lunes, 27 de abril de 2009

Leo Caldas - Domingo Villar

Leo Caldas es inspector de policía en Vigo. También es locutor del programa "Patrulla en las ondas", que le ha convertido en un personaje conocido en la ciudad y alrededores. Fumador, amante de la buena comida y el buen vino. Melancólico, reflexivo y directo, se enfrenta a la investigación como a un puzzle que tiene que resolver, se involucra totalmente en los casos y su vida personal se resiente a causa de ello.

Huérfano de madre desde pequeño, su padre es un bodeguero que con su propio esfuerzo levantó una bodega de la nada y la sigue cuidando con cariño, tiene un perro que no es suyo y escribe un cuaderno de idiotas.

La sombra de su ex-pareja, Alba, sobrevuela las novelas.

El agente Rafael Estévez es su ayudante. Natural de Zaragoza y trasladado a Vigo unos meses atrás, no sólo se le hacen cuesta arriba las pendientes de la ciudad y el clima. La ambigüedad del carácter gallego le hace perder los estribos constantemente. Es tremendamente irascible y en ocasiones violento.


Comentario personal

"Ojos de agua" es una novela policíaca de corte clásico: pistas, testigos, investigación, hipótesis... El autor hace referencia de pasada a otros escritores como Stephen King o Camilleri, del que encontramos algún eco.

El libro ha sido escrito originalmente en gallego y traducido por el propio autor. Cada capítulo empieza con una entrada del "Diccionario da Real Academia Galega", que también ha sido traducida en la versión en castellano.

No perderse los diálogos de Estévez con sospechosos y testigos gallegos, es lo más divertido que he leído últimamente.

"La playa de los ahogados" es una obra más reposada. El autor, con la "Canción de Solveig" sonando de fondo, nos introduce en la vida de los hombres del mar, la pesca de bajura, las lonjas... Es también un policíaco clásico en el que el autor nos va dejando pistas que nos permiten anticipar parte de la trama, que a medida que trascurren las páginas se va haciendo más y más trepidante. No faltan tampoco el sentido del humor y la ironía.

En el relato "El último verano de Paula Ris", descubrimos por qué un Caldas de 14 años decide ser policía.

En el apartado gastronómico: sardinas con cachelos, carne al caldero, pata con garbanzos, luras a la antigua, chocos con arroz, empanada de vieiras, pan de maíz, queso del país con dulce de membrillo y buenos vinos.


Libros de Leo Caldas
  1. Ojos de agua / Ollos de auga, 2006
  2. La playa de los ahogados / A praia dos afogados, 2009
  3. El último barco / O último barco, 2019


Película

La playa de los ahogados, 2015. España. Director: Gerardo Herrero. Actores: Carmelo Gómez (Caldas), Antonio Garrido (Estévez)


El autor

Domingo Villar nació en Vigo en 1971, posteriormente se trasladó a Madrid donde trabajó como guionista de cine y televisión. Durante algunos años fue crítico gastronómico en la Cadena Ser y actualmente habla de literatura en el programa "Asuntos Propios" de Radio Nacional.


Cuentos

238 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 238 de 238
Francisco Morillo Montaño dijo...

Lo que más me llama la atención del caso Villar, es que es periodista, guionista y novelista. Lo que claramente le da prestigio y lo pone en el foco son sus novelas, que han cosechado bastante éxito. No se conoce en el mundo cultural a Villar por sus guiones o trabajos periodísticos, sino por sus novelas, y eso que ha publicado solo 2. Por eso, todavía entiendo menos que NO se centre en su exitosa carrera literaria. Además, las 2 primeras novelas se han traducido a 9 idiomas, cosa muy meritoria entre escritores españoles vivos, porque los escritores españoles actuales no importan un pimiento en Europa. Una vez me contaron que solo había 3 escritores apreciados fuera de España, V. Montalbán en Francia e Italia, Javier Marías en Francia, Javier Tomeo en Alemania (hablo de escritores serios, no de fabricantes de bestsellers). De manera que Domingo, deja de dar conferencias y mesas redondas sobre novela negra, que al fin y al cabo solo has escrito 2, y ponte a lo tuyo, que es escribir más novelas.

Alice Silver dijo...

Pobre Domingo... yo creo que no tenemos derecho a juzgarle de un modo tan duro... lo primero porque es muy difícil vivir de la escritura a no ser que seas un autor de relumbrón tipo Pérez-Reverte, lo segundo porque es su vida, que haga lo que le salga de los mismísimos.

Por otra parte creo que los autores apreciados fuera de España son bastantes más desde los clásicos a los autores de best sellers (a los que no dejaría nunca de lado) pasando por Eduardo Mendoza y varios más.

Javier Gonzalez dijo...

Por ejemplo Víctor del Arbol es bastante apreciado en Francia y, sin embargo no tanto en España. También está Alicia Giménez-Barlett, todo un éxito en Italia. En fin, y seguro que hay más.

Besos y saludos (Javi ex-anónimo)

Francisco Morillo Montaño dijo...

Sobre el interés de la literatura española contemporánea en Europa. Allá que me fui a visitar el Edimburgo de Rankin y el Londres de Holmes, y en Kensington paso por una estupenda librería, entro, y...libros de escritores rarísimos de Groenlandia, las Fidji, coreanos, aparte de ingleses y norteamericanos a porrillo, bastantes nórdicos y varios franceses y alemanes. De España actuales, entre muchos miles de libros expuestos, había 1, El lápiz del carpintero de Manuel Rivas. Eso es lo que importa a pie de calle la lit. esp. en Europa. (Por cierto, me sorprendió y molesto, que los precios de los libros eran parecidos o más baratos que en España, y eso que estamos hablando de la carísima Inglaterra).

Cuando le pido a Villar que se ponga a trabajar en sus novelas, es porque me hago la siguiente reflexión. Mesa redonda estupenda sobre novela negra, supongamos que con Juan Madrid, Andreu Martín, Lorenzo Silva y Domingo Villar. Los 4 me interesan, pero hay algo que chirría: Madrid 60 libros, Martín 80 libros, Silva 50, Villar 2.

Alice Silver dijo...

Seguro que sí Javi, hasta gente como Dolores Redondo ha sido publicada con éxito en otros países :)

Francisco, seguro que lo que tú le dices a Villar se lo ha dicho él mil veces pero cada autor, cada persona, es un mundo y si fuera cuestión de voluntad probablemente habría terminado hace años y no estaríamos hablando de esto.

Alice Silver dijo...

Domingo Villar lo anuncia en su twitter: colorin colorado. La espera casi ha terminado, el nuevo libro de Leo Caldas se publicará el 6 de marzo de 2019 y se llamará El último barco. Haciendo click en el nombre del libro llegaréis al PDF que ha difundido la editorial con más información.

Francisco Morillo Montaño dijo...

Pues esperaremos hasta marzo para leerla. Eso sí, el cambio de título me parece horroroso. Cruces de piedra era un título muy bueno, suena a Galicia profunda, a brumas y a muertos olvidados, un buen título, elegante y sugerente para una novela negra. Por el contrario, el último barco suena a título de disco de Juan Pardo.

Alice Silver dijo...

Hombre, ni que la hubiera llamado Anduriña ;)... entiendo que ha sido para separarse un poco del título que le ha traído tantos quebraderos de cabeza, a veces uno necesita romper con lo que quiere para poder volver a empezar...

Paula dijo...

Me han convencido de leerlas!

Francisco Morillo Montaño dijo...

Ya lo tengo. Vamos a sugerirle a Villar que le ponga a la novela este título preciosísimo: "Mi barca llamada Anduriña". Es la perfecta conjunción galaico-musical. jajaja

Alice Silver dijo...

Seguro que te gustan Paula!

Mientras no lo llame Bravo por mi barca vamos bien Francisco :)

CREUSSA dijo...

Después de tantos años de espera a mí también se me queda corto el título, con menos glamour ;-) Qué ganas de leerla.

Alice Silver dijo...

Creussa, sin duda es menos evocador o más trivial, pero bueno, lo importante es que ya está ahí, a la vuelta de la esquina.

Lammermoor dijo...

Al entrar a comentar he visto que Domingo Villar/Leo Caldas tiene 213 comentarios lo que para tener solo dos novelas no está nada mal.

Pues parece que por fin deja de ser leyenda urbana y tendremos más Leo Caldas. La noticia salió en El Faro de Vigo y en el periódico de Lugo (estaba en Vigo y por eso lo sé). Os lo iba a comentar pero vi que Alicia lo comentaba en el blog así que dejé el comentario para otro momento.

Sobre las especulaciones con el título -a mí también me gusta más Cruces de Piedra, aunque solo sea porque lo he pensado, nombrado durante cuatro o cinco años- se me ocurre que el cambio quizás viene dado por la editorial que, después del chafe de anunciar la publicación y que no saliera nada, prefiere dar la sensación de que es un nuevo libro (y en parte lo va a ser ya que lo rehizo)

Dicho esto, vuelvo a mis cuarteles de invierno a seguir leyéndoos en silencio.

Alice Silver dijo...

Hola Lammermoor, me alegra que hayas salido de tus cuarteles de invierto, ¡hace tiempo que no te leíamos! Efectivamente no está nada mal el número de comentarios y de ahí también la ansiedad general (y supongo que la presión del escritor).

Francisco Morillo Montaño dijo...

Ay, Domingo. Que me he enterado de cómo escribe sus novelas la Fred Vargas. Novelas que son gorditas, más de 300 páginas. Resulta que la tía se lleva un año rumiando personajes, trama, argumento, un año dándole vueltas a la cabeza y tomando notas. Cuando llega el verano, se sienta con el ordenador delante, se amarra a la silla, y escribe la novela entera en un mes, y el otro mes de verano para corregirla. Ya está. Qué tía ¿no? Pues no sé porqué, Domingo, pero me han entrado ganas de contarte esto. No sé porqué. Qué raro. Después del lote de esperar, como no me guste la novela, soy capaz de cruzarme andando España entera hasta Vigo, y despeño al Leo Caldas por una de esas cuestas horrorosas que tiene esa ciudad. ¿Tú te acuerdas de cómo muere Sherlock Holmes? Pues lo mismo, rodando, rodando, hasta el agua del puerto de Vigo ;)

Alice Silver dijo...

Francisco, cada escritor tiene su método y su historia personal... y los que no escribimos no tenemos ni idea de lo que puede suponer...

Francisco Morillo Montaño dijo...

¿Alguien le ha hincado el diente a la novela que acaba de sacar, El último barco? 712 páginas. Qué barbaridad. Con esa longitud, o es su mejor obra o es un coñazo. Me es difícil imaginar una trama policiaca que necesite 712 páginas para ser contada.

Alice Silver dijo...

Jajaja Francisco, tienes toda la razón... temblando estoy esperando la primera reseña.

CREUSSA dijo...

Yo no pude resistirme a comprarla pero aún no la he comenzado. EStoy buscando el mejor momento.

Alice Silver dijo...

Pues nada, seguimos esperando Creussa, yo apuesto por José María.

lammermoor dijo...

Yo ya lo he leido. Iba a esperar al día del libro pero no aguanté. Siguiendo un poco al propio Domingo villar para hablar de este libro se me ocurre que la entrada del diccionario que lo define es saudade (o melancolía).

Me ha gustado reencontrarme con Leo, pasear de su mano por Vigo, el cameo del alcalde.. Espero dedicarle una entrada en el blog (que he reabierto

Alice Silver dijo...

Gracias por las noticias Lammermoor, en cuanto pueda me paso por tu blog a saludar.

lammermoor dijo...

perdón por el momento publicidad, Alice. Estuve a punto de borrar el comentario pero habia pasado ya tiempo. A ver si alguien más lo lee y opina sobre la novela y su final porque sigo dándole vueltas al porqué y al quien
No quiero decir que sea un final traido por los pelos. Cuando lo leáis veréis que todo está pensado y entrelazado desde el principio , pero no puedo evitar seguir sintiéndome un poco sorprendida.
Así que... estoy a la espera de vuestras opiniones.

Alice Silver dijo...

No pasa nada Lammermoor, así nos hemos enterado de que tu blog ha vuelto... ya me he pasado a leer la entrada de Domingo.

Pinganilla dijo...

Pues ya está y ya la he leído. Cuando se empieza no dan ganas de parar. Sigue teniendo esos toquecitos que una dice... ah.... esto va a ser la clave.... y acierta. Pero bueno, historia interesante, buen ritmo...; un padre de Leo Caldas que me gustaría que fuera real, y amigo...

Alice Silver dijo...

Gracias por tu opinión Pinganilla... veo que ya van llegando... de momento todo lo que he leído es positivo.

Macaorpe dijo...

Hola, acabo de terminar "El ultimo barco " y me parece estupenda, me ha gustado muchisimo, tengo que decir que he leido las tres seguidas y me han encantado , me gusta mucho como escribe Domingo Villar. Saludos y gracias por tu magnifico blog.

Alice Silver dijo...

Gracias por tu opinión Macaorpe...

John Smith dijo...

Hola
Acabo de terminar "El último barco", y efectivamente, como dice Pinganilla, ha sido ponerme a leer y no podía parar.
A pesar de la extensión, me ha parecido una novela muy fluida, muy pensada, muy bien hecha y muy ajustada a la realidad.
La he disfrutado.
Un saludo

Alice Silver dijo...

Pues gracias a ti también John. Estas vacaciones de verano caerá seguro.

detectives salvajes dijo...

El último barco (Domingo Villar, Siruela, 2019)
Tan esperada y tan planificada para leerla, pues sus 703 páginas invitan a tener tiempo pero un tiempo sin pausa, sin otras nimiedades que atender; ambiciono leerla de corrido, me la prescribo para estas vacaciones primaverales…
Domingo Villar ha hecho la novela que ha querido, sin embargo, quizás no es la que esperábamos. Técnicamente y humanísticamente no puedo decir que no sea una obra hermosa y bien construida. Hay mucha belleza en lo antropológico, en las gentes y los lugares. Sin embargo, su centro neurálgico, el motivo, no me ha empacado. Hay como una resignación en todo. No hay lucha. No hay confrontación. El peso del doctor es tan grande que me parece una historia resuelta en pleno feudalismo. Quizás sí, es lo que hay, pero entonces es retrato sin denuncia. Es aceptar interferencias que no debieran darse en ninguna profesión, sobre todo si esa pertenece a la función pública, a lo común.
Esta mi opinión no quiere ni debe desmerecer la novela porque como a tal está llena de aportaciones que son un placer. Quiero decir también que he sucumbido al relato y que volvería a hacerlo. Podría haber dicho que lo he pasado bien y sería cierto, pero hay ese algo que me advierte que no debo aceptar ese relato donde quien manda toda acción y consecuencia es un protegido social por razón de mérito, de clase, de posición, que aunque el autor lo haga postrar finalmente, no debiera haber tenido ese protagonismo y esa inercia en la trama. Esa permisividad de la policía con él me ha soliviantado.

Alice Silver dijo...

Gracias por tu reseña Detectives, tan sugerente como siempre...

detectives salvajes dijo...

Gracias a ti, Alice. Esperando leer más impresiones...

CREUSSA dijo...

Por fin he leído “El último barco”. Como apenas dispongo de momentos largos de lectura lo he degustado poco a poco. A pesar de las 700 páginas se lee bien y no tengo la sensación de que sobren. Es una mezcla de nostalgia, belleza, inquietud, calma, costumbrismo… La investigación no es trepidante pero sí minuciosa y pone en primer plano el trabajo de Leo Caldas (me gusta que Estévez en este caso quede como secundario). Lo único que “no me ha gustado” es que he adivinado quién es el culpable antes de tiempo y las explicaciones finales quedan un tanto desdibujadas. Aún así han merecido muchísimo la pena estos años de espera, es el Villar que me cautivó en La playa de los ahogados. Con respecto al comentario sobre el papel del doctor me gustaría pensar que en la vida real no hay interferencias de este tipo en el trabajo policial pero me temo que no es así.

Alice Silver dijo...

Gracias por tu comentario Creussa, me alegra que la hayas disfrutado.

Pinganilla dijo...

Iba a comentar que ya lo había leído, olvidándome de que ya lo había hecho hace meses. Estoy p'allá.....

Alice Silver dijo...

Jajaja Pinganilla, el problema es que esta entrada tiene tantos comentarios, parte de ellos en la segunda página, que es difícil ver todo a primera vista. Yo ya estoy leyendo la novela también, voy aproximadamente por la mitad, me gusta el ritmo pausado de la narración, el trabajo policial habitual de ir pista a pista, testimonio a testimonio... echo de menos al Estévez de las primeras novelas, ahora le veo muy refunfuñon...

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 238 de 238   Más reciente› El más reciente»