Michael Koryta nació en 1982 en Bloomington (Indiana, EEUU). Pasó parte de su infancia en Cleveland (Ohio). Tras leer "Desapareció una noche" de Denis Lehane decide, a los 16 años, ser escritor y mientras todavía estaba en la Escuela Superior comienza a trabajar para una agencia de investigadores privados. Se graduó en la Indiana University en Justicia Criminal. Trabajó también como reportero. Publicó su primera novela "Esta noche digo adiós" con 21 años. Actualmente vive entre St. Petersburg (Florida) y Bloomington (Indiana) e imparte clases de periodismo en la Indiana University

Web del autor: www.michaelkoryta.com (en inglés)
Blog del autor: michaelkoryta.blogspot.com (en inglés)

Otros libros
  • Envy the Night, 2008
  • Aguas gélidas (So Cold the River, 2010)
  • The Cypress House, 2011
  • The Rydge, 2011
  • The Prophet, 2012
  • Those Who Wish Me Dead, 2014

jueves, 25 de noviembre de 2010

Comisario Bordelli – Marco Vichi

Franco Bordelli es comisario en Florencia, Italia, en los años 60.

Nació en 1910. Fue comandante del batallón San Marcos durante la guerra contra los alemanes tras el armisticio con los Aliados. En el año 1948 trabajó para Paloma Blanca, una organización que buscaba nazis huidos de la justicia para ejecutar las sentencias pendientes de los juicios de Nuremberg.

Soltero, tiene una relación ¿platónica? con Rosa, ex-prostituta de 50 años. Fuma y bebe demasiado. Conduce un Escarabajo.

Es un hombre melancólico, que se siente mayor y revive a menudo su pasado como soldado.

Compasivo, odia las redadas, le parecen un trabajo inútil donde sólo se consigue atrapar a pequeños delincuentes, muchos de ellos son sus amigos. Con los auténticos criminales es implacable.

Sus compañeros:
  • Piras, joven, sardo, hijo de un compañero de armas de Bordelli.
  • Mugnai, al que siempre manda a hacer recados.
  • Dr. Diotivede, forense.

En "El comisario Bordelli" investiga la muerte de una anciana que vivía sola con su gato.

En "Un asunto sucio" su amigo Casimiro le cuenta que ha encontrado un cadáver en un descampado pero cuando llegan allí ha desaparecido. Al mismo tiempo una niña aparece estrangulada en un parque, un mordisco en su vientre hace temer que se hallen frente a un asesino compulsivo.

Comentario personal

He leído y disfrutado "Un asunto sucio". De la mano de Vichi, que utiliza los recuerdos de su padre, revivimos la lucha de la Italia ocupada frente a los alemanes y el rencor, aún vivo en la Florencia de los años 60. Un mundo donde los delincuentes son todavía gente decente y el mal se materializa en forma de prejuicios y enfermedad mental. Las otras dos las leí hace unos años y sólo recuerdo de ellas el agrado por el personaje y sus historias.

Bordelli suele comer en la cocina de Totó, en la Trattoria "Da Cesare": espagueti con almejas o mejillones, pasta con espárragos, ribollita (cocido de verduras toscano), pollo con alcachofas fritas, conejo en salsa, bacalao a la livornesa, salmonetes asados o filete de cerdo con leche, tomate y semillas de hinojo.

De vez en cuando reúne a varios amigos para cenar en casa, cocina el Botta, un delincuente que ha aprendido cocina internacional gracias a sus "estancias" en las prisiones de distintos países.

Para beber: cerveza, vino, grappa, cognac y café.

Libros del Comisario Bordelli
  1. El comisario Bordelli (Il Commissario Bordelli, 2002)
  2. Un asunto sucio (Una brutta faccenda, 2003)
  3. El recién llegado (Il nuovo venuto, 2004)
  4. Muerte en Florencia (Morte a Firenze, 2009)
  5. La fuerza del destino (La forza del destino, 2011)
  • Perché dollari?, 2005 - cuento
  • Morto due volte, 2006 - cuento
  • Morto due volte, 2010 - cómic dibujado por Werther Dell'Edera

El autor

Marco Vichi nació en Florencia (Italia) en 1957. Desde 2003 dirige talleres de escritura en diversas ciudades italianas y en la Facultad de Comunicación y Periodismo de la Universidad de Florencia.

Web personal del autor: www.marcovichi.it (en italiano)

Otros libros
  • L’inquilino, 1999
  • Donne donne, 2000
  • Perché dollari?, 2005 - cuentos
  • Il brigante, 2006
  • Firenze nera, 2006 - con Emiliano Gucci
  • Nero di Luna, 2007
  • Per nessun motivo, 2008
  • Bloody Mary, 2008 - con Leonardo Gori
  • Nessuna Pietà, 2009
  • Noi, soli. Oberto e Maria, 2010
  • Un tipo tranquillo, 2010
  • La vendetta, 2012
  • Racconti neri, 2013 - cuentos
  • La notte delle statue, 2013

sábado, 20 de noviembre de 2010

Otra perspectiva de la novela negra

Este encuentro tuvo lugar el martes 16 de noviembre de 2010 a las 19:00 horas, dentro del ciclo "Encuentros en negro 2010 en la Besteiro" de la Escuela Julián Besteiro de Madrid.

Presentó el acto Isabel María Navarro, Secretaria Confederal de Cambio climático y Medioambiente de UGT. Espera que disfrutemos de este encuentro. Estos se realizan desde 2008 dentro de "Las iniciativas para la promoción de la lectura". Es su tercera edición y han pasado por ellos escritores tan prestigiosos como los de hoy y muchos más: Raúl Argemí, Andreu Martín, Juan Madrid, Paco Ignacio Taibo, Francisco González Ledesma, José Javier Abasolo, Jerónimo Tristante, Almudena Grandes... Agradece la organización a Paco Camarasa sin cuya ayuda no serían posibles.

Paco Camarasa comienza diciendo que le gustaría haber invitado a Esperanza Aguirre cuyas declaraciones sobre la economía: "los mercados castigan a quienes ignoran o desprecian" le parecen auténtico género negro. En los tiempos que corren considera que "la Besteiro" no es simplemente un edificio, es un espacio de libertad donde se respira un contexto. Agradece que en este espacio se permitan analizar las novelas negras y otras realidades, no sería posible hacerlo de otra manera ya que el ayuntamiento y la comunidad no ceden sus bibliotecas.

"Otra perspectiva de la novela negra" es el título de la conferencia, no querían llamarlo "Mujer y novela negra". Durante un tiempo la mujer no era protagonista sino víctima… Sherlock Holmes era bastante misógino. La primera es británica Miss Marple, buena detective porque es muy cotilla. Al otro lado del océano la mujer es rubia, mala... fatal. Muchas mujeres comienzan a escribir novelas protagonizadas por hombres... pero en los 90 surge un grupo de mujeres que cuyas protagonistas son mujeres.

Presenta a las conferenciantes por orden alfabético:

Mercedes Castro, licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid. Es poco conocida su faceta como editora de novela negra, creadora de la colección "Linea de sombra" en Espasa, donde se publicó por primera vez a Fred Vargas. La falta de acogida del público hizo que los ejemplares se tuvieran que guillotinar. Su primera novela "Y punto" está protagonizada por una mujer policía, Clara Deza. La segunda "Mantis", por una mujer fatal.

Alicia Giménez Bartlett, nació en Almansa. Es la primera autora de novela negra con un calle dedicada en su ciudad. Algo difícil de lograr en ciudades como Barcelona, donde hace falta llevar 5 años muerto para que pongan tu nombre a una. En una de sus novelas "Una habitación ajena" escribe desde la perspectiva de la criada de Virginia Wolf. Su serie literaria sobre Petra Delicado y Fermín Garzón nació en 1996 y ha ganado los premios más prestigiosos: El "Women Fiction Festival de Matera Award" (Italia), El "Grinzane Cavour (Noir)" a la Mejor Novela Extranjera por "Un barco cargado de arroz"... En esos años sólo hay dos mujeres policías en la novela negra, ambas europeas: Petra Delicado y Nastia Kaménskaya, el personaje de Alexandra Marinina, que es amiga de la autora.

Marta Sanz nació en Madrid. Ha sido finalista del premio Nadal y del premio Herralde. Su último protagonista es un detective homosexual que investiga por encargo de los padres de una víctima.

Paco les lanza la primera pregunta: ¿Por qué crean sus personajes?
Mercedes Castro comienza contando que coincidió firmando con Esperanza Aguirre en la caseta de El Corte Inglés en la Feria del Libro y de esa experiencia sacó material para escribir 6 novelas de 600 páginas. La gente pedía "el libro de Espe". La cree perfectamente capaz de escribir novelas policíacas, Paco suspira: ¡No pasarán! Y pregunta si ha escrito un libro. Mercedes cree que son dos, uno de ellos de discursos.

Creó a Clara Deza a partir de una experiencia personal. Cuando llegó a Madrid como estudiante compartió piso durante tres años con una mujer policía, originaria de Cuenca, que comenzaba su trabajo en una comisaría castiza del barrio del Pilar, con compañeros de 50 años. Castro fue testigo de su evolución, de cómo hizo muchas concesiones y fue perdiendo mucho de sí misma, de cómo pasó de ser una persona sin prejuicios, al servicio del público a una persona prejuiciosa, que perdió su compasión por considerarla algo femenino de lo que había que deshacerse. Fue hace bastante tiempo, en la época del asesinato de Tomás y Valiente. Recuerda como limpiaba su pistola viendo la televisión (actualmente está prohibido sacar las armas de la comisaría). Tardó 9 años en escribir esa novela, lo hacía poco a poco, mientras trabajaba en una editorial. Una empresa donde el 80% eran mujeres y 20% hombres y a ellas las llamaban "chicas" y a ellos "señores". Esa experiencia también influyó en su novela y para reflejarla buscó a alguien que realizara un trabajo muy "masculino". Quiso reflejar también lo hostil que resulta Madrid para los recién llegados, como les deshumaniza. Finalmente quería provocar, enfrentarse al cliché de las policías estadounidenses poco femeninas, como tíos con pintalabios, presentando otro tipo de mujer y su primer "atributo femenino" fue ponerle una suegra. Se lió y acabó escribiendo 650 páginas.

Alicia Giménez Bartlett nos cuenta que cuando comienza a escribir las mujeres sólo eran víctimas, cómplices o inductoras. No había asesinas ni policías, las mujeres desempeñaban papeles de tercer rango. Ella quería una mujer protagonista, que mandara. La hizo policía porque se le hacía difícil que como detective se dieran las casualidades necesarias para que se ocupara de casos importantes, ya que los detectives en España no están autorizados para realizar las mismas funciones que en Estados Unidos.

Había pocas protagonistas con placa, algunas detectives privadas, algunas periodistas. En el imaginario femenino, ser policía tenía connotaciones negativas, no sólo los residuos de la imagen del cuerpo en el franquismo, sino una gran mayoría que pensaba que para ser policía había que ser un poco hijo de puta. Ello hace que situé a su protagonista en una tesitura moral.

Giménez Barlett se define como feminista. No cree que la alternativa sea ser feminista o no serlo sino ser feminista o estúpido, no necesita más explicación. No por ello piensa que las mujeres sean seres angélicos, no cree en las frases tipo "si la mujer tuviera el poder no habría guerras", basta recordar a Margaret Thatcher. Las mujeres son seres humanos y por tanto imperfectas, con los fallos que se dan en ambos sexos.

Petra es mayor que sus compañeros, con más traumas que las mujeres de épocas más recientes. Cuando empezó a escribir no había tantas policías como ahora: En la última fiesta de la Policía se comunicó en nota de prensa que en Cataluña hay 400 policías, 2 de ellas comisarias. El patrón de la policía, aunque algunos no lo sepan, son los Ángeles Custodios (Marta Sanz se rié: "pensé que ibas a decir los Ángeles de Charlie").

Marta Sanz agradece poder compartir mesa con los presentes. Llegó al género negro desde otros. Recuerda que la primera vez que compartió micrófono, que no mesa, con estas escritoras fue en la radio. Cuando les preguntaron cómo se sentían como "damas negras" Alicia contestó "mejor dama negra que puta blanca". Marta era la única presente en el estudio y observó como todo el equipo se quedaba blanco y sin saber que decir.

Se siente la gran segundona del país: siempre medalla de plata, dama de honor, finalista…

También tiene su propia anécdota con Esperanza Aguirre. Su padre, diputado de la Asamblea de Madrid por Izquierda Unida regaló su obra "El libro de la mujer fatal" a Aguirre con una dedicatoria de su hija "A la más fatal de todas las mujeres". Esperanza le respondió con una nota de agradecimiento que guarda como salvoconducto por si llegan épocas peores.

En todas sus novelas es consciente de escribir desde su biografía, desde su identidad sexual, desde los libros que ha leído. En el caso de "Black, black, black" quiere hacer una crítica al género mediante un detective atípico, no es un héroe, un luchador, una persona al servicio del público o un concienciado justiciero. Arturo Zarco es un culturalista al que gusta la novela negra, le fascina su estética y por eso se ha hecho detective. Toda su realidad es percibida desde este filtro y por eso tiene un contrapeso, su mujer, Clara Quiñones, inspectora de Hacienda. Zarco es homosexual, pero de un modo reprimido, por eso estuvo casado. Su "mujer fatal" es un efebo de 19 años.

Paco Camarasa recuerda que Petra Delicado fue la primera policía de la novela negra española. Hasta ese momento sólo el protagonista de Prótesis era policía, otros eran ex-policías, como Toni Romano de Juan Madrid, periodistas como el Gálvez de Jorge Reverte o detectives como Pepe Carvalho de Montalbán. Paco cree que en las novelas femeninas hay más cotidianeidad, menos violencia, no aparecen Serial Killers o muertes violentas como en las novelas de John Connolly.
¿Qué opinan las autoras sobre la violencia?

Mercedes Castro tiene a una mujer policía como protagonista en su primera novela y en la segunda una mujer fatal (leyó el libro de Marta Sanz). Al igual que hace unos años la novela histórica estuvo de moda y bastaba que el protagonista pasara por debajo de un puente romano para encuadrarla en este género, ahora, con el boom de la novela policíaca, sus editores le preguntaron si su última novela era negra. Ella les dijo que no, es de suspense.

Los lectores de género negro le dicen que en sus novelas faltan “vísceras”, también se lo reprocharon en la Semana Negra. No quiere ser explicita con la violencia, aquí no se mata con pistolas, los asesinos envenenan viejecitos. “Y punto” es violenta, pero desde el punto de vista de las situaciones. Le interesa mostrar la violencia cotidiana: la hostilidad de la ciudad (ayer mismo unas personas mal interpretaron un gesto suyo en el autobús y la empezaron a chillar), los abusos de poder, la mala educación, el te piso porque te puedo pisar… Le costaría menos describir una matanza que la violencia de una escena con medias verdades, miradas… la violencia soterrada le parece más difícil de mostrar.

A Alicia Giménez Bartlett describir con talento la violencia física le resulta más difícil. Cree que Tarantino es un genio mostrándola visualmente, pero hacerlo por escrito es complicado: "Le dió tres golpes en la mandíbula, saltó la sangre" puede llegar a ser mediocre. El cine y la televisión son más gráficos, no se ve capaz de competir. Metió a Petra en una pelea de bar porque le hacía gracia presentarla en esa situación. Coincide con que la violencia no acaba en lo físico.

Marta Sanz no quiere hacer de la violencia un espectáculo en su novela. Le interesa otro tipo de violencia: la de la madre que viene cansada del trabajo, la de los ancianos solos y desasistidos, en definitiva la violencia del sistema que se refleja en la vida de las personas. Quiere presentar la violencia física de un modo cutre, no con pistolas o hipodérmicas sino por ejemplo con ladrillos. Recuerda al Zola, un autor que le parece clave, en "La bestia humana" Séverine y su marido se ponen de acuerdo para matar a un ex-amante… hay una violencia sucia, poco espectacular y eficaz.

Cree que en el género negro todavía hay cierta crítica social y política "prohibida" en otros géneros, pero también hay algo que le molesta: se abusa de los estereotipos. No se establece un diálogo con ellos sino que se produce una repetición de clichés conocidos.

Paco Camarasa cree que hay realidades más cotidianas más violentas que las que se dan en la literatura, personajes como el Bigotes o Correa que regalan trajes o Millet que se apropia del dinero del Palau ¿son estereotipos? También comenta que uno de los personajes de "Y punto" protagonizará otra novela.

Para Mercedes Castro el cine es muy visual, los personajes de Tarantino "bailan" mientras pelean, es como una broma. Hay otras películas como "Ciudad de Dios" o "Muerte de un ciclista" donde la violencia es más chapucera, más realista.

Para Marta Sanz la violencia radical nos insenbiliza frente a la violencia cotidiana. Los asesinatos que transmiten los medios de comunicación nos hacen menos conscientes de los hechos más comunes que suceden a nuestro alrededor.

Una persona del público comenta que Lorenzo Silva en "La estrategia del agua" ha escrito sobre el maltrato a las mujeres y pregunta a las autoras si ellas lo abordarían.

Para Alicia Giménez Bartlett es un tema terrible. Ella intenta reflejar lo negativo en los pensamientos, no en la narración. Sus novelas tienen un 80% de humor y no sabría como tratar ese tema con humor.

Marta Sanz no cree que "La estrategia del agua" hable del maltrato sino de una ley que a Silva le parece injusta. Piensa que en este país no se ha escrito una novela negra sobre el tema.

Mercedes Castro nació en Ferrol, una de las ciudades de Europa con mayor índice de suicidios. En un momento determinado las autoridades se dieron cuenta de que la publicación de las noticias sobre los suicidios tenía cierto efecto llamada y se llegó a prohibir hablar de ellos. Piensa que con el tema de la violencia de género puede suceder algo similar. En alguna ocasión ha escuchado un chaval decir "te voy a hacer como el tío del otro día". Pese a todo piensa que hay que hablar de ello y personalmente afirma "no tener huevos" para escribir del tema. Tiene un vecino ex-policía de baja permanente, ha trabajado durante años persiguiendo páginas webs de pederastas. Su pareja le propone visitarle para conseguir material pero ella teme banalizar el problema, no hacerlo suficientemente bien.

Alicia Giménez Bartlett no cree que tengan tanta responsabilidad, son escritores, ella ha escrito sobre la pederastia.

Paco Camarasa recomienda “La mujer de verde” de Arnaldur Indridason, una novela policíaca que trata con profundidad el maltrato de una mujer. Marta Sanz recomienda “La casa del mirador ciego” de Herbjørg Wassmo, no es policíaca y trata sobre el maltrato infantil.

Le pregunto a Alicia Giménez Bartlett cuando tendremos una nueva entrega de Petra Delicado. Ella comenta que para disgusto de su editor, ya que se venden menos, está finalizando una novela que no es de Petra. Una vez que termine se pondrá en marcha con los personajes a los que considera sus amigos.

Otra persona les pregunta si piensan que los asesinos son locos.

Marta Sanz cree que hay asesinos cuerdos y que muchas personas en ciertas circunstancias serían capaces de matar. Le gusta Maigret por su compasión, porque entiende al criminal y sus razones y la culpabilidad que tiene un mundo hostil. No le interesa Sherlock Holmes porque parte de la base de que el mundo está bien hecho. También le gusta Patricia Highsmith.
Giménez Barlett cree que para Conan Doyle la novela era un divertimento.

Paco cree que nuestro país es atípico, mientras muchas escritoras de otros países tienen personajes masculinos: P.D. James y Adam Dalgliesh, Ruth Rendell y el Inspector Wexford, Donna Leon y Brunetti, aquí hay muchos autores con personajes femeninos: Jacinto Rey con Cristina Molen, Juan Bolea y Martina de Santo, Cesar Mallorquí y Carmen Hidalgo, José María Guelbenzu y la juez Mariana de Marco, Andreu Martín y la mossa d’Esquadra Wendy Aguilar o Javier Otaola y la ertzaina Felicidad Olaizola. También le sorprende que en nuestra literatura no se encuentren forenses como Kay Scarpetta, Temperance Brennan o Quirke.

Alicia Giménez Bartlett tiene una asesora policía que se muestra sorprendida de que en las series siempre encuentren una pestaña, la realidad no es así.

Mercedes Castro cree que hay forenses como secundarios, a ella le costó bastante documentarse sobre el tema, no hay forenses "a mano". Recuerda el muerto de Domingo Villar en "Ojos de agua" donde también se muestra el punto chapucero del crimen. Quizás no sea un papel muy atractivo para crear un personaje.

Marta Sanz ha leído a Scarpetta y no le resulta creíble, muchos de sus comentarios son "higienistas": fumaba, bebía… Cree que algunos escritores eligen estos protagonistas para hacer un alarde, como un reto.

Paco Camarasa comenta que a Harlan Coben le pidieron que creara un personaje femenino pero no se sintió capaz. Quizás los editores buscan personajes femeninos ya que la gran mayoría de los lectores de novela policíaca son mujeres.

Mercedes Castro recuerda que en su época en una gran editorial se hacían fichas de libros, su función era darlos a conocer a gran parte de los implicados en los procesos de publicación y comercialización que no los leían. En la ficha había un apartado "Se parece a", cree que con ello se mataba en parte la posible originalidad del libro. También había presentaciones en las que los "cazadores de tendencias" les mostraban gráficos sobre los supuestos gustos del mercado. En cierta ocasión hasta oyó decir que había cierta simpatía hacia los minusválidos por la cojera por el personaje de House.

Marta Sanz comenta que si llega a saberlo no hubiera creado una protagonista coja en "Black, black, black". Piensa que lo malo es que se publique basándose en estas tendencias y que haya escritores que se autocensuren para ajustarse a lo que se espera de ellos.

Paco le pregunta a Giménez Bartlett cual de sus novelas se ha vendido más y ella le responde ¿dónde? Sus libros tienen más éxito en Italia, Alemania y Francia que aquí. "El silencio de los claustros" es la más vendida en España, pero sumando todas las ediciones de bolsillo no está segura. Su favorita es la segunda "Día de perros". La primera novela siempre tiene algo de experimento y en la segunda ya se consigue el tono de lo que se desea transmitir.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Armand Gamache - Louise Penny

Armand Gamache es inspector jefe de homicidios de la Sûreté de Quebec (Canadá).

Tiene 50 y pico y está casado desde hace 22 con Reine-Marie, a la que confía todos sus problemas. Viven en Montreal y tienen varios hijos y nietos.

Pelo entrecano, bigote bien cuidado, profundos ojos marrones, gafas de medialuna. Viste con elegancia: traje de tres piezas, abrigo Burberry, gorra de tweed. Le gusta la poesía.

Su carrera está estancada desde hace años por negarse a jugar el juego de los que medran.

Es paciente, compasivo, es bueno observando y escuchando lo que dice la gente, sus palabras, su tono, lo que callan. La muerte violenta le sigue desconcertando. Sabe que el crimen es humano y para resolverlo debe conectar con los humanos involucrados. Le gusta el trabajo en equipo y ofrece a los novatos su ayuda.

Sus compañeros:
  • Jean Guy Beauvoir, 35 años, lleva 10 trabajando con Armand y es su brazo derecho
  • Isabelle Lacoste, fuerte, decidida, inteligente, con gran sentido del humor
  • La agente Yvette Nichol, inexperta y metepatas, carece del don de la oportunidad y tiene una percepción totalmente equivocada de si misma.
"Naturaleza muerta" trascurre en Three Pines, un pueblo canadiense que no figura en ningún mapa, a 3 km de la frontera con EEUU. El día de Acción de Gracias (el segundo lunes de Octubre en Canadá ) una anciana es hallada muerta: ¿un accidente de caza? ¿un asesinato? Gamache y su equipo se trasladarán al pueblo y pondrán patas arriba su vida cotidiana para averiguar qué es lo que ocurrió.

Comentario personal

Me ha gustado este primer libro de Louise Penny. Hace un estupendo retrato de la vida en un pueblo pequeño. Sus personajes son reales, sensibles, compasivos, miedosos, mezquinos e incluso ridículos. Su sentido del humor sutil y amable. La trama, creíble.

Para comer: sándwich de jamón asado macerado con arce, salsa de miel y mostaza. Baguette de pollo a la parrilla con verduras asadas o de jamón, brie y hojas de rúcula. En Acción de gracias: perdiz envuelta en panceta y cocinada a fuego lento, con salsa de ponche y bayas de enebro, rellena de arroz salvaje.

Para beber: gaseosa de jengibre, sidra especiada y Cinzano con galletitas saladas.

Para picar entre horas: regaliz

Libros de Armand Gamache

  1. Naturaleza muerta (Still Life, 2005)
  2. A Fatal Grace / Dead Cold, 2007
  3. The Cruelest Month, 2008
  4. A Rule Against Murder / The Murder Stone, 2009
  5. The Brutal Telling, 2009
  6. Bury your Dead, 2010
  7. A Trick of the Light, 2011
  8. The Beautiful Mistery, 2012
  9. How the Light Get In, 2013
  10. The Long Way Home, 2014

La autora

Louise Penny nació en Toronto en 1958. Se licenció en el Ryerson Polytechnical Institute en Artes Aplicadas (Radio y Televisión) en 1979. Consiguió su primer empleo en su ciudad natal como periodista en un programa de radio de la CBC (Canadian Broadcasting Corporation), especializándose en temas de actualidad. Más tarde se trasladó a Thunder Bay, cerca de Ontario, allí aprendió a hacer entrevistas, escuchando con cuidado y atención, más que hablando. Luego se mudó a Winnipeg donde produjo documentales y dirigió el show de la tarde de la CBC. Aceptó dirigir el show de las mañanas y se vuelve a trasladar, esta vez a Quebec. Finalizó su carrera en los medios en el programa de noche de CBC Radio en Montreal.

En 2005, con 47 años, publica su primera novela: Naturaleza muerta.

A los 35 años se enamoró de su actual marido Michael. Actualmente viven en una casa de ladrillo estilo United Empire Loyalist en un pueblecito al sur de Montreal, cerca de la frontera con EEUU. Son felices rodeados de bosques de arces, montañas y perros.

Web personal de la autora: www.louisepenny.com (en inglés)
Blog de la autora: louisepenny.blogspot.com (en inglés)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Srta. Marple - Agatha Christie

Miss Jane Marple (o la señorita Juana Marple en algunas traducciones) es una anciana soltera que reside en Saint Mary Mead, un pueblo ficticio en el sudeste de Inglaterra. Resuelve con éxito algunos casos que desconciertan a la policía.

Cabello completamente blanco, ojos azules claro, amables y benevolentes, rostro blanco y sonrosado, dulce y apacible, surcado de arrugas. Alta y delgada, de aspecto frágil, viste traje de brocado negro, de cuerpo muy ajustado, con un pechero de encaje blanco de Manila, mitones, también de encaje, y gorrito de puntilla negra. O, unos años después, un traje sastre anticuado y sombrero de fieltro.

Mientras cuida su jardín u observa pájaros con sus prismáticos, percibe todo lo que ocurre a su alrededor. Luego, en la soledad de su hogar, mientras teje, analiza los sentimientos de las personas y busca sus motivaciones. Conoce a todo el pueblo, hasta el último detalle de la vida de cada persona. Algunos la acusan de ser una gran murmuradora, pero en St. Mary Mead nadie está libre de ese pecado. Siempre piensa mal y siempre acierta, sus conocidos dicen que tiene la mente como una cloaca.

Magnífica conocedora de la mente, la señorita Marple sabe que la naturaleza humana es más o menos igual en cualquier parte y que los tipos de gente pueden ser reducidos a unos pocos. Muchos no son buenos ni malos, sino simplemente tontos, otros son perversos y deben ser castigados, incluso con la pena de muerte.

El éxito de sus investigaciones se basa en los paralelismos que establece con la vida rural que conoce, un microcosmos donde se dan similares pasiones y conductas a las que mueven a los criminales. Utiliza la intuición basada en la experiencia y adelanta a la policía en la resolución de los crímenes.

Muchos la tratan con condescendencia o ignoran sus opiniones. Por el hecho de ser mujer, anciana y soltera piensan que, como el servicio, es una ciudadana de segunda.

Tiene un sobrino escritor: Raymond West que la visita a menudo. Sus libros tratan de gente desagradable con vidas extremadamente aburridas.

Conocemos a Miss Marple en "El club de los martes", el primero de una serie de relatos que aparecieron publicados en revistas británicas y estadounidenses y más tarde serían recopilados en "La Srta. Marple y trece problemas". Un grupo de conocidos se reune y cada uno de ellos plantea un crimen del que sólo él conoce la solución. Cada asistente expone su teoría pero sólo Miss Marple resuelve con éxito todos los casos.

En "Muerte en la vicaría" el vicario Clement, con un fino sentido del humor, nos narra como Miss Marple resuelve el asesinato del coronel Protheroe, un hombre del que nadie lamenta su muerte.

En "Un cadáver en la biblioteca" los Bantry, una pareja amiga de la Srta. Marple, encuentran el cadáver de una rubia desconocida en su biblioteca. Tras descubrir que se trata de una bailarina, la señora Bantry y Miss Marple se alojarán en el hotel donde esta actuaba.

Un empresario es envenenado, en su bolsillo "Un puñado de centeno". La Srta. Marple se presenta en el lugar del crimen para ayudar a esclarecer el asesinato de una de las criadas de la casa, que hace años estuvo a su servicio.

Cuando en la adaptación teatral de "El asesinato de Roger Ackroyd" cambiaron el personaje de la anciana Caroline Sheppard, por una mujer joven. Christie, entristecida, decidió crear a Miss Marple. Se inspiró en una de sus abuelas y en las ancianas que conoció en algunos pueblos que visitaba de pequeña. Fue uno de sus personajes favoritos.

Comentario personal

Al volver a la autora después de tantos años me han sorprendido bastantes cosas: Su fino sentido del humor; sus tramas casi perfectas; el modo en que ironiza sobre las relaciones maritales o las clases sociales (es mucho menos elitista que Dorothy L. Sayers, quizás por su propio origen); sus retratos del mundo rural, donde las llamadas fuera de hora pueden romper la supuesta tranquilidad y las murmuraciones pueden destrozar el prestigio de una persona.

En sus novelas a menudo hay un personaje que lee novelas de detectives, menciona a Dorothy Sayers, Dickson Carr, H.C. Bailey, G.K. Chesterton y a ella misma. Se burla levemente de sus lectores, a veces mujeres y jóvenes.

Mientras el mundo a su alrededor cambia (una guerra mundial, la guerra fría...) la Srta. Marple no envejece. Me ha llamado la atención el uso de la palabra "solterona", que al menos ahora es bastante peyorativo, no se si también lo es el término original inglés: "spinster".

En el apartado gastronómico sólo he encontrado referencias a un licor de cerezas que hace Miss Marple siguiendo una receta de su abuela.

Libros de Miss Marple
  1. Muerte en la vicaría (The Murder at the Vicarage, 1930)
  2. Un cadáver en la biblioteca (The Body in the Library, 1942)
  3. El caso de los anónimos (The Moving Finger, 1942)
  4. Se anuncia un asesinato (A Murder is Announced, 1950)
  5. El truco de los espejos (They Do It with Mirrors / Murder With Mirrors, 1952)
  6. Un puñado de centeno (A Pocket Full of Rye, 1953)
  7. El tren de las 4:50 (4.50 from Paddington/What Mrs. McGillicuddy Saw!, 1957)
  8. El espejo se rajó de parte a parte / El espejo se rajó de lado a lado (The Mirror Crack'd from Side to Side / The Mirror Crack'd, 1962)
  9. Misterio en el Caribe (A Caribbean Mystery, 1964)
  10. En el hotel Bertram (At Bertram's Hotel, 1965)
  11. Némesis (Nemesis, 1971)
  12. Un crimen dormido (Sleeping Murder, 1976) – escrito durante la II Guerra Mundial.
Relatos
  • El club de los martes (The Tuesday Night Club, 1926)
  • La casa del ídolo de Astarté (The Idol House of Astarte, 1928)
  • Oro en barras (Ingots of Gold / The Solving Six, 1927)
  • Manchas de sangre sobre el pavimento (The Bloodstained Pavement / Drip! Drip!, 1928)
  • Motivo contra oportunidad (Motive vs. Opportunity / Where’s the Catch?, 1928)
  • La huella del pulgar de San Pedro (The Thumb Mark of St. Peter, 1928)
  • El geranio azul (The Blue Geranium, 1929)
  • La señorita de compañía (The Companion / The Resurrection of Amy Durrant / Companions, 1930)
  • Los cuatro sospechosos (The Four Suspects, 1930)
  • Tragedia navideña (A Christmas Tragedy / The Hat and the Alibi, 1930)
  • La hierba mortal (The Herb of Death, 1930)
  • El caso Bungalow (The Affair at the Bungalow, 1932)
  • Muerte en el lugar (Death by Drowning, 1931)
En: La Srta. Marple y trece problemas / Miss Marple y trece problemas (The Thirteen Problems / The Tuesday Club Murders, 1933)
  • La señorita Marple cuenta una historia (Miss Marple Tells a Store, 1935)
En: Problema en Pollensa (The Regatta Mystery and Other Stories, 1939)
  • Una broma extraña (Strange Jest, 1941)
  • El crimen de la cinta métrica (The Tape-Measure Murder, 1941)
  • El caso de la vieja guardiana (The Case of the Caretaker, 1942)
  • El caso de la doncella perfecta (The Case of the Perfect Maid, 1942)
En: Tres ratones ciegos y otras historias (Three Blind Mice and Other Stories / The Mousetrap Mice, 1950)
  • Santuario (Sanctuary, 1954)
En: Últimos casos de la Srta. Marple (Miss Marple's Final Cases, 1979)
  • La locura de Greenshaw (Greenshaw's Folly, 1956)
En: El pudding de Navidad (The Adventure of the Christmas Pudding, 1960)

Algunos de estos relatos aparecen en otras antologías.


Películas de Miss Marple
  • El tren de las 4:50 (Murder She Said, 1961). Reino Unido. Director: George Pollock. Intérprete: Margaret Rutherford (Miss Marple)
  • Después del funeral (Murder at the Gallop, 1963). Reino Unido. Director: George Pollock. Intérprete: Margaret Rutherford (Miss Marple) - Basada en "Después del funeral", una novela de Poirot.
  • La señora McGinty ha muerto (Murder Most Foul, 1964). Reino Unido. Director: George Pollock. Intérprete: Margaret Rutherford (Miss Marple) - Basada en "La señora McGinty ha muerto", una novela de Poirot.
  • Asesinato a bordo (Murder Ahoy, 1964). Reino Unido. Director: George Pollock. Intérprete: Margaret Rutherford (Miss Marple)
  • Detective con rubia (The Alphabet Murders, 1965). Reino Unido. Director: Frank Tashlin. Intérpretes: Margaret Rutherford (Miss Marple), Tony Randall (Poirot)
  • El espejo roto (The Mirror Crack'd, 1980). Reino Unido. Director: Guy Hamilton. Intérprete: Angela Lansbury (Miss Marple), Elizabeth Taylor, Tony Curtis, Kim Novak y Rock Hudson.
  • Tayna chyornykh drozdov, 1983. Unión Sovietica. Director: Vadim Derbenyov. Intérprete: Ita Ever (Miss Marple)

Televisión
  • A Murder Is Announced, 1956. Episodio de la serie de TV "Goodyear Television Playhouse". EEUU. Director: Paul Stanley. Intérpretes: Gracie Fields (Miss Marple)
  • Mord im Pfarrhaus, 1970. Película para TV. Republica Federal Alemania. Director: Hans Quest. Intérpretes: Inge Langen (Miss Marple)
  • A Caribbean Mystery, 1983. Película para TV. EEUU. Director: Robert Michael Lewis. Intérpretes: Helen Hayes (Miss Marple)
  • Murder with Mirrors, 1984. Película para TV. EEUU. Director: Dick Lowry. Intérpretes: Helen Hayes (Miss Marple)
  • Agatha Chistie. Miss Marple (Agatha Christie's Miss Marple, 1984-1992). Serie de 12 películas para TV. Reino Unido, EEUU, Australia. Directores: Silvio Narizzano, Roy Boulting, David Giles... Intérpretes: Joan Hickson (Miss Marple). Disponible en DVD.
  • Agatha Christie's Marple: 2004-2007. Serie de 12 películas para TV. Reino Unido. Directores: Andy Wilson y otros. Intérprete: Geraldine McEwan (Miss Marple)
  • Agatha Christie Marple: 2008-2013. Serie de 11 películas para TV. Reino Unido. Directores: Andy Hay y otros. Intérprete: Julia McKenzie (Miss Marple)

La autora

Agatha Mary Clarissa Miller Christie Mallowan nació el 15 de septiembre de 1890 en Torquay, Devon, Inglaterra. Fue la menor de tres hermanos, con los que tenía bastante diferencia de edad. Su padre, que era un corredor de bolsa estadounidense, falleció cuando ella tenía once años dejando a la familia en la bancarrota. Christie no fue nunca al colegio, su madre le dio clases en casa. A los 16 años viaja a París para estudiar canto, danza y piano en la escuela de la señora Dryden.

En 1914, con 24 años se casa con Archibald "Archie" Christie, aviador del Royal Flying Corps. En 1919 tuvieron una hija, Rosalind.

Durante la I Guerra Mundial trabaja como voluntaria en el dispensario del hospital de la Cruz Roja de Torquay, donde conoce drogas y venenos. Allí concibió en 1918 su primera novela: "El misterioso caso de Styles", protagonizada por Hércules Poirot. Tras ser rechazada por algunas editoriales fue publicada en 1920. Vendió 2.000 ejemplares pero el éxito definitivo llegaría cuando el periódico The Weekly Times compró el manuscrito para publicarlo en entregas.

Su madre muere en 1926 y su marido le pide el divorcio. La autora desaparece durante unas semanas y toda Inglaterra se preocupa por su paradero. La encontrarían en el Hotel Hydropathic en Harrogate y ella declara a la policía haber perdido la memoria. Se divorcia en 1928.

En 1930 se casa con el arqueólogo Max Mallowan, 14 años más joven que ella, al que conoce durante un viaje por Mesopotamia. Lo acompañará en sus viajes a Oriente Medio. Ese mismo año crea al personaje de Miss Marple.

Durante la II Guerra Mundial Christie trabajó en el dispensario del University College Hospital de Londres.

En 1957 sustituye a Dorothy L. Sayer en la presidencia del Detection Club, cargo que ocuparía hasta su muerte.

En 1961 fue nombrada miembro de la Real Sociedad de Literatura y doctora honoris causa en Letras por la Universidad de Exeter. En 1971 se le concedió el título de Dama del Imperio Británico.

Murió de causas naturales el 12 de enero de 1976, a la edad de 85 años, en su casa de campo Winterbrook House, Cholsey, cerca de Wallingford, Oxfordshire. Está enterrada en el cementerio de la iglesia de St. Mary, en Cholsey.

Escribió novelas románticas con el pseudónimo de Mary Westmacott.

Otros libros

Hercules Poirot - ver entrada

Tommy y Tuppence
  1. El misterioso Sr. Brown / El misterioso caso del Señor Brown / El adversario secreto (The Secret Adversary, 1922)
  2. Matrimonio de sabuesos / Pareja en el crimen (Partners in Crime, 1929)
  3. El misterio de Sans Souci (N or M?, 1941)
  4. El cuadro (By the Pricking of My Thumbs, 1968)
  5. La puerta del destino (Postern of Fate, 1973)

Superintendente Battle
  1. El misterio de las siete esferas (The Seven Dials Mystery, 1929)
  2. Hora cero / Hacia cero (Towards Zero, 1944)
  3. El secreto de Chimneys (The Secret of Chimneys, 1925)

Quin y Satterthwaite
  • El enigmático Mr Quin / El enigmático Sr. Quin / El enigma de Mr. Quin (The Mysterious Mr Quin, 1930) y otros relatos

Parker Pyne
  • Parker Pyne investiga (Parker Pyne Investigates / Mr. Parker Pyne: Detective, 1934) y otros relatos

Novelas y relatos
  • El misterio de Sittaford (The Sittaford Mystery/ Murder at Hazelmoor, 1931)
  • El misterio de Listerdale (The Listerdale Mystery, 1934)
  • Trayectoria del boomerang / La trayectoria del bumerán (Why Didn't They Ask Evans? / The Boomerang Clue, 1935)
  • Matar es fácil (Murder Is Easy / Easy to Kill, 1939)
  • Diez negritos / Y no quedó ninguno (And then there were None / Ten Little Niggers / Ten Little Indians, 1939)
  • Cianuro espumoso (Sparkling Cyanide / Remembered Death, 1944)
  • La venganza de Nofret (Death Comes as the End, 1944)
  • Testigo de cargo (The Witness for the Prosecution and Other Stories, 1948)
  • La casa torcida (Crooked House, 1949)
  • Intriga en Bagdag (They Came to Baghdad, 1951)
  • Destino desconocido (Destination Unknown / So Many Steps to Death, 1954)
  • Inocencia trágica (Ordeal by Innocence, 1958)
  • El misterio de Pale Horse (The Pale Horse, 1961)
  • Noche eterna (Endless Night, 1967)
  • Pasajero de Frankfurt / Pasajero para Frankfurt (Passenger to Frankfurt, 1970)
  • Un dios solitario y otros relatos (While the Light Lasts, 1994)
  • El hombre del traje marrón / El hombre del traje color castaño (The Man in the Brown Suit, 1924)

Novelas escritas como Mary Westmacott
  • Un amor sin nombre (Giant's Bread, 1930)
  • Retrato inacabado (Unfinished Portrait, 1934)
  • Lejos de ti esta primavera (Absent in the Spring, 1944)
  • Rosa de sangre / La rosa de sangre (The Rose and the Yew Tree, 1948)
  • Una hija es una hija (A Daughter's a Daughter, 1952)
  • La carga (The Burden, 1956)

Autobiografías

Algunas obras de teatro
  • Café solo (Black Coffee, 1930)
  • La ratonera (The Mousetrap, 1952)
  • La telaraña (The Spider's Web, 1954)
  • Una visita inesperada (The Unexpected Guest, 1958)

viernes, 5 de noviembre de 2010

Getafe Negro III - En el umbral de la muerte - Eduard Pascual

Esta presentación express tuvo lugar el día 24 de octubre por la mañana en la Carpa de actividades de Getafe.

Alejandro Gallo toma la palabra para presentar En el umbral de la muerte, la segunda novela de Eduard Pascual que acaba de llegar a las librerías.

En una conversación que ha tenido con aficionados al género negro antes de comenzar la presentación (Lammermoor y servidora) han hablado sobre la saturación del mercado de novela negra que se está llenando de obras faltas de interés de autores que escriben por encargo. Detectives que saben que una pistola está cargada sólo con mirar el percutor, una vaina que sale disparada de un revolver, jueces españoles que golpean con un mazo en la mesa... en definitiva, autores que no han pisado un juzgado ni se han tomado la molestia de documentarse. El lector puede que no se de cuenta de algunos detalles, pero Gallo piensa que este tipo de libros acabarán provocando una crisis que nos librará por fin de estas pajas mentales. Eduard Pascual no nos va a engañar, no hay errores de procedimiento en sus novelas, es policía, consulta lo que desconoce y no va a utilizar una bala mágica. Alejandro Gallo reta al autor a contar de qué trata su novela en un minuto.

Eduard Pascual cuenta que es la historia de cómo toda una unidad de policía se enfrenta a un asesino que comunica sus crímenes mediante "BookCrossing". La trama de desarrolla en Figueres, en el norte de Cataluña y tiene lugar en cinco días en los que el asesino pone al cuerpo de policía al borde del caos.

Según Gallo el autor huye de grandes escenarios y eso le honra, otros autores escriben sobre un Madrid que parece Chicago, pero la mayoría de las historias negras de este país han sucedido en el mundo rural. Eduard sitúa a un cuerpo de policía relativamente nuevo, los Mossos d’Esquadra, en un pequeño pueblo. El ritmo de la novela es trepidante y tiene que ser así, en una investigación cualquier minuto es fundamental.

Eduard explica porque no ha escogido una gran urbe: Figueres es una ciudad negra por naturaleza. Nunca ha estado en otro sitio donde se den todos los delitos del código penal. En Olot un individuo ha asesinado a varios ancianos, existen asesinos en serie pero son distintos a los de las novelas americanas. Su novela surge de una experiencia personal sobre un caso de un asesino de mujeres que no supieron ver como un asesino en serie. Fue detenido por la policía belga que descubrió una serie de objetos que lo relacionaban con Figueres y La Jonquera. Habían estado trabajando en ese caso mucho tiempo pero por el volumen de delitos tuvieron que dejar de lado una investigación que no estaba dando sus frutos. En cualquier caso su novela no es “real”, un asesino real necesitaría más tiempo...

Alejandro Gallo le pregunta si va a dar continuidad al personaje del Sargento Flores.

Pascual no está seguro, el personaje viene de su anterior novela Códex 10. Es una persona fuera de lo común, hasta la última página no se sabe si es un héroe que pasa por villano o un villano que pasa por héroe.

Gallo comenta que en las cárceles se lee mucha novela policíaca. Recuerda que en una proyección en la prisión un policía pegó un tiro a un delincuente y todos los presos aplaudieron. Es la clase de novela que gusta, sobre todo cuando el protagonista es un tipo oscuro que les cae bien.

Pascual presentó su primer libro en una prisión y fue muy bien acogido, muchos presos habían leído su novela. Sin embargo nunca le han invitado a presentarla en la escuela de policías. Gallo comenta que los policías no suelen leer novela policíaca. Eduard está de acuerdo y cree que a los presos les gusta su novela porque encuentran delincuentes reales y reconocen actitudes reales en sus policías. En un club de lectura que realizó con policías algunos se sentían heridos porque mostraba algunos de sus problemas internos a gente de la calle, él cree que es bueno.

Alejandro le pregunta que piensa de las malas novelas policíacas. Eduard dice que cuando encuentra fallos gordos cierra el libro porque le duele, le ocurre lo mismo con las series. Recuerda una novela de 2004 en que aparece un subcomisario, cargo que no existe desde 1986. Otros hablan de la policía científica como si fuera un cuerpo independiente... Se copian esquemas de otros países, algunos autores no se molestan en documentarse, ni siquiera e consultar al departamento de prensa de la policía. Por el contrario otros escritores se dirigen a él para consultarle y a él le gusta responderles largo y tendido.

Gallo pregunta a Pascual por sus próximos proyectos y este nos cuenta que lleva siete meses trabajando en una novela que tiene la guerra civil como telón de fondo pero se desarrolla en la actualidad. Se investiga más en la memoria que en los hechos actuales, hace salir situaciones históricas a la luz.

martes, 2 de noviembre de 2010

Getafe Negro III - Vine a Madrid para matar a un hombre al que no conocía...

Esta conversación tuvo lugar el viernes 22 de octubre de 2010 a las 20:00 horas en el Centro Municipal de Cultura de Getafe.

Antonio Lozano presenta a Antonio Muñoz Molina. Aunque no es un autor específico del género negro, algunas de sus novelas: "Beatus Ille", "El invierno en Lisboa", "Beltenebros", "Plenilunio"... pertenecen a este género. También "En ausencia de Blanca" tiene toques de novela policial. Su obra actual constituye un esfuerzo por explicar la historia de España.

Lozano comienza preguntando: Como lector, ¿qué autores y libros le ganaron para la novela negra?
Muñoz Molina agradece la presentación y a Lorenzo Silva la invitación que dice haber aceptado por falta de carácter y por amistad.

Hay dos libros que le marcaron: "Diez Negritos" y "El conde de Montecristo". Y las novelas de kiosco que se vendían e incluso alquilaban, novelas de espías y policías con nombre anglosajones: Peter Kapra... que escondían escritores españoles, en algunos casos republicanos represaliados que no podían escribir con su propio nombre y se ganaban así la vida. También el semanario "Siete fechas" versión culta de "El caso", su padre le mandaba a comprarlo y a él le fascinaba tanto como el tebeo "Aventuras del FBI". Más tarde descubrió la novela clásica policial americana: Chandler, Macdonald y Hammett, a quien conoció por un ensayo de Cernuda.

¿Qué hay en sus novelas del género policial?
Ya en su primera novela "Beatus Ille" utiliza el género policial. En una primera obra se busca una estructura narrativa y el misterio es la estructura perfecta, te empuja a escribir. Imita una novela inglesa de casa cerrada con un grupo de sospechosos. También sigue el esquema de Ross Macdonald: aparece un cadáver y el detective tiene que buscar al culpable, pero el muerto "vuelve". Es una idea que también utiliza Conan Doyle, un marco racional con una parte fantástica. El mejor ejemplo es "Laura".

En "El invierno en Lisboa" utiliza más el thriller ambulante, tipo "39 escalones", los personajes "corren". Le faltaba un pretexto para disparar la trama y lo encontró en un cuadro de Cézanne.

Antonio Lozano comenta que Muñoz Molina pone mucho mimo en la ambientación, el color de una maleta... es muy pictórico.
El autor dice tener una imaginación muy visual, necesita poder imaginar más los sitios que los personas. Por ejemplo mucha gente supone en "El invierno en Lisboa" que el músico era negro y la chica rubia, pero él no lo menciona en ningún momento. También tiene que ver con la traducción visual del cine. No muestra la cara del personaje, pero sí donde está.

En esa época trabajaba en la delegación de cultura del Ayuntamiento de Granada. No había estado nunca en Lisboa y aunque utilizaba un narrador que no sabía de música ni conocía Lisboa decidió acercarse un fin de semana porque estaba bloqueado. El viaje le permitió visualizar la segunda mitad del libro. En su viaje pasó por un acantilado y recordó las palabras de Hitchcock: Los acantilados están para que la gente se caiga por ellos, pensó que era un buen lugar para deshacerse de un cadáver... pero volviendo de Cascais en tren decidió que era mejor tirarlo desde el espacio que hay entre los vagones. Le impresionó el elevador del Rocio, construido por un discípulo de Eiffel, y aparece en su novela. También el nombre de un bar está inspirado en una zona portuaria con sitios de mala muerte de nombres exóticos.

Lozano pregunta por sus referencias cinematográficas.

Releyendo la novela para una traducción me sorprendió lo mucho que fumaba la gente… Hay mucha gente que atribuye al autor los vicios del personaje, pero no sus virtudes. Muchos le preguntan si fuma, pero nadie supone que toque el piano.

"El tercer hombre" le inspiró la ambientación de "El invierno en Lisboa", los terraplenes, la gente corriendo. En "Beltenegros" el modelo es más de espías que policial, tipo el Smiley del primer Le Carré: "El espía que surgió del frío".

¿Por qué le sienta tan bien el saxo al cine negro?
El jazz se asocia a la mala vida. En este cine de estereotipos y arquetipos suele haber un protagonista bueno, que suele tener una novia buena, pero sin atractivo sexual evidente. Es tentado por el mal en forma de una mujer que fuma. En "Deseos humanos" de Fritz Lang, suena música de cuerda cuando salen los buenos y jazz cuando aparece la mala.

En "El invierno en Lisboa" comenzó siendo contada por el pianista, pero luego optó por un narrador que no supiera de música para no caer en la pedantería musical que había observado en algunos pasajes de Cortazar. Quería que el lector se pudiera identificar con él.

Lozano menciona una frase de esta novela "Tenía una historia porque tenía un revolver". Muñoz Molina dice que la frase se le ocurrió de pronto y que tiró para alante con ella.

En "Beltenebros" aparece un Madrid lleno de lluvia, turbio, rufianesco...
Su Madrid era tenebroso porque lo conocía poco. Describe con bastante detalle los alrededores de la Estación de Atocha porque era la zona donde paraba en sus viajes. Más allá de Antón Martín comenzaba la oscuridad. Conoció el cine Barceló (ahora Pachá) y en su novela aparece un cine estilo Art-Decó inspirado en él.

En "Los misterios de Madrid", una novela por entregas, hay más precisión geográfica, pero limitada. Su primera casa en Madrid estaba cerca de Puerta de Toledo e iba por la ciudad fijándose en lo que veía, imaginando tramas. Hace una broma con su propio trabajo, hay un personaje que no sale de las Vistillas que habla de un paisano suyo: Antonio Muñoz Molina. El café Central le inspiró el café Metropolitano de Lisboa.

¿Si hicieras ahora una novela negra sería diferente?
Muñoz Molina siempre tiene la esperanza de que se le ocurra la novela perfecta, la única que conoce es "La llave maestra" de la japonesa Masako Togawa. Borges dice que la novela de misterio siempre acaba frustrando: el misterio es divino y la solución humana. También lo dice Chesterton: la revelación del misterio nunca estará a la altura del misterio. Es lo que ocurre con "Perdidos", los guionistas crean misterios sobre misterios para atraer la atención, pero luego tienen que "pagar" con la solución.

Las novelas de cuarto cerrado le atraen muchísimo, como "El cuarto amarillo" de Gaston Leroux o algunas novelas de Dickson Carr, pero dejan fuera lo real.

¿Estás enganchado a alguna serie?
Vió "Los Soprano" en tiempo real, mientras vivía en EEUU. Tiene un sistema narrativo sobre el que se debería reflexionar más. Si "El anillo del Nibelungo" de Wagner dura 15 horas, "Los Soprano" son muchas más, los capítulos terminan pero la serie continúa tras cada uno de ellos. Retrata la vida. Lorenzo Silva y él estuvieron con Joyce Carol Oates y comentaron que el arte americano es local y documental. También lo son "Los Soprano", un retrato detallado y preciso sobre como es la vida en una zona de Nueva Jersey.

"The Wire" le parece perfecta, pero demasiado técnica, le falta la dimensión poética, es implacable. Prefiere leer un libro de no-ficción sobre esa temática.

A veces se siente culpable cuando se tira toda una tarde del domingo viendo series.

¿En EEUU se vive la novela negra de un modo diferente?
Fuera de España la literatura negra está separada de la literatura normal. Mientras aquí todo está mezclado, hay más porosidad, en otros países los géneros están más tipificados. Ni Raymond Chandler ni Simenon están en la sección de literatura. Y Patricia Highsmith no es contemplada con tanta admiración. En el suplemento literario del New York Times no suele aparecer novela negra entre las críticas literarias.

En tus novelas te has acercado a la Guerra Civil, ¿ves la novela negra adecuada para acercarte a los hechos históricos?
Ya lo hicieron Sófocles en "Edipo Rey", Juan Marsé en "Si te dicen que caí" o "Ronda del Guinardó" o Eduardo Mendoza en "La verdad sobre el caso Savolta". Simenon hace novelas de personajes tan sólidos que superan a otros novelistas de su generación. Sólo hay que sacrificar una parte de la historia a la forma.

En "Beltenebros" quería hacer una novela para hablar de la resistencia antifranquista y mostrar la paradoja de aquellos que seguían consignas de personas que no sabían lo que pasaba en España. Tal como cuenta Jorge Semprun que le ocurrió cuando llegó a España, vió un país distinto, donde la gente disfrutada, lejos de las consignas.

"Plenilunio" te exigió más documentación sobre técnicas forenses…
Sí, es bastante posterior, no es tanto una novela policial como una novela con un policía. El asesino se conoce pronto. Está inspirada en un crimen que sucedió en Granada en 1987, él la escribe en 1995 y tiene que respetar la intimidad de las víctimas pero sin perder la verosimilitud. La riqueza de lo real es más atractiva que los estereotipos del género. Habló con el policía que investigó, con el fiscal, el abogado defensor... manejó mucha documentación y descubrió el respeto que hay que sentir hacia lo real. Cuando preguntó al policía por qué se cebaban con mujeres y niñas, éste simplemente respondió “porque son débiles”. Actualmente ha dejado de interesarle el género en sí y le interesan más la narración, el género periodístico y los libros de investigación.

¿Hay algo más que te llamara la atención de la investigación policial real?
El método deductivo del género policial no es real, la mayor parte de los casos se resuelven por chivatazos. También la calidad del trabajo de los policías, el modo en que han vencido al terrorismo... no gozan del reconocimiento público que se merecen, han tenido poca compensación por su esfuerzo, faltan muchas historias por contar. Venimos de una generación que ve a la Policía y la Guardia Civil como al enemigo, todavía ven un coche de policía y se asustan.

Antonio Lozano abre el turno de preguntas al público y Lorenzo Silva toma la palabra. Agradece a Muñoz Molina que se dejase convencer, no cree que sea por falta de carácter sino porque tenía mucho que decir. Le agradece especialmente la referencia al trabajo de las fuerzas del orden.

Le acompaña en el sentimiento de envilecimiento que le envuelve cuando se ha tirado toda una tarde viendo series. Cree que la secuencia final de "The Wire" es poesía pura y le recomienda "Breaking Bad", la historia de un profesor de química que se convierte en un proveedor de metaanfetamina. Comenta que en ambas series se renuncia al artificio de la intriga. En "The Wire" en el primer capítulo sabes lo que va a pasar el resto de la temporada. Personalmente cree que el acertijo está gastado ¿hay que preservarlo a toda costa? El ha renunciado a sacar el conejo de la chistera y algunos se lo han reprochado en su última novela.

Muñoz Molina comenta que nuestro cerebro está programado para buscar el orden. Nos impactan las historias que no terminan, como la desaparición de Madeleine. El llamado "monstruo de Florencia" fue un asesino en serie que a finales de los 70 y principio de los 80 mató a 18 parejas de novios que en esa época buscaban la intimidad en sus coches. Para evitar la mala publicidad y sus consecuencias en el turismo el caso no se divulgó y terminó sin resolverse.

Una persona del público pregunta si cree que el asesinato de Marta del Castillo inspirará novelas o películas. A Muñoz Molina le preocupa la emulación, el efecto tóxico, la violencia frivola de algunos jóvenes.

Antonio Lorenzo pregunta si hay intrigas en la Academia de la Lengua o en el Instituto Cervantes. El autor recuerda "Asesinato en el Comité Central" de Vázquez Montalbán.

Una persona del público le agradece que en "El invierto en Lisboa" optara por una persona que no sabía de música en el papel de narrador, que se ponga en el lugar del lector.

Muñoz Molina cree que la literatura es una democracia casi perfecta y el arte impenetrable un artificio. Las grandes obras universales están hechas para todo el mundo. A él personalmente le aburre Dostoievski pero le gusta Tolstoi. Mientras algunos se quejan de que se lee poco, otros se empeñan en hacer una literatura hostil a las personas. Cuando viaja en el metro de Madrid observa a más gente leer que en el metro de Nueva York.

Lammermoor también estuvo allí y lo cuenta aquí y aquí.