viernes, 30 de septiembre de 2011

Perry Mason - Erle Stanley Gardner

Perry Mason es abogado criminalista en Los Ángeles, California.

Espaldas anchas, ha practicado el boxeo, lleva revolver. Es un hombre duro, un tanto frío y a veces insensible. Su fachada granítica y su áspera dureza ocultan un buen corazón, defiende a los inocentes incluso aunque no puedan pagarle. Confía en que sus clientes le dicen siempre la verdad y si no cree en su inocencia no se siente capaz de defenderlos adecuadamente. Es un maestro en el arte del contrainterrogatorio y utiliza trucos de abogado cuando es necesario.

Della Street es su secretaria, le acompaña a todas partes. Figura esbelta, voz maravillosa. Ayuda a Mason, tomando notas en taquigrafía, razonando con él y "seduciendo" a sospechosos y testigos cuando hace falta. Tiene el tacto que le falta a Mason.

Mason y Street tienen una relación especial: salen a cenar, a bailar y tomar cocktails pero no parece que llegue a ser sentimental.

Paul Drake es el director de "Drake Detective Agency". El y su personal ayudan a Mason en las investigaciones y seguimientos que requieren sus casos. Su oficina está en el mismo edificio que el despacho de Mason. Sus maneras indolentes y su expresión distraída ocultan su competencia profesional. Es más partidario de investigar los hechos que de elaborar teorías.

Aunque en apariencia están en bandos opuestos, Perry Mason colabora de vez en cuando con la policía, representada por el Teniente Tragg. Su principal oponente en los juicios es el fiscal Hamilton Burger y sus ayudantes. Los representantes de la ley le respetan porque saben que busca la verdad.

En "El caso del juguete mortífero" Norda Allison rompe su compromiso con Mervin Selkirk, un hombre violento, al poco comienza a recibir anónimos. Pronto se verá acusada de un asesinato y recurrirá a Mason para que la defienda.

En "El caso de la falsa solterona" Sue Fischer trabaja de secretaria en una compañía minera, se enfrenta al director de su empresa que la acusa de desfalco y acude a Mason buscando su ayuda.

En "El caso de las manos heladas" Audrey Bicknell le pide a Mason que cobre unas apuestas ganadoras en el hipódromo.

Comentario personal

Las novelas de Perry Mason son entretenidas, los argumentos son interesantes y las tramas están muy bien hiladas. Se centran en la personalidad y problemas de los encausados y quizás se echa de menos conocer un poco más en profundidad a los personajes principales. Normalmente están divididas en dos partes, la primera donde se nos muestra la historia del acusado y su contacto con Mason y la segunda donde abogado y fiscal se enfrentan en el juicio.

Aunque Mason y su secretaria visitan lujosos restaurantes con frecuencia, el autor no suele detallar que comen, alguna vez filetes con cebollas fritas a la francesa y champagne. Para merendar buñuelos con chocolate.

Libros de Perry Mason
  1. El caso de las garras de terciopelo (The Case of the Velvet Claws, 1933)
  2. El caso de la joven arisca (The Case of the Sulky Girl, 1933)
  3. El caso de las piernas bonitas (The Case of the Lucky Legs, 1934)
  4. El caso del perro aullador (The Case of the Howling Dog, 1934)
  5. El caso de la novia curiosa (The Case of the Curious Bride, 1934)
  6. El caso del ojo de cristal (The Case of the Counterfeit Eye, 1935)
  7. El caso del gato del portero (The Case of the Caretaker's Cat, 1935)
  8. El caso del sonámbulo (The Case of the Sleepwalker's Niece, 1936)
  9. El caso del tartamudo (The Case of the Stuttering Bishop, 1936)
  10. El caso de la viuda peligrosa (The Case of the Dangerous Dowager, 1937)
  11. El caso del canario cojo (The Case of the Lame Canary, 1937)
  12. El caso del retrato falso (The Case of the Substitute Face, 1938)
  13. El caso de la cleptómana (The Case of the Shoplifter's Shoe, 1938)
  14. El caso del loro perjuro (The Case of the Perjured Parrot, 1939)
  15. El caso de los dados falsos (The Case of the Rolling Bones, 1939)
  16. El caso del anzuelo con cebo (The Case of the Baited Hook, 1940)
  17. El caso del socio silencioso (The Case of the Silent Partner, 1940)
  18. El caso del marido obsesionado (The Case of the Haunted Husband, 1941)
  19. El caso de la lata vacía (The Case of the Empty Tin, 1941)
  20. El caso del patito que se ahogaba (The Case of the Drowning Duck, 1942)
  21. El caso del gatito imprudente (The Case of the Careless Kitten, 1942)
  22. El caso del reloj enterrado (The Case of the Buried Clock, 1943)
  23. El caso del mosquito adormilado (The Case of the Drowsy Mosquito, 1943)
  24. El caso de la vela torcida (The Case of the Crooked Candle, 1940)
  25. El caso de la rubia del ojo amoratado (The Case of the Black-Eyed Blonde, 1944)
  26. El caso del bolso de la vampiresa (The Case of the Gold-Digger's Purse, 1942)
  27. El caso de la dama soñolienta / El caso de la mujer semi-dormida (The Case of the Half-Wakened Wife, 1945)
  28. El caso de la morena prestada (The Case of the Borrowed Brunette, 1946)
  29. El caso de la bailarina y su caballo (The Case of the Fan Dancer's Horse, 1947)
  30. El caso del falso enamorado (The Case of the Lazy Lover, 1947)
  31. El caso de la heredera solitaria (The Case of the Lonely Heiress, 1948)
  32. El caso de la doncella errante (The Case of the Vagabond Virgin, 1948)
  33. El caso del marido dudoso (The Case of the Dubious Bridegroom, (1949)
  34. El caso de la coqueta cautelosa (The Case of the Cautious Coquette, 1949)
  35. El caso de la ninfa negligente (The Case of the Negligent Nymph, 1950)
  36. El caso de la viajera misteriosa (The Case of the One-Eyed Witness, 1950)
  37. El caso de los dedos luminosos (The Case of the Fiery Fingers, 1951)
  38. El caso de la prometida celosa / El caso de la amiga histérica (The Case of the Angry Mourner, 1951)
  39. El caso del abrigo de visón (The Case of the Moth-Eaten Mink, 1952)
  40. El caso del gorila sonriente (The Case of the Grinning Gorilla, 1952)
  41. El caso de la chica vacilante (The Case of the Hesitant Hostess, 1953)
  42. El caso de la mujer de los ojos verdes / El caso de la hermana de los ojos verdes (The Case of the Green-Eyed Sister, 1953)
  43. El caso de la enfermera fugitiva (The Case of the Fugitive Nurse, 1954)
  44. El caso del cadáver fugitivo / El caso del cadáver que desaparece (The Case of the Runaway Corpse, 1954)
  45. El caso de la inquieta pelirroja (The Case of the Restless Redhead, 1954)
  46. El caso del fantasma atractivo (The Case of the Glamourous Ghost, 1955)
  47. El caso del diario de la nudista (The Case of the Sun Bather's Diary, 1955)
  48. El caso del cómplice nervioso (The Case of the Nervous Accomplice, 1955)
  49. El caso de la mecanógrafa asustada (The Case of the Terrified Typist, 1956)
  50. El caso de la cliente indescifrable (The Case of the Demure Defendant, 1956)
  51. El caso de la chantajista sentimental (The Case of the Gilded Lily, 1956)
  52. El caso de la secretaria insistente (The Case of the Lucky Loser, 1957)
  53. El caso de la mujer que gritó (The Case of the Screaming Woman, 1957)
  54. El caso de la trampa peligrosa (The Case of the Daring Decoy, 1957)
  55. El caso de la modelo de las piernas largas (The Case of the Long-Legged Models, 1958)
  56. El caso del pico de partir hielo (The Case of the Foot-Loose Doll, 1958)
  57. El caso de la fotografía indiscreta (The Case of the Calendar Girl, 1958)
  58. El caso del juguete mortífero (The Case of the Deadly Toy, 1959)
  59. El caso de los simios legendarios (The Case of the Mythical Monkeys, 1959)
  60. El caso de la chica del night-club (The Case of the Singing Skirt, 1959)
  61. El caso del seductor insidioso (The Case of the Waylaid Wolf, 1960)
  62. El caso de la hija duplicada (The Case of the Duplicate Daughter, 1960)
  63. El caso de la silueta insinuante (The Case of the Shapely Shadow, 1960)
  64. El caso de la falsa solterona (The Case of the Spurious Spinster, 1961)
  65. El caso de la esposa bígama (The Case of the Bigamous Spouse, 1961)
  66. El caso de la modelo asustada (The Case of the Reluctant Model, 1962)
  67. El caso de la "mina" rubia (The Case of the Blonde Bonanza, 1962)
  68. El caso de las manos heladas (The Case of the Ice-Cold Hands, 1962)
  69. El caso de las muñecas semejantes (The Case of the Mischievous Doll, 1963)
  70. El caso del secreto de la hijastra (The Case of the Stepdaughter's Secret, 1963)
  71. El caso de la tía enamorada (The Case of the Amorous Aunt, 1963)
  72. El caso de la divorciada atrevida (The Case of the Daring Divorcee, 1964)
  73. El caso de la fortuna fantasma (The Case of the Phantom Fortune, 1964)
  74. El caso de los herederos asustados (The Case of the Horrified Heirs, 1964)
  75. El caso del tutor en apuros (The Case of the Troubled Trustee, 1965)
  76. El caso de la bella pordiosera (The Case of the Beautiful Beggar, 1965)
  77. El caso de la camarera preocupada (The Case of the Worried Waitress, 1966)
  78. El caso de la cliente majestuosa (The Case of the Queenly Contestant, 1967)
  79. El caso del cupido descuidado (The Case of the Careless Cupid, 1968)
  80. El caso de la simpática impostora (The Case of the Fabulous Fake, 1969)
  81. El caso de la mansión dividida (The Case of the Fenced in Woman, 1972)
  82. El caso del crimen diferido (The Case of the Postponed Murder, 1973)

Relatos
  • El caso de la huella labial (The Case of the Crimson Kiss, 1970)
  • El caso de la golondrina chillona / El caso de la golondrina llorosa (The Case of the Crying Swallow: And Other Stories, 1971)
  • El caso del testigo airado (The Case of the Irate Witness, 1972)

Películas
  • El caso del perro aullador (The Case of the Howling Dog, 1934). EE.UU. Director: Alan Crosland. Intérprete: Warren William
  • The Case of the Curious Bride, 1935. EE.UU. Director: Michael Curtiz. Intérprete: Warren William
  • The Case of the Lucky Legs, 1935. EE.UU. Director: Archie Mayo. Intérprete: Warren William
  • The Case of the Velvet Claws, 1936. EE.UU. Director: William Clemens. Intérprete: Warren William
  • The Case of the Black Cat, 1936. EE.UU. Director: William C. McGann. Intérprete: Ricardo Cortez
  • The Case of the Stuttering Bishop, 1937. EE.UU. Director: William Clemens. Intérprete: Donald Woods

Televisión
  • Perry Mason (1957-1966). EE.UU. Serie de TV de 271 episodios. Intérpetes: Raymond Burr (Mason) , Barbara Hale (Della Street), William Hopper (Paul Drake)
  • The New Perry Mason (1973-1974). EE.UU. Serie de TV de 16 episodios. Intérpetes: Monte Markham (Mason), Sharon Acker (Della Street), Albert Stratton (Paul Drake)
  • Perry Mason (1985-1993). EE.UU. 30 películas para TV protagonizadas por los mismos actores de la serie original. El papel de Drake (Hopper había fallecido en 1970) lo asumió William Katt que interpretó a Drake Jr. entre 1985 y 1988, luego introdujeron el personaje del investigador Ken Malansky (William R. Moses)

El autor

Erle Stanley Gardner nació en 1889 en Malden, Massachusetts (EE.UU). El trabajo de su padre como ingeniero de minas, obligó a la familia a trasladarse a menudo: Portland, Orengon, Klondike, finalmente se establecieron en Oroville, California en 1899. A los 17 años Gardner fue expulsado de la Oroville Union High School por pegar a un profesor.

En 1909 se graduó en la escuela superior de Palo Alto, en el área de la Bahía de San Francisco. Fue expulsado de la Universidad de Valparaiso en Indiana por boxear y participar en combates ilegales. Durante 3 años trabajó como mecanógrafo en un bufete de abogados en California, comenzó a leer libros de derecho y finalmente se presentó a los exámenes y aprobó en 1911. A los 21 años abrió su propio bufete en Merced, California pero el negocio no funcionó y comenzó a trabajar para I.W. Stewart, en Oxnard, California. Durante ese periodo defendió principalmente a clientes chinos, cuyo idioma llegó a hablar, era conocido como "t'ai chong tze" (el gran abogado).

En 1912 se casó con Natalie Frances Talbert y tuvieron una hija, Natalie Grace, en 1913. Se trasladaron a Ventura en 1915 donde él abrió un despacho con Frank Orr. Entre 1918 y 1921 trabajó como vendedor para Consolidated Sales Company en San Francisco. Luego volvería a Ventura donde siguió practicando la abogacía que abandonaría definitivamente en 1933.

En 1921 comenzó a escribir historias de misterio y del oeste que publicaba en revistas pulp. En 1923 envió un relato a Black Mask, se lo devolvieron incluyendo por error los comentarios del editor que le criticaba por infantil, mohoso, pueril, obvio y antinatural. Esos comentarios le sirvieron a Gardner para aprender y envió un nuevo relato a la revista que comenzó a publicar sus historias a partir de ese momento. Utilizaba distintos seudónimos como Charles M. Green, Carleton Kendrake, Charles J. Kenny, Kyle Corning o Grant Holiday y creó personajes como Lester Leith, el caballero Rogue; Sidney Zoom, "Maestro de disfraces" y Soo Hoo Duck, "El rey de Chinatown". Durante la depresión escribió westerns. Publicó un total de 144 relatos y 301 novelas cortas en esta época. 

En 1931 Gardner y su esposa realizaron un viaje de 6 meses a China. Creó un nuevo héroe, el Mayor Copely Brane, aventurero internacional. En 1932 comenzó utilizar un dictáfono para a grabar sus historias y luego las pasaba a su secretaria para que las transcribiera. 

En 1929 escribió dos novelas protagonizadas por una pareja de abogados duros y cínicos: Ed Stark y Sam Keene, su agente le propuso fusionar ambos personajes en uno y buscar un nombre mejor, así nació Perry Mason en 1933. Tomó el nombre de una editorial que publicaba revistas para jóvenes. Hasta 1950 la mayoría de las novelas de Mason apareceron como series en el Saturday Evening Post antes de su publicación. En 1938, con el seudónimo de A.A. Fair, comenzó a publicar la serie de Bertha Cool y Donald Lam.

Para publicar sus libros Gardner contó con la ayuda de varias secretarias que escribían a máquina lo que el dictaba. Su producción casi industrial provocó su apelativo de "el Henry Ford de la novela policíaca". Vendió más de 100 millones de libros en vida. Tenía una formula para escribir una vez definidos sus personajes, sus motivaciones y sus tramas.

Trabajó como supervisor de guiones (sin créditos) en la famosa serie "Perry Mason" que protagonizó Raymond Burr desde 1957 a 1966.

En 1934 Gardner se trasladó a vivir a Temecula, California y se separó de su mujer aunque no se divorciaron. Gardner le siguió enviando dinero hasta que falleció en 1968. Entonces Gardner se casó con su secretaria Agnes Jean Bethell, que había trabajado con él desde los años 30.

Gardner fue uno de los miembros fundadores de la Corte del Último Recurso (Court of Last Resort), una asociación que reabría casos de personas que podían haber sido condenadas en falso.

Fue también un hombre amante de la naturaleza, fotografió la vida salvaje, estudió zoología marina y escribió varios libros divulgativos sobre estos temas especialmente en los años 60.

Gardner murió en 1970, en su casa de Rancho del Paisano en Temecula. Fue incinerado y sus cenizas se esparcieron por Baja Peninsula, uno de sus lugares favoritos

Otros libros

Serie Cool y Lam  - ver entrada

Serie Doug Selby
  1. El fiscal acorralado (The D.A. Calls It Murder, 1937)
  2. El fiscal en candelero (The D.A. Holds a Candle, 1938)
  3. El fiscal traza un circulo (The D.A. Draws a Circle, 1939)
  4. El fiscal desconcertado (The D.A. Goes to Trial, 1940)
  5. El fiscal salva el escollo (The D.A. Cooks a Goose, 1942)
  6. El fiscal llama un vez (The D.A. Calls a Turn, 1944)
  7. El fiscal rompe un sello (The D.A. Breaks a Seal, 1946)
  8. El fiscal se arriesga (The D.A. Takes a Chance, 1948)
  9. El fiscal rompe un huevo (The D.A. Breaks an Egg, 1949)
Serie Terry Clane
  1. La cerbatana China (Murder Up My Sleeve, 1937)
  2. El caso de la mula recalcitrante / La Venus del barrio chino (The Case of the Backward Mule, 1946)
Serie Gramp Wiggens
  1. El caso del doble crimen a bordo (The Case of the Turning Tide, 1941)
  2. El caso de la lámpara humeante (The Case of the Smoking Chimney, 1943)
Novelas y relatos
  • The Clew of The Forgotten Murder, 1935 - Publicada con el seudónimo de Carleton Kendrake
  • Esto es asesinato (This Is Murder, 1937) - Publicada con el seudónimo de Charles G. Kenny
  • Two Clues, 1947
  • El caso de la vaca musical (The Case of the Musical Cow, 1950)
  • Peligro del pasado (Danger Out of the Past, 1955) - relatos
  • Impulso creador (The Case of the Murderer's Bride, 1969) - 5 relatos

Recopilaciones de relatos cortos de la época pulp
  • The Amazing Adventures of Lester Leith, 1980
  • The Human Zero, 1981
  • Whispering Sands, 1981
  • Pay Dirt and Other Whispering Sands Stories, 1983
  • The Adventures of Paul Prey, 1989
  • Dead Men's Letters, 1990
  • The Blonde in Lower Six, 1990
  • Honest Money, 1991

No ficción

Libros sobre legislación
  • The Court of Last Resort, 1952
  • Cops on Campus and Crime in the Streets, 1970

Libros sobre naturaleza
  • The Land of Shorter Shadows, 1948
  • Neighborhood Frontiers, 1954
  • Hunting the Desert Whale, 1960
  • Hovering Over Baja, 1961
  • The Hidden Heart of Baja, 1962
  • This Desert Is Yours, 1963
  • The World of Water, 1964
  • Hunting Lost Mines by Helicopter, 1965
  • Off The Beaten Track in Baja, 1967
  • Gypsy Days on the Delta, 1967
  • Mexico's Magic Square, 1968
  • Drifting Down the Delta, 1969
  • The Host with the Big Hat, 1970

34 comentarios:

loquemeahorro dijo...

De todos los autores con vidas mucho más novelescas que sus personajes, este se lleva la palma, entre la forma en la que se hizo abogado (específicamente abogado de chinos), la ingente cantidad de libros que no escribió sino que dictó, la nota del editor...

Seguro que esto ya lo he contado: Nunca he leído ninguno de los libros de Perry Mason aunque conozca los títulos de tanto verlos en las ediciones de Molino de A. Christie, y me fascinaba que siguieran siempre el mismo patrón "El caso del nombre-adjetivo".

Mis títulos favoritos eran el de la portada que has puesto "... del canario cojo" y el de "la mecanógrafa asustada".

Alice Silver dijo...

Loque, no se si este se lleva la palma, anda muy reñido con Leo Malet (el que se paró delante de un escaparate llevando un bidé a cuestas y descubrió el surrealismo. Y fue anarquista, vegetariano, picapedrero y cabaretero)

Me ha gustado mucho lo del dictafono, por eso he puesto esa foto, aunque hay por ahí una con una foto con 3 secretarias que tampoco está nada mal.

Y en cuanto a los títulos tienes razón, son estupendos.

Atram14 dijo...

Madre mía, menuda bibliografía, ¿no? Estos escritores escribían como el que hace churros.

JOSÉ DIEGO dijo...

Excelente y elaborado trabajo de documentación, que va convirtiendo tu blog en "de consulta obligada".
Gracias, Alice por aproximarnos a un autor que parece, hoy, "poco interesante" para las editoriales; aunque para Plaza & Janés fue un éxito de publicación en años posteriores a los de Molino.
Muy bueno tu comentario personal.

Boga Vante dijo...

¡Qué nostalgia!¡que bien me lo he pasado en esta visita, Silver!

A borbotones se me cruzan los recuerdos: Ahí van algunos.

No sé si me atrevería hoy a releer a Perr..., perdón a E.E. Gardner; porque le siento tan ligado a mi adolescencia y juventud, que casi puedo recordar algunos momentos impagables de compañía dentro de esa "familia" tan bien avenida de la que me sentía parte, formada por Perry, Della (enamorada no,colada, por su jefe) y Paul, el duro fidelísimo Sr. Drake. Todos confabulados para hacerle un corte de mangas a Tragg y dejar otro caso más, con un palmo de narices a Hamilton Berguer.

Eran otros momentos: Ahora con los ADNs, los CSIs, las pasiones explicitísimas, etc, etc, aquellos casos apenas tienen sitio editorial, aunque Molina siga reeditándose. Los siento ahora como un lugar para el sosiego y la fantasía.

Della estaba colaita por Perry, pero en aquellos momentos había que dejar la relación "latente" para que sus seguidores siguiéramos esperando una invitación de boda... que nunca podía producirse por el bien de la serie... (Acabo de tener un flash de Luz de Luna; por lo de la pasión no consumada. Toma yá)

Recuerdo que uno de los casos lo dedicaba E.E.G. al descubridor de las huellas dactilares y su aplicación y criminalística. ¡No ha llovido desde entonces!

Tengo tan buenos recuerdos, sin duda magnificados por el paso del tiempo, que no quiero intentar de nuevo una relectura. Por algún lado de esta casa, Alice, decía que lo había intentado con El Caso del reloj enterrado y.... había preferido quedarme ahí.

¡Fíjate que con tía Aghata no me pasa! pero es que ella es única en mi recuerdo, como lo es su juego asesinato-personajes-coartadas, aúnque supiéramos que nos estaba haciendo trampas.

Tengo ganas de que en algún momento te decidas a amueblar un apartamento de la misma categoría que éste, para otro grande : Nero W., perdón Rex Stout. Sin olvidarte de ponerle un sillón a la medida de sus hechuras y una terraza con orquídeas.

Isabel dijo...

Ya veo Alice que has vuelto con las pilas muy recargadas, te merecías esos dos meses de desconexión para inundarnos después con tu sabiduría. Estoy con Boga en que Perry Mason es un lugar de sosiego y descanso, he de reconocer sin embargo que nunca captó mi interés porque los omnipresentes juicios no son muy de mi agrado. De todas formas como Loque, recuerdo los títulos de sus novelas porque eran fantásticos, por casa tengo algunas de ellas sobre todo porque Bruguera volvió a reeditarlas con las tapas y el formato originales. Voy a buscarlas inmediatamente e igual me pongo con una de ellas.

Interrobang dijo...

Otra vez felicidades por tan documentado y trabajado post. Es un lujo tenerte en la blogosfera. Y por lo que se refiere a nuestro Perry lo que nunca olvidaré es como se me grabó que todas las novelas empezaran con "El caso..." y tampoco los mágnificos ratos disfrutando con las argucias legales que se sacaba de la manga.
Slds.

Alice Silver dijo...

Pues sí, Atram14, hay que ver como escribía (o dictaba) este hombre. Que imaginación para inventar tantas tramas diferentes (y para no confundirse trabajando en varias a la vez).

Sí, José Diego, no se si sería muy interesante para alguna editorial "republicarlo", es muy fácil encontrarlo en el mercado de segunda mano y en las bibliotecas. Quizás en alguna edición de kiosco.

Boga, sabía que te gustaba este autor, fuiste la primera en recomendarme que lo añadiera al cajón. Me alegra que hayas disfrutado la visita. Yo había visto algunos episodios de la segunda etapa televisiva de Raymond Burr pero nunca lo había leído.
A mi me ha parecido un poco cruel el protagonista con su secretaria, es cómo si no se comprometiera pero tampoco la dejara libre... ¡Luz de luna! En Bones juegan el mismo juego...
Tomo nota de tu interés por Nero Wolfe, tampoco le he leído nunca, intentaré amueblarle el apartamento siguiendo tus indicaciones.

Isabel, ¡me alegra verte por aquí! Te hemos echado de menos. Y sí, he vuelto con las pilas recargadas y algo de trabajo adelantado, si no luego me pilla el toro... como ya os he contado alguna vez las entradas de los clásicos me llevan bastante tiempo…

Bueno punto Interrobang, las tretas que utiliza Mason y los ases que se saca de la manga. Es para mi gusto, lo mejor de estas novelas junto con las historias de sus defendidos.

CREUSSA dijo...

¡Qué ilusión me ha hecho esta entrada, es otro de mis favoritos!

He leído mogollón de libros de Perry Mason y aún hoy en día compro ediciones descatalogadas de Orbis de las que incluyen 3 novelas en un mismo tomo. Como tú dices son muy entretenidas, ágiles, se leen muy bien. Recuerdo la primera que leí, "El caso de la coqueta cautelosa". Lo escogí por el título que me pareció muy gracioso. Recuerdo también un verano a mediados de los 90 en el que Telecinco programó un ciclo de Perry Mason después de comer y lo veíamos mi hermano y yo en casa de mi abuela. Creo que son esas 30 películas para tv a las que te refieres, en color y muy actuales.

Por cierto, ayer estuve en la Feria del libro viejo en Recoletos y me sorprendió la cantidad de novela policíaca clásica que había (siempre hay, pero no sé si por ser de los primeros días la cantidad de obras era mayor). Perry Mason estaba en muchísimas casetas, compartiendo espacio con Agatha, Rex Stout y las añoradas ediciones de Molino. También mucho Maigret y algún autor actual. Yo arrasé con libros juveniles y un par más “no negros”. De todos modos tengo que regresar otro día y revisar de nuevo.

Alice Silver dijo...

Creussa, me alegra que te haya gustado la entrada. ¡Qué bueno el título que comentas!
La serie la he visto hace no mucho, cuando lanzaron Fox Crime.
Dos de los libros que he leído para hacer esta entrada también los compré en la Feria del libro antiguo en años anteriores, muy baratitos. Espero poder acercarme este año antes de que se agote todo lo bueno.

lammermoor dijo...

Después de leer tu entrada, me llevé conmigo a O. uno de esos libros de Orbis que dice Creussa. Leí El caso del perro aullador y tengo a medias El caso de las muñecas idénticas.
REconozco que a Perry Mason lo tengo en el mismo grupo que a Maigret y al padre Brown -no me vuelven loca.
En cuanto a su relación con Della, en uno de los casos -no sé en cual- Perry hace un amago de intento de declaración pero es Della la que le corta y le dice que están mucho mejor así.
Dos de los títulos que siempre me vienen a la cabeza cuando pienso en Perry Mason son El caso del ojo de cristal y El caso del Ojo del portero. Quizás porque estaban incluidos en la selección de la famosa colección de libros rojos
¿Qué más quería comentar? Que mientras leía (mientras tomaba el sol en bikini UN DOS DE OCTUBRE EN ASTURIAS -en julio ibamos con botas) pensaba en Ley y Orden: primero la investigación, segunda parte el juicio, un poco como en las novelas de Mason y en otra serie SHARK cuyo protagonista principal podría ser una especie de Perry Mason contemporaneo.

Alice Silver dijo...

Sí Lammermoor, en una de las que he leído yo Mason se medio insinuaba y parecía que era ella la que se echaba para atrás, pero yo creo que era un poco por despecho :). Por cierto en otra parece que Drake también se le insinuaba :).

Aquí también está haciendo un tiempo estupendo, aunque dicen que este finde se acaba…

Tienes razón, el planteamiento de Ley y orden (la original) es muy parecido, supongo que la mayor parte de películas y series de abogadas han bebido de esta fuente.

Shark también me gustaba, hacía bien lo que creo que le falta al Mason literario: contarnos algo de la vida del protagonista (su relación con su hija). Creo que forma parte de otra tradición: la del abogado malo que se convierte en bueno: Guido Guerreri, Mickey Haller…

Hablando de títulos curiosos me acabo de fijar en ¡El caso del patito que se ahogaba! Mola.

Natalia D. dijo...

¡Qué bien me lo he pasado leyendo la entrada de Alice y los comentarios (me he sentido totalmente identificada con el gran comentario de Boga)! Por mi parte, sólo puedo añadir que mi iniciación a la lectura policial fueron dos libros: uno de Van Dine y “El caso del ojo de cristal”, dos novelas de mi madre que leí siendo muy cría y que aún tengo. Luego leí muchos más de Perry Mason. En los últimos años, cuando he intentado releer alguno me ha pasado un poco lo que comenta Boga: no han estado a la altura del recuerdo que tenía; me temo que han pasado demasiados años por Perry y por mí. Sin embargo, si he leído con gusto alguno de la serie de Berta Cool, o porque han resistido mejor el paso del tiempo o porque no tenía ninguna expectativa sobre ellos porque no los había leído de niña.
La vida del autor fue apasionante; me ha recordado también la de Edgar Wallece, que también, por si mismo, se merecía ser protagonista de un buen libro.
En cuanto al curioso romance de Perry y Della, en una novela de la que no recuerdo el título, Perry la pedía en matrimonio al final de la historia, aprovechando que para resolver el caso habían utilizado un juego de maletas con las iniciales D.M.; es decir que Della podría utilizarlas si se casaban. Pero Della no aceptaba porque entonces tendría que dejar de trabar y creía que se lo pasaba mejor participando en los casos de Perry que casada con él. En su momento todo esto me hizo mucha gracia y, ahora, al recordarlo me parece de lo más representativo de las convenciones de su época, además de que fuera un recurso del autor para mantener indefinidamente el romance-blanco que tanto juego le deba para sus novelas.
Gracias Alice por el buen rato que me ha hecho pasar tu magnífica entrada.

Boga Vante dijo...

¡Hola, Natalia! qué alegría me da cuando nos encontramos en la salita de invitados.

En la novela que citas de Perry/Della ¿recuerdas que para "dar el tipo" de recién casados, ella llevaba sobre la ropa algún grano de arroz, colocado estratégicamente? No consigo recordar el caso.

Me siento feliz como perdiz cuando puedo compartir estos recuerdos, que ahora mismo, cuando mientras te hablo, me ponen una sonrisa entre los dedos.

Edgar Wallace me puso los pelos de punta en más de una ocasión. Recuerdo una novela radiada por el cuadro de actores de Radio Madrid, que se llamaba EL CAMPANERO y que me gustaba escuchar cada tarde en casa de mi abuela, sola, y que me hacía sentir auténtico y delicioso pavor.... Je, je, je, ¡Cuanto he crecido en edad!

Besos

(Silver; he cogido una pepsi light del frigo, no pienses que ha sido N. D)

Besos

Alice Silver dijo...

Me da mucha satisfacción Natalia, cuando os gusta tanto una entrada y os invita a participar y a rebuscar en vuestra memoria y traernos vuestros recuerdos.

Me acercaré a Berta Cool y Lam sin duda en algún momento…

Jajaja, Boga, ¿así que has crecido en edad? Cuidado con las Pepsis que luego no duermes…

Anónimo dijo...

¡Ay, de eso si que me acuerdo! ¿Será en el relato que estoy leyendo ahora: El caso de la divorciada atrevida?
En cualquier caso, a mí nunca me terminó de emocionar.
Me gustan mucho más los protagonizados por Donald Lamb y Berta Cool. Y Effie Perine, que era la secretaria o recepcionista de Berta y estaba enamorada de Donald; nunca estuve segura de si él de ella.
Tenía dos libros por casa de mi madre pero llevo una temporada buscándolos y creo que los ha tirado. ¡Ya le he dicho que no tire ni regale ninguno sin dejármelos ver primero!

P.D: no sé si lo habréis adivinado pero soy Lammermoor. Blogger me obliga a seguir en el anonimato.

Boga Vante dijo...

Lammermor:

Intenta entrar con Mozilla. A mi me dio resultado.

josé maría dijo...

Me sumo a los buenos recuerdos con Perry Mason, serie estupenda por el personaje, que era un listo, que se movía, y se pringaba por sus defendidos, quizá abusaban de los finales teatrales en los tribunales, pero eso creo que terminó siendo marca de la casa, y ha creado estilo, en series posteriores, como por ejemplo las de sor Fidelma, que acaban con un juicio en el que siempre se sacan un conejo de la chistera…

También Perry Mason en versión televisiva tiene el dudoso mérito de tener el récord de ser emitido en versión televisiva en España en los años 90, en dos cadenas simultáneamente, creo que Tele 5 y Telemadrid, eso sí, con dos doblajes distintos, lo cual, y sobre todo en mi caso producía un
despiste importante.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, mi madre últimamente también "ha donado" Pelham 1,2,3 y uno de Ellery Queen. Vamos a tener que arramblar con todo antes de que lo liquiden! Menos mal que son fáciles de encontrar, el otro día en la Feria del libro antiguo vi un montón...

¿Sol Fidelma? Pero José María, no pensé que te fuera ese rollo, yo he leído uno y me pareció un tostoncete.

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias.
Este autor y su Perry Mason me alegraron el verano del 2.010. Cada novela comienza como una sorpresa, luego el desarrollo es simple, lógico. No se anda con florituras mentales y comecocos psicologicos...
Ahora he descubierto a Jean Ray.
Saludos.

Alice Silver dijo...

Lo siento anónimo, he modificado tu comentario porque hacías alusión a descargas de las obras de Perry Mason. Aunque en este caso no están a la venta y no creo que perjudique a nadie no quiero abrir ese melón. Si a alguien le interesa creo que las puede encontrar fácilmente en otros sitios...
Gracias por participar.

Anónimo dijo...

Alice Silver... Correcto, has hecho lo correcto.
Son cosas sabidas.
Gracias de nuevo por la información, no veas lo bien que me viene el saber el año en que fue escrita cada novela. Es lo primero en lo que me fijo para saber el intringulis historico y la época.
Por ejemplo: Leyendo a Jean Ray es una delicia ver la sociedad y las ideas sociales y/o descabelladas, de cosas o aparatos que tenían en otros años; los años 30 0 40 del siglo pasado, en este caso.
Algo así como la sociedad y las ideas del pasado para el tiempo presente.
¡ Como dice un amigo: La Ciencia Ficción, pero al "verres".!

Alice Silver dijo...

Muy interesante el tema que comentas, la visión del futuro que tenían en el pasado... antes leía mucha ciencia-ficción pero ahora estoy tan metida en este mundillo que la he dejado casi de lado.
No he leído a Jean Ray...

R-chan dijo...

Con permiso... que agradable poder leer un artículo escrito de modo 'personal' y no copypaste de Inet sobre Perry Mason y E.S. Gardner! y que además se refiera a los libros, no a la serie de tv ni a las películas :D
Excelente, muchos saludos!!

Alice Silver dijo...

Adelante R-chan. Sí, soy enemiga total del copypaste. Ya he visto de tu aficción por Mason:
http://demasiadorevoltijo.blogspot.com/search/label/PerryMason
No conocía el proyecto de película de R. Downey Jr...
Saludos

R-chan dijo...

Muchas gracias por la visita de regreso, y si, tengo una afición que raya en la adicción, a decir verdad, jejej... he estado leyendo diversas entradas de tu blog, y es un hecho, excelente espacio por completo y un respiro entre tanta "fuente:wikiedia"!
Saludos :)

Alice Silver dijo...

La verdad es que no veo mucho sentido a tener un blog para luego copiar ya sea de la wikipedia o notas de prensa... Y una de las cosas que más rabia me da es cuando me copian sin citarme...

R-chan dijo...

Uff, es que lamentablenete muchos usuarios de la web buscan 'algo rápido' y no les interesa de dónde ni cómo aparece lo que leen.. y eso de tomar sin citar... a quién no le ha pasado! a mi me ha ocurrido con manualidades y dibujos; imagino que por ser tus textos originales (no la sempiterna wikipedia) los han tomado una y mil veces... y lo que más molesta es que al increpar a quienes incurren en estas prácticas, rara vez se obtiene respuesta alguna, si es que no una grosería a modo de 'disculpa'...

Alice Silver dijo...

Sí, groserías, silencio y respuestas estúpidas... bueno, allá ellos.

R-chan dijo...

Seeep, es la falta de imaginación y de vocabulario al final lo que les lleva a ello...

Marcos dijo...

Hola

uchas felecitaciones por tu trabajo
Soy gran hincha de Gardner y si quieres te puedo enviar algunos ajustes a tus listados
saludos
Marcos

Alice Silver dijo...

Gracias Marcos.
Por supuesto, si observas cualquier incorrección u omisión, házmelo saber.
Saludos

Marcos dijo...

Estimados
los felicito por la página pero solo con el fin de colaborar les comento que deben retirar del listado de novelas de P.Mason la Nº 81 (The case of murderers Bride)en español publicada como "Impulso creador" que no es de este personaje y debe ser incluido como "historias breves"
saludosMarcos

Alice Silver dijo...

Muchas gracias por la información Marcos, ya lo he modificado.